Cuando en 2016 John Doe hizo llegar a los periodistas alemanes Frederik Obermaier y Bastian Obermayer del periódico Süddeutsche Zeitung la información sobre la creación y gestión de empresas offshore en guaridas fiscales por parte del buffete Mossak-Fonseca, el mundo se conmovió. Sobre la base de esa información y el trabajo realizado por cuatrocientos periodistas de investigación de todo el mundo, publicaron su libro que no pudo tener un título más apropiado: “Panamá Papers-El club mundial de los evasores de impuestos”. En ese club, que no realiza ninguna actividad social ni deportiva, se agrupan los ricos del mundo que a través de empresas fantasmas que cubren a otras, donde intervienen testaferros, titulares con nombres falsos y fundaciones truchas que capa tras capa ocultan a los verdaderos dueños y los millones que poseen escondidos, intentando ocultar que provienen del narcotráfico, de la venta de armas, de la prostitución infantil; que financian golpes de estado o de otras actividades delictivas o por lo menos que están evadiendo impuesto en sus respectivos países. Y aun, si en el mejor de los casos, se tratara de “dineros limpios” y solo evasión impositiva, deporte nacional en Argentina – claro que algunos juegan en primera y la mayoría en segunda- la sola maniobra de restarle recursos al estado para las inversiones públicas, la educación, la salud, las políticas sociales y demás compromisos, como el perno del endeudamiento externo que dejó el macrismo, lo hacen una práctica repudiable, antinacional y delictiva. Pero en Argentina se acepta como normal y necesaria para la gestión de las empresas ante la “elevada presión impositiva que va a parar a un estado que se entromete en los negocios privados, parasitario y que engorda a los politicos”; mentiras que difunde e instala la derecha desde siempre y más en estos tiempos donde la hiperconcentración de los medios aporta a la construcción de ese sentido común todos los días.

Por estos días el Senado Nacional aprobó la ley por la cual se gravará con una alícuota excepcional a los capitales fugados por el macrismo para hacer frente a las obligaciones con el FMI. Queda por ver que va a pasar en Diputados. Sería fudamental recuperar esos ingresos perdidos por el erario público para hacer frente a los vencimientos de la deuda y sacarse la mochila del FMI, pero también que los evasores paguen penalmente por su maniobra. Probablemente para los super ricos que arreglan todo con plata, pagar sea un mal menor, pero si además les tocara pasar unos años entre rejas, otro gallo cantaría y sería aleccionador para combatir con mayor éxito esos delitos.

En Argentina la ley penal tributaria 24769/11 y sus modificatorias, establece también penas de prisión desde los dos años y hasta los diez según el caso, pero no se ha visto desde esa fecha ningún caso en que se haya aplicado a algun pez gordo; solo a algunos pequeños evasores que han recibido un chas chas en la colita por parte de la justicia.

Según la lista de principales fugadores, que publicó en su oportunidad el periodista Horacio Verbitsky en base a un informe del Banco Central, esta sería la escala de penas que les tocaría si se aplicara la ley:

Marcelo Middlin, de Pampa Energía, Petrobras y Edenor con 1.600 millones de dólares fugados; Telefónica de España con mas de 1.000 millones; Héctor Magnetto del Grupo Clarin a traves de Telecom, empresa que adquirió en 2017; jorge Cohen de la mayor banca privada del país y pieza clave en la transferencia ilegal de capitales de la Argentina a guaridas fiscales y otras jurisdicciones fugó unos 600 millones; la familia Rocca mediante Tecpetrol, Siderar y Transportadora de Gas del Norte 500 millones; el ex fiscal del Pro Cristiano Ratazzi a través de Fiat-Iveco hizo desaparecer otros 500 millones; Luis Pagani de Arcor, fugó 250 millones al igual que Aceitera General Deheza de Urquía y el «amigo del alma» de Mauricio Macri, Nicolás Caputo, a través de IATEC. Estos son los principales que debería recibir el tope de nueve años de prisión, ademas de multas y otra penas e inhabilitaciones a contadores y cómplices. Y faltan un montón más que hacen un total de 853 empresas que fugaron alrededor de 86.000 millones de dólares, a las que le debería caer todo el peso de la ley.

Sobre la implicancia que estas maniobras delictivas tienen para lo vida de la mayor parte de la humanidad y la suerte de las democracias y estos primeros pasos para combatir esas prácticas, nuestro amigo, el contador Daniel Roy en su blog Mundo Global, nos ilustra con la siguiente nota.

Alberto Hernández

A LA CAZA DE LOS DÓLARES FUGADOS

Fecha: 19 abril, 2022Autor/a: danielroyparaisosfiscales 1 Comentario

Toda larga caminata se inicia con el primer paso. Será un camino lleno de obstáculos, trampas y emboscadas, pero ya ha producido dos hechos positivos, por un lado, poner en discusión el “secreto bancario y la opacidad societaria”, dos pilares que dan vida a las “guaridas fiscales” que primero ocultan y después “lavan el dinero ilegal del mundo” para terminar aumentando el poder del sistema financiero internacional que domina el sistema capitalista en detrimento de la economía real que produce bienes y servicios que satisfacen necesidades humanas; y por otro lado el proyecto permite  aclarar  quienes se oponen a identificar a los “fugadores seriales”.

La propuesta surgida en Argentina,  toma carácter internacional porque dos organismos de gran prestigio internacional, Oxfam y la Red de Justicia Fiscal (Tax Justice Netrwork, TJN) se pronunciaron en los últimos días en apoyo de la propuesta argentina de imponer cargas fiscales sobre dineros fugados no declarados, y pretenden que el resto de los países del mundo vayan en el mismo sentido.

Esto es, encontrar los miles de millones de dólares fugados por residentes argentinos y de todas partes del mundo –personas o empresas– no declarados ante los organismos recaudatorios (AFIP). Estos dos centros internacionales de investigación y control observan que “ir en busca del dinero escondido en guaridas fiscales es ir en busca de una solución al problema de la desigualdad».

Además sostienen que resulta imprescindible avanzar en cada país sobre el derecho al secreto bancario y fiscal de los grandes capitales, para poder combatir lo que hoy se manifiesta como una «estafa tributaria a escala global». (1)

La Red de Justicia Fiscal apunta que sin recursos económicos los países no crecen y si las elites empresariales reducen su parte de impuestos acudiendo a maniobras de fraude fiscal vía guaridas fiscales, los países terminan presos de la trampa que les tiende el sistema financiero que les presta dinero para financiar su desarrollo pero que terminan frenando el mismo con deudas impagables. Nuestros sistemas tributarios están hechos para las grandes corporaciones y los ricos globales«. (2)

Sin importar en qué país viven, los ciudadanos del mundo están siendo afectados, excepto el 1% de la población que tiene el 50% de la riqueza mundial y un 14% que abastece de bienes y servicios a los amos del mundo. Por este motivo, la caza de dólares fugados será con el tiempo una causa mundial.

El abuso fiscal priva a los países de miles y miles de millones en impuestos que se necesitan con urgencia y nos impide construir sociedades mejores, más saludables y más justas.

El informe de la Red de Justicia Fiscal, no sólo detalla cuánto pierde cada país, sino también cuánto le hace perder a otros países, así tenemos por región lo siguiente:

REGIÓNPIERDEHACE PERDER
   
   
AFRICAu$s 23.000 millonesu$s    3.500 millones
ASIAu$s 46.000 millonesu$s  67.000 millones
CARIBE e Islasu$s       642 millonesu$s  58.000 millones
EUROPAu$s  79.000 millonesu$s  99.000 millones
LATINOAMÉRICAu$s  40.000 millonesu$s     3.400 millones
AMÉRICA NORTEu$s  57.000 millonesu$s     7.500 millones
OCEANIAu$s     2.600 millonesu$s     4.800 millones

ARGENTINA EMPIEZA LA BATALLA

En Argentina, el Senado debate dos proyectos de ley para cancelar parte de la deuda con el FMI con dinero fugado al exterior. Por un lado, la creación de un Fondo que estará constituido en moneda extranjera, dólares estadounidenses y sus recursos provendrán de lo recaudado por un aporte especial de emergencia que se aplicará a los bienes situados y/o radicados en el exterior localizados o detectados a partir de la entrada en vigencia de esta ley y que no hayan sido declarados previamente ante la AFIP. Para que esto sea posible está el otro proyecto de ley para modificar el secreto bancario, fiscal y bursátil, con el cual se  autorizará al Congreso, a la Jefatura de Gabinete y a los organismos con injerencia en los precios de luz y gas a pedir informes a las entidades financieras, para facilitar el hallazago de bienes sin declarar en el exterior . (3)

EL SECRETO BANCARIO

La idea central del proyecto, pensado como una herramienta para la aplicación del «aporte especial», es ampliar las excepciones al mantenimiento del secreto y la prohibición de revelar operaciones que rige en el mercado de capitales y en el sistema bancario, entre otras entidades.

En esa lista de exceptuados están los informes requeridos por jueces, el Banco Central y los organismos recaudadores de impuestos. Con este proyecto se les sumarían las solicitudes que hagan los fiscales, el jefe de Gabinete, la Comisión Bicameral de Deuda Externa del Congreso.

El secreto bancario es un instrumento fundamental que permite que las entidades financieras sigan cumpliendo un papel fundamental en el mercado de servicios offshore, transfiriendo, por una parte, hacia “guaridas fiscales” los dineros no declarados ante las autoridades fiscales de personas ricas y grandes empresas y, por el otro, manteniendo en completa confidencialidad su origen, los valores implicados, su circulación y titularidad.

Los bancos globales, además, no cooperan con las autoridades fiscales con el fin de asegurar una administración efectiva de los impuestos a las ganancias y a la riqueza (incluso en los países de la Unión Europea) y han desarrollado una plataforma global para facilitar la evasión tributaria, la fuga de capitales y el lavado de dinero en todo el mundo.

Una de las más rentables áreas de negocio de los bancos internacionales ha sido la de “private banking” (private, en el sentido de secreto o privacidad), que brinda el servicio denominado “wealth management” (manejo de riqueza). Este consiste en asesoraría y gestión para las inversiones de personas con altos patrimonios y de las empresas a ellas vinculadas. Los servicios ofrecidos incluyen la apertura de cuentas bancarias offshore de personas físicas y jurídicas, creación de sociedades fantasma, fundaciones o trusts constituidos en guaridas fiscales con la finalidad de encubrir a los beneficiarios reales, y asesoramiento en inversión en hedge funds (fondos de inversión libre) y private equity (aportar fondos a una empresa por un tiempo determinado y recibir a cambio acciones de esa empresa).(4)

Los principales bancos internacionales cuentan con el sector de “banca privada”. El mismo funciona a través de las oficinas ubicadas en casi todos los países del mundo, en conexión con las filiales localizadas en las guaridas fiscales y en los centros financieros globales más importantes.

¿EN QUÉ SEGMENTO ESTÁS VOS?

Los clientes suelen ser fraccionados en distintos segmentos según el valor total de los activos líquidos a invertir por cada uno de ellos. El segmento Affluent comprende entre 250 mil y 1 millón de dólares líquidos; el Core Affluent comprende hasta 10 millones de dólares líquidos, el High Net Worth (HNW) Individuals (Personas con Alto Patrimonio Neto) comprende hasta 25 millones de dólares líquidos y Ultra High Net Worth (UHNW) Individuals (Personas con Ultra Alto Patrimonio Neto) corresponde a montos superiores a los 25 millones de dólares líquidos. Estos dos últimos segmentos requieren de un servicio altamente calificado que involucra variadas jurisdicciones con estructuras fiscales y legales complejas (como son las redes de fundaciones, trusts, fideicomisos, holdings empresariales y fondos de inversión internacionales, “hedge funds”, entre otras). Para el diseño de estas arquitecturas, la banca privada dispone de abogados especialistas y aceitados contactos con las grandes firmas de consultoría y tributación que trabajan en conjunto con los banqueros para diseñar los mecanismos a ser utilizados.

EEUU: ¡HAZ LO QUE YO HAGO SI PODÉS!!

La vicepresidenta de Argentina  pidió al embajador de EE.UU. que su gobierno  colabore con el nuevo proyecto de los senadores del Frente de Todos, quienes proponen que aquellos que poseen bienes en el exterior, que fueron fugados y no están declarados ante el fisco, realicen un aporte especial de emergencia equivalente al 20% de sus bienes no declarados.

EEUU debería colaborar porque en realidad, lo que quiere hacer Argentina, es lo que ya hace EEUU con sus ciudadanos, esto es saber dónde está cada dólar fuera de EEUU. Pero ¿cómo lo hace?: EEUU no firmó el convenio multilateral de intercambio de información automática entre países, pero tiene el suyo propio. En 2010 aprobó la Ley de Cumplimiento Tributario de Cuentas Extranjeras (FATCA – Foreign Account Tax Compliance Tax) que exige a las instituciones financieras extranjeras (convenio bilateral mediante) remitan a las autoridades fiscales estadounidenses información sobre aquellos ciudadanos estadounidenses que tengan cuentas en dichas entidades por un valor superior a u$s 50.000. Es decir, por la presión que sólo puede hacer EEUU para la firma de convenios bilaterales, consigue información de fondos de sus ciudadanos, pero no brinda ninguna información de ciudadanos extranjeros que tengan fondos en bancos en EEUU. Una joya.

FMI: HAZ LO QUE YO DIGO Y NO HAGO

El FMI debería colaborar con el proyecto impulsándolo a nivel internacional porque a fines del 2019, el FMI publicó un trabajo titulado «El rastro del dinero», cuya editorial estuvo a cargo de David Lipton, ex número dos del FMI y actual asesor de Janet Yellen en el Tesoro de los Estados Unidos. El título fue «Sacar a la luz», en el que precisa que «con el dinero fuera de las sombras, mejora la gobernanza». El informe del FMI, cuya línea viene siguiendo la actual conducción de Kristalina Georgieva, tiene artículos que plantean «taclear a los paraísos fiscales» y controlar «los flujos ilícitos de dinero». Hay «vastas sumas de dinero que podrían usarse para mejorar la vida de la gente, (y) son depositadas en paraísos fiscales, describen. (5)

Por otro lado, si bien el FMI es el gendarme del sistema financiero internacional y de las multinacionales, en el inicio de la reunión de primavera (19 abril) se difundió un informe que sugiere la imposición de “impuestos temporalmente más altos sobre los beneficios excesivos”. “El principio general de las finanzas públicas es que debes encontrar dónde están los recursos e intentar compensar a quienes más sufren”, explicó a los periodistas uno de los autores del informe, el economista del FMI Jean-Marc Natal.

Por lo antes dicho, el FMI debería colaborar extendiendo el debate sobre “el secreto bancario, bursátil y fiscal”, al menos para tener más posibilidades de cobrar sus acreencias a todos los países que ya adeudan cifras siderales.

 ¿QUIÉNES SE OPONEN?

Es entendible que los bancos y los fugadores profesionales se opongan, pero que un sector político se oponga a cara descubierta con argumentos infantiles sólo denota que son empleados del poder real y socios de los fugadores seriales. En el caso argentino, el Partido Radical, el PRO, la Coalición Cívica y otros, deberán explicar porque están en contra de recuperar dólares no declarados.

(1) DELLATORRE Raúl Pagina 12 (11/04/22) 

(2) COBHAM Alex Tax Justice Network

(3) SIEIRA Pablo

(4) RUA Magdalena «Fuga de Capitales IX

(5) RENOU Leandro Página 12 (30/03/22)

© Cr. Daniel Roy

Publicado el por Alberto Hernández | Deja un comentario

Por Alberto Hernández

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) es señera y punto de referencia no solo en la Argentina, sino en el mundo y mucho más aún en Latinoamérica. Desde la Reforma del ’18, que sacudió el continente para cuestionar los resabios feudales y clericales, hasta el actual modelo de gratuidad, calidad académica y democracia interna que son hechos distintivos. En sus más de 400 años, ha pasado por distintas etapas, en consonancia con cambios institucionales y sociales en el país: desde los movimientos estudiantiles contra las dictaduras inspirados en ideas revolucionarias, con el Taller Total de Arquitectura como avanzada pedagógica, pasando por conducciones progresistas como las de Luis Rébora en los albores de la democracia y las de Carolina Scotto y Francisco “Pancho” Tamarit en la década progresista de Latinoamérica. Pero no todo ha sido lineal, también hubo interregnos conservadores e intervenciones en períodos oscuros, como espejo de los conflictos y las fluctuaciones de nuestra vida como Nación. No obstante, se fueron dando avances como la elección directa de autoridades, la ampliación de la oferta educativa y la llegada a ámbitos de la sociedad tradicionalmente alejados del horizonte de la educación universitaria.

El 31 de mayo, 1 y 2 de junio se dirime una vez más la suerte de la UNC; entre la opción conservadora de “Somos”, encabezada por el binomio Jhon (el nombre lo delata) Boretto y Mariela Marchisio como continuidad de la gestión de Hugo Juri, y una progresista, “Vamos”, encabezada por Alberto “Beto” León aspirante a rector y María Inés Peralta como vice, que pretende rescatar y superar las gestiones de Scotto y Tamarit.

Quienes deben decidir en la contienda son estudiantes, docentes, no docentes y egresados. En el caso del movimiento estudiantil, dista mucho de ser aquel revolucionario de la década de los ´70 o el progresista de los albores de la democracia y también se ha modificado su composición de clase; hoy ha calado el discurso neoliberal hegemónico y predominan el radicalismo gorila y el schiarettismo, por lo que en ese claustro la batalla va a ser despareja para Vamos. En docentes y no docentes la disputa cambia un poco, y son los egresados los que quizás den el golpe, como que Vamos ya ganó holgadamente en la anterior elección. Los graduados deberán salir de su confort (y algunos de su desinterés y desconocimiento) y concurrir masivamente a votar si es que se quiere aportar para un triunfo progresista. Con ellos, León y Peralta tienen un trabajo arduo por hacer.

Sobre esta disputa y sus expectativas conversamos con el villamariense Alberto León quien, al igual que Luis Bazán, secretario General de SIVIALCO y al que entrevistara CAMPANEANDO hace poco, debió asumir la candidatura, cambiando sus planes de vida y de trabajo, obligado por su conciencia militante y por las circunstancias de una coyuntura complicada.

-En algunas cosas, las dos propuestas parecen coincidir. Somos también reivindica el reformismo del 18, la apertura hacia la sociedad… ¿cuál es la diferencia?

-Es posible que coincidamos en algunas cosas, pero la diferencia fundamental está en los hechos, no solamente en los discursos. Nosotros hemos gobernado durante nueve años la UNC y la hemos movilizado. La universidad que recibimos en 2007 no tiene nada que ver con la que entregamos en 2016; una universidad con una gran incidencia sobre la realidad cordobesa y argentina. La “Universidad de los 400 años”, todo el mundo la recuerda. Hicimos un salto académico importantísimo regularizando la situación de los docentes en muchas facultades con problemas de normalización debido a la falta de concursos; llevamos adelante la ampliación de numerosos derechos, como la extensión de las licencias por embarazo y maternidad, la identidad de género auto-percibida antes de que rigiera en la Nación; hicimos profundas inversiones en investigación y desarrollamos un programa de Extensión que ha sido revolucionario para las universidades argentinas, entre muchas otras acciones. El rectorado de Juri – Yanzi ha seguido con algunas pocas de esas iniciativas, manteniéndolas en el tiempo sin proponer nada nuevo. Los proyectos de esta gestión han sido conocidos por comunicados o a través de los medios de prensa, jamás fueron sometidos a la discusión en los órganos pertinentes, ya sea el Consejo Superior o la Asamblea Universitaria y -por lo tanto- se convirtieron en propuestas vacías porque no se tomaron el trabajo de generar un consenso a su alrededor… O sea, si el Rector tenía una iniciativa sobre la modificación del Reglamento Electoral sobre la bases de la metodología “una persona un voto” como lo dijo en algunos de sus documentos- pues bien lo podría haber consensuado dentro de su espacio y que Somos llevara adelante esa iniciativa y se discutiera, pero lo saca en un comunicado y jamás lo planteó en ningún ámbito de la universidad.

-Una gestión burocrática…

-Burocrática y vacía de contenido, con muchas dificultades para resolver lo operativo. Juri ha tenido algunas definiciones interesantes para el debate pero él ni siquiera las consensuaba en su propio espacio. El documento que él deja a modo de legado -que hizo público hace un mes- no lo firman ni el Vicerrector, ni ninguno de los decanos que participan de Somos.

-Está claro que Somos se reivindica oficialista como la continuidad de la gestión de Juri y Yanzi Ferreira, ¿ustedes son el scottismo?

-Nosotros reivindicamos los rectorados de Carolina y de Tamarit; es más, tanto María Inés como yo, hemos sido funcionarios de esas gestiones. Compartimos el gabinete de Carolina, ella como Secretaria de Extensión y yo como Secretario de Ciencia y Tecnología. Y luego, yo seguí como Secretario General de Tamarit y María Inés volvió a su facultad y luego pasó a ser la primera decana electa en Ciencias Sociales.

-¿No hay nada para corregir o revisar de esas gestiones?

-Seguramente. En general fueron rectores muy autoexigentes; si le preguntas a ellos te van a decir que quedaron muchas cosas sin hacer. Nos quedamos con muchas ganas de avanzar en una idea sobre la que estuvimos trabajando: hacer una escuela técnica secundaria dependiente de la universidad, así como tenemos el Monserrat y el Belgrano… fue una de las iniciativas que no logramos concretar.

-En la propuesta de Vamos, ustedes hablan de una universidad en función de un proyecto de país, comprometida con los debates públicos…

-Sí, nosotros nos caracterizamos en general por ser docentes universitarios que hacemos investigación y extensión y -como parte de nuestras tareas como docentes universitarios- asumimos también responsabilidades de gestión. No es que nos dedicamos a hacer política y ahora nos toca en la universidad, desde allí nos comprometemos con los debates nacionales. Creemos que en este momento hay una crisis humanitaria que se expresa en una crisis ambiental y de relaciones, en una crisis alimentaria, en una crisis sanitaria que requieren del aporte de las universidades y –justamente- las universidades argentinas tienen la particularidad de ser co-gobernadas, gratuitas, inclusivas y de calidad y esto no ocurre en muchos otros lugares. Prácticamente es un modelo único en el mundo y es exitoso. Entonces, la necesidad de la articulación de esta producción científica, tecnológica, de formas de enseñanza, que puede ofrecer la universidad, tiene que participar de las necesarias respuestas a estas crisis humanitarias que ocurren en la Argentina y en el mundo. Tenemos muchas expectativas puestas en lo que pueda producir la universidad argentina

-En este contexto de hegemonía neoliberal, con altos niveles de desocupación y de pobreza, ¿Cómo ves el papel de la universidad? ¿Podemos hablar de una universidad nacional y popular?

-No. La universidad no vive procesos muy distintos a los que ocurren en el país y en la provincia. En ese sentido nos constituimos como Vamos, pero no solamente para las elecciones sino también para dar la disputa político-ideológica. La UNESCO ha puesto de nuevo en discusión el papel de la educación superior como un derecho y lo quiere definir como un “bien transable”. Y esa discusión estamos dispuestos a darla y estamos esperando la instancia de la próxima reunión internacional que se va a dar acá en Córdoba, porque entendemos que es una ofensiva del neoliberalismo y que tenemos que enfrentarla. Y eso excede la cuestión electoral. En lo electoral está claro que el individualismo -que está haciendo cada vez más pie en la sociedad- afecta en algún sentido nuestras propuestas. Pero también es cierto que nuestra idea de universidad pública, gratuita y de calidad, no sólo es un anhelo colectivo, también es lo mejor para cada uno de los estudiantes. Si se empieza a degradar la calidad académica de la universidad, como pasó con un docente de la Facultad de Odontología que obligaba a los estudiantes a pagar en su academia privada para que aprobaran la materia que dictaba, y que el rectorado no haya tomado las medidas suficientes para contener el caso en el único lugar donde ocurría, esto empieza a extenderse como una mancha hacia el resto de la UNC. En ese sentido afecta, no solamente al colectivo, sino a cada estudiante porque se menoscaba la imagen del título que él va a obtener.

-Sobre el contenido de la enseñanza y los modelos en los que se basa… ¿no se imparte en algunas disciplinas una formación fragmentada, especializada, que pierde de vista lo general y su impacto social y está orientada a satisfacer las necesidades del mercado?

-Eso sí es una preocupación. El proceso de enseñanza-aprendizaje no es una sumatoria de créditos, cursitos y prácticas que uno va haciendo por su cuenta. En ese sentido, esta conducción de la universidad va por el mal camino porque lleva adelante un programa para el reconocimiento de “trayectos académicos”, por el cual vos podés cursar cualquier “trayecto” y vas armando la carrera a tu gusto y paladar, con el agravante de no diferenciar el rol de las universidades públicas del de las privadas. Esto equivale a tirar a la basura cien años de concursos: los docentes en la universidad pública no pueden serlo sin concursar, si no está comprobada su calidad, si no revalida sus conocimientos cada tanto; pero los estudiantes van a poder elegir cursos en una universidad privada, con docentes designados no se sabe cómo, sin conocer sus capacidades, y la UNC va a tener que validar ese “trayecto”. Esa es una propuesta muy peligrosa y que –además- no comprende que la enseñanza-aprendizaje es un proceso, no una sumatoria de retazos, y menos aún realizada por cada uno a su gusto.

-¿No se están formando profesionales, al menos en algunas áreas, a pedido del mercado?

-En la universidad pública no, porque no tiene la misma velocidad del mercado, que hoy quiere una cosa y la quiere para el año que viene. Los mecanismos para la creación de nuevas carreras y los requisitos para su aprobación, hacen que la universidad pública no tenga esa capacidad de respuesta. Lo que puede ser un defecto, pero es también una ventaja, porque ayuda que no se creen carreras que “se ponen de moda” y duran dos años. Sí son necesarias -en cambio- políticas de promoción e incentivos para carreras en las que faltan muchísimos profesionales, por ejemplo todas las ingenierías y los informáticos. La carencia que hay en la Argentina de egresados en informática y de diseñadores es increíble, sobre todo porque -además de ser pocos- muchos trabajan a distancia para el exterior con sueldos en dólares.

-¿Cómo está la participación de la mujer en la universidad?

-Se da lo mismo que ocurre en muchas otras áreas del Estado donde hay más mujeres que hombres, pero en los cargos jerárquicos es al revés. Por eso, estamos proponiendo la equidad de género en todos los cargos jerárquicos y electivos.

-¿Y cómo es la actual composición social del estudiantado? Parecen predominar los sectores con mayor poder adquisitivo…

-Sí, hay una buena cantidad de estudiantes que provienen esos sectores. Pero hay que tener en cuenta que, por la creación de nuevas universidades nacionales en el territorio, ya no vienen tantos estudiantes de otras provincias, predominan los provenientes del interior de Córdoba.

-Obviamente tiene que ver con la realidad económica y social del país, pero ¿hay alguna iniciativa para brindar mayores posibilidades de estudios a los trabajadores? ¿Qué proponen ustedes? ¿Las universidades populares apuntan en esa dirección?

-Las “universidades populares” tienen un defecto -al menos- generan falsas expectativas. Se instalan en barrios, en localidades del interior y las llaman “universidades”. Entonces la gente cree que va a la UNC. En realidad, dan certificados prácticamente nulos en cuanto a su validez, ningún título ni diploma, sobre los más variados cursos. Y lo peor es que en algunos municipios los cobran, mientras nosotros tenemos la universidad pública y gratuita.

-¿Es una experiencia para desechar o se puede mejorar o replantear?

-Las llamadas “universidades populares” siguieron con la concepción política con la que nosotros hicimos el Programa Suma 400. Pero ese programa estaba lleno de contenido. No se firmaban convenios para dictar cursos, se hacían intervenciones de apoyo a la gestión local sobre los problemas que los municipios señalaban como necesarios. Además, en la elaboración del Suma 400 participaban los Consejos Asesores de Ciencia y Tecnología y de Extensión, integrados por representantes de todas las facultades. Las 15 unidades académicas estaban –entonces- comprometidas con ese Programa, porque cualquier demanda de los municipios se discutía con la participación de todas las unidades académicas para poder otorgar respuestas. Lo de ahora es una iniciativa que lleva una Secretaría que, de vez en cuando engancha alguna problemática, o cursos que imparte gente de la misma localidad y que antes dictaban en su casa o en una academia, y ahora los da la “universidad popular”.

-¿Y con el tema del presupuesto?

-El presupuesto… los cuatro años de macrismo fueron tremendos para la universidad; los dos años de pandemia no se pueden evaluar porque son muy difíciles de comparar, pero vemos con preocupación que hubo muchos rubros en la universidad donde forzosamente se hizo un ahorro: luz, limpieza, horas extras. Y ese dinero no se volcó a mejorar la calidad de la enseñanza virtual. No sabemos qué se hizo con ese ahorro.

-¿Y la cuestión salarial?

-El tema salarial va por otro carril. En la última paritaria docente no se logró recuperar lo que perdimos durante el macrismo. Venimos cerrando paritarias que están un punto o dos por arriba de la inflación, pero al mes siguiente ya estás de nuevo tres abajo porque la inflación mensual no se detiene. Los que somos del Conicet estamos más atrasados porque participamos de las paritarias de los estatales nacionales, somos uno de los pocos sectores que no tenemos convenio colectivo de trabajo. Ese es uno de los ejes de campaña que propuse al directorio del Conicet.

-¿Políticamente cómo definís a Vamos?

-Vamos tiene mucho peronismo y mucho progresismo, pero también mucha gente no alineada. Todos nosotros, inclusive los que dejaron de ser funcionarios, están en las cátedras. No son funcionarios nacionales o provinciales, que es lo que puede darte una identificación partidaria. Tamarit y Scotto están en sus cátedras; yo he sido Secretario General de la UNC y volví al laboratorio y a mi cátedra, Gustavo Chiabrando (nuestro anterior candidato a rector) volvió a ser director de un instituto, Ana Falú (candidata a vicerrectora) está jubilada pero sigue trabajando políticas feministas amplias, y está organizando un acto de todos los movimientos feministas de apoyo a Vamos… por eso no es tan fácil adjudicarle una identidad partidaria a nuestro espacio.

-¿Pero podemos decir que es un espacio nacional y popular o de centro izquierda?

-En general podemos decir que respondemos a esos lineamientos, pero no sé… mi laboratorio me vota completo y ahí trabaja gente que en elecciones generales vota al Pro. Si yo fuera Secretario General y me voy de funcionario de Cristina, y después vengo y me conchabo con Walter Robledo, que es del enclave de Schiaretti… entonces sí se puede decir que uno tiene un perfil partidario, pero yo estoy siempre en la cátedra y produzco para el Conicet y la UNC, con el presidente que esté. Y eso es muy fácil de comprobar, y no es sólo mi caso. María Inés Peralta dejó la Secretaría de Extensión, después fue Decana, terminará en par de años en el peor de los casos, y vuelve a la cátedra. No es que estemos haciendo política como parte de nuestro trabajo como docentes e investigadores

-En la actividad universitaria ¿qué jerarquizan más: la docencia, la extensión o la investigación?

-A ver…las tres. Aunque sabemos que no todos los docentes pueden hacer las tres cosas. Sobre todo los que no son de dedicación exclusiva. No le podés pedir a quien trabaja veinte horas por semana en la universidad que haga las tres cosas. Las tiene que hacer un equipo de cátedra donde tiene que haber gente que haga docencia, extensión e investigación y también gente que haga ejercicio de su profesión. Porque en las carreras profesionalistas vos no podés dictar clases sólo con docentes que están todo el día en la universidad. Cómo vas a formar arquitectos o ingenieros si no contás con profesionales que trabajen en la construcción de casas, puentes y edificios. Lo que necesitás es que los docentes no tengan como única fuente de formación los libros. Necesitás que estén investigando en la frontera del conocimiento, y por eso el objeto de estudio es el objeto con el que se vinculan todos los días. O que se vinculen todos los días con la práctica profesional y -por lo tanto- eso se vuelque en su docencia. Si tenés docentes que van y leen un libro y repiten lo que leyeron, tenés una escuela terciaria.

-Volviendo al tema de la formación fragmentada… por ejemplo el caso de medicina respecto del modelo médico hegemónico y el interdisciplinario y la idea de la medicina preventiva. Ahora… los profesionales no salen de la Facultad de Ciencias Médicas con esa formación. Salen y se incorporan en general al mercado de la salud…

-También tenemos algunos propios que tienen esa concepción, pero son muy pocos, el plan de estudios apunta para eso y a la necesidad de una inmediata especialización. Hay muy pocos médicos generalistas. Se está lejos del modelo de los médicos formados en Cuba en la ELAM, por ejemplo.

-Bueno… de las facultades de Ciencias Económicas, no sólo de Córdoba sino del país, salen los profesionales formados en teorías monetaristas ortodoxas que después van a los ministerios de economía y le cagan la vida a todos los argentinos… y de la Facultad de Ciencias Médicas salen muchos médicos que trabajan de acuerdo a los intereses de la industria farmacéutica y tecnológica. Eso debe ser durísimo de cambiar…

-Sí, en algunos casos es así, pero los cambios de los planes de estudios tienen que venir de las facultades, son las unidades académicas las que tienen que proponer una currícula que luego se eleva por intermedio del rector a la Comisión de Evaluación y Acreditación Universitaria (CONEAU). Este organismo es el que establece si cumple con las reglamentaciones vigentes para la carrera y si va a reunir las atribuciones que va a cubrir el título, devuelve los proyectos si hay que hacer correcciones y también por ese mecanismo se modifica.

-Actualmente ¿cuáles serían las facultades donde está gobernando Vamos y de dónde pueden venir los mayores apoyos?

-Son cinco las facultades donde gobierna Vamos: la Facultad de Astronomía, Matemáticas y Física (Famaf), la Facultad de Artes, la Facultad de Ciencias Sociales, la Facultad de Filosofía y Humanidades y la Facultad de Ciencias Químicas. Hay dos facultades que no tienen una conducción radical, Comunicación y Psicología, donde esperamos ganar aunque no las conducimos; y además pensamos sacar una buena cantidad de votos, aunque no significa ganar, en Ciencias Exactas y en Arquitectura, hacer una elección relativamente buena en la Facultad de Lenguas, Odontología y en la Facultad de Ciencias Agronómicas. Sacar algo en Derecho también. Pensamos que nos va a ir mal en Ciencias Médicas y en Ciencias Económicas. En Agro vamos a sacar votos porque soy candidato yo, pero es una facultad muy radical y muy enfrentada con el kirchnerismo por el tema del campo, hay muchos hijos de productores del interior.

-¿Votan también el colegio Manuel Belgrano y el Monserrat?

Sólo los no docentes. Es un tema que quedó por resolver y no pudo hacerse en la Asamblea convocada a las apuradas e ilegítima que sancionó el cambio del régimen electoral convocada por el actual Rector.

-¿Cuál es la experiencia del voto directo, fue positivo?

-Hasta ahora, se ha votado sólo una vez para elegir Rector/a y Vicerrector/a con esa metodología y creo que sí, ha sido positivo. Es mucho mejor el sistema de elección directa. En lo que no estamos de acuerdo es en que el voto se pondere sólo por claustro. La universidad es el conjunto de las 15 facultades, así lo define el Estatuto, por eso el 50 por ciento de los votos es de los docentes. Nosotros acordamos con eso pero sostenemos que una quinceava parte debe ser para cada facultad. Y así está constituida la Asamblea Universitaria, con esa representación de las quince unidades académicas. Por eso pensamos que la Asamblea convocada por Juri en 2016 para modificar el sistema electoral de la UNC fue un escándalo: dicen que sesionó con el quorum justo, dicen que tenían los votos que les hacían falta, no estaba el Rector, no estaba el Vicerrector, los docentes no podían llegar porque había policías y perros alrededor, se convocó en un lado y se hizo en otro. Fue un verdadero escándalo esa Asamblea. Duró siete minutos y cambiaron decenas de artículos del Estatuto universitario.

-¿En el marco internacional y particularmente en Latinoamérica, qué ubicación tiene la UNC y qué se plantean ustedes?

-La UNC es una universidad de referencia para el norte y el oeste de la Nación, eso es algo que las actuales autoridades han abandonado, yo creo que deben establecerse vínculos y articular políticas con las otras casas de estudios de esas regiones para contraponer el peso que tiene la región metropolitana. No se trata de confrontar, pero sí de generar propuestas diferentes, de manera que no sea todo propuesto desde la centralidad, desde Buenos Aires, el conurbano o La Plata. En eso, la UNC ha perdido un poco su rol.

-La universidad pública argentina es un referente a nivel latinoamericano, y debe ser un caso único en el mundo de gratuidad e ingreso irrestricto ¿qué se plantean ustedes en ese marco? Yo veo que hay muchos extranjeros que en su país tienen que pagar para estudiar y se vienen acá…

-Tenemos muchos colombianos y chilenos estudiando acá. Cuando tenemos reuniones de cooperación internacional o de definiciones políticas en el marco latinoamericano, nos cuesta encontrar aliados con este modelo tan particular, inclusive en universidades conducidas por espacios políticos afines. Nos cuesta. Y damos las discusiones punto por punto con la concepción de universidad, la universidad pública argentina es gratuita desde hace 70 años, es patrimonio del pueblo.

-Sobre el ingreso irrestricto… recuerdo una polémica del Che Guevara al respecto. En Cuba te filtran el ingreso de acuerdo a las necesidades de la economía o del proyecto de país. ¿Acá cómo se da eso? Claro que hablar hoy en Argentina de un proyecto de país es complicado…

-No se pueden hacer comparaciones con Cuba, que tiene una economía planificada y que tiene en claro qué necesitan. Primera cosa: en la Argentina el ingreso irrestricto es producto de luchas, y eso es algo a tener en cuenta, nadie se lo regaló al movimiento estudiantil. Segundo tema: la universidad masiva argentina es de calidad, entonces ¿cuál es el problema?: el gasto. Nosotros estamos en contra de contar cuánto demora en recibirse un ingeniero en la Argentina y cuanto le costó al Estado… ¿Cuánto le costó al Estado un joven frustrado que no pudo estudiar lo que quería?, ¿cuánto le costó al Estado un pibe que se tuvo que ir a trabajar en lo que no quería porque no pudo ingresar a la universidad, porque no tenía recursos para ir a una privada y la pública no lo aceptó? Está claro que los gastos en la universidad pública argentina no son lo que afecta a la economía nacional.

-Pero hay que considerar que hay un alto grado de deserción…

-Sí, alto grado de deserción y alto grado de demora en la finalización de las carreras. Pero eso no se resuelve haciendo entrar a los que sacan la mejor nota en un examen y mandando a los otros a la calle. Lo que sí es cierto, y se trata de un problema que tiene que resolver la universidad pública argentina, es que hay profesionales en falta, necesitamos que la universidad pública argentina forme un determinado tipo de profesionales y esas carreras no tienen estudiantes, o tienen estudiantes que – la mitad de la carrera- se los llevan las empresas y nunca egresan. Tiene que haber programas de becas para solucionar eso, como ya dije antes.

-También ocurre que hay determinado tipo de profesionales que sobreabundan y deambulan por un trabajo…

-Sí, pero no te creas que es tanto, ¿cuál es el caso que más se comenta?: psicólogos. Ha estallado la matrícula en la Facultad de Psicología, hasta el punto de que no ha podido volver a la presencialidad porque no tienen aulas donde entren todos. Seguramente debería haber más información para que la gente no se prenda en carreras de poca salida laboral… pero -sobre todo- creo que debería haber incentivos. Por ejemplo, para estudiar programación tendría que haber incentivos. Nos faltan un montón de programadores. Yo soy director desde hace tres años del Centro de Investigación y Transferencia Rafaela, una estructura que genera el Conicet con las universidades para radicar investigadores en lugares donde no hay tradición de investigación. Una de las áreas más pedidas por el centro comercial e industrial de Rafaela es formar gente en software y en sistemas embebidos porque ellos lo necesitan para las industrias de la región. No obstante, me dicen: “no vas a conseguir un becario, un investigador… nosotros, que estamos súper-consolidados, no conseguimos, porque no terminan la carrera de grado cuando les va saliendo laburo”. Y así fue, y en tres años no hemos conseguido a nadie. En la segunda presidencia de Cristina, se instituyó la beca General Belgrano para estudiantes de Ingeniería que habían dejado la carrera y se pudo recuperar una buena cantidad de ingenieros.

-¿Y qué piensan hacer con los Servicios de Radio y Televisión (SRT)?

-Hay que contextualizar la situación de los SRT, cuando los recibimos en 2007 estaban absolutamente abandonados, sin equipamiento, desactualizados, con una deuda millonaria con la obra social, sin programación propia, desvinculados de la universidad, con nula presencia de la producción de la UNC en las radios y el canal. Nosotros dedicamos muchísimos esfuerzos para superar esos déficits en todos los planos, creamos el canal Cba24n, el primer canal de noticias de Córdoba, construimos nuevos estudios, aumentamos sustancialmente la programación propia, sobre todo informativa, mejoramos la relación con el personal, saneamos las finanzas, trabajamos contenidos con el canal Encuentro y –particularmente- se inició un camino de mayor vinculación entre lo que acontece en la UNC y los SRT. Ese camino es el que debemos retomar, mediante lineamientos que deben discutirse en los ámbitos correspondientes para realizar un plan que evite las improvisaciones, garantizando la seriedad, la independencia y la pluralidad, que en buena medida ha perdido en los últimos 6 años. Hay que recordar que a los SRT los dirige un directorio y que la empresa recibe el apoyo del Rectorado, y aprovecho para transmitirle tranquilidad a la comunidad de los SRT en relación al futuro inmediato, en el que la jerarquización de los medios universitarios será nuevamente nuestro principal objetivo.

-Finalmente, ¿qué les dirías a los que no están muy interiorizados con la realidad universitaria para que voten a Vamos?

-Para quienes estamos en la vida cotidiana de la UNC, uno de los principales objetivos es superar la desigualdad existente entre las diferentes unidades académicas. Esto viene de años, pero se ha visto agravado por las restricciones que impuso la pandemia. En general, para la sociedad en su conjunto, para los egresados, que no están en el día a día de la universidad, les decimos que trabajaremos porque la UNC vuelva a ser protagonista de la vida pública de la provincia y de la ciudad de Córdoba, que vuelva a movilizar las fuerzas creativas y de gestión, que vuelva a interpelar a la sociedad cordobesa respecto a su rumbo, respecto a sus prácticas y su futuro. Que vuelva a ser una universidad movilizada.

Publicado el por Alberto Hernández | 2 comentarios

“…tratar de tributar a la construcción de una propuesta amplia y flexible tácticamente, que en primera instancia atienda la urgencia, es decir que vuelva a instalar en la disputa económica, política y social al movimiento obrero, como una fuerza que tenga protagonismo y no como ahora, cuyo rol es intrascendente o no existe. Esa es la primera urgencia. si estamos hablando de que las únicas opciones que se presentan en Córdoba son proyectos reaccionarios, es imprescindible que el movimiento obrero este en condiciones de defenderse, de lo contrario, van a arrasar con los derechos de los trabajadores”

Desde aquellos años cuando el clarín de retirada sonaba para el milenio pasado y el milenio presente daba sus primero pasos en forma de drama, cuando el SIPOS luchaba estoicamente contra la privatización del servicio de agua y saneamiento de la provincia, no volvimos a contabilizar ninguna aparición publica de Luis “el Negro” Bazán. Protagonista insoslayable de esa lucha y de un tipo de sindicalismo que escasea hoy, la noticia de su vuelta a los primeros planos sindicales y como flamante secretario General de SIVIALCO – renaciendo como el Ave Fénix -no pasó desapercibida en el ambiente sindical de Córdoba. Con el Negro es sabido que la charla no se limita a repasar las conquistas sindicales, los salarios y las condiciones de trabajo, para él la militancia sindical tiene sentido en tanto es parte de una lucha por una sociedad mejor y por lo tanto está imbricada estrechamente con la política. la ideología y el rumbo civilizatorio de la humanidad, con el que va atada la suerte o la desgracia de los trabajadores. Con el título de sociólogo que alcanzó hace unos años, consolidó sus ideas y le dio mayor sustento a su formación adquirida en años de militancia.

Nos encontramos por la mañana en el edificio de la Dirección Provincial de Vialidad en su reducto de la oficina de compras de la repartición. Allí le encomendó a un compañero que no lo molestaran porque le estaban haciendo un reportaje, preparó el mate y armó su pipa que pitaba entre cimarrón y cimarrón, como diría Fierro. Después de ponernos al tanto de las cosas pasadas en tantos años sin vernos comenzó a repasar desde la infancia su vida personal recorriendo en detalle su historia de origen proletario, su lucha y sus convicciones hasta esta vuelta al protagonismo sindical de hoy.

–Yo provengo de Chepes – comienza como saboreando cada palabra y cada recuerdo- un pueblo pequeño de la zona de los llanos de la Rioja – y su acento, aunque acordobesado, lo denuncia — nací en el seno de una familia migrante, de Córdoba mi padre ferroviario y de Santa Fe mi madre, ama de casa, de familia relativamente acomodada. Esa relación no fue aceptada por la familia y debieron huir a un lugar donde pudieran realizar su pareja. Chepes era un pueblo pequeñísimo que recién empezaba. Tuvieron once hijos, nueve vivos. Quedé huérfano a los once años por muerte de mi madre, así que nos construimos como familia alrededor del viejo que se hizo cargo, nos contuvo y nos guió como pudo. En 1973, terminé el secundario y vine a Córdoba a mediados del ‘74 trabajando ya en el ferrocarril por el derecho que establecía el convenio colectivo de que los hijos podían rendir y empecé en el área de coches motores de Alta Córdoba como peón. Luego fui ayudante, medio oficial electricista hasta que me eligieron miembro de la comisión interna de coche motores y cuando viene el golpe del ‘76 nos echan a todos. Entonces vino un período de trabajo clandestino, ya que estaba encuadrado en la ley de seguridad nacional como subversivo, lo que me llevó a desempeñarme como basurero en la empresa Venturino y Asociados. Ahí estuve un año con un salario bastante bueno, teniendo en cuenta de que era el único lugar donde no te pedían certificado de buena conducta. Hice una pequeña pero importante experiencia gremial, porque organizamos clandestinamente una resistencia por la demora en el pago. Fue un conflicto que tuvo mucha tensión y obligamos a la patronal a que le pagaran ese día a los trabajadores pero tuve que renunciar y salir huyendo. Luego trabajé en Finanford, la financiera de Ford, en el área de otorgamiento de los préstamos, era un trabajo bien pago porque era de las primeras experiencias de tercerizaciones en las prestaciones laborales. Nosotros no teníamos relación de dependencia. Pagaban según el trabajo que hacíamos, por la magnitud de los créditos que gestionábamos, porque investigábamos la información de los clientes. Fue una experiencia interesante para ver como era el mundo que emergía ya de la especulación financiera, de los intereses, la maniobra de los créditos usureros, etc. y me sirvió para ir comprendiendo un aspecto de esa realidad que se venía dura y de ahí quedó la ley de entidades financieras que rige hasta hoy, la famosa ley de Martínez de Hoz. Luego fui docente en al ámbito del Consejo de Protección al menor , yo era maestro, trabaje un tiempo en el internado donde iban los menores que tenían problemas con la ley o el abandono familiar. Lo dejé por decisión personal porque entendía que no había ninguna posibilidad de ejercer la docencia, porque era más bien un preceptorado de control y represión a los niños y los docentes. Había mucha exigencia de autoritarismo, reglas muy rigurosas que no eran compatibles con el ejercicio docente, por eso me fui.

En síntesis conociste de cerca y en carne propia, varios aspectos que caracterizaron a la dictadura del 76, la persecución sindical, la explotación laboral, el autoritarismo, y los manejos financieros que fueron los que le pusieron el sello a la nueva etapa neoliberal que se abría. Y cuando comenzó tu ciclo en Obras Sanitarias?

–En 1980 ingrese a la nueva Dirección Provincial de Obras Sanitarias, creada por la transferencia compulsiva del régimen militar, de los servicios de Obras sanitarias de la Nación a las provincias como mecanismo de desmembramiento de esa empresa, que era modelo en Latinoamérica. Se hace una convocatoria por La Voz del Interior buscando trabajadores, rendimos en Humberto Primo y Fragueiro y entré en el área de producción de agua potable en la planta de Las Violetas como encargado de la parte de estadísticas, producción y consumo de la planta. Era una tarea interesante porque se computaba, se detallaban los insumos, costos de energía, la cantidad de productos químicos, costos de producción las formas de distribución y el consumo. Construimos un sistema manual de estadísticas con los datos que recogíamos y es la primera vez que en Córdoba y en otros lugares se determina el costo de producción del agua potable, aunque no era aplicable a la tarifa porque todavía predominaba el criterio de tarifas bajas, sociales, generalizadas, y los servicios, en este caso el agua potable, eran relativamente muy baratos. Esa experiencia transcurrió durante diecisiete años. Primero fui parte en 1980 de los cuerpos de delegados clandestinos, que empezaron el proceso de disputa de los gremios ya que había sido clausurada la actividad sindical por la dictadura. Ahí confluimos con municipales, judiciales, empleados públicos y otros que posteriormente se traduce en una instancia de organización que fue la Coordinadora de Gremios Estatales, una herramienta muy valiosa para toda la década e inclusive hasta 1990 y pico que es cuando decrece el proceso de resistencia a la primera fase del neoliberalismo menemista.

–¿Y cuando ganan la conducción del SIPOS?

–Ganamos el gremio en 1988 y fuimos conducción hasta 1997, año en el que se produce la privatización del servicio de agua de capital. Fue una etapa muy importante en la que protagonizamos una intensa lucha contra las privatizaciones, contra el neoliberalismo, fue un conflicto con una continuidad casi permanente. Antes había comenzado el proceso de desmembramiento de la empresa provincial. El gobierno provincial empieza con los créditos del BID y el Banco Mundial, dirigidos por el FMI, que imponían como requisito la privatización para otorgarlos, para la construcción de plantas, extensión de redes…era un mecanismo condicionante. Empieza el proceso de resistencia a las privatización del agua potable en las ciudades más importantes y redituables: Capital: agua y cloacas. Rio IV, Villa María y San francisco y el resto entregarlos a municipios o cooperativas. Ese proceso culmina cuando se impone la privatización en el año 1997 con Menem como presidente y Mestre como gobernador. Fue muy desgastante, una lucha muy dura. Como balance podríamos decir que fue una derrota parcial, ya que logran privatizar solamente el agua de Capital, la cloaca había sido transferida al municipio, por que no la pudieron privatizar y el resto de los servicios fueron transferidos a municipios, cooperativas de trabajo o entes interjuridisccionales en ciertas zonas como Valle de Traslasierra que se construye como iniciativa del gremio un ente interjurisdiccional que abarcaba Villa dolores, San Jorge, San Pedro y otros pueblos pequeños que unificaban la prestación de los servicios. En Rio Cuarto no pueden, se construye una empresa local también con intervención del sindicato y con el apoyo de las juventudes políticas de Rio Cuarto que se oponen al proyecto privatizador de Angeloz y posteriormente de Mestre y constituyen una empresa que todavía se mantiene con buenas prestaciones. Eso significa el cierre del ciclo de la experiencia del agua y el saneamiento y concluye alrededor del año 2000 donde instalado y trabajando en vialidad, me retiro de la actividad en el sindicato de obras sanitarias con una acuerdo con los trabajadores, de capacitar y aportar a la construcción de una dirección que le de continuidad al proyecto y me aboco a trabajar en Vialidad..

Imagen: Alberto J. Silva

Antes de que sigas…ustedes en SIPOS lograron un convenio muy bueno…

– Elaboramos un convenio colectivo teniendo como modelo el que construyó Agustín Tosco en Luz y Fuerza y que lo puso en vigencia el interventor Lacabanne pero fue una elaboración fiel al modelo sindical de Tosco. Lo tomamos como referencia mas la ayuda de las cátedras de Derecho Laboral de la Universidad Nacional de Córdoba. Construimos un muy buen convenio, moderno, y con una cantidad de derechos importantes, que hicieron que seamos uno de los sindicatos mejores pagos.

– Recuerdo que muchos compañeros pasaron a la municipalidad y siguieron trabajando bajo el convenio de SiPOS

– Ahí tuvimos una experiencia compleja porque luego de una maniobra de la intendencia logran hacerle firmar a una cantidad de trabajadores el cambio de régimen y aceptación del estatuto municipal lo que significaba un perjuicio inmediato de derechos y también un perjuicio estratégico. Ante eso desarrollamos un conflicto muy duro en épocas de Marti y llegamos a la paralización del servicio de cloacas, con guardias de infantería de por medio, hasta que hicimos un mix, que respetaba los niveles salariales, que eran altos, y las modalidades de trabajo como por ejemplo las guardias rotativas que no estaban contempladas en el estatuto municipal, bonificaciones por insalubridad, lo que constituyó un salario muy alto que persiste hasta la fecha. Los municipales ganan bien, pero los de las cloacas ganan más.

Eso quedo como experiencia sindical, democrática, muy combativa, de la cual todavía queda hacer un balance.

– Por otra parte el SIPOS siempre fue centro de reunión de otras organizaciones, de derechos humanos, como lo fue Luz y Fuerza en algunos momentos

-Nosotros siempre tomamos como referencia las experiencias mas avanzadas y por supuesto la principal fue el modelo de organización sindical y práctica de Agustín Tosco, pero también de la UTA de Atilio López, algo de los trabajadores fabriles como Sitrac Sitram y la propia SMATA de Salamanca. Todas nos proporcionaron elementos para construir un sindicalismo con inserción en la sociedad de manera integral, una disputa cultural, una disputa política, de ideas y de proyectos, que se reflejo en la construcción de una institución, si bien dirigida, patrocinada y sostenida por el SIPOS, pero tenía total autonomía, como la Casa de los Trabajadores. Era un ámbito de organización, de formación y promoción de la clase trabajadora, de su experiencia, de su historia y de las ideas de los sectores populares que nos llevó a hacer una experiencia muy rica. Inclusive ahí se parieron, se construyeron organizaciones embrionarias que maduraron en el ámbito de la casa y luego adquirían autonomía, como por ejemplo el caso de HIJOS, que empezó en un taller de apoyo psicológico con un compañero que lo dirigía que era Roger Becerra. La organización funcionó un tiempo en el SIPOS y luego en la Casa de los Trabajadores. Así desde cooperativas de trabajo, agrupaciones sindicales que luego pasaron a ser conducción y organización de gremios, muchos surgieron de la Casa de los Trabajadores. También pasaron figuras intelectuales de América y de Europa, periodistas de la Argentina como Bayer, Aliverti y muchos otros, inclusive disputando el pensamiento y las inclinaciones religiosas de la sociedad. Trajimos al obispo mexicano de Chiapas, al obispo de Brasil Casaldaliga y a Samuel Ruiz de Paraguay que expresaban una tendencia de la religión como elemento liberador y no de dominación. Se construyó cultura, se construyo pensamiento…arte…porque surgieron desde grupos musicales juveniles, hasta artistas y poetas individuales. Un experiencia muy rica e intensa, con muchas aristas que , aunque con debilidades, todavía persiste en la realidad de Córdoba.

Ahora sigamos con tu paso a Vialidad

-Desde el año ‘97 fuimos reubicados en el estado a partir de la privatización del servicio de agua de capital, nosotros, que eramos trabajadores de la capital, nos negamos por asamblea a pasar al ámbito privado. Las opciones que nos daba el gobierno de Mestre era o pasar a la privada o indemnización por retiro. No aceptamos ni una ni otra y entramos en un conflicto de sesenta y pico de días que estuvimos en la calle y obligamos al gobierno a que nos reubicaran en el ámbito del estado. Es así que reubican a unos cien compañeros en Vialidad, una repartición que el propio Gobierno de Mestre la había vaciado de trabajadores. Ahí volvimos, en mi caso, mas un grupo importante de compañeros a hacer una nueva experiencia laboral que se mantiene hasta el día de la fecha. En una primera etapa contribuimos desde una posición de no participación orgánica en el gremio vial y mantuvimos durante un tiempo la afiliación en el SiPOS de manera provisoria. En ese ínterin hicimos una experiencia de dirección compartida informal que desplazó a la dirección burocrática de SIVIALCO, de jerárquicos y burócratas que trabajaban en tandem con el gobierno y habían perdido el convenio colectivo, suspendido en su vigencia por Mestre. Era un convenio nacional que nunca más se puso en vigencia, hasta que organizamos un conflicto desde las bases, destituimos a esa conducción del gremio por burocrática e inconsecuente. Luego promovimos, ayudamos y formamos a los jóvenes que eran afiliados al sindicato y provenían de la rama histórica de vialidad y constituimos una comisión provisoria que reemplazo a la dirección desplazada. Eso hizo que se iniciara una nueva fase del proceso de organización, que durante los primeros períodos de estos jóvenes hubo buenos resultados, tanto que en un conflicto muy duro con el gobierno de De la Sota, con el ministro Santarelli recuperamos el convenio, lo que significo un beneficio muy grande para los trabajadores de vialidad que tenían un salario muy bajo y no tenían reconocimiento de funciones ni carrera administrativa. Todo eso lo regularizamos e inclusive nos incorporan al convenio colectivo a los que veníamos de la EPOS por lo tanto se unifica la relación laboral, el régimen de trabajo y se produce una mejora sustancial del salario que prácticamente lo duplica. Desde ese momento sigue ejerciendo la conducción ese grupo que habíamos promovido hasta…

¿Eso ocurre en que año?

– Ese proceso comienza desde 2000 en adelante. Al recuperar el convenio en años posteriores se pone en vigencia la carrera administrativa, se efectivizan los contratados que eran muchos y con años de precariedad, más otros derechos que estaban postergados. Esa conducción gremial dura hasta diciembre del año pasado. Veníamos visualizando que había una serie de desviaciones, de errores, y negligencias en esa conducción y se decidió promover una alternativa para lo cual me pidieron expresamente que la encabezara, lo que me llevó a volver a la actividad sindical formal. En diciembre se llevan a cabo las elecciones y las ganamos. Yo tenía la idea de retirarme pero por una cuestión ideológica, de compromiso y de conciencia dije bueno vamos a tener que hacernos cargo e hicimos un jugada que nos salió bien. Ganamos el 14 de diciembre de 2021 y en pocos días asumimos para no darles tiempo a los que querían impedirlo. Es un gremio pequeño, de seiscientos trabajadores, pero SIPOS también lo era, aunque tenia un componente obrero importante, y construimos un sindicalismo distinto que fue punto de referencia en Córdoba,

–¿Y con qué te encontraste al volver al ruedo?

— Estamos haciendo una experiencia en un mundo laboral distinto, transformado, con una complejidad mucho mayor, donde la subjetividad del trabajador, la conciencia, la cultura ha sido alterada profundamente, donde el sentido común del modelo hegemónico ha penetrado a niveles extremos en la cultura y la conciencia de la clase trabajadora, más en un gremio con gran cantidad de técnicos y profesionales, lo que hace que la conciencia sindical haya que construirla con mucha paciencia, mucha persistencia. Hasta el momento hemos hecho algunos progresos, hemos recuperado capacidad organizativa, ademas de haber renovado la comisión directiva, en marzo hemos renovado el cuerpo de delegados en su totalidad, también la comisión de jubilados; recuperamos una cooperativa de vivienda que había sido expulsada del gremio por disidencias internas. Es decir que estamos haciendo un proceso de reorganización, de renovación total de todas las herramientas institucionales de los trabajadores, con un criterio de participación, flexible, amplio, desterrando los niveles verticalistas a niveles extremos, ejerciendo un modelo sindical mas comprometido y más inserto en el mundo del trabajo. Tanto es así que no tenemos licencia sindical estable, solamente usamos fracciones horarias para el caso de que alguna actividad sindical la justifique. La absoluta mayoría de los integrantes son jóvenes, de entre treinta y cuarenta años; solamente unos pocos superamos esa edad.

– Me decías al principio que te estabas por jubilar…

– En setiembre de este año me jubilo, dejare la actividad laboral y continuare la actividad sindical hasta concluir este período o quizás me vaya antes en la medida en que la formación de los jóvenes avance mas rápidamente. Mi idea es la de un sindicalismo de representación de trabajadores por trabajadores y no por burócratas o funcionarios que se alejan de sus bases y se transforman en profesionales de la representación sindical. Hoy nos parece que es nodal esa transformación. Si los sindicatos no tienen una presencia, una inserción en la vida cotidiana del trabajo, dejan de tener fidelidad y relación directa con la realidad del trabajo y esteriliza a las organizaciones y la transforma en cáscaras vacías que solo sirven para beneficio de cúpulas, de camarillas o que terminan traicionando a sus representados…

-Ya retomamos eso, pero vos nunca dejaste la actividad política…

– Por lo general fui militante orgánico hasta la última etapa de la dictadura militar. Cuando se empieza a abrir el proceso político, social, gremial, de recuperación del funcionamiento democrático de las instituciones, dejo de pertenecer orgánicamente a organizaciones de izquierda y desde ese momento milito políticamente como trabajador o como independiente, siempre en la fracción política e ideológica de la izquierda, en eso hasta fui candidato en frentes político. Sí desarrollé mucho trabajo en el debate político intelectual, ideológico, programático en el conjunto de la sociedad desde la función sindical desde una perspectiva de clase y con un compromiso y una practica militante que me llevó muchos años de aportar e intentar la construcción de la unidad en la izquierda. En eso hubo importantes avances pero también severos retrocesos, lo que me llevo a tomar una actitud mas equidistante de la participación en frentes políticos, pero nunca dejamos de contribuir a la vida política, social, cultural e intelectual de la sociedad en todos los planos, tanto es así que la Casa de los trabajadores que era el ámbito desde donde militábamos, tiene hoy continuidad.

-A partir de esta concepción sindical a la que haces referencia ¿como ves la situación del sindicalismo tanto a nivel nacional como local y qué se plantean como encuadramiento como gremio?

-Por asamblea general, en un momento anterior a ser conducción del gremio. se decidió insertarse en la CGT. Esa decisión democrática de los trabajadores hasta que no sea modificada por otra asamblea general, no la vamos a alterar, la vamos a respetar. Por esa razón participamos de la CGT mayoritaria cuyo secretario General es José Pihen, e Ilda Bustos como adjunta. Esa fue una decisión de los trabajadores y la vamos a mantener. Hemos participado de algunas reuniones y hemos dado nuestros puntos de vista. Creemos como estado general de situación del movimiento obrero, que en la disputa de intereses en la sociedad argentina, hay sectores que han realzado su voz, su preeminencia y su poder de decisión, de incidencia sobre el conjunto de la sociedad, en la política, en las medidas económicas, etc. En el caso de la clase trabajadora, ha retrocedido gravemente en su capacidad de incidencia, cuantitativa y cualitativamente. Hoy el movimiento obrero a pesar de que cuantitativamente sigue siendo importante, tiene menos incidencia que grupos pequeñísimos de presión, que representan intereses muy concentrados y muy pequeños. El movimiento obrero por falta de política, de claridad programática, de voluntad de defender los intereses de los trabajadores que representan, es impotente, es inoperante y más, ni siquiera es escuchado en muchos casos. Eso ha llevado a un estado de situación grave, porque si bien Argentina se mantiene como uno de los países del mundo con mayor grado de sindicalización, que también ha disminuido en relación a momentos históricos anteriores, eso no se traduce en la incidencia en la realidad, política, social, cotidiana. Los aumentos de salarios se esterilizan al poco tiempo de ser otorgados, por las decisiones que imponen sectores concentrados de la economía con aumentos de precios y maniobras especulativas. Evidentemente que el movimiento obrero no ha demostrado capacidad para defender los intereses de los trabajadores porque no es capaz de resolver los problemas que se le presentan y por cierta atomización de posiciones porque la propia estructura tradicional, que circulaba y que vivía bajo la dirección política del partido peronista hoy está atomizada en fracciones que representan distintos intereses, algunos con alianzas con los sectores de la economía concentrada, otros con sectores de servicios, eso ha hecho que hoy el movimiento obrero esté casi indefenso. Aunque existen algunas fracciones que están recuperando voluntad de lucha, de organización y objetivos.

¿Ese puede ser el caso de la Corriente Federal de Trabajadores?

– Ese es uno de los sectores

¿No ven la posibilidad de encuadrarse en ese espacio?

– Todavía estamos en un proceso de análisis. Todavía no tenemos una valoración precisa de la situación y de las opciones, porque también existe lo que originariamente fue un movimiento muy fuerte como la CTA de la que fuimos miembros fundadores con el SIPOS. Pero que hoy está en un estado lamentable, con un alto grado de fraccionamiento aunque con proyectos muy similares en la formulación, pero con prácticas muy distintas que ha hecho que además de ser una fracción minoritaria esté dividida internamente lo que la hace mas impotente aun. Por eso nosotros consideramos que eso es gastar energías para no obtener ningún resultado. Creemos que hay que replantearse las formas de organización, los criterios, los métodos de trabajo, los estilos de conducción…creemos que hay que horizontalizar y democratizar profundamente las organizaciones. Por eso nosotros hablamos de una conducción profundamente inserta en la vida cotidiana de los trabajadores y con una relación estrecha y constante con la realidad del trabajo, desde ahí reconstruir planes, métodos y proyectos políticos.

-Y la renovación de los dirigentes…es saludable el caso de la UOM

– El enquistamiento generacional de los dirigentes es un problema de todos los estamentos de la sociedad y que se desnuda y se denuncia con mayor énfasis en la clase trabajadora, pero si analizamos las distintas instituciones, desde las del poder concentrado, las cooperativas, las escolares, la justicia….el enquistamiento de generaciones que persisten negativamente en detentar la representación de esas instituciones es generalizado. En la clase trabajadora se denuncia mas, se desnuda mas, muchas veces con intenciones descalificatorias. Pero hay que reconocerlo que es negativo que los dirigentes se perpetúen en las direcciones de los gremios, porque en muchos casos degeneran en burócratas que ejercen una representación perjudicial a los intereses de los trabajadores y que solo tienen como objetivo seguir manteniendo los privilegios personales, de sus grupos o camarillas, e inclusive entrelazados con intereses empresariales y por lo tanto dejan de representar genuinamente a sus trabajadores. Una renovación generacional es imprescindible pero no termina de resolver el problema de la clase. Hay que construir un programa, una plataforma, una actualización de comprensión del mundo del trabajo donde hoy la introducción de las tecnologías, la revolución tecnológica, han producido una transformación del mundo del trabajo. Han puesto en cuestión hasta la estabilidad que era una perspectiva del trabajador, hoy es una experiencia desconocida para los trabajadores jóvenes. No saben lo que es la estabilidad, por lo tanto no es un objetivo a perseguir. Y así sucesivamente. Las tecnologías introducidas en el mundo del trabajo , el teletrabajo, el trabajo remoto, la flexibilizacion laboral a niveles extremos, tanto es así que hay trabajadores que ni saben para quien trabajan. Eso configura un escenario complejo del mundo del trabajo que no elimina el elemento fundamental, que vende su fuerza de trabajo, trabaja para otro y construye un salario, sea formal o informal. Eso quiere decir que el núcleo, la esencia del trabajador persiste. El tema es como las herramientas de la clase trabajadora pueden contener, comprender y elaborar una estrategia de defensa de esos trabajadores. Ese es el proceso que tenemos que construir, difícil pero se puede ejecutar. Hay experiencias en el mundo, algunas mejores otras peores, pero en ese sentido nosotros tenemos que construir una perspectiva del movimiento obrero entendido como las herramientas formales e informales que sirven a la defensa de la clase trabajadora

A eso habría que incorporar a los sectores de la economía popular. Si algo a demostrado el capitalismo es su incapacidad para generar el pleno empleo y su capacidad para dejar amplias franjas de la sociedad fuera del sistema productivo

-En ese sentido si hacemos un análisis de la fase del capitalismo, al haber modificado las formas de acumulación del capital desde los ‘70 en adelante, lo financiero predomina sobre los productivo, eso ha llevado también a una modificación del interés y la capacidad de trabajo que da el sistema, que es cada vez mas expulsivo, margina y excluye y el pleno empleo es una utopía o una mentira. Si no se modifica esa lógica, es evidente que va a ser imposible que haya trabajo para todos. Ese puede ser un objetivo: modificar la lógica del sistema. El otro, es tener la capacidad desde la clase trabajadora para enfrentar la informalidad y la precarización del trabajo, que se puede organizar y se puede integrar a los sindicatos desde un reconocimiento de las diferencias pero también desde una confluencia de los intereses comunes. Hay una resistencia en las organizaciones porque hay un conservadurismo en las organizaciones sindicales que no reconoce a los que no tienen un trabajo formal y por eso no los incorporan. Nosotros estamos haciendo en este poco tiempo una experiencia de incorporación a trabajadores que no son reconocidos como tales, como por ejemplo a los monotributistas que tienen un contrato de locación de servicios, que es una forma fraudulenta de relación de dependencia.

– Sobre todo en el Estado que es quien debiera cumplir con las leyes laborales y la Constitución

-Bueno, nosotros le hemos encontrado una forma para salir de esa situación de ilegalidad: en la primera renovación de delegados hemos habilitado que los trabajadores monotributistas puedan participar de la vida sindical, votar y ser elegidos. Tenemos algunos trabajadores delegados monotributistas, con la idea de dar la disputa en todos los frentes, no tan solo en lo gremial puro, sino en lo jurídico laboral, para ir construyendo formas de resistencias y ofensiva contra esas ilegalidades, mas teniendo en cuenta que es el Estado el que debiera respetar la legalidad del mundo laboral. Entonces dar respuestas a todos esos casos particulares…hay becarios y hasta voluntarios que están trabajando con la promesa de que algún día le van a hacer un contrato o un monotributo. Entonces la fragmentación del mundo del trabajo hay que entenderla, para corregirla, para organizarla para conquistar derechos, que es muy difícil porque ahora en esta fase, el capitalismo expulsa, excluye, margina, ademas de depredar la naturaleza, lo que configura una situación complicada de los ordenes sociales si a eso le agregas una pandemia producto de la crisis de la relación de la especie humana con las otras especies y con la naturaleza; la guerra como una amenaza permanente que hoy se patentiza en Ucrania pero existen otras guerras mas cruentas y graves como la de Yemen y otras, configuran un panorama de un capitalismo globalizado pero con contradicciones insalvables: la relación con la naturaleza, con el mundo del trabajo, con la estabilidad de las economías también de los países centrales; las disputas intermonopólicas; las disputas de proyectos. El capitalismo “occidental” ha tenido la hegemonía durante mucho tiempo pero hoy el capitalismo “híbrido” asiático está en una situación de fortaleza y se la está disputando, lo que se traduce en todas estas tensiones que no parece que tengan límites. Están tratando de dirimirlos como lo hicieron en otras etapas históricas por medio de guerras. Entonces es un mundo lleno de riesgos, de incertidumbre. En ese mundo, la clase trabajadora tiene que desenvolverse, tiene que organizarse, tiene que construir proyecto, tributar, construir bloques populares, cuestionar ordenes sociales que no sirven, que no van mas y el tema de la marginación y la informalidad económica hay que organizarla para que trabaje a la par con su comunidad de intereses, con los trabajadores formales. Desde ahí podemos construir un bloque popular que inclusive contenga a otros sectores populares que hoy han sido cooptado e inclusive tributan y trabajan afanosamente para fortalecer este proyecto elitista, atentando contra sus propios intereses. En la medida en que no recompongamos y construyamos un proyecto claro de todas las diversidades de la clase trabajadora y el bloque popular de las sociedades, este orden social va a persistir. Va a seguir produciendo desigualdad, injusticia, muertes, hambre

– En otras épocas hablábamos de la clase obrera como el sujeto histórico de la revolución o de los cambios sociales, hoy no parece que sean los trabajadores los que proponen los cambios mas radicales, han surgido otros sectores como el feminismo, el ambientalismo, etc que se presentan como mas dinámicos y revulsivos. Tal como fue el proceso chileno…

– Si prospera la reforma constitucional puede sobrevenir en Chile un cambio de orden social. Boric es producto de las luchas de esos movimientos y no hay que apresurarse a definirlo porque forma parte de un proceso en curso, dinámico, contradictorio, con potencialidades y con debilidades. Esa es una experiencia que se está dando en el mundo tanto por izquierda como por derecha, porque en una situación social con un mundo en crisis, con tantos problemas, con tanta incertidumbre, los intentos de resolución son de dos características: una la reaccionaria para consolidar esas sociedades desiguales e injustas, que se dan por derecha y tienden a profundizar el carácter autoritario, excluyente y represivo para sostener las élites; la otra es la búsqueda afanosa y muchas veces confusa de los pueblos, de las víctimas del sistema, que quieren construir un orden social mas justo. Lo de Chile podría identificarse con esta instancia, pero es un proceso en desarrollo. No podemos decir de que sea un modelo, ni que sea un mal ejemplo por sus debilidades. Creemos que hay otros ejemplos de búsquedas que revitalizan procesos populares en Latinoamérica, como el caso de Bolivia que ha atravesado situaciones de crisis extremas como un golpe donde confluyeron el imperialismo yanky, y la activa participación de los países principales de Latinoamérica, para destruir la experiencia de Evo y ha tenido capacidad popular para defenderse, resistir, derrotar ese ataque y volver a conquistar el Estado. Eso no quier decir que ya sea una etapa concluida. Sigue la disputa, pero ahora con más chances. Por eso hay que mirar con atención. Hay otros procesos de búsqueda de revitalizan de otros procesos populares en Latinoamérica, con características distintas a lo que fue la oleada de lo que se llamó los “presidentes progresistas”. Hoy se busca reconstituir el ciclo progresista con algunas diferencias, como por ejemplo Argentina, Brasil, sin la característica de grandes expresiones populares movilizadoras que irrumpen e imponen; se va emergiendo de nuevo pero con una debilidad de sustentación popular. En Perú hubo un proceso de movilización popular, como en Chile y Colombia donde se abre una perspectiva. Es decir hay una diversidad de situaciones, el tema es ver como se articulan esos procesos diferentes pero que tienen aunque con matices, una orientación común. Si no se articulan y ayudan mutuamente, nuevamente va a operar la reacción, el imperio, las disputas imperiales y van a volver a restituir su orden injusto; eso es un riesgo. Cuando se instala lo que se llamó la ola progresista en Latinoamérica, etapa de la que todavía hay que hacer un balance, el avance fue político, de liderazgos políticos, pero no hubo un acompañamiento del movimiento obrero que vaya en correlato construyendo articulación latinoamericanista, que vaya construyendo instituciones para fortalecer ese proyecto político. Es decir que hubo una cierto despegue de la política de los procesos populares, que venían mas retrasados. El movimiento obrero no jugó un rol progresista, al revés, fue retardatario. Si hubiera habido un acompañamiento que se traduzca en realizaciones concretas, tal vez hubiera sido mas difícil la derrota que sufrieron o hubieran permanecido mas tiempo. Hoy hay que plantearse como un déficit a resolver. No tan solo el movimiento obrero, sino también las minorías o los movimientos emergentes. Hay por ejemplo movimientos muy intensos que van desde el feminismo, las organizaciones sociales, los organismos de DDHH, las juveniles, las ambientalistas que pueden tributar. Pero para eso el movimiento obrero, las organizaciones políticas tienen que tener claridad para articular y, no por los matices y diferencias genuinas que existen, desconocerlos o no contemplarlos en una articulación general. Todos forman parte de lo que podría llamarse imprecisamente el bloque popular.

En ese sentido ¿cómo ves al gobierno nacional y al provincial?

– A nuestro entender, luego de la primera fase del neoliberalismo, que en este país fue muy cruenta, donde se destruyó prácticamente el poder del Estado, que era pretendidamente de bienestar, con déficit, pero un estado potente con capacidad económica, productiva y de regulación. Además impuso una derrota cultural a los modelos de bienestar y la cultura del individualismo, impuso el negocio político ligado al negocio económico, generó una situación de grave retroceso integral. Cuando se produce la emergencia de los proyectos progresistas, a la par se despliega una pretensión de continuidad del neoliberalismo, que es lo que se llamó en algún momento el menemismo tardío, que se expresó no solo en una fracción importante del peronismo, sino también en sectores del radicalismo y por supuesto en la derecha tradicional que construyó un proyecto que lo expresó Macri. Y lo que hay que entender es que si no se fortalece la alternativa progresista se va a restituir otro intento de instalar el proyecto reaccionario con mayor componente autoritario y de desigualdad. En este proceso la vuelta del peronismo al gobierno no es de la misma característica que el kirchnerismo, es mucho mas débil, es mucho mas asediado por los poderes concentrados que han vuelto a recuperar poder de decisión en esta sociedad, con el imperialismo yanqui con una intervención mas enérgica y mayor atención a Latinoamérica. Todo esto genera una serie de limitaciones severas, inclusive por las propias convicciones de los que hoy encabezan esta vuelta del peronismo al gobierno, que ya no tiene un afán progresista y popular cercano al peronismo histórico. Es casi un débil intento socialdemócrata que para Latinoamerica es impostado porque su realidad no es la de Europa y allá ha sido la continuidad y realización del neoliberalismo. Entonces si ensayamos esos proyectos acá no solo es hacerlo tarde sino que ha quedado demostrado que es impotente y negativo. Por eso no se visualiza que se vuelva a fortalecer un proyecto popular que independientemente de sus limitaciones sea mas claro.

– Cuando hablas de fortalecer una opción progresista frente a la derecha agresiva ¿te referís al Frente de Todos?

-Sería una parte, porque hoy el FDT es gobierno y las debilidades que demuestra son graves. Si no se articulan con todos los movimientos sociales, con todas las minorías intensas que existen y con otros sectores políticos y del trabajo, que se forme verdaderamente un bloque popular mas nítido, con voluntad de poder y de realizar las transformaciones necesarias, que significa quitarle a los privilegiados de esta sociedad, afectar intereses concretos, no hay muchas perspectivas.

– En ese panorama el gobierno provincial juega para la derecha. Desde la construcción del cordobesismo, que vos definiste como menemismo tardío, sumó a Cavallo, a Kammerath…

– La caracterización que nosotros hacemos del gobierno provincial es que es el intento de continuidad del neoliberalismo mas estable, porque recordemos que Mestre se fue, aplicando todas las políticas neoliberales que ciertos sectores del radicalismo habían tratado de moderar. Hizo un ajuste criminal al mejor estilo menemista y luego De la Sota pretendió continuar, con algunas modernizaciones, pero en esa mismo modelo de exclusión, de marginación, de desigualdad. El tema es que se subestimó eso, e inclusive la calificación de menemismo tardío es correcta, porque hoy si uno lo mira, es eso, con una construcción de poder mas consolidada. Porque se ha insertado y articulado con los intereses mas concentrados e injustos de Córdoba y sigue gobernando. A nuestro entender ese proyecto se construye desde la crisis del último gobierno peronista antes de la dictadura cuando acá se destituyó a Obregón Cano y Atilio López, cuando se empieza a instaurar el terrorismo de estado, que luego institucionaliza la dictadura. En ese momento empieza a adueñarse del poder la élite cordobesa, esa fracción de clase que expresa intereses muy concretos y que hasta hoy lo sigue detentando independientemente del partido que gobierne, y están buscando alternativas de continuidad. Así que las opciones que se presentan como recambio al oficialismo van en el mismo sentido. No hay en Córdoba un esbozo de una opción progresista con ciertas chances. Compiten para ver quien es mas elitista y persigue un orden social mas injusto

¿En Córdoba con quienes tienen afinidad?

-Nosotros queremos construir una inteligencia común con todos los compañeros que tengan un grado de comprensión similar, aunque haya matices, con nuestras caracterizaciones. Creemos que hay que tener mucha flexibilidad, creemos que hay una pequeña renovación de los cuadros en los gremios, que hay una mayor presencia en los gremios de las corrientes de genero; de DDHH, que se están insertando y están siendo aceptadas en las estructuras conservadoras de los sindicatos. Eso puede producir una renovación del pensamiento también. Desde ahí queremos confluir con esos sectores, con mucha flexibilidad. No ignorar lo que es la realidad del movimiento obrero y tratar de tributar a la construcción de una propuesta amplia y flexible tácticamente que en primera instancia atienda la urgencia, es decir que vuelva a instalar en la disputa económica, política y social al movimiento obrero, como una fuerza que tenga protagonismo y no como ahora, cuyo rol es intrascendente o no existe. Esa es la primera urgencia, porque si estamos hablando de que las únicas opciones que se presentan en Córdoba son proyectos reaccionarios, es imprescindible que el movimiento obrero este en condiciones de defenderse, de lo contrario van a arrasar con los derechos de los trabajadores, por eso la urgencia. Rápidamente alcanzar niveles de acuerdos mínimos que nos den unidad programática, capacidad organizativa y capacidad de acción que también falta. Con esos tres elementos enfrentar el riesgo que se viene. Y mientras tanto en la acción ir construyendo mayores niveles de coincidencias para desplegar un proyecto propio que sea muy abarcativo, muy articulador e inclusive jugando un rol coordinador de todas las expresiones progresistas. Esa es la idea.

-¿Ves posibilidades de jugar fuerte en la CGT para imprimirle esa dinámica?

– Es muy difícil. Hay algunos movimientos a nivel nacional que hay que mirarlos muy atentamente; este proceso de renovación de la UOM va a tener incidencia, hay otros sectores que están larvariamente en ese proceso. Hay que ser cuidadoso y tener flexibilidad táctica, con mínimas coincidencias trabajar con sectores del movimiento obrero y coincidir mas en la acción que es como se avanza mucho mas que en el debate teórico o formulativo al que estamos acostumbrados.

-¿Y tu futuro…te jubilas, te vas a Icho Cruz y que haces?

– Me dedico a hacer balance de experiencias y tratar de transmitirlas, a hacer capacitación, estoy escribiendo bastante pero no me satisface. Es necesario para hacer un buen balance tomar distancia histórica y contribuir a la formación de los potenciales nuevos cuadros. En eso estoy trabajando mucho con algunos compañeros de vialidad y de otros gremios también.

Alberto Hernández

Publicado el por Alberto Hernández | 2 comentarios

¿Rusia inició una guerra justa?

La guerra es una mierda. Cualquier guerra. Mueren inocentes que no combaten y también los que combaten y no tienen más remedio; se destruyen familias y se violan los derechos humanos; se destruyen bienes materiales y culturales. Es una lacra de la humanidad.

Ojalá algun día podamos vivir en una sociedad justa y solidaria, donde reine la paz y la convivencia entre todos los que habitamos este planeta sin distinción de culturas, etnias, religiones u orientación sexual. Ojalá algun día dejemos de autodestruirnos.

Esto debería haber sido así desde siempre, pero lo cierto es que este mundo se hizo con guerras, violencia y muertes y la humanidad actual, nosotros mismos como personas, somos resultados de ese derrotero histórico. Desde la leyenda bíblica del asesinato de Abel en manos de Caín. Guerras de conquistas (2), guerras religiosas (1), guerras imperialistas, guerras revolucionarias (3) y de independencia. Las ambiciones de riquezas y de poder, pero también de ideales inalcanzables por otros métodos en este mundo violento, las impulsaron.

¿Hay algunas guerras justas y otras injustas? Pues sí .Y tiene que ver con la subjetividad, con un imperativo moral y depende de qué lado de la historia nos ubiquemos, de la concepción del mundo que se tenga y del tipo de sociedad con que se sueñe. Toda guerra es una confrontación de intereses. Pero algunas abogan para el lado de la libertad, la justicia y la democracia y las otras para afirmar un mundo de privilegios para pocos, que para algunos son el orden natural de las cosas y por eso justifican defenderlo. Ambas conllevan muerte y destrucción.

¿Fueron guerras justas las que llevaron a cabo nuestros próceres por sacudirse la dominación colonial? Si España no hubiera anexado estas tierras a su imperio y masacrado a sus habitantes, tal vez no hubieran sido necesarias. Sin embargo se hicieron a sangre y fuego y no fueron del agrado de muchos que preferían en función de sus negocios, seguir siendo colonia de España, de Gran Bretaña o de EEUU ¡y dejaron sus herederos! ¿Fueron guerras justas las que se hicieron en toda América contra los habitantes originarios, extinguiéndolos casi? Desde la perspectiva de quienes levantaron la consigna sarmientina de “civilización o barbarie” sí. Desde los que aspiraban incorporar el continente a la economía mundial y al capitalismo naciente también. Eso era el progreso.

Y podemos seguir con innumerables ejemplos algunos más contundentes, como la guerra de secesión en EEUU, la guerra civil española, Vietnam, las dos guerras mundiales y más y más y mucho más. Ahora bien, ¿es una guerra justa la que Rusia llevó a territorio ucraniano? ¿De qué lado deberíamos estar?

Para Ramiro Gómez, miliciano madrileño de la Brigada Ruben Ruiz Ibarruri- Caravana Antifascista de Banda Bassotti, que fue como voluntario en el 2014 a luchar contra el fascismo en Donbass, es una guerra justa la iniciada por Rusia. Pero no se confunde y aclara antes de exhibir sus argumentos: “…para prevenir a los niños rata que aparezcan, diré que Putin me da asco, y que Rusia no es la URSS y sus políticas nada tienen que ver con su pasado soviético, pero me niego a poner el foco en Rusia, porque considero que es poner el eje de la balanza en un lugar erróneo y que sólo puede dar pie a posiciones manipuladas”.

Entre una larga y desgarradora historia de penurias nos refresca: “Han pasado ocho años en los que el ejército ucraniano ha masacrado sin piedad y sin interrupción al pueblo del Donbass. Ocho putos años en los que todos habéis guardado silencio cruel y cómplice. Desde los medios, hasta los que ahora sacáis vuestros ofensivos cartelitos de «No a la Guerra». Las victimas civiles “oficiales” que son infinitamente más cortas que las reales, reconocen 14.000 personas asesinadas. Los batallones nazis a su vez, tomaban pueblos enteros, violaban a placer a todas las mujeres y niñas, saqueaban las casas, torturaban a los hombres e incluso celebraban orgías en las que violaban a bebes delante de sus madres. Podéis comprobar quién era el Batallón Tornado”

Y concluye luego de un largo y descarnado repaso por la historia de horror que ha debido padecer el pueblo de Donbass: “La OTAN, USA y Europa son criminales y asesinos. Las guerras de potencias entre las que incluyo a Rusia deberían ser frenadas todas de inmediato. Los y las trabajadoras del mundo deberíamos estar unidos contra sus guerras, contra todas sus guerras, y contra los oligarcas de un lado y otro. Eso sería ideal. Obreros ucranianos y rusos expropiando a los oligarcas y construyendo un entorno de apoyo mutuo y solidaridad. Pero estamos a años luz de eso y a mí lo que me importa ahora, es que la gente del Donbass podrá salir de sus refugios y jugar en un parque con sus hijos, sin miedo a saltar por los aires, por primera vez en 8 años”. Es justo.

Entonces ¿de qué lado deberíamos estar? Y, como criticó el miliciano, del lado de la paz, repiten a coro casi todos los gobiernos del mundo y «las buenas gentes del pueblo para tener tranquilo el sueño» – como cantaba Patxi Andión. Una buena parte de los gobiernos del mundo, están preocupados por la violacion de los derechos humanos en Ucrania y condenando la invasión rusa, plegados disciplinadamente a los intereses geopolíticos yanquis. Pero todos ellos callaron y siguen callando sin condenar, cuando EEUU y sus lacayos europeos, arrasaron países en nombre de la libertad, la democracia y el progreso, asesinaron millones en ellos y dejaron hambre, miseria, y buenos negocios para sus empresas. ¿Cuánto hace que Israel, viene ocupando territorio palestino y asesinando su gente? ¿Cuanto hace que EEUU y su claque europea vienen bloqueando a Cuba y Venezuela? Y matando gente, porque no solo matan las balas. Se mata por hambre, por falta de salud, por pobreza, como mata el neoliberalismo que luego de la caída del mundo socialista se convirtió en sistema hegemónico en el mundo bajo la tutela y protección de los EEUU. Para más detalle, y ante la acusación que Biden le hiciera cínicamente de «criminal de guerra», Putín les recordó quiénes eran en verdad los terroristas señalando minuciosamente cada hecho de guerra emprendido por EEUU con gobiernos republicanos o demócratas y sus aliados de la OTAN, cada golpe o intervención de la CIA, contra países que no se alineaban disciplinadamente a sus intereses.

De nuevo ¿de qué lado habría que colocarse en este caso? En esta guerra no están en juego cuestiones ideológicas, ningún bando promete alumbrar una nueva etapa civilizatoria, un mejor destino para la humanidad. Pero lo que sí deja claro en forma cruel y descarnada -como toda guerra – y lo proclama a viva voz el presidente de la Federación Rusa, que el siglo XXI ya no es el del dominio de EEUU sobre el mundo, donde han emergido otras potencias que están emparejando la balanza del poder global.

Y como decíamos en una nota anterior para los que no se han enterados o se hacen los distraídos: “La guerra en Ucrania ha puesto dramáticamente negro sobre blanco el mundo multipolar que se viene junto a la decadencia de los imperios. Una Latinoamérica unida y fuerte como uno de los centros de poder económico y político deberá emerger para discutir el poder en ese mundo sin ningún tipo de vasallaje y en eso será fundamental la capacidad de combate de los movimientos populares.” Ese dato insoslayable de la realidad global no puede ser ignorado por los gobiernos populares de nuestro continente si aspiramos a recuperar la soberanía y construir una sociedad igualitaria y una vida digna de ser vivida por nuestra gente.

Lamentablemente el gobierno argentino, con su voto en Naciones Unidas condenando a Rusia y algunos otros antecedentes en materia de política exterior, parece no solo ignorar esa realidad sino haberse inclinado estúpidamente por ser furgón de cola de la geopolítica de los EEUU. Sin un posicionamiento digno y soberano, no tendremos futuro como pueblo y ni siquiera será posible que el gobierno cumpla con sus promesas electorales.(*)

(*) Este párrafo fue agregado a la nota original el 08/04/22, luego de la votación en el CDH de la ONU donde Argentina voto a favor de la suspensión de Rusia como miembro, apoyando el proyecto propiciado por EEUU.

(1) San Agustín y más adelante Santo Tomás de Aquino, retoman la doctrina de la guerra justa. En aquel tiempo se decía que: «El orden natural es un reflejo del orden divino. El soberano legítimo tiene el poder de establecer y mantener este orden. Como el fin justifica los medios, los actos de guerra cometidos por causa del soberano pierden todo carácter de pecado. Esta guerra es declarada justa; Dios la quiere; a partir de este momento, el adversario es enemigo de Dios y, como tal, sólo podría hacer una guerra injusta».

(2) El teólogo español Francisco de Vitoria, fundamenta sobre el derecho de la guerra de los españoles contra los «bárbaros», que trata cuatro puntos fundamentales: Si es lícito a los cristianos hacer la guerra, en quién reside la autoridad para declarar y hacer guerra, cuáles deben ser las causas de una guerra justa y qué cosas pueden hacerse contra los enemigos en una guerra justa. .

(3) «La historia conoce sólo dos tipos de guerras: las justas y las injustas. Apoyamos las guerras justas y nos oponemos a las injustas; todas las guerras contrarrevolucionarias son injustas; todas las guerras revolucionarias son justas.» (Mao Tse Tung)

Alberto Hernández

Sobre la génesis del coflicto Rusia-Ucrania, los intereses en juego y sus protagonistas es recomendable leer la nota de Daniel Roy en su blog Mundo Global, titulada Ucrania: cóctel de gas, neonazis, OTAN y oligarcas rusos donde repasa la disputa por la provisión del gas a Europa y la hipocresía y el cinismo de los EEUU y los países de la OTAN, verdaderos criminales de guerra. También nos dice que «Los argentinos deberían recordar muy bien a la OTAN, porque durante la guerra de las Malvinas, fue quien precisó la posición del ARA General Belgrano y a pesar de que el mismo estaba fuera de la zona de guerra establecida, el submarino nuclear británico HMS Conqueror le disparó 2 torpedos. El ARA General Belgrano se fue a pique y murieron 323 marineros argentinos»

Publicado en Uncategorized | Etiquetado , , , , , | 1 Comentario

Las estirpes condenadas a cien años de soledad no tiene una segunda oportunidad, escribió el colombiano García Marquez para finalizar su historia sobre el castigado Macondo. En el caso de Gustavo Petro, se presenta una segunda oportunidad. Claro que para él solo pasaron cuatro años desde aquél 2018 cuando con su Colombia Humana estuvo a punto de arrebatarle el gobierno a la derecha oligárquica que sí gobierna ese país desde hace más de cien años. Tampoco estuvo tan solo en estos tiempos, en los que el gobierno títere (del uribismo y de los EEUU) de Iván Duque fue derrapando en el desprestigio y ganándose el encono y la furia de vastos sectores populares. A lo largo de este tiempo Petro no solo fue prestigiando su figura acompañando la resistencia de un pueblo a las políticas neoliberales y a la violencia del sistema, sino que se supo rodear de aliados, con los cuales ha conformado el Pacto Histórico, que ahora sí parece que está en condiciones de alzarse con el triunfo electoral. Y, como lo habíamos sugerido en la anterior contienda presidencial – y no acertamos por poco- , ahora estamos, como lo dice el título del libro que publicó recientemente la Editorial Controversia, frente a “Las elecciones que pueden cambiar la historia de Colombia”.

El Pacto Histórico, que está abrumadoramente al frente de las encuestas y ha llenado las plazas del país, ha reunido además de Colombia Humana, el movimiento de Petro, al Polo Democrático Alternativo, a la Unión Patriótica, a la Alianza Progresista, Poder Ciudadano que tiene como referente a Piedad Córdoba y a representantes de movimientos campesinos, feministas, pequeños y medianos productores y juveniles en un amplio frente contra el uribismo, algo que veníamos auspiciando cuando comparábamos la situación colombiana con la chilena. Decíamos: “La diferencia con el país trasandino es que acá al calor de la movilización popular se van referenciando algunos dirigentes políticos como Gustavo Petro y otros, que permiten avizorar con esperanza la posibilidad de conformar un amplio frente contra el uribismo (al igual que el que le permitió a Alberto Fernández llegar a la presidencia en Argentina) para desterrarlo en las próximas elecciones de la historia futura de Colombia. Mientras tanto y como falta mucho, habrá que seguir en la calle enfrentando las políticas de ajuste y de muerte del cada vez más desprestigiado gobierno del subpresidente Duque.”

Ahora no falta nada, las elecciones están ahí y el frente se conformó.

El Pacto ha revitalizado la esperanza de vastos sectores de la población colombiana, abrumados por la desocupación, la pobreza, la desigualdad, la discriminación, la violencia, la corrupción y la brutalidad represiva de un narco estado al servicio de los más ricos. La salud es un negocio al igual que la educación. De cada diez trabajadores se pensionan tres y con salarios paupérrimos. El neoliberalismo que hace presencia en el país desde hace décadas, ha propiciado el libre mercado, primarizado la economía, destruido el incipiente mercado interno y a los productores locales con la firma de los TLC. En materia de política exterior se ha subordinado a los intereses geopolíticos de los EEUU, cancerbero del sistema capitalista global, a tal punto que no solo tiene siete bases militares en su territorio y la DEA instalada como oficina de monitoreo, sino que es el único país latinoamericano que integra la OTAN como socio global. Es una verdadera cabecera de playa de los yanquis en Sudamerica y como tal obedece fielmente las ordenes del pentagono. No por nada ha sido el principal socio en el continente en la política de agresión a Venezuela propiciada por las administraciones republicanas y demócratas del país del norte.

El próximo 13 de marzo serán las elecciones legislativas que serán claves a la hora de obtener una representación tanto en el senado como en la cámara de representantes que le permita la sanción de las leyes imprescindibles para verdaderamente cambiar la historia de Colombia.

Entre los candidatos a esos cargos hay representantes de distintos estamentos de las sociedad colombiana, que da cuenta de amplio espectro social que cubre la alianza Pacto Histórico.

Entre ellos destacamos a María José Pizarro, candidata a senadora y actualmente miembro de la Cámara de Representantes en la cual desarrolló una destacada labor siempre compenetrada con las problemáticas de los movimientos sociales y el proceso de paz; el ingeniero agrónomo César Pachón, líder social y representante de millones de campesinos, también candidato al senado; Natalia Munevar, Ingeniera y activista feminista, antirracista, ecologista y candidata al Congreso en el exterior; el filósofo y magister en economía David Racero candidato a la Cámara de Representantes; Robert Daza Guevara campesino del Territorio Campesino Agroalimentario Del Norte de Nariño y Sur del Cauca y Dirigente del CNA como candidato al Senado y Alirio Uribe Muñoz defensor de Derechos Humanos, candidato a la Cámara de Bogotá. También es de destacar la actual concejala de Bogotá Susana Muhamad, activista ambiental, que ejerce la vicepresidencia de la junta de coordinación Nacional de Colombia Humana.

Las elecciones legislativas darán una muestra de lo que se puede esperar para las presidenciales de mayo, en las que definitivamente Petro podrá decir – si no existe fraude de por medio y las encuestas se confirman- aquí estoy, vengo a cambiar la historia de Colombia.

Claro que no será fácil. El poder que tienen los grupos económicos, los medios que los protegen y buena parte de la justicia que, siempre y como en casi toda Latinoamerica, es patriarcal y vasalla de esos intereses, se le sumarán a los demás problemas sociales que hemos enumerados y que solo tendrá solución en la medida en que se enfrente con determinación al neoliberalismo; que se termine con la dominación colonial de los EEUU y se proponga compartir un destino común con Latinoamerica. La guerra en Ucrania ha puesto dramáticamente negro sobre blanco el mundo multipolar que se viene junto a la decadencia de los imperios. Una Latinoamérica unida y fuerte como uno de los centros de poder económico y político deberá emerger para discutir el poder en ese mundo sin ningún tipo de vasallaje y en eso será fundamental la capacidad de combate de los movimientos populares. En eso consiste un cambio histórico. De lo contrario habrá que resignarse al destino de Macondo que no tuvo una segunda oportunidad.

Alberto Hernández

Otras notas de Campaneando sobre el proceso colombiano:

Colombia: el neoliberalismo asesina a plomo o por hambre (may. 2921)

¿Colombia arde? ¡y si no que arda! (feb. 2020)

Colombia: los muertos de la paz y la vuelta a las armas (sep. 2019)

Colombia: la lawfare contra Petro (nov. 2018)

Colombia: Iván Duque ¿ingenuo o falaz? Primera nota (ago. 2018)

Los planes de Alvaro Uribe y su testaferro político Iván Duque para Colombia: la profundización neoliberal y del modelo de dependencia (jul.2018)

Colombia: Iván Duque ¿ingenuo o falaz? Segunda nota. Unidad para frenar la corrupción (oct. 2018)

El «kirchnerismo colombiano» ante una posibilidad histórica (feb. 2018)

Colombia en la ruta distópica del macrismo (dic. 2017)

Publicado el por Alberto Hernández | Deja un comentario

Hace más de un año, desde este sitio, decíamos que tenían que gobernar los representantes del pueblo y no la justicia y que había que ampliar la corte y producir una profunda reforma judicial, sumándonos a otras voces que ya lo venían planteando. También decíamos que si el gobierno era impotente para resolver un conflicto de poderes que pulverizaba el equilibrio republicano y el estado de derecho, debería ser el pueblo en la calle quien pusiera las cosas en orden.

Pues ahora, luego del descarado fallo – gota que rebalsa el vaso – respecto del Concejo de la Magistratura en el que se atribuyen facultades legislativas, esta corte de cuatro tipos que se votan a sí mismos y está floja de papeles, debería embalar sus efectos personales y abandonar prestamente el palacio de justicia. Eso es lo que va a exigir una importante cantidad de ciudadanos de todo el país, el primero de febrero.

No hay más cosas que agregar a lo que escribimos en aquélla oportunidad, salvo las últimas y contundentes calificaciones de destacados hombres de leyes como Zaffaroni y Barcesat que dado la “ gravedad institucional en el obrar de la Corte Suprema”, iniciaron el pedido de juicio político, o el cordobes ex Juez Federal Miguel Rodríguez Villafañe que dijo a quien quiera oir: “tenemos una Corte Suprema sin autoridad moral”. Ni que hablar del Juez Juan Ramos Padilla que trató de “delincuentes” y “corruptos” a los supremos. El propio presidente, aunque más cauto y limitado naturalmente por su investidura, afirmó que “…el funcionamiento (de la corte) es un problema muy serio” y que “la justicia parece ser un coto cerrado de la oposición”.

Ahora ha llegado la hora del pueblo. Decíamos en el artículo de marras: “…si hay evidente conflicto de poderes, deberá entrar en juego el titular de la soberanía popular que es el pueblo. La Constitución manda armarse en su defensa. Y aunque no se llegue a eso habrá que generar organización y estar en la calle, para decirle a la corte suprema y los poderes fácticos que no pueden gobernar. ¿No es hora acaso de que el poder político se rebele contra los fallos judiciales que son notoriamente inconstitucionales y contrario a las leyes y procedimientos? De otra forma la derecha se va a llevar puesto al gobierno o lo va a poner de rodillas que es lo mismo. De nada va a servir tanto sacrificios hechos para zafar de la peste si el pueblo va a tener que soportar otra peor y mas duradera como la que vivió con el Macrismo. Nunca más, tiene que ser nunca más, a lo que dé lugar.” Con más fundamento y propiedad lo decía Eduardo Barcesat para la misma época: “El art 36 de la Constitución Nacional establece en su último párrafo que se le reconoce al pueblo argentino el derecho de resistir los actos de violencia institucional” Y lo que la Corte ha resuelto constituye violencia institucional. En ese caso “…el pueblo de la Nacion Argentina – sigue diciendo Barcesat – no puede aceptar esto. Una vez hemos dicho nunca más y el artículo 36 es descendencia de ese nunca más y vamos a preservar ese valor ganado por el pueblo argentino de vivir en democracia y en defensa del orden constitucional”

En uso de ese derecho, miles de ciudadanos – y deberían ser millones – se movilizan el primero de febrero convocados por la acción decidida y valiente del Juez Juan Ramos Padilla, al que ya la la Corte ha denunciado penalmente, junto a Luis D’Elía y Juan Martín Mena. A ellos se han sumado otros dirigentes y hombres de leyes, junto a funcionarios y diversas organizaciones políticas, gremiales y sociales llamando a movilizarse por la cabeza de los supremos. Y cada día se apuntan más. No se puede vaticinar cuantos serán, pero sí que esto no va a terminar ahí. Será éste el primer paso y como más de uno lo clama, hasta que se vayan.

Como contrapartida cabe también mencionar el sospechoso silencio – al menos hasta la publicación de esta nota – de algunos que no se sabe a qué o para quién están jugando, como la CGT y otros que se dicen nacionales y populares o de «izquierda». Y que en el caso de la central obrera, a no ser que tenga más de uno una carpeta por la cual preocuparse, el destapado accionar de la “Gestapo” macrista contra los gremios deberia constituir sin dudar un elemento movilizador, que los llevara a apoyar esta iniciativa. Pero como desde hace tiempo, los gordos dudan a la hora de jugarse por los destinos de la patria y la democracia, se sienten mas cómodos sentados en la mesa de los poderosos, que al lado del pueblo en la calle.

La justicia – más propiamente el poder judicial- es de los tres poderes el más desprestigiado y goza de una pobrísima imagen entre la población que está lejos de medirla por sus descaradas pretensiones de erigirse en monarcas, y sí más por su sesgo patriarcal y clasista. Rápida para sobreseer a los ricos y condenar a los pobres y más que morosa y machista en las cuestiones de género. Y como pústula que lo demuestra está la prisión de Milagro Sala que ya lleva seis años y que, al decir de Zaffaroni, es una prisionera política de la cloaca de Gerardo Morales. De allí que más allá de la disputa de poder planteada, tal como dice Ramos Padilla: “Esta marcha no es de los radicales con memoria, ni de los peronistas K, o justicialistas, o como quieran autodenominarse, de la izquierda, tampoco de la centro derecha con sentido de Pueblo y Patria. Es para todos los argentinos que queremos recuperar la patria. Unidad es la consigna.”

Por la renuncia de la Corte, por la libertad de Milagro y demás presos políticos, y la reforma de la justicia, el pueblo en la calle es la unica garantía.

Ah…y también hay que ir por el FMI.

Alberto Hernández


Publicado el por Alberto Hernández | 1 Comentario

Hoy quiero construir y destruir,
levantar en andamios la esperanza.
Despertar al niño,
arcángel de las espadas,
ser relámpago, trueno,
con estatura de héroe
para talar, arrasar,
las podridas raíces de mi pueblo.

Clementina Suárez, poetisa hondureña

El esperanzador triunfo de Xiomara Castro en Honduras y que viene a romper con doce años de gobiernos de derecha surgidos luego del golpe de estado del 28 de junio de 2009, contra su esposo Manuel Zelaya, promete devolver al pueblo derechos conculcados y terminar con una de las mas sórdidas experiencias neoliberales del mundo: las “ciudades modelo”

Proyecto de ZEDE en Roatán

Concebidas por el Premio Nobel Paul Romer, estas ciudades que, a modo de ensayo, han empezado a erigirse en Honduras bajo el nombre eufemístico de Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) son una muestra de ese futuro al que nos quiere llevar el gran capital internacional que se impone por sobre el poder soberano de los estados nacionales con la complicidad de las élites locales. Estas zonas ya definidas  como áreas del territorio nacional están sujetas a un “régimen especial” donde los inversionistas estarán a cargo de la política fiscal, de seguridad y de la propia justicia mediante tribunales autónomos e independientes que pueden adoptar sistemas o tradiciones jurídicas de otras partes del mundo. Esas ciudades que se intentan erigir en la isla de Roatan, La Ceiba y Puerto Cortés sobre el Atlántico, y algunas más que, a pesar del hermetismo con que todo se manejó, se sospecha estarían en Choluteca sobre el Pacífico. Puerto Lempira y toda la zona de la biósfera del Río Plátano en el departamento de Gracias a Dios y en Choloma. El proyecto implica la venta de grandes extensiones del territorio nacional a las corporaciones con la consecuente expulsión de sus habitantes, muchos de ellos indígenas con asentamientos ancestrales en el lugar y la destrucción del ecosistema. Prometen erradicar la pobreza, la inequidad, la violencia y la corrupción que, por el contrario, sí seguirán existiendo fuera de sus fronteras para los que deseen seguir viviendo bajo las normas que fije el estado nacional. Capitalismo feudal en su mayor expresión, paraíso de la meritocracia y de los dineros inconfesables.

¿Que son estos engendros impulsados por la ambición de riquezas y poder de las corporaciones internacionales? Lo dejamos al licenciado Alejandro Marcó del Pont que lo explica en su blog El Tábano Economista:

“…en las “ciudades modelo” el componente central radica en el nivel de autonomía que posean. Es decir, tiene necesariamente que  ser una entidad auto gobernada cuyos niveles de independencia deben trascender el plano estrictamente tributario o económico, para abarcar la esfera de la determinación administrativa, la aplicación de la justicia, el ejercicio legítimo de la fuerza, entre otros (…) La mirada más racional señalaría que el concepto de Ciudad Modelo está más orientado a asegurar la subordinación del trabajo humano al capital y garantizar la preeminencia de la maximización de utilidades por encima de un crecimiento con una justa generación y distribución de la riqueza.”

El objetivo de las ZEDEs supuestamente es para acabar con la corrupción en Honduras y para crear empleos, pero veamos quienes son sus diseñadores: algunas de estas «ciudades modelo» son planificadas por Honduras Próspera LLC. Dos de los miembros de Honduras Próspera, Cesar Balmaseda y Erick Brimer, son miembros de ALEC, una organización de la supremacía blanca en los EEUU. Barbara Kolm era la presidenta de ZEDE CAMP que establece las regulaciones de ZEDE. Es presidenta del Instituto Hayek de extrema derecha y directora del Centro de Economía de Austria, afiliado al Partido de la Libertad de Austria (FPO) y simpatizantes de los nazis. Otros miembros y asesores están inmersos en la política estadounidense de la derecha extrema. Se hacen llamar anarco capitalistas. ¡Qué nenas y nenes!

“No es extraño que los sectores productivos asociados al golpe de Estado del 2009 en Honduras vivan un auge sin precedente: finanzas, comunicaciones, transporte, electricidad, distribución de agua, entre otros, obtuvieran crecimiento del orden del 100% hasta 2019, concentrando los mayores flujos de inversión extranjera, y son estos mismos, justamente, los sectores que promocionan este tipo descabellado de propuesta de Ciudades Modelo con el nombre Zonas de Empleo y Desarrollo Económicos (ZEDE). (…) Bajo esta absurda base, las Ciudades Modelo en Honduras se aprobaron en agosto de 2011, cuando el Congreso promulgó el Decreto Legislativo 123, cuyo contenido establecía la creación de las Regiones Especiales de Desarrollo (RED). Este decreto fue derogado por la Sala de lo Constitucional el 2 de octubre de 2012 aduciendo que «las inversiones extranjeras que se espera captar implican para el Estado de Honduras enajenar el territorio nacional, lo que expresamente prohíbe nuestra Constitución». Su construcción significaría que «se habrá privatizado el Estado de Honduras y, por tanto, habrá desaparecido como tal para dar paso a una gran corporación mercantil»” (Marcó del Pont)

Entonces el Congreso hondureño, bajo la presión del establishment y violando disposiciones de la propia Constitución, destituyó a los cuatro magistrados de la corte que habían votado a favor de la inconstitucionalidad de las Regiones Especiales de Desarrollo (RED), y únicamente fue mantenido en su cargo quien se opuso, y además fue nombrado Magistrado Presidente de la nueva Sala de lo Constitucional. Luego por “…el decreto 120/2013 sancionó la Ley orgánica de las ZEDE dándoles personalidad jurídica propia, autorizarlas para establecer su propia política y normativa, gozando de autonomía funcional y administrativa, incluyendo las mismas funciones, facultades y obligaciones que tanto la Constitución de la República. Quien rige los destinos es un Comité para la Adopción de Mejores Prácticas (CAMP) como un órgano con un alto grado de poder, elegido discrecionalmente por la Presidencia de la República, y que en la práctica tendrá el mando sobre los demás órganos administrativos y políticos de las ZEDE, compuesto por 4 hondureños, 9 americanos (norteamericanos), 4 europeos, 3 latinoamericanos y un ex presidente hondureño con doble nacionalidad.” (Ibid)

Afortunadamente para los que no queremos ese futuro distópico para la humanidad, el pueblo hondureño ha incrementado la resistencia a esos proyectos, para, parafraseando a la poeta, “arrasar con las podridas raíces” de ese proyecto. En ese sentido el flamante Frente Común Contra las ZEDE, integrado por la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), el Movimiento Social Organizado (MOSO), Salvemos el Río Danto y ciudadanos que integran las juntas de agua y los patronatos ubicados en la zona de Satuyé, entre otros, está dando dura batalla en las calles y en la justicia internacional. Y ahora, es de esperar que el nuevo gobierno, que anunció un programa esperanzador, no solo para los hondureños, sino para los pueblos latinoamericanos, anule esa nefasta legislación y siente su soberanía sobre todo el territorio nacional.

Al parecer si contabilizamos el probable triunfo de la izquierda en Chile y lo que puede ser el fin de un eterno dominio neoliberal en Colombia de la mano de quien domina todas las encuestas: el lider de Colombia Humana Gustavo Petro y la vuelta de Lula en Brasil, junto a los demás gobiernos nacionales y populares de la región, podemos decir que empieza a soplar una reconfortante brisa popular en el panorama latinoamericano. Como lo dice Ernesto López en el Cohete a la Luna: “No es la hora de los hornos, claro está. Pero algo parece estar cambiando”. Mientras tanto los gobiernos progresistas de la región deberán tomar nota de estos proyectos, que se cocinan en los laboratorios de las multinacionales, a la hora de hacer concesiones al gran capital y a los intereses geopolíticos de EEUU.

Alberto Hernández

Para La Idea de Cruz del Eje, Córdoba, Argentina (diciembre 2021)

Enlaces sobre el tema:

http://www.hondurastierralibre.com/2021/05/honduras-ceibenos-se-movilizan-y-dicen.html

http://conexihon.hn/index.php/dh/1863-organizaciones-conforman-movimiento-nacional-contra-las-zedes-y-por-la-soberania-nacional

https://edntvhn.com/noticias-edntv/no-a-las-zede-organizaciones-sociales-se-oponen-al-proyecto/

Publicado el por Alberto Hernández | 1 Comentario

El neoliberalismo o el capitalismo en su etapa del dominio financiero, corporativo y tecnológico global, es el enemigo de la humanidad y atenta contra cualquier idea civilizatoria. La ostentación de la riqueza de una pequeña minoría que ha sabido obtenerla mediante oscuros y tenebrosos mecanismos muchos de los cuales son ilegales, contrasta pornográficamente con la pobreza extrema, el hambre, la desocupación, la falta de horizontes y una vida llena de insatisfacciones que le toca a la mayoría de la población mundial. Esta realidad que venimos reflejando en nuestro blog en casi todos los artículos y que convierte a los distintos sistemas democráticos en meras fachadas para sus negocios, lo refleja con crudeza Daniel Roy en el siguiente artículo que reproducimos.

AH

LA VANIDAD DE LOS SÚPER RICOS

Fecha: 18 noviembre, 2021Autor/a: danielroyparaisosfiscales0 Comentarios

La acumulación de riqueza por parte del 1% de la población mundial crece geométricamente. El sector financiero (bancos y Fondos de Inversión) ha copado el centro del sistema capitalista y ahora son accionistas de las mayores multinacionales y acreedores de todos los gobiernos de todos los países del mundo. Esto ha sido posible porque hace bastante tiempo, los bancos descubrieron que podían hacer dinero de la nada.

El “dinero legal” (monedas y billetes) lo emiten los Bancos Centrales, pero los bancos privados emiten “medios de pago”  o “dinero bancario cuando utilizan parte del dinero de un depositante para hacer un préstamos a otro cliente con el mismo dinero del depositante, y a su vez si el cliente que recibió el préstamo deja parte de éste en su cuenta bancaria, el banco volverá a prestar parte de ese dinero a otro cliente, y así sucesivamente, con los límites que dispongan los bancos centrales respecto de los encajes. Los encajes son una parte del dinero de los depósitos que los bancos tienen prohibido tocar y que quedan en el Banco Central. Es decir, que los bancos crean “medios de pago” de la nada, utilizando el mismo dinero del primer depositante. 

Por otro lado, el capitalismo ha encontrado una nueva vida con las tecnologías digitales, las GAFAM (Google, Apple, Facebook, Amazon y Microsoft) son parte de ese club de privilegiados, porque descubrieron la forma de hacer “minería humana”. En una continuación de las prácticas extractivistas y colonialistas, esta vez las tecnologías digitales reclaman la experiencia humana como materia prima gratuita para traducirla en datos vendidos en mercados de futuros comportamientos.(1)

GUARIDA FISCAL Y DELINCUENCIA

El club de los súper ricos, además de los evasores impositivos que cubren el 60% del dinero turbio, incluye a todo tipo de delincuentes (narcos, traficantes de armas, de personas, etc.). Esto se verifica con más nitidez en Dubai y Abu Dhabi, las ciudades más importantes de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Los Emiratos Árabes Unidos son una confederación de siete jeques –emiratos– que se independizaron de Gran Bretaña y se unieron hace medio siglo bajo el liderazgo de su primer presidente el difunto Sheikh Zayed bin Sultan Al Nahyan.

Los miembros de las seis familias reales que gobiernan los siete emiratos participan en casi todas las actividades comerciales en los Emiratos Árabes Unidos, como propietarios de torres de oficinas, de grandes corporaciones, como socios silenciosos que toman una parte de las ganancias en otras empresas y como funcionarios públicos que supervisan los fondos soberanos y las empresas estatales.

En Pandora Papers, el ICIJ (Consorcio de Periodistas Internacionales de Investigación) incluyó unos 190.000 archivos confidenciales de SFM Corporate Services, una empresa con sede en los Emiratos Árabes Unidos que se ha anunciado a sí misma como «el proveedor de formación de empresas offshore número uno del mundo», e identificó a los propietarios de al menos 2.977 empresas en los Emiratos Árabes Unidos, las Islas Vírgenes Británicas y otros centros financieros extraterritoriales que se incorporaron con la ayuda de SFM. (2)

Los propietarios de estas empresas incluyen:  a  Goetz el magnate belga del oro (merece capítulo aparte) , a Firoz Patel, el magnate de Internet de Quebec acusado de lavar 250 millones de dólares para traficantes de pornografía infantil y otros delincuentes; otro cliente de SFM fue Alexandre Cazes, el joven cerebro detrás de AlphaBay, el mercado de «web oscura» más grande del mundo,  donde miles de proveedores utilizaron el sitio dark web (web oscura) para vender bienes y servicios ilegales y blanquear cientos de millones de dólares de transacciones ilícitas;  integra la lista Samir Traboulsi, un financiero libanés que fue condenado y multado en 1993 por su participación en lo que en ese momento se llamó el mayor escándalo de uso de información privilegiada en Francia; y siguen las firmas….

Los Emiratos Árabes Unidos tienen impuestos corporativos limitados y proporcionan un estricto secreto que enmascara la propiedad de muchas empresas registradas allí.

La vigilancia masiva y el firme control de la monarquía en los tribunales y los medios de comunicación hacen que sea difícil desafiar al sistema o exponer negocios sospechosos, especialmente cuando hay miembros de la realeza involucrados.

CIUDAD DE ORO

Dubai recurrió al comercio del oro para compensar la disminución de sus reservas de petróleo. Casi la mitad del oro importado por los Emiratos Árabes Unidos se originó en países donde las milicias y otras facciones armadas extorsionan a los mineros y utilizan las ganancias para financiar sus campañas de derramamiento de sangre.

El oro en conflicto que se origina en países africanos, se pasa de contrabando a los países vecinos y luego a Dubai a través de los aeropuertos. Los comerciantes y refinadores ocultan su origen antes de exportar el oro a Europa y EE. UU. «Las prácticas comerciales opacas y las lagunas normativas permiten que este oro lavado ingrese a los mercados mundiales a gran escala».

Los Pandora Papers muestran que SFM creó dos empresas para el comerciante belga de oro Alain Goetz en 2016, ambas con el mismo nombre: Al Jur Investment Ltd. Una se incorporó en los Emiratos Árabes Unidos y la otra en Seychelles.

Un informe de la ONU de 2009 reveló vínculos entre Goetz y un importante comerciante de oro que se cree que obtuvo oro de áreas del Congo controladas por una milicia acusada de matar y mutilar a civiles. El informe dijo que Goetz negó tener una «relación comercial en curso» con el distribuidor.

En febrero de 2020, un tribunal belga condenó a Goetz por fraude y lavado de dinero y le impuso una sentencia condicional de 18 meses. El tribunal determinó que Goetz había ayudado a crear una operación de mercado negro que permitía a los clientes vender oro de forma anónima a la refinería de su familia en Bélgica, informó Reuters.

Una cosa que distingue a los Emiratos Árabes Unidos de otros paraísos secretos es que Estados Unidos considera a los Emiratos Árabes Unidos un aliado militar fundamental y un baluarte contra el terrorismo en el Medio Oriente.

Debido al papel que juegan los Emiratos Árabes Unidos en la seguridad nacional estadounidense y los intereses económicos en la región, Estados Unidos no ha ejercido sobre los Emiratos ningún tipo de presión. Según Jodi Vittori., experto en financiamiento del terrorismo «en general, Estados Unidos parece haber hecho la vista gorda a su papel en la facilitación de las finanzas ilícitas, los minerales de conflicto y el crimen organizado».

UNA IMAGEN VALE POR 1000 PALABRAS

Todos sabemos que el “consumismo” es necesario para el éxito del sistema capitalista y esto está llevando a la destrucción del planeta toda vez que el “ser humano” hoy no se considera parte de la naturaleza, ésta es sólo una fuente proveedora de recursos (renovables y no renovables). No siempre fue así, civilizaciones anteriores que ahora llamamos “pueblos originarios” de cualquier parte del mundo, se sentían parte de la naturaleza, a la cual había que cuidar y hasta homenajear (Pachamama).

Resulta interesante ver imágenes donde se materializa la “vanidad” de los súper ricos y su riqueza extrema, para tomar consciencia del CONSUMISMO IDIOTA que el sistema alimenta, mientras el 70% de la población mundial empobrece todos los días, llegando a extremos inhumanos en países como Burundi, República Centroafricana o República Democrática del Congo.

A los súper ricos les gustan los autos:

Tenemos esta 4×4, pero bañada en oro

O mejor este Mercedez Benz con carrocería de cristales Swarovsky

O este otro Mercedez bañado en plata

Los yates son símbolos de riqueza, son el juguete favorito principalmente de los súper ricos, que emplean millones de dólares en crear no solo un barco, sino también la mansión flotante más espectacular de todas, no solo quieren que su yate tenga un interior fascinante con suites y salones de lujo, sino que también exigen que sus buques cuenten con enormes piscinas, jacuzzis e incluso helipuertos.

Así tenemos el “History Supreme” considerado el barco de lujo más caro del mundo. El revestimiento está montado con oro macizo y platino y se han empleado más de 100.000 kilos de ellos. Casi todo está cubierto por capas de oro, incluido el ancla.

Otro que no se queda atrás es el “Eclipse”, tiene dos helipuertos, 11 cabinas para invitados, dos piscinas (de diferente tamaño), varios jacuzzis, una discoteca y pone a disposición de los huéspedes tres lanchas y un mini-submarino que es capaz de sumergirse hasta 50 metros.

El “Azzam” también se las trae, tiene espacio para más de 150 personas, las piscinas correspondientes y hay además dos helipuertos.

Los tres yates rondan los u$s 700 millones cada uno, pero de allí para abajo hay muchos más.

Estas excentricidades de los súper ricos están financiadas por los “dineros no declarados” que el sistema neoliberal canaliza a través de las guaridas fiscales que son las “gigantescas lavadoras de dinero”.

Algo está mal, este despilfarro de riqueza es un insulto a la razón; UNICEF dice que 2.800.000 niños mueren al año por causas relacionadas con la desnutrición.

La humanidad debe cambiar el rumbo para salvarse a ella misma y a nuestro querido planeta tierra.

(1) (alai – Paz Peña).

(2) ICIJ: International Consortium of Investigative Journalists

Ilustración Gráfica: Lic. Griselda CATRAMBONI

© Cr. Daniel ROY

Publicado el por Alberto Hernández | Deja un comentario

Córdoba, Argentina

El curita de una parroquia de un pueblo cordobés tenía la idea fija de que Judas traicionó a Cristo porque era porteño. Y lo repetía en cada sermón donde podía meter la idea. Reprendido varias veces por el obispo y sin dar muestras de querer terminar con esa prédica, lo trasladaron a otra diócesis mas pequeña. El curita, no obstante no cesó con su idea y repetía cada vez que podía que Judas traicionó a cristo porque era porteño. El obispo ofuscado lo trasladó nuevamente a la parroquia de un minúsculo poblado del norte cordobés, advirtiéndole que si seguía con eso ya no lo dejaría ejercer mas su sacerdocio. Esta vez temeroso de las consecuencias, pero sin querer dar el brazo a torcer, cuando le tocó hablar sobre la ultima cena, dijo: “Jesus habló así a sus apóstoles: uno de ustedes me va a traicionar; a lo que Judas respondió: ¿no stará pensando en mi, troesma, no stará?

Del mismo modo hace campaña el cordobesismo, con un discurso que atrasa y nos vuelve a la disputa entre unitarios y federales. El matrimonio Schiaretti y la hija del fundador del cordobesismo o menemismo tardío como se le llamó en esa época, le echan la culpa de los problemas de la provincia a los porteños y ponen en el mismo lugar al Pro y al Frente de Todos.

El contador con tonada cordobesa, miente porque sabe que el problema del noventa y nueve por ciento de la humanidad, es el neoliberalismo. Es el dominio del capital financiero y de las corporaciones que constituyen el gobierno mundial con un poder que disminuye o anula la capacidad de los estados nacionales de decidir soberanamente su propio destino. Es el capital que hace dinero del dinero, que especula, que evade impuestos, que oculta sus patrimonios en paraísos fiscales, que financia la guerra, el narcotráfico, la trata de personas, que esclaviza, que destruye el ecosistema, que expulsa del sistema económico a millones de personas que ya no necesita y por lo tanto decreta que están de más porque que estorban la marcha de sus negocios. Es ese poder concentrado que abomina de la intervención del estado y la propiedad pública – a no ser que sirva a sus intereses- y con la zanahoria de la libertad individual y de mercado, esconde la dictadura del capital que nos controla hasta el aliento y nos convierte en frenéticos consumidores de basura material y espiritual. Es el que todo lo concibe como factor de ganancia y ve negocios en la salud, en la educación, en la seguridad social, en los servicios públicos. Es el que compra a los medios, a la justicia y muchos políticos. Y es neoliberalismo porque ya no tiene ese carácter progresista y romántico que el liberalismo acuñó para enviar al basurero de la historia al oscurantismo feudal. Por el contrario la dictadura del capital se nutre de un discurso conservador cuasi fachista, autoritario, homofóbico, estigmatizante y discriminador, al que le hacen soporte ideológico las iglesias mas recalcitrantemente conservadoras. Ese neoliberalismo al que el gobernador y la familia cordobesista adscribe entusiastamente, que los llevó a apoyar sin disimulos al macrismo, es el problema para los cordobeses, y no el gobierno nacional que con luces y sombras intenta neutralizarlo. Mucho menos el kirchnerismo que echó por tierra los intentos colonizadores del ALCA, que le sacó el negocio de las jubilaciones al poder financiero, que desendeudó al país, que recuperó el mercado interno y el valor del salario, que le puso freno a la voracidad de las oligarquía exportadora y los grupos económicos y que capeó exitosamente con la intervención del Estado la fenomenal crisis mundial de 2008 que pulverizó el estado de bienestar en Europa y de la cual ni el propio EEUU puede aun recuperarse totalmente.

Ese poder mundial que tiende sus tentáculos en casi todos los países del orbe, tiene sus representantes en Argentina y en Córdoba en particular. Tanto los sectores “del campo” – a los que muchos tilingos colonizados los erigen en símbolo de la “argentinidad y el patriotismo”- como el sector financiero e industrial ya tienen intereses internacionales, tienen sus inversiones diversificadas y responden a la lógica de acumulación mundial. No son parte de un proyecto de país – y menos de provincia- y hasta son acreedores de Argentina y duermen en la misma cama con Paul Singer, y otros fondos buitres. Esos son los socios del cordobesismo junto a algunos burócratas colonizados del sindicalismo.

Dice quejoso el gobernador y repiten esposa e hija del cordobesismo falseando la realidad que el gobierno nacional le quita plata a la provincia y no vuelve en función de su riqueza presunta. A lo que el gobierno nacional desmiente mostrando cifras contundentes sobre lo que ha invertido en Córdoba. No obstante esta discusión sobre los recursos que entran o salen de Córdoba, a la que se prenden también los candidatos del Frente de Todos, esconde lo que diferencia al cordobesismo del gobierno nacional y mas del kirchnerismo. El problema no es la cantidad de recursos, sino en qué se invierten. El Problema sigue siendo qué intereses se representan, Y está claro cuáles son los socios del cordobesismo desde que su fundador catapultó a Cavallo a la política, y prohijó a Kammerath, primero como vicegobernador y luego como intendente de la capital.

Ya mostramos en cifras, en notas anteriores (1), los resultados de la concepción insular de los gobiernos cordobeses, incluido los de Angeloz y Mestre, que muestran que Córdoba, por mérito propio pasó a ser a una de las provincias mas desiguales y con peores indicadores sociales. Y eso sin considerar otras lacras como la represión policial, la corrupción, la familia judicial y la democracia controlada a partir de la ley de Nuevo Estado del delasotismo y los medios comprados para hacer apología neoliberal.

“La lista peronista que expresa Córdoba, es la del peronismo tolerante” dice sin ponerse colorado el Juan que apoyó ostensiblemente las políticas macristas y tomo distancia del kirchnerismo, única experiencia revitalizadora del peronismo del ‘73 en adelante.

“El peronismo será revolucionario o no será” sentenció Evita. De acuerdo a esto el “peronismo tolerante” -con el gran capital obvio- que proclama el gobernador, nada tiene de peronismo.

En el país se enfrentan dos modelos claramente diferenciados, dos caras contrapuestas de la moneda nacional. Hacemos por Córdoba postula que la moneda debe caer de canto y para eso proclama que el problema es que Judas es porteño.

Alberto Hernández

Para La Idea de Cruz del Eje

(1)El ser o no ser de Unidad Ciudadana en Córdoba

El Cordobesismo version cuartetera del neoliberalismo

Publicado el por Alberto Hernández | 2 comentarios

El emocionante y potente alegato de Cristina Fernández de Kirchner en la vergonzosa causa del Memorándum con Irán, desnudó categórica y fundadamente el entramado mafioso entre los dueños del capital, los medios y una parte de la justicia para desatar la guerra judicial o lawfare contra el kirchnerismo. Este accionar, como parte de la ofensiva de los EEUU contra los gobiernos populares de la región, tuvo como uno de los arietes a los fondos buitres que no entraron en el arreglo logrado por Néstor Kirchner y coadyuvó al triunfo de Mauricio Macri en el 2015. Fue ostensible ese acuerdo ya que el nuevo presidente pagó con yapa incluida, la suma fijada por el juez Thomas Griesa a Paul Singer y compañía.

La vicepresidenta decía en una

Seguir leyendo

Publicado el por Alberto Hernández | 1 Comentario