Carta a nuestra gente

En Córdoba es tiempo de Revolución Urbana

Estamos viviendo nuevos tiempos de lucha, de pasiones, de utopías reverdecidas. Los que no agotamos nuestras energías en los años de resistencia, en los años de urdir estrategias defensivas, hoy volvemos a la carga con vocación revolucionaria o transformadora o de cambio, como se le quiera decir. Nada mas ni nada menos que con la pretensión de trastocar las relaciones de poder; para que los que siempre han sido los dueños de la riqueza y de nuestras vidas, dejen de serlo para construir una sociedad con equidad y democracia real. Afortunadamente este renacer de sueños viejos, está acunado por miles de voces que susurran sueños nuevos y jóvenes, que bailan y cantan que nunca menos; que vamos por más.

Córdoba es la ciudad donde más se construye en el país, donde el capital sojero ya no se invierte en unos departamentitos para renta sino en uno o más edificios. Emprendimientos inmobiliarios para ricos, con pileta, seguridad privada, y otros chiches; que no tienen como objetivo reducir el déficit de viviendas, sino la especulación rentística lisa y llana. Estos grupos inversores. que se denominan a sí mismo “desarrolladores”, son los verdaderos dueños de la ciudad, que ponen las condiciones a los intendentes de turno y desarrollan una ciudad en función de sus intereses. Por eso hoy Córdoba, es una ciudad fragmentada, donde crecen barrios cerrados amurallados y PH para ricos con todos los servicios a expensas de una inmensa mayoría que carece de cloacas, de alumbrado, de asfalto, con mal transporte, con aguas servidas por sus calles. Este proceso ha ido elevando especulativamente el valor de la tierra y las oportunidades de negocios y consiguientemente haciendo emigrar a sus antiguos moradores. Este afán de lucro desmedido, no trepida en contaminar, en demoler edificios históricos y en alterar de facto los hábitos de vida. El negocio lo es todo y los funcionarios provinciales y municipales hacen de comparsa complaciente por interés o inoperancia. Si hay que optar por favorecer el clima de negocios en detrimento de la calidad de vida de la población, ellos no tienen dudas.

Sin embargo ninguno de nuestros oponentes para la intendencia de Córdoba se plantea torcer ese destino ni romper con esa lógica del capital más allá de la retórica propia de las campañas. Unos porque no quieren pelearse con quienes financian sus campañas y otros porque la tibieza de sus reformas tienen el limite de las posibilidades que el poder permite y solo amenazan con la vaina, nunca sacan el cuchillo.

Estamos viviendo tiempos históricos, un tiempo bisagra como dice Cristina, donde se juega en que ciudad, en que país y en que mundo queremos vivir y sobre todo que vivan nuestros hijos. Por eso hoy es imprescindible ( y posible ) plantearse una revolución urbana que trastoque esta relación de poder para decidir entre todos los Cordobeses en que ciudad queremos vivir, haciendo efectivo el derecho a la ciudad, que tal como lo define David Harvey “….es mucho más que la libertad individual de acceder a los recursos urbanos: se trata del derecho a cambiarnos a nosotros mismos cambiando la ciudad. Es, además, un derecho común antes que individual, ya que esta transformación depende inevitablemente del ejercicio de un poder colectivo para remodelar los procesos de urbanización”

Con ese horizonte de lucha y con toda nuestra trayectoria a cuestas, que en tiempos de democracia ha transitado por el agridulce camino del posibilismo y la resistencia, verdaderas mordazas de los sueños, es que montamos la bicicleta, desafiando los aparatos políticos gerenciales y clientelares, para recorrer los barrios de la ciudad proclamando que ha llegado la hora de ser protagonistas; hoy es posible pensar un gobierno que le ponga freno a la voracidad del capital, para construir una Córdoba con equidad social, sustentable, participativa e integradora de la diversidad.

A esa tarea los convocamos.

Alberto Hernández

Acerca de Alberto Hernández

Militante popular. Ex dirigente político y sindical, ex concejal de la ciudad de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor grado 4 en la escala Mercalli. Sueño con un mundo sin guerras, sin explotados ni explotadores donde el hombre no sea lobo del hombre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s