500 km en bici y un baño de ciudad

El once de diciembre montamos un sueño en la bici y empezamos a llevarlo por toda la ciudad. Fuimos recorriendo los barrios, mirando cada rincón, respirando sus olores (algunos muy nauseabundos),  conversando con su gente y relevando sus dramas cotidianos. No es lo mismo andar en bici que en auto. La bici nos acerca más, nos pone a la par de las personas. Es un símbolo de la ciudad que queremos: equitativa, sustentable, solidaria, laburante, saludable y feliz; tanto como lo somos los que disfrutamos pedaleando. Es el reclamo de una bici más (o un skate o un roller) un auto menos para poder respirar; pero más que eso es el reclamo de los cientos de miles de cordobeses que reclaman por su Derecho a la Ciudad, por su derecho a ser ciudadanos en “su” ciudad que les es hostil.

Después de esa primera salida, cortita, como para entrar en calor, siguieron veintinueve más que nos llevaron a totalizar, al momento de escribir estas lineas, 516 km y algo mas de 120 barrios recorridos. Desde Guiñazú hasta Villa El Libertador; desde Mauller hasta Villa Rivera Indarte y Cerro Norte; desde Patricios hasta Villa Unión. En el camino comprobamos lo difícil y peligroso que es andar en bici en esta ciudad. Anduvimos de día y de noche, con calor, con frío y hasta con lluvia; también comprobamos la calidez de la gente, que muchos aun en su pobreza y en su descreimiento, quieren decir cosas, quieren hablar de lo que les falta, de lo que no les gusta, y tienen esperanzas. En nuestro recorrido soportamos los líquidos cloacales impregnando el aire de Alberdi, Centro, Güemes, Carola Lorenzini, San Martin, Mauller, Villa El Libertador y varios más. Y la gente aguanta. hace su vida entre esos olores pestilentes, sale a la vereda a tomar mate, nos convidan y nos cuenta. están cansados de reclamar, al final solo sirve cortar una calle, llamar a la prensa, hacer quilombo. Es gravísimo el problemas de las cloacas. Es un problema sanitario de primer orden.

En San Martín, en Barrio Avenida y alguno más que no registramos, las discusiones fueron bravas, sobre los empleados municipales y el gremio. “No te van a dejar gobernar”, “hacen lo que quieren”, ” en la Municipalidad mandan ellos”. No los podíamos convencer de que tenemos un plan, y que confiamos en que con los empleados vamos a remodelar la administración y amigarla con los vecinos. En una de esas discusiones uno que miraba le dijo a la fotógrafa: “nena, llamá a la policía que esto se pudre”; o el vecino de Avenida que enojado con los municipales por el estado de la plaza decía: “si pusieran uno de espacios verdes que hiciera un pozo por día, un solo pozo, y después se sentara en un banco el resto de las horas, estaríamos chochos todos los vecinos”.

“¿Qué harías vos si fueras intendente?”, le dijimos a un gordo que estaba junto a dos compañeros de trabajo en una vereda de Poeta Lugones. Entrecerró los ojos como para escudriñar con más precisión sus más íntimos deseos y con énfasis contesto: “¡me haria un asadazo de aquéllos!”. A no dudarlo que lo vamos a hacer si ganamos; y si no también ( y durante).

Estuvimos con skaters y bikers en la deteriorada pista de skate del Parque de las Naciones. La única pública en toda la ciudad. Hay 5000 skater en Córdoba y una sola pista pública; por eso se las tienen que rebuscar en el Patio Olmos o el Palacio Municipal. Tendríamos que tener en toda la ciudad. Es una actividad inclusiva, que seduce a los jóvenes, que modifica sus hábitos, es salud física y mental (y los querían sancionar con arresto por andar en las calles). También reclaman su lugar los ciclistas, con los que también anduvimos, en las bicicleteadas nocturnas de los primeros sábados de cada mes, reclamando su derecho (nuestro) a trasladarse en bici, en forma segura.

La ciudad esta mal, abandonada en muchos aspectos y lugares. Los problemas de inundación en muchos barrios como Guiñazú, Villa El Libertador y otros; de calles rotas (hay barrios donde parecen circuitos de mountain bike y más si son de tierra); las quejas sobre la falta de alumbrado y el deterioro y descuido de los espacios verdes (el tema de la seguridad); los ocupas y el problema de la vivienda; el tránsito ( y la posibilidad de andar en bici; una bici más un auto menos) la falta de semáforos y su falta de mantenimiento; algunos reclamos sobre los dispensarios y sobre el sistema de transporte ( no tantos); los cartoneros que reclaman su inclusión en el sistema de tratamiento de los RSU y algunos vecinos por la falta de barrido y ni hablar de los que resisten el enterramiento (sabemos como hacer para que el enterramiento sea cero y se reciclen los RSU secos y húmedos); los remiseros truchos que abundan en los barrios periféricos y que se sostienen porque los legales no quieren entrar en la zonas rojas y los legales que quieren ser taxis. Hay muchos miles de cordobeses que sobreviven como pueden. En los barrios de la periferia, abundan las agencias de quiniela, los quioscos, los emprendimientos familiares y los que viven de changas. ¿ Qué hace la Dirección de Economía Social de la muni?

Con nuestras bicicletas, relevamos el contraste, los claroscuros, las inequidades de esta ciudad que avanza inexorablemente a la fragmentación, el caos (¿se puede concebir que se haya enviado un proyecto al Concejo Deliberante para habilitar nuevas playas de estacionamiento en el centro, cuando lo que hay que hacer es desalentar el ingreso de automóviles particulares?) y la profundización del deterioro de la calidad de vida, si no producimos una verdadera revolución urbana. Esto es, si no trastocamos las relaciones de poder en la ciudad. Vimos el lujo, el exceso de confort de los barrios cerrados y PH con seguridad privada, con todos los servicios. Algunos, verdaderas fortalezas inexpugnables, en medio de barrios que nada tienen. Nos quedó claro cómo es la cosa: los grupos inversores son los dueños del poder y del diseño de la ciudad al ritmo de sus negocios. Son insaciables. En Alberdi, Euromayor construye “La Antigua Cervecería”; mil y pico de departamentos y ochocientas ochenta cocheras; con seguridad privada  y todos los chiches. ¿Por dónde van a salir y entrar esos vehículos? ¿ Sus moradores van a soportar que cada dos semanas los piratas celestes vayan y vengan frente a sus narices? ¿qué van a hacer los viejos habitantes de barrio con sus viviendas que empiezan a duplicar y triplicar su valor para los inversores?. Conversábamos esto con Alvarado, líder de la resistencia de la lucha cervecera en aquella histórica toma y nos contaba que ya se estaban haciendo ofertas tentadoras por sus propiedades para que la cancha emigre, para que la gente emigre. Esas ofertas las hicieron por el club Universitario, por Juniors, por Talleres. Complejos inmobiliarios para la valorización rentística y no para resolver el problema de la vivienda. La lógica del capital contra el Derecho a la Ciudad. Los “desarrolladores” contra la posibilidad de una Córdoba para todos. Ese es el conflicto de intereses fundamental en el que el Estado Municipal debe intervenir retomando su rol planificador y activo para equilibrar las cargas y no actuar solo como favorecedor del clima de negocios de estos grupos, y menos como socio.

Han sido hasta aquí (y todavía falta) cuatro meses de rodar por las calles de Córdoba, aprehendiendo la ciudad, nutriendo las estadísticas, los diagnósticos y los análisis sesudos de la vida concreta de los cordobeses y de sus luchas cotidianas. No hay nada que nos haya dado tantos elementos, para saber qué hacer desde el gobierno municipal, como subirnos a la bici e ir a tomar mate con los cordobeses.

Alberto Hernández

21/04/2011

Acerca de Alberto Hernández

Militante popular. Ex dirigente político y sindical, ex concejal de la ciudad de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor grado 4 en la escala Mercalli. Sueño con un mundo sin guerras, sin explotados ni explotadores donde el hombre no sea lobo del hombre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 500 km en bici y un baño de ciudad

  1. jorge dijo:

    Creo que si los ciudadanos de Córdoba en general pudieran tener acceso a este mensaje, no dudarían un segundo en darse cuenta de como deberían ser las cosas en la administración del gobierno municipal. Este mensaje es absolutamente contrastante con los discursos marquetineros y vacíos de contenido real, que siguen enarbolando los malabaristas televisivos, los candidatos de las corporaciones (Mientras las campañas politicas sean campañas publicitarias, demandarán ingentes cantidades de dinero. Luego todo candidato será empleado de alguien y no un verdadero representante del pueblo)
    Frente a este mensaje que dice cláramente como son las cosas y como deben hacerse, todo los demás es “la vieja política”

    Todos los que aspira

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s