El duranbarbismo de los spots de la campaña electoral

Los spot televisivos de las distintas fuerzas políticas que aspiran

smile
a ocupar bancas en el congreso, están impregnados de una importante dosis de duranbarbismo. Esto es, decir frases sin sentido, no hablar de política, sacar del medio los temas duros, las grietas, los problemas sociales. Poner en el centro la imagen. Hablar de lo bien que nos va a ir si no nos peleamos, si lo hacemos juntos. Ningún contenido. Mentiras. Cinismo. Lo lamentable, para los que algo pensamos, es que este virus ha impregnado el discurso electoral de casi todas las fuerzas políticas de Córdoba, al menos en lo que a spots televisivos se refiere.

Lo de Cambiemos y Baldassi, no se puede criticar porque son los creadores del estilo. Hay que reconocerles que entendieron como taladrar científicamente los cerebros de millones de electores. Los demás, debieron imitarlos. Vale la pena desmenuzar cada frase y cotejarla con la realidad. “Cambiar es aceptar la realidad para poder transformarla” Verdad de perogrullo, pero que para ellos quiere decir que los derechos y el nivel de vida ganados con el Kirchnerismo eran una fantasía que obstaculizan el funcionamiento de la economía. “No volver a los atajos de siempre, salir del sálvese quien pueda”, pero volvemos a las políticas neoliberales; de la generación del 80; de los años 30; del 55; del 76; del menemismo; todas las que fomentaron el individualismo y el sálvese quien pueda. ¿Pensar en todos? Hasta ahora solo en los ricos. “La

<!–more–>

violencia no es el camino, respetar al que piensa diferente” Pero reprimen obreros que luchan, te machacan la cabeza cuando protestas, echan periodistas que les molestan. ¿y Milagro Sala y Santiago Maldonado? Diría Minguito: ¡Qué decí tri tri! “Somos mejores cuando nos juntamos, el esfuerzo lo hacemos juntos”, etc. Verso. ¿nos juntamos quienes con quienes? Se juntan los dueños de la plata y el esfuerzo lo hacemos los demás. “Que el futuro te vuelva a entusiasmar”. Cinismo puro. Pero parece que la imagen – la imagen es todo-de buenito de Baldassi garantiza el éxito de este tipo de mensaje. Al menos se esta viendo en los votos.

Los que se llevan el aplauso del jurado son los de UPC, en verdad los mejores alumnos del ecuatoriano. “Si votamos a Martín Llaryora ¿votamos en contra de Macri?, No. votamos a favor de Córdoba.” Esta claro que no van a hacer oposición. Lo que surge sin lugar a confusión de las declaraciones del propio Schiaretti. En criollo significa que van a votarle las leyes que necesita Macri a cambio de beneficios para Córdoba, como si a los cordobeses no nos afectaran las políticas de ajuste y privatistas del gobierno nacional. Apela al Cordobesismo y le echa la culpa de todos los males que aquejan a la provincia, a los porteños. Solo falta, atento al desenlace del cisma catalán, que propongan la independencia de Córdoba. Lo de diputados “capaces y preparados” que nos representarían, nos trae el recuerdo de Cavallo, hoy con el macrismo, y se nos paran los pocos pelos que tenemos.

Se sabe que García Elorrio, ha hecho de la denuncia a la corrupción, un caballito de batalla en su paso por la función legislativa y suponemos que, en alguna medida, su exhortación a que es bueno que exista alguien que controle al poder tiene que ver con eso. De todas maneras es el único que apela a los que se quedaron durmiendo en lugar de ir a votar. De propuestas ni hablar. Para que modelo de país va a legislar, ni noticias.

Otro que no dice nada, se contradice y habla vaguedades pero que quiere “…ser tu voz en el congreso, la voz de la gente de bien” es Beto Beltran. Va por Primero la Gente y también quiere que a Macri le vaya bien. Contradicción: para el neoliberalismo no es primero la gente sino sus negocios.

La izquierda trotskista es la que se sale del Tao Te Kin duranbarbista aunque no abandonan algunos vicios. En primer lugar el Frente de Izquierda que propone a la eterna Liliana Olivero, dirige como siempre su discurso a los trabajadores y pone centro en la denuncia de la política de flexibiliación laboral. Un aspecto nodal y preocupante de la politica del macrismo. Su discurso es creíble en tanto se sustenta en una práctica consecuente, pero apela a una mentira al decir que el kirchenrismo también votó las leyes de ajuste, metiendo a todos en la misma bolsa. Es Macri o ellos. Si fuera así estaríamos en el horno.

El otro trotskismo, la Izquierda al Frente por el Socialismo, también va al meollo en su campaña. Contra el macrismo, apela a sumar, sin andar tirándole aliados al enemigo. Plantea la necesidad de enfrentar la represión, resultado inevitable del ajuste que se ejecuta desde el gobierno. Y hace mención imprescindible a Santiago Maldonado. No esta mal. De todas formas si Duran Barba tiene razón son pocas sus posibilidades.

Por último, Córdoba Ciudadana, la fuerza que emergió de las PASO como la reinvención del Kirchnerismo cordobés y que alimentó expectativas de crecer en votos para octubre, difunde un spot a cargo de Pablo Carro que generan dudas sobre sus destinatarios.

Se conoce que es de origen laburante y que reivindica la universidad publica y por lo tanto habría que inferir que va a defender esos intereses, pero no dice nada concreto sobre como sería eso. Luego hace una apología de la resignación porque tenemos que pelearla siempre. ¿Como se entusiasma a alguien si por delante solo hay sacrificio y lucha? Informa que se propone construir un frente amplio y plural, ¿para que? ¿a quienes está invitando? No se sabe. El final llega con una frase que parece haber sido sacada del manual de Durán Barba. “Hay que cambiar y juntos podemos hacerlo”. “Tenemos mucho en comun” ¿quienes con quienes? Si no fuera porque su imagen va asociada a la de Cristina, nadie, por este spot, sabría donde esta parado Pablo Carro. Ni una señal para los cesanteados, los pobres e indigentes, los jubilados, los desencantados de la política o para combatir la corrupción. Ni un tiririto para los peronistas que aun creen que el PJ va a hacer oposición o los radicales que añoran a Alfonsín (padre). Había para elegir, pero al parecer se ha optado por dirigirse a los universitarios en un intento por ¿recuperar el electorado escotista?. Falta ese piripipí que muestre que Córdoba Ciudadana tiene lo mejor de la década ganada y que va por más. Como lo está haciendo Cristina que suma e ilusiona.

Por estas pampas, pobre, todo muy pobre.

Alberto Hernandez

Para la Idea de Cruz del Eje. Octubre 2017

Acerca de Alberto Hernández

Militante popular. Ex dirigente político y sindical, ex concejal de la ciudad de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor grado 4 en la escala Mercalli. Sueño con un mundo sin guerras, sin explotados ni explotadores donde el hombre no sea lobo del hombre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s