Ilda Bustos: En Córdoba, confluir en el Frente de Todos es el camino

Córdoba, Argentina

Habíamos quedado en que llamaría a las 18 hs. de Argentina, 16 hs. de Colombia. Y, como en los setenta, cuando en una cita por una demora de cinco minutos había que levantar una casa, ni un minuto más ni uno menos, entró el llamado de Ilda Bustos para conversar con Campaneando.
Peronista desde la cuna, militante desde su juventud en la U.E.S. (Unión de Estudiantes Secundarios), secuestrada durante la última dictadura argentina pasó por el centro  detención clandestino Campo de la Ribera donde sufrió la tortura junto a muchos otros compañeros. Desde aquél conflicto del Diario Córdoba, a principios de los ’80, que hizo historia no solo en el sector sino en el conjunto de los trabajadores y la comunidad cordobesa, donde inició su protagonismo sindical, hasta esta realidad de hoy que la encuentra como Secretaria General de la Unión Obrera Gráfica de la provincia y Secretaria Adjunta de la C.G.T. Córdoba, transcurrieron muchos años de lucha sindical y política; de compromiso militante. Fue miembro de la conducción de la Federación Gráfica y legisladora provincial y actualmente de la Corriente Federal de Trabajadores que tiene al bancario Sergio Palazzo entre sus referentes. También

milita activamente en la Intersindical de Mujeres y en el espacio de Mujeres Sindicalistas de la C.F.T.

Militante de tiempo completo, en una excelente entrevista que le hizo Pate Palero para el portal El Tajo en junio de este año y que macheteamos para no abrumarla con preguntas ya hechas, confiesa que ha debido relegar muchas de sus inquietudes personales: “…me gusta mucho leer, me hubiera gustado poder leer más. Y me gusta ver películas, pero llego a mi casa y me duermo. No tengo tiempo. El año pasado perdí a mi vieja y antes a mi hermano, fueron tiempos muy desgastantes. Hoy tengo más tiempo, pero igual llego a mi casa y tampoco lo hago. Llego muy cansada. Por ejemplo, en un rato nos vamos a hacer el programa de radio. Voy a llegar a mi casa a las 9 de la noche. Y a veces te preguntás: ¿para qué?…Para mantener vivas algunas cuestiones. Si todos abandonamos lo que estamos haciendo, ¿te imaginás? Amnistía tiene el lema “en la oscuridad, una vela alumbra”. Y es así, si todxs abandonan la ilusión, ¿quién podrá sostener la idea de un mundo mejor? No digo que lleguemos a cambiar todo nosotrxs. Pero siempre alguien tiene que quedar.”
Apenas la saludo, con el “¿cómo estás?” de rigor, me da cuenta de su indignación y bronca por el ataque al S.U.O.E.M. y a los derechos de los trabajadores municipales y el “curro que se está haciendo en la comuna con trabajadores precarizados y con la complicidad de algunos sectores políticos”.
Así se rompió el hielo y empezamos a preguntar.
C- ¿Cual es la realidad del sector gráfico a partir de los cambios tecnológicos que han venido a suplir la impresión en papel de casi todo: diarios, revistas, libros, publicidad, facturas, etc y el impacto de la pandemia.?
IB-El sector grafico tiene una situación complicada pero no a raíz de la pandemia. Tuvo un salto muy importante en el gobierno de Néstor Kirchner hasta que se produce la crisis de 2008, ahí se detiene un poco, pero con las políticas de Moreno (Guillermo) que impulsó la protección de la industria nacional, permitió la introducción de tecnología y con ello la modernización de los sistemas de impresión. A su vez con esa protección se impedía el ingreso de material impreso y fundamentalmente libros, eso permitió una expansión que se viene abruptamente abajo cuando asume Macri, que en 2015 una de las primeras medidas que toma es liberar la importación de libros y material impreso. Pienso que tuvo que ver con la posición de la F.A.I.G.A. (Federación Argentina de la Industria Gráfica y Afines) que es la federación empresaria gráfica cuyos dirigentes de ese momento eran muy afines al gobierno de Cristina. Creo que algo de eso debe haber sucedido porque parecía un encarnizamiento. A partir de eso ocurre una retracción muy grande de la actividad y pega principalmente en Córdoba, Rosario y también Buenos Aires. Empiezan a haber problemas con la crisis y con los insumos que son valuados en dólares porque la mayoría son importados. La fabricación de papel en el país siempre fue compleja mucho más con lo sucedido con Papel Prensa…así que la situación no era buena. Lo que sucede con la pandemia es que salvo con la impresión de libros, folletos, material de publicidad y marketing, el resto, que es el grueso, trabajó prácticamente en condiciones normales porque forman parte de la cadena de producción de materiales sanitarios y sobre todo lo que tiene que ver con la impresión flexográfica y el tema de los alimentos. Eso no se detuvo en ningún momento. Lo que no quiere decir que haya habido un resurgimiento porque ya veníamos de una situación crítica producto de cuatro años de macrismo. Hoy estamos tratando de que no se deteriore mas la situación y que no se pierdan puestos de trabajo. En esta situación de pandemia no hemos tenido bajas; solo algún cierre que afectaron a dos o tres trabajadores. Ha tenido poco impacto. No sabemos que puede llegar a ocurrir cuando liberen la posibilidad de despedir y suspender. De todas formas hay una especie de expectativa. Se habla de habilitar la actividad turística y eso es importante para el sector y en el orden nacional teníamos expectativas con la aplicación de algunas políticas como en el tema de educación, por la impresión de libros y material de estudio, porque los mayores problemas los hemos tenido con aquellos lugares que trabajaban para el ministerio de educación para los tres niveles, pero por supuesto hasta ahora no ha habido actividad
C-Vos estuviste en la Federación…
IB-Si, estuve, pero ahora la Federación está atravesando una situación compleja, crítica. Prácticamente, los sindicatos más representativos del interior,

estamos pidiendo la intervención.

Hay que recordar que estamos divididos con Capital y Gran Buenos Aires desde el año 1972 a raíz de la disputa que se produce en ese momento entre un dirigente que aglutinaba al interior y Raimundo Ongaro. Hubo un deterioro muy grande de la actividad federativa y la estamos intentando reconstruir
C-Como integrante de la Corriente Federal de Trabajadores cómo ves el papel que está jugando la C.G.T. nacional que fueron muy complacientes con el macrismo y ahora parecen mas amigos de las grandes patronales que de los trabajadores? Concurren al coloquio de I.D.E.A…
IB– Bueno, el rol que ha jugado la C.G.T. nacional…desde la C.G.T. Córdoba le hemos reclamado en forma constante una participación en los confederales de todas las seccionales del país que nunca han sido convocados desde el macrismo para acá. La conducción está en manos de un grupo reducido que carece de sustentabilidad, de legitimidad y de apoyo en general y es un grupo dedicado fundamentalmente a conseguir sustento para los negocios que tienen particularmente con las obras sociales. Ese ha sido, lamentablemente el talón de Aquiles del movimiento sindical argentino porque han destinado todos los esfuerzos a estructurar una organización administrativa, y en vez de ser un factor de fortalecimiento del movimiento sindical se transformó en una causal de su debilidad. Es una opinión muy personal pero la tengo clara.
C- Ves alguna posibilidad de modificar ese estado de cosas?
IB-Yo creo que únicamente se puede modificar…primero, la Corriente Federal es un intento serio pero no termina de cuajar. Hay una serie de coincidencias con la C.T.A. de los Trabajadores y otros sectores en el intento de construir una conducción de la C.G.T. con el mayor grado de unidad que se pueda, pero con otra mirada, con un programa, con la posibilidad cierta de intervención en la política no a partir de los acuerdos por los negociados sino de acuerdos reales que permitan mantener la redistribución del ingreso. Se está hablando de un Concejo Económico Social con una C.G.T. prácticamente diezmada. No nos olvidemos que el 17 de octubre la demostración que hace Hugo Moyano deja seriamente herida la posibilidad de que la C.G.T. se pueda parar frente a ninguna situación con posibilidad de que los trabajadores puedan lograr un equilibrio en la puja que se produce por su condición misma. Esta situación solo se puede revertir con una mayor participación de los trabajadores y las trabajadoras en sus organizaciones. Porque el debilitamiento tiene que ver con la no elección de delegados en los lugares de trabajo, la imposibilidad de que las mujeres accedan en igualdad de condiciones a las conducciones especialmente en las federaciones que son las organizaciones de segundo grado y son las que discuten los convenios colectivos y los salarios. Esa necesidad de que haya una mayor inserción y participación; es lo que va a permitir que exista una posibilidad de cambio. Hoy vemos en las conducciones personas que no solo son ancianos sino que además tienen conceptos que son retrógrados en muchos aspectos. Por eso creo que debiéramos hoy como movimiento obrero estar discutiendo la post-pandemia a partir, por ejemplo, de la reducción de la jornada laboral. Nadie está hablando de eso. Nos tomó de sorpresa el teletrabajo en la pandemia, pero cuando era necesario discutir los cambios tecnológicos y empezar a abordarlos, prácticamente miraban para el costado y lo digo con conocimiento de causa porque pasó en la misma estructura federativa a la que pertenecemos como organización sindical. Se encontraron con el trabajo precarizado de miles y miles de jóvenes con el tema de las plataformas y no hicieron absolutamente nada. Todos esto está ahí. Yo considero que estamos en un momento complejo pero de debilidad del movimiento sindical y justo viene la pandemia y sinceramente no creo que vamos salir mejor ni nada por el estilo sino peor
C.-A propósito de esa debilidad que mencionás, La teoría siempre le adjudicó al movimiento obrero el rol de sujeto histórico de la transformación del orden social y para el peronismo siempre fue su columna vertebral. No parece ser esa la situación actual, donde a todas luces aparecen movimientos sociales mucho mas dinámicos y con capacidad transformadora, como el feminismo por ejemplo. como lo ves?


IB.-Respecto del movimiento de mujeres…que bueno que apareció esto! pero yo creo que si no se politizan no vamos a lograr lo que se plantea como sector ni vamos a lograr ninguna otra situación que sea una evolución de la sociedad. Para que evolucione en ese sentido el movimiento de mujeres debe politizarse, debe definir que sociedad queremos. Las mujeres no van a tener iguales condiciones en una sociedad donde se sostenga la diferencia entre los que mas tienen y los que menos tienen
C.-En ese sentido se puede hablar de varios feminismos, porque hay un feminismo liberal,,,
IB-Por eso mismo yo veo que coinciden las diputadas y demás y después algunas levantan la mano para que maten a los jubilados. Está todo lindo cuando hablamos de la interrupción legal del embarazo, pero esas mismas manitos se alzan para liquidar derechos ahí nomás. Es el problema de mirar una parte del problema. Por otro lado están las organizaciones sociales que son un capítulo aparte. Allá en los ’90 la C.T.A. tuvo una visión acertada cuando entendió que los trabajadores que estaban desocupados, precarizados o en la economía social, eran parte de la clase trabajadora. Eso fue un gran acierto. Hoy se ha distorsionado bastante todo eso.
C.-Dentro del campo sindical hay todo un movimiento feminista en ascenso…
IB.-Si, nosotras tenemos la intersindical de mujeres de Córdoba, y yo como parte de la Corriente junto con otras compañeras participamos de Mujeres Sindicalistas
C.-Y se ve algún avance en la participación?
IB-Es lento pero hay mayor participación de las mujeres. Un ejemplo es el sindicato municipal de Córdoba que no solo tiene por primera vez una secretaria general sino que hay gran participación de las compañeras municipales.
C.-De aquellos programas del movimiento obrero de la Falda, Huerta Grande, el del 1 de mayo de la CGT de los Argentinos, los 26 puntos de Ubaldini, que la C.F.T. reivindica, a esta realidad del Frente de Todos en el gobierno que distancia hay, cuanto falta, que circunstancias juegan hoy?
IB.-Nosotros no hemos cambiado, afortunadamente se ganó por el voto, pero la correlación de fuerzas no es la ideal para alcanzar grandes cambios. Fijate en el tema del impuesto a las grandes fortunas que además es por única vez, si vemos lo que pasó con Vicentín y todas las operaciones, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, donde tuvimos que asistir dolorosamente a escenas como la de Guernica. La correlacion de fuerzas sigue siendo desfavorable a esta posibilidad de transformación porque encima estamos en una etapa donde el capital trata de seguir obteniendo rentabilidad y ventajas sobre el ajuste, por eso creo que el gobierno es demasiado…digamos… a la pandemia la enfrentó con decisión para evitar costos sociales, pero los costos sociales se van a dar lo mismo. Yo creo que inevitablemente se tienen que tocar intereses de lo contrario va a ser imposible que el estado tenga una política distinta, sobre el comercio exterior o recrear la Junta Nacional de Granos o incluso los planes de reactivación de la industria nacional creo que van a estar siempre boicoteados y tratados de impedir por parte de los sectores que se beneficiaron en el gobierno de Macri: el sector agroexportador, el sector energético y financiero que son los que marcan la cancha de la economía.
C.-Ahora fijate que ni siquiera el kirchnerismo con todo lo que hizo en materia de redistribución del ingreso, laboral y social, pudo cambiar la matriz económica del pais…
IB– En el mundo viene traccionado la derecha que ha penetrado en vastos sectores sociales y corremos peligro de que se dé lo de Brasil, o lo de Trump o Biden que para mi son los mismo. El caso de Brasil, es uno de los más tremendo de fascistización de sectores de la sociedad. Yo creo que nosotros estamos en peligro de que nos suceda eso. Por eso es importante seguir sosteniendo…en mi caso creo que hay que seguir parándose en el peronismo de las tres consignas (Soberanía Política, Independencia Económica y Justicia Social), en el peronismo de la justicia social, porque en la medida en que el país tenga un grado de independencia va a ser como lo vamos a lograr si no va a ser prácticamente imposible. Por suerte en Latinoamérica estamos volviendo a respirar un poco de aire fresco. que tiene que ver con retomar el rumbo que marcó hace varios años aquel NO al ALCA, que permitió un avance impresionante e impidió que avanzaran las fuerzas regresivas en nuestro país, en Latinoamérica y en el mundo en general. El problema hoy es la correlación de fuerzas. Lamentablemente la organización popular también se fue debilitando. Nosotros no arribamos hoy a esta situación sin haber pasado por la dictadura que pasamos, por el menemismo, por De la Rua, y todo el tiempo que estuvimos donde los únicos beneficiados fue el poder concentrado..
C-¿Como evalúas la carta de Cristina?¿es posible alcanzar la justicia social, la independencia económica pactando con los factores de poder económico?
IB-No. Yo sinceramente no lo creo. Ella hace una carta política brillante, porque es el cuadro político más capaz e importante que hay hoy en el país, por que tiene una visión integradora y las cosas bien claras. Pero alcanzar un acuerdo para que los sectores de poder cedan y acepten condiciones como tener soberanía, independencia económica y mas equidad en la distribución del ingreso, sinceramente no lo creo. Me parece bien que lo haya planteado, me parece que no es un ataque al gobierno como algunos dijeron. Pero me parece hoy por hoy en este marco eso es imposible
C-Yo entiendo que está introduciendo un factor de tensión con la idea de correr la grieta para aislar a la minoría de derecha porque hay cuestiones básicas que hacen a la existencia del Frente de Todos que estos sectores no están dispuestos a acordar y le pone la pelota en la cancha de ellos. Hasta ahora lo que han hecho ha sido poner condiciones. De esa forma se estaría confrontando con lo más rancio del neoliberalismo e intentando captar otros sectores. ¿Como ves que se pueden alinear los distintos sectores del peronismo en esa disputa? ¿ Y el PJ Cordobés?
IB-Al margen de que coincido en el hecho de que Cristina tracciona y mete adentro del frente una discusión que es fundamental, sinceramente creo que el PJ cordobés está en manos de un grupo…se ha transformado en una herramienta que es la base del acuerdo político de un grupo, de dirigentes entre comillas, que hicieron un acuerdo con los sectores de poder de Córdoba que hoy representa el G6 (1), que tienen que ver fundamentalmente con los agronegocios y el desarrollismo…El tema de los incendios va por ahí, y es una alianza fortísima que les permitió en su momento ganar y se mantuvo por veinte años. Es un acuerdo muy fuerte y hoy no hay posibilidades de que el PJ o este grupo participe del Frente de Todos. Es un grupo determinado que junto con sus amistades, sus familiares y sus socios, el gobierno de la provincia es una expresión casi de nepotismo
C-Y ahi va incluido Yarllora
IB-Bueno, no hablemos de Yarllora porque es lo peor de toda la historia
C-El schiarettismo es claramente una expresión neoliberal, como ves la posibilidad de disputar el PJ cordobés en las internas de abril del año que viene para sumarlos al proyecto nacional encabezado por Alberto y Cristina? Que papel puede jugar Caserio?
IB-Al PJ lo tienen alambrado. y también hay sectores que tienen que ver con el Frente, kirchneristas, que confían en esta posibilidad de alianza. Hay quienes creemos que eso es imposible. Pero sin duda va a haber sectores del PJ que están buscando eso, caso Caserio
C-Ahora viene a Córdoba el Instituto Patria…
IB– Ninguna de estas circunstancias va a modificar la situación política de la provincia. La va a modificar únicamente la posibilidad de que todos quienes estén en puestos de dirección y tengan responsabilidades, se decidan a construir de verdad para acumular y capitalizar ahí la política del gobierno nacional y no andar teniendo kioscos por todos los rincones que verdaderamente es lo que ha sido la característica de todos los intentos en Córdoba y hoy tenemos como resultado que no tenemos ni un solo legislador ni siquiera un concejal del Frente de Todos.
C-Vos decís que el PJ está alambrado…¿ves la posibilidad de que sectores del PJ que ostensiblemente se manifiestan en contra de Schiaretti, se abran, decidan ir por fuera, confluyendo por ejemplo en el Frente de Todos?
IB-Entiendo que esa debería ser…debería ser… de acuerdo a las circunstancias, no podemos adivinar hoy que va a suceder, pero confluir en el Frente de Todos debería ser el camino. Y más allá de los resultados, debería haber decisión de encaminar esa construcción definitivamente, para que alguna vez sea verdaderamente una opción dentro de los límites de la democracia que tenemos, que sea verdaderamente una opción y no por la sola idea de tener un candidato en una lista que después termine votando cualquier cosa o pasándose de bando. Ese debería ser el camino pero siempre y cuando exista una voluntad de trabajo colectiva y no una suma de individualidades o estrellatos que no existen
C-En ese sentido teniendo en cuenta que la correlación de fuerzas es adversa en la Cámara de Diputados de la Nación, seria fundamental aportar diputados leales, que no se den vuelta al dia siguiente..
IB-Exactamente además hemos visto la prueba, no estamos hablando de algo que nunca pasó
C-Claro, claro, ya lo hemos visto…¿y cómo están posicionados los distintos sectores del campo sindical?
IB-En Córdoba tenemos la C.G.T…la otra C.G.T. liderada por Saillén ha quedado un poco debilitada por todo lo que ocurrió y las dos C.T.A. Nosotros en la C.G.T. tenemos un grupo de compañeros y compañeras que estamos abiertamente con el gobierno nacional y vamos a trabajar por la elección de alguien que nos represente y también tenemos la idea de que tiene que haber alguien del movimiento obrero
C-Las correlaciones de fuerza son las que ponen pie en tierra los proyectos políticos y los sueños y en este tiempo esas correlaciones de fuerza no son favorables para los gobiernos populares, aunque el triunfo del M.A.S. en Bolivia, la epopeya del pueblo chileno y el desgaste que están sufriendo los gobiernos de derecha, auguran cambios en ese sentido, ¿Que debiera hacer el gobierno del Frente de todos para modificar esa correlación de fuerzas para poder llevar adelante su proyecto? La reforma judicial, mediática, impositiva, financiera?


IB-Me parece que se debería fortalecer la idea dela independencia, de la soberania y romper con la dependencia. En ese sentido lo que pasó con el voto contra Venezuela, algunos lo vimos muy desfavorable, aunque tambien es cierto que hay cosas de fondo que pueden haber llevado a esa postura al gobierno nacional. Creo que hay que encaminarse a formar de vuelta un polo que irradie la posibilidad de cambio y que fortalezca esa idea en las organizaciones y los movimientos populares de cada país. Eso es lo que no es igual en todas partes porque siempre arribamos en distintas condiciones, el pueblo chileno después de tantos años se levanta pero nosotros tuvimos a Macri. Es necesario consolidar organización y estructura con la idea de la comunidad organizada. Es lo básico del peronismo de sostener los cambios
C-Sos un referente insoslayable por tu trayectoria, coherencia y conducta para los peronistas que se oponen al schiarettismo, y además ya tenes tu experiencia como legisladora provincial ¿no te ves encabezando una lista de candidatos a diputados nacionales? ¿Cuales serían tus candidatos?
IB-(Suelta la risa) Algunos compañeros me lo han propuesto. Y yo la verdad que tengo una trayectoria militante consecuente, no soy millonaria, no tengo nada que esconder, pero no tengo aspiraciones. Aspiro sí, a que quien nos represente sea un compañero probado y leal al Proyecto Nacional y que aporte a la construcción colectiva en Córdoba.

(1) El G6 está integrado por la Asociación de Bancos Argentinos, Bolsa de Comercio de Buenos Aires, Cámara Argentina de Comercio, Cámara Argentina de la Construcción, Sociedad Rural Argentina y la Unión Industrial Argentina.

Alberto Hernández

Acerca de Alberto Hernández

Militante popular. Ex dirigente político y sindical, ex concejal de la ciudad de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor grado 4 en la escala Mercalli. Sueño con un mundo sin guerras, sin explotados ni explotadores donde el hombre no sea lobo del hombre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.