Intervenciones seleccionadas en las sesiones del Concejo Deliberante. 2003-2007 -Versiones taquigraficas

La tarea legislativa es desconocida para el común de la gente; muchos lo consideran un gasto público inútil sobre todo si se piensa que por definición todos los políticos coimean, roban o tienen privilegios o prebendas. Hay una generalizada ignorancia sobre la función legislativa y más aun sobre el funcionamiento de los cuerpos, las formas, la tarea de las comisiones y lo que se resuelve y se dice en las sesiones. Salvo algunas sesiones trascendentes por la índole de los temas a tratar y sobre todo en estos tiempos en que el Kirchnerismo a puesto a debatir y trabajar al poder legislativo sobre temas trascendentes que tienen mucha repercusión pública. Ni hablar del desconocimiento que existe sobre los Concejos Deliberantes, órganos legislativos de tercer orden.

¿A qué se dedica el Concejo Deliberante? – me decía un taxista cuando la conversación me llevó a decir que era concejal de la Ciudad de Córdoba. En esos días justamente estábamos tratando el aumento de la tarifa de los taxis y ese ejemplo me sirvió para que entendiera porque, lo que hacíamos ahí, tenía que ver con su vida.

Pero fue un caso aislado. Los concejales que trabajamos con entrega y militancia y que hemos tomado contacto con la realidad cotidiana de los ciudadanos, caminado los barrios y relevando sus problemas, somos los primeros en recibir las demandas de soluciones; somos en muchos casos la cara del estado municipal. A las personas con problemas no le interesa quien es el que tiene que dar respuestas a sus reclamos, quieren que se las den. Es así que con frecuencia, yo diría en la mayoría de los casos, como no somos los que tenemos la potestad de resolverlos y solo podemos trasladar las inquietudes al ejecutivo municipal, quedamos pagando y mal parados ante los vecinos. No es fácil explicar que nuestra responsabilidad es legislar, peticionar y controlar al ejecutivo y que ni aunque hagamos la mejor de las ordenanzas hay garantías de que se solucione algún problema, ya que depende de su reglamentación y posterior aplicación a cargo del poder ejecutivo. Sobradas muestras hay de ordenanzas brillantemente trabajadas, estudiadas, consultadas y aprobadas que luego fueron vetadas o no se reglamentaron más porque algún interés mefistofélico metió la cola o – como dice el dicho – hecha la ley hecha la trampa y se tergiversa el espíritu y la intención del legislador.

Si la función general del Concejo Deliberante es desconocida, si sus acciones son relativamente eficaces o si siendo exitosas, el mérito se lo lleva siempre el Ejecutivo como realizador por excelencia, cuánto más misterioso y desconocido es, para la gente común, el funcionamiento, su reglamento, el rol de las comisiones, las audiencias públicas, los mecanismos que operan en las sesiones y lo que se dice en ellas.

En las comisiones se discuten, modifican y dan punto final, casi siempre, a los proyectos. Cuando van a la sesiones para ser convertidos en Ordenanza o Resolución ya es un mero trámite que ni siquiera requiere debate o argumentaciones en favor o en contra, ya que las correlaciones de fuerzas anuncian la suerte del mencionado proyecto. Suele ocurrir que un proyecto deba ser tratado sobre tablas o que merezca alguna modificación de última instancia, en esos casos el plenario del cuerpo funciona como comisión y se vuelve a discutir el proyecto. Cuando nuevamente funciona el pleno en sesión, rigen las generales de la ley que hemos mencionado. Es decir se podrían aprobar todos los proyectos sin que ningún concejal haga uso de la palabra nunca en las sesiones. No obstante es de reglamento que, a pesar de que la suerte está echada en el 90 % de los casos, se fundamenten los proyectos y se los debata.

Hay debates memorables y otros no tanto. Buenos oradores y otros lamentables. La mayoría lee sus intervenciones que en general son preparadas por sus asesores. A veces no saben lo que leen. Como anécdota ridícula, graciosa o que te da vergüenza ajena, según como se la mire, la de un concejal de la oposición que había preparado dos textos para intervenir argumentando en contra de otros tantos proyectos nuestros. Luego de leer enfáticamente un par de minutos, caímos en la cuenta que se estaba refiriendo a un proyecto que debía ser tratado más adelante, así que todo el concejo estallo en la risa. El concejal que se había equivocado de escrito, no se inmutó y lo leyó hasta el final. Cuando se trató el proyecto al que correspondía, volvió a leerlo.

Esto da la pauta de que lo que se dice y argumenta en las sesiones no define nada y en muchos casos ni siquiera es escuchado por los demás legisladores o concejales que toman los debates como un trámite administrativo. Sin embargo a veces aunque no agreguen ningún argumento que pueda cambiar el curso de una votación, los oradores se involucran en una suerte de contrapuntos en los que se ponen en juego las ideas, los conocimientos técnicos y las vanidades personales, sobre todo si hay algún público que pueda aplaudir las intervenciones. En general se habla para los taquígrafos y los propios legisladores que suelen apoyar con aplausos cuando se trata de enfatizar una posición o un buen discurso. Muy pocas veces un medio de comunicación reproduce algo de lo que se dice.

En mi caso nunca me sentí cómodo leyendo los discursos, tanto como dirigente político o sindical.  Salvo un par de veces en que la necesidad de precisión en datos o cifras o citas textuales lo ameritaba, siempre improvisé, apoyado a veces por algún ayuda memoria. Por esa razón la tarea de los taquígrafos – que siempre preferían que el concejal que hacía uso de la palabra, le entregaran el texto escrito de su intervención – era más dificultosa en casos como el mio. Con frecuencia se llegaban a pedirme alguna aclaración sobre los nombres o datos citados, lo que no evitaba luego la presencia de errores en las versiones taquigráficas.

Repasando estas actas, después de varios años de finalizada mi gestión, encontré que muchas de esas intervenciones ignoradas por casi todo el mundo y olvidadas por el resto de los concejales, tenían algún valor por los fundamentos, ideas y principios en ellas expuestos. No sé quienes ni cuantos las leerán. Pero aquí están, al menos para que se sepa lo que pensaba este concejal hoy MC (mandato cumplido) en el marco de una coyuntura política que inició cambios trascendentes y que nos alentaba a soñar sin reservas. A mi me sirvieron para refrescar algunas tomas de posición controvertidas y el porqué de ellas y para verificar que las ideas y principios son los mismos que sustenté antes y que sostengo ahora.

Las versiones taquigráficas solo fueron corregidas en aquellos errores que hacían dificultosa la interpretación y tienen la imprecisión de una intervención improvisada, en la que muchas veces se repiten frases o conceptos, como un recurso de la oratoria para remarcar alguna idea, despertar el interés de quien escucha o por alguna muletilla que se cruza y que no se puede evitar cuando se habla acaloradamente. Tampoco eliminé el detalle de los aspectos formales de las sesiones, como cuando el presidente da la palabra o se somete a votación algún proyecto, con el objetivo de ilustrar sobre la dinámica de las sesiones.

Las intervenciones están ordenadas por fecha. Posteriormente lo haré también por tema y agregaré una introducción a cada uno.

Espero que a alguien les sirvan para algo. A mi ya me sirvieron.

Alberto Hernández

Creación de la CIGEKA (Comisión investigadora de la Gestion de Kammerath)

12/12/03

SR. PRESIDENTE (GIACOMINO).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, celebro que todos estemos con ánimo de empezar a dejar atrás un pasado bastante negro en éste país, y como decía el concejal Rabbat, de profundizar una democracia que todavía está en deuda con el pueblo argentino. Todos queremos mirar para adelante y ponernos a trabajar con visión de un futuro más venturoso. Pero de lo que estamos tratando en éste momento es de poner en claro las cuentas del pasado. Por lo tanto, no podemos obviar que hay responsables políticos y hay responsables desde el punto de vista legal y jurídico, entonces creo que no podemos mirar para adelante sin dejar en claro esas responsabilidades.

El concejal Rabbat hacía mención a que independientemente de que encontremos culpables, porque entre otras cosas, ésta Justicia argentina, que está empezando a cambiar, pero que no nos satisface y deja más sospechas al pueblo argentino que otra cosa, puede no contribuir a que encontremos a esos culpables, pero sí, y lo reafirmo, es importante para seguir avanzando, clarificar cual ha sido éste modelo de gestión, como decía Rabbat.

Pero voy mucho más allá. Estos mecanismos de corrupción han contribuido con el hecho de que hoy tengamos el país que tenemos. Pero la corrupción en el país no ha sido producto de un par o de algunos improvisados, deshonestos, negligentes funcionarios políticos, sino que devino en un mecanismo que permitió diseñar un estado, un sistema de partidos, una Justicia que se puso al servicio de un modelo neoliberal que hoy nos da los índices sociales que tenemos: 60 por ciento de la población por debajo del límite de la pobreza, concentración de capitales en muy pocas manos que hacen, a su vez, que se siga incrementando la posibilidad de corrupción porque con todo el poder acumulado compran a cualquier funcionario. En ese sentido, es lo que les permite hacer los grandes negocios que se han hecho en este país y en esta Municipalidad de Córdoba.

Quiero recordar, entonces, que en esta Municipalidad de Córdoba, en los dos primeros años de gestión donde se hicieron grandes negocios, fue Unión por Córdoba en conjunto quien estuvo a cargo de la Intendencia.

Celebro la muy buena voluntad que hay, pero creo que para seguir adelante es bueno que nos hagamos una autocrítica, que reconozcamos las responsabilidades políticas, porque sin eso no vamos a sentar bases para poder seguir adelante y construir la nación que todos queremos, y responder a la ciudadanía que en diciembre de 2001 dio un vuelco en la historia de este país y comenzó a reclamar un cambio en las instituciones, en los partidos, en el Estado, comenzó a reclamar transparencia. Este Concejo Deliberante es producto de ese reclamo.

No podemos dejar pasar livianamente estas cosas. Si queremos transparentar qué ha sucedido en la Municipalidad de Córdoba tenemos que decir que lo que allí sucedió no es ni más ni menos que lo que ha pasado en el país, porque quienes han estado al frente de este Municipio ha sido una mafia organizada que estuvo mucho antes a nivel nacional haciendo pingües negocios y favoreciendo a grandes grupos económicos, nacionales y extranjeros.

Creo que estas cosas tienen que quedar en claro a la hora de fundamentar la necesidad de llevar a cabo esta investigación a fondo, como lo que estamos proponiendo en este Concejo.

Muchas gracias.

Derogacion del llamado a concurso efectuado por la gestion Kammerath

12/03

SR. PRESIDENTE (GIACOMINO).- Aprobada. Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, creo que brevemente podríamos argumentar sobre los fundamentos de este proyecto de ordenanza, enviado por el Departamento Ejecutivo, y que como bien se dice acá vulnera el artículo 86, inciso 9) de la Carta Orgánica Municipal que es la que establece que el señor Intendente es quien tiene la atribución de designar o dar de baja al personal municipal, y por lo tanto esta no era una atribución que le correspondiera al Concejo Deliberante.

De todas maneras, detrás de esta simple Ordenanza que deroga un llamado a concurso para cubrir vacantes en la Municipalidad de Córdoba, hay varios asuntos de relevancia que no debiéramos dejar de señalar.

En primer lugar, como hombre proveniente del gremio municipal tengo que dar fe de la lucha de dicho gremio por dejar en planta permanente y efectivizar un número importante de trabajadores que viene cumpliendo, desde hace tiempo su labor en la Municipalidad de Córdoba y que han ingresado -como se ha realizado en gestiones anteriores- a través de mecanismos que vulneran las leyes laborales, la Carta Orgánica municipal y el Estatuto del Personal municipal.

Quienes obtuvimos el voto mayoritario de la ciudadanía de Córdoba – y si bien me gustaría involucrar al conjunto del Concejo Deliberante, en particular me refiero a nuestra bancada- hemos tenido una consigna bien clara: cambiar la política, terminar con el clientelismo político y empezar a transformar un Estado municipal que ha sido gestor de esta destrucción que hoy vivimos en nuestra ciudad a la que no voy a describir porque ya se ha hecho cuando tratamos el proyecto anterior- que no se limita a la gestión Kammerath sino que en todo este período democrático ha ido vulnerando los derechos laborales más elementales y que, en el último tiempo a caballo de la precarización laboral, de la prédica de los organismos financieros internacionales, que querían un estado chico, con trabajadores que recibieran salarios de hambre, se fue acentuando a tal punto que hoy esta situación no solamente campea en el Estado municipal sino también en el provincial y el nacional; la situación de trabajadores que en las más diversas formas- trabajan en negro, con relaciones laborales precarias y salarios miserables.

Nosotros estamos aquí para terminar con este Estado clientelar, que es botín político de quien gana una elección y utiliza los puestos de trabajo y cargos como pago de favores políticos y esa es la forma en que se han ido gestando todas estas relaciones y situaciones heredades que hoy tenemos que resolver.

Creo que el señor Intendente tiene los mecanismos y las herramientas para empezar a resolver esa situación. El artículo 18 de la Carta Orgánica municipal establece que el ingreso a la Municipalidad de Córdoba, debe hacerse por concurso y este Cuerpo no tiene que dictar ninguna otra ordenanza para que este artículo se cumpla y evitar que este tipo de situaciones se presente en el futuro. A la Municipalidad de Córdoba deben ingresar los mejores trabajadores, los más capacitados y los más necesarios para cumplir las funciones que la ciudadanía demanda.

Ese es el anhelo de este Cuerpo, porque tenemos que comenzar a construir un estado municipal diferente, pero estamos cargando con una herencia, con una situación que habrá que resolver de la mejor manera posible para que no sean vulnerados derechos elementales de los trabajadores.

Un derecho que hoy es ampliamente reconocido e inclusive hay jurisprudencia aún en el sector privado, de que es ilegal el despido por causa que no sea justa. Esa jurisprudencia en el sector privado hace más responsable al estado municipal de cumplir con la más elemental norma del derecho laboral con el propio estatuto del personal.

Aquí tenemos en la Municipalidad de Córdoba, situaciones que vienen de años, de gestiones anteriores, trabajadores en negro, jefas y jefes de hogar trabajando sin protección, sin seguro, asumiendo responsabilidades que son propias del personal de planta permanente.

Trabajadores contratados que según lo establece la Ordenanza 7244 del Personal Municipal, son para situaciones especiales, temporarias, eventuales y no para cumplir tareas de planta permanente, por tiempos que superan largamente lo que puede ser una relación laboral digna y un trato digno para cualquier trabajador.

En consecuencia, corresponde que se apruebe ésta Ordenanza declarando y dejando sin efecto éste llamado a concurso por los argumentos que aquí se exponen: la violación del artículo ochenta y seis, inciso nueve de la Carta Orgánica Municipal; quedan pendientes todas éstas situaciones que hemos señalado y que son motivo de preocupación para muchos trabajadores que traen consigo una larga lucha gremial, arduas discusiones y un debate en la opinión pública que hace que no sea ésta una cuestión menor.

Debate sobre la declaracion del carácter social del transporte – 08/01/04

SR. PRESIDENTE (GIACOMINO): Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ: Señor presidente, no es fácil para mí fundamentar las razones por las cuales voy a oponerme a este proyecto, porque es sabido que nosotros nos hemos sumado a acompañar a Luis Juez con entusiasmo, con esperanza, con ganas y con la vocación y la convicción de cambiar la historia.

Creo que esta vocación, esta intención además y esta convicción que el propio Luis Juez ha hecho conocer al pueblo de Córdoba no pueden quedarse en el maquillaje, en el que hacemos “como que” cambiamos, sino que efectivamente cambiamos. Frecuentemente hemos escuchado a Luis Juez decir: “Nosotros no podemos ser diferentes; tenemos que ser esencialmente diferentes”.

“Venimos a cambiar la política” dijimos. Cambiar la política, es mejorar esta democracia que hasta aquí ha sido –yo diría– por momentos farsesca, donde se representan roles pero en realidad no se abordan ni se debaten a fondo los problemas y mucho menos se resuelven los problemas de la gente. Y poco colaboraríamos con ese cambio histórico que pretendemos, si hoy siguiéramos, en nuestro carácter de oficialismo, levantando la mano, como soldados, y la oposición haciendo también su show mediático porque tiene el rol de oponerse a los proyectos oficiales.

Creo que es sano, creo que es parte de este cambio, que abordemos el debate a fondo y que lo demos. Y es mi pretensión que este debate también le haga un aporte fundamental a la causa que encabeza el compañero Luis Juez, y a la cual suscribo y voy a aportar toda mi capacidad, mi militancia y mi esfuerzo diario para que no fracase, para que efectivamente, a la luz de los nuevos tiempos que se están viviendo en este país, podamos dejar atrás un pasado negro.

Creo que no estamos aquí discutiendo el tema del transporte; lamentablemente, no estamos discutiendo aquí el problema del usuario del transporte, el problema de la gente. Estamos discutiendo, y es lo que este proyecto plantea en su texto, en su articulado y en sus fundamentos, la potestad del Estado municipal para intervenir en el conflicto o en los probables conflictos de UTA y FETAP.

No voy a abundar en el terreno legal, porque ya algo se ha dicho aquí respecto de las garantías constitucionales del derecho de huelga, de la abundante legislación que existe en materia de conciliación obligatoria, de la intervención de los poderes del Estado para solucionar conflictos, etcétera. Creo que este proyecto de ordenanza merece que abundemos en el terreno político.

En ese sentido, no voy a hacer una larga historia, pero sí debo recordar que si existen las organizaciones sindicales, si existen las diversas formas de lucha que el movimiento obrero se ha ido dando a lo largo de su historia, ha sido a los efectos de equiparar una situación de inequidad de fuerzas en el marco de la confrontación entre el trabajo y el capital. Y las conquistas obreras: las ocho horas de trabajo, los ambientes de trabajo, las leyes que han ido permitiendo a los trabajadores adquirir niveles de vida dignos, se han logrado a costa de sangre, de muertos, de mártires.

Ésa es la historia del movimiento obrero, de las organizaciones, del derecho de huelga y de las distintas formas de luchas que se han ido dando en el mundo.

En nuestro país también se reconocen hitos y hechos que marcaron los principios de la organización de los trabajadores. Debemos recordar la huelga de los obreros rurales, la FORA, la represión en los Talleres Vasena y la semana trágica.

Quiero entrar de lleno a la etapa más negra de la Argentina, la del neoliberalismo, que es la forma que adquiere el capitalismo en el mundo y que sufrimos directamente los países periféricos, que arranca con un baño de sangre el 24 de marzo de 1976, no siendo casual que gran parte de los desaparecidos, torturados y muertos, hayan sido dirigentes obreros, trabajadores y delegados.

Esa fue la base de sustentación para permitir que en las siguientes dos décadas se llevara adelante uno de los más nefastos planes de sometimiento de la soberanía popular, del pueblo argentino y de la entrega del patrimonio del Estado.

Me parece innecesarias reflejar las cifras de las estadísticas sociales, la concentración del capital, la desocupación, los bajos salarios, la precarización salarial, la pérdida de conquistas y de derechos. El gran perdedor en esta experiencia, han sido los trabajadores y su movimiento obrero.

Pero esta historia comienza a cambiar en diciembre del 2001, aunque hay todavía quienes se resisten y pregonan la restauración neoliberal. Hoy, en nuestra Provincia, todavía tenemos a uno de los máximos exponentes de este modelo, que insiste en la privatización del patrimonio estatal, en la precarización laboral y que tiene a sus empleados por debajo de los niveles de pobreza percibiendo salarios de hambre.

A lo largo de estos años, la dirigencia política de este país, entregó sobre la base de un sistema de corrupción los principales recursos que como Nación teníamos para poder llevar adelante un proyecto nacional que nos incluyera a todos y acceder a niveles de vida dignos y en todos estos años, ha sido el Estado uno de los máximos violadores de los derechos de los trabajadores.

En Córdoba a la responsabilidad política, desde los albores de la democracia –no voy a hacer referencia a la dictadura porque no hay nada que discutir ni juzgar en un gobierno de asesinos- la tiene su dirigencia, que en lugar de parar este país con dignidad, nos terminó sometiendo a los dictados de los organismos financieros internacionales, de las grandes corporaciones y de los intereses de la banca internacional. A esos intereses, presiones y condicionantes que se han ido imponiendo a nuestro país, hoy los estamos viviendo, y una muestra de ello es, por ejemplo, el famoso Pacto Fiscal 3, los pactos fiscales, que son modeladores del Estado y apuntan a quitar conquistas de los trabajadores. Ésa es la situación dentro de estos años. E insisto: el saldo ha sido la pérdida para trabajadores de conquistas, de derechos, de nivel de vida.

Estas situaciones a las que se han enfrentado los trabajadores evidentemente han generado conflictos muy duros, esos conflictos frecuentemente se han impuesto por encima del propio derecho, de la propia realidad jurídica para encausarlos en ese marco.

Y eso tiene que ver también porque en una sociedad construida en la base de una violencia tal que está expresada en las estadísticas sociales no puede crear mas que violencia.

Voy a hacer referencia a un trabajo de un gran abogado laboralista de Córdoba, Mauricio César Arese, que cita a su vez a otro jurista que dice: “Los derechos de huelga y el hecho de guerra tienen el mismo valor”.

La organización de los trabajadores proclaman derecho de huelga de la misma manera que el estado reivindica el derecho de guerra.”

“El poder de hacer la guerra es el poder de sustraerse del derecho, el derecho garantiza el dominio de cada miembro de la sociedad contra la invasión de los demás, el derecho de huelga por lo tanto es la negación del derecho y como el derecho subjetivo no puede existir sino como un reflejo del derecho objetivo, la fórmula del derecho de guerra o del derecho de huelga contiene una contradicción.”

“Huelga se asocia negativamente a daño, alteración social, fracaso de la negociación y retorno a la resolución manus propias de las controversias.”

“Los sindicatos pretenden lograr una situación de igualdad de los trabajadores y la huelga tiene la función instrumental de permitir que la celebración del convenio se realice en esas condiciones de equilibrio.”

“Oscar Uriarte descubre una trivalencia en la huelga, un medio de acción sindical, un conflicto colectivo de trabajo y una forma de solucionar el conflicto.”

“Mario Akerman advierte una relación triangular entre las partes en conflicto colectivo con relación a los terceros consumidores y usuarios, a los que se debe preservar al menos parcialmente de las consecuencias dañosas originadas por aquel.”

“La huelga en los servicios esenciales puede enfrentar valores de igual o parecida preponderancia, tales como los de autonomía colectiva o libertad sindical en los de la comunidad comprometida en sus derechos”.

No es cierto que haya posibilidad de que algun conflicto se resuelva sin afectar a terceros, ni aún en el ámbito privado.

Los trabajadores mecánicos se enfrentan con su patronal y también sufre su familia, los vecinos, los comerciantes pierden salario, se cae producción, pierde la economía, pierde el estado de recaudar y directa o indirectamente hay terceros afectados.

La huelga es una expresión de conflictos de una sociedad, ésta sociedad producto de este neoliberalismo de estos veinticinco años es una sociedad cruzada por conflictos que no son fáciles de resolver.

Es imposible pensar en que vamos a poder encausar los conflictos de los trabajadores si no empezamos a resolver la base de injusticia de esta sociedad.

Por eso creo que a la hora de pensar que estamos cambiando la historia pensemos que no la podemos cambiar apuntándoles a quienes han sido los perdedores de estos años que son los trabajadores y sus organizaciones y tampoco podemos pensar como dice un sentido común – que yo digo que es un sentido común alterado – , ya voy a explicar por que, de que aquellos trabajadores y sus organizaciones que lograron salvarse del desastre, salvar sueldos dignos, salvar condiciones de trabajo hoy son privilegiados.

Ésta es la realidad. Tampoco sirve que digamos que tenemos que pensar en la gente o en el usuario en términos generales. Pensemos quien es la gente y quienes son los usuarios. Tenemos un porcentaje alto de gente que no puede tomar el ómnibus porque no le alcanza el presupuesto y se tiene que manejar en bicicleta o “a pata”, o en carro y el resto son trabajadores que, a su vez, tienen conflictos y que generan perjuicios a terceros cuando tienen esos conflictos.

En estos años de neoliberalismo no solo hubo una fractura de la sociedad, un enfrentamiento de pobres contra pobres, entre trabajadores, una destrucción de las organizaciones sino también, y mucho más pernicioso, hubo un quiebre cultural porque se complementó con un bombardeo ideológico a través de los medios de comunicación y de los aparatos de dominación ideológica de los sectores de poder que llevaron adelante esta fenomenal destrucción de nuestro país.

Seguramente, si este proyecto sale aprobado va a tener apoyo popular. Recuerdo estos cuatro años de dura lucha para tratar que en la Municipalidad quedara algo en pie. Si a Kammerath se le hubiera ocurrido echar antes dos mil empleados o bajarnos los sueldos, seguramente hubiese tenido un apoyo popular, porque los municipales éramos impopulares. Tenemos que pensar que cuando se privatizó todo en este país había un gran consenso en la sociedad para hacerlo.

Entonces, creo que a la hora de tomar decisiones, tenemos que hacerlo con convicciones políticas, pensando en el cambio y que tenemos que resurgir de ese daño producido durante todos estos años, y que no es la mejor forma hoy atacando el derecho de los trabajadores de U.T.A. para realizar una medida de fuerza. Esta ordenanza, en sus fundamentos, deja abierta la posibilidad de que se pueda atacar ese derecho. Esta cuestión de que las corporaciones tengan de rehén al resto de la sociedad es también parte del discurso neoliberal. En tal caso, no todas las corporaciones son iguales. Las organizaciones de los trabajadores son organizaciones que les han permitido resistir a este embate y que algunos salvaran mínimamente su trabajo y su dignidad.

Señor presidente, creo realmente que debe ser duro estar allí –lo decía el Intendente Juez ayer en una reunión- ante tanto desquicio, ante tanta destrucción. Y debe ser dura la soledad del poder, también, a la hora de tomar decisiones. Juez creo que es un hombre de convicciones, por eso estamos trabajando con él pero creo también que este cambio histórico que pretendemos todos tiene que contar con el aporte intelectual, el aporte militante y el sacrificio de todos, y se va a construir en la medida que colectivamente vayamos encontrando el camino, para devolverle la credibilidad a una sociedad escéptica y descreída que ha pasado por miles de frustraciones.

Este es mi fundamento para rechazar este proyecto, en la confianza también de que estos argumentos o esta preocupación por lo menos que ha generado esta decisión, en algunos de quienes estamos sumados a esta empresa de Juez, permita replantearse algunas cosas.

Para cerrar, recuerdo una parte de una canción de Falú que decía que:

“El día que los pueblos sean libres, la política será una canción”. Pero hasta que llegue ese momento, vamos a tener que vivir en una sociedad cruzada por conflictos que vamos a tener que saber resolver y abordar con sensatez, apostando a sumar a todos en este cambio histórico, y no generar más conflictos y confrontaciones; de manera que nos permita realmente dejar esta noche negra del neoliberalismo, y que no sea simplemente una nueva operación de maquillaje y una nueva frustración.

Consideración ante la renuncia del Cjal. Fernandez- 20/01/04

Sr. Presidente.-Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

Sr. Hernández.- Señor presidente, señores concejales no resulta fácil entrar a considerar todos los términos que el concejal y compañero Armando Fernández plantea con su renuncia a este Cuerpo.

Desde ya que no podemos ninguno de nosotros entrar a considerar las cuestiones personales, las cuestiones íntimas que lo llevan a tomar esta decisión.

Pero sí es bueno poner en claro cómo han sucedido los hechos que llevan a este Cuerpo a perder a uno de sus más importantes miembros. El concejal Fernández demostró, en este breve período, que los que estamos aquí, que hemos sido apoyados por casi el 60 por ciento del electorado, venimos a cambiar la política, a cambiar la historia política de esta Provincia e invitamos a los que se quieran sumar. En este breve período el concejal Fernández ha dado muestras de que intentamos, con todas nuestras capacidades y convicciones, estar en este camino.

Se ha reiterado en este Cuerpo la apertura de este bloque a los efectos de considerar todos los aportes que, desde los distintos bloques, se van haciendo para los proyectos emanados del Departamento Ejecutivo. Y en esta relación el concejal Fernández ha sido un pilar fundamental.

Esta pérdida tenemos que anotarla como una de las bajas de esta lucha que hemos emprendido por empezar un camino diferente para el pueblo de Córdoba, donde empiece a reinar la justicia social y la democracia, acabando con la corrupción, los negociados, con el abuso de poder, con una Justicia que responde al poder político. Esta es una víctima más en esta lucha por cambiar el estado de cosas, porque a todos nos consta que en esta Provincia tenemos asesinatos no aclarados, hechos de corrupción con bancos vaciados, grandes negociados, un montón de hechos que sería ocioso enumerar, que han dejado la sensación a los cordobeses de que no ha habido institución que defienda sus intereses, sobre todo la de los sectores más desposeídos.

En esta lucha que muchos hemos asumido con profunda decisión y convicción, evidentemente –y esto es absolutamente claro- ha comenzado a haber resistencia por parte de distintos sectores para oponerse a este camino que vamos emprendiendo, sin pausa y sin flaquezas. Hemos visto una agresión constante, particularmente emanada del Gobierno de la Provincia de Córdoba… (Aplausos)…agrediendo, chantajeando y poniendo zancadillas al Gobierno municipal con una denuncia…

  • El concejal Kraisman pronuncia palabras fuera de micrófono.

  • Manifestaciones en el recinto.

Sr. Presidente (Giacomino).- Le solicito al público presente que por favor respete el uso de la palabra.

Continúa en el uso de la palabra, señor concejal.

Sr. Hernández.- Con una denuncia inconsistente montada sobre un operativo de prensa, claramente orquestado en función de generar una más de las tantas agresiones que hemos soportado en este corto período de gestión en la Municipalidad de Córdoba, que han llevado –entiendo- a socavar, a minar la voluntad del compañero concejal Fernández de seguir en este puesto.

Pero tiene que quedar absolutamente claro que, si bien vamos a perder a un compañero, ninguno de nosotros va a bajar los brazos porque el objetivo político que tenemos es transformar a esta ciudad, esta Provincia, es devolverle definitivamente a la gente la dignidad y el orgullo de ser cordobeses, es tener un gobierno municipal y provincial como el que se merecen. (Aplausos).

Este es el objetivo, esta es la reivindicación y justificación que quiero hacer por esta baja que vamos a tener. Que sepa el concejal Fernández, que sepan los que hoy lo han venido a apoyar que nadie quiere que se vaya, pero no podemos contra su voluntad. Este Cuerpo, este partido, estos dirigentes sectoriales van a seguir con la misma convicción, con la misma fuerza o más en ese objetivo de buscar el beneficio y la dignidad para todos los cordobeses, especialmente los más postergados.

Esto es lo que quería decir. Lamento profundamente que se vaya. No tenemos otra posibilidad más que aceptarle la renuncia porque esa es su legítima convicción, pero quiero dejar sentada esta vocación de seguir adelante con todos nuestros objetivos y convicciones. (Aplausos prolongados).

  • Manifestaciones en el recinto.

  • Manifestaciones por parte del concejal Kraisman fuera de micrófono.

Sr. Presidente (Giacomino).- Quiero expresarles a los señores concejales que este es un Cuerpo Legislativo, y en los cuerpos legislativos están aceptados los discursos políticos, así como en el Congreso Nacional y en la Legislatura Provincial. Lo que no se aceptan son las actitudes patoteriles. Lo que este presidente va a acotar son las actitudes patoteriles, como pasó en el caso de la U.T.A. Expresiones políticas como las que se acaban de dar no constituyen un apartamiento del Reglamento. Lo aclaro porque en muchas otras sesiones he aceptado discursos políticos, y en este caso hay aplausos, no agravios. (Aplausos).

Repudio ante el atentado en la Estacion de Atocha – España. 18/03/04

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, señores concejales, más allá del dolor, de la indignación, de la bronca con que cualquier ser humano en este planeta, que se precie de serlo, puede sentir frente a estos hechos, el dolor que –como decía la concejal Villalba– pueden sentir los españoles y con los cuales nos solidarizamos, en esta ocasión nosotros, los hombres de la política, no podemos dejar de hacer una interpretación política también de estos hechos, ya que esto no fue un desastre natural, ni un accidente ferroviario; ha sido una acción de guerra, una acción terrorista, que tiene orígenes y responsables.

Estos doscientos muertos españoles se suman a millones de otros muertos: miles en Irak, miles en Afganistán. Millones de muertos como consecuencia de las políticas de hambre, como consecuencia de muchas acciones de aquellos que, por el poder y el control de las riquezas en el mundo, imponen de una u otra forma a quienes no los tenemos, a los países periféricos, a lo sectores de la población a quienes quedamos a su merced, todas esas políticas.

A esto hay que decirlo, porque si no, estaremos atrás de las propias conclusiones que ha sacado el pueblo español, que después de las primeras horas de indignación ha comprendido que esto tiene sus explicaciones políticas, y ha resuelto también en política castigar a quienes de una u otra forma son autores de estas políticas de agresión a los pueblos: llámese Estados Unidos, llámese Jorge Bush, llámese Blair o el propio Aznar.

A estas cosas las tenemos que decir; si no, no estamos siendo justos ni claros a la hora de solidarizarnos y expresar nuestro deseo de que cesen estos actos de violencia. Sólo van a cesar en la medida de que haya justicia en el mundo, equidad entre los pueblos y solidaridad, y que no haya estas vocaciones imperiales de controlar y de ponerles el pie encima a los más débiles. Esto es, que llegue la hora de que haya relaciones equitativas entre las naciones y pueda imperar la justicia social, la libertad y la democracia.

A esto tenemos que decirlo, porque éstas son las profundas razones que están detrás de estos atentados. Y nosotros no podíamos quedarnos aquí, con una mera expresión de dolor frente a la muerte, sin expresar cuáles son los argumentos.

Nada más.

Conmemoracion del golpe militar de 1976- 25/03/04

Sr. Hernández.– Señor presidente, señores concejales, después de la intervención del concejal Strzelecki poco me queda por agregar. Simplemente, lo hago como un viejo militante de la década del ’70, de aquella generación que tuvimos sueños e ideales y que entregamos nuestra vida -y muchos pagaron por ello -, para tener un país mejor.

Hoy ante este homenaje, y como afortunados sobrevivientes, que seguimos intentando construir ese país que nos merecemos, debemos verdadera y sinceramente cerrar estas heridas y superar estos hechos dolorosos de nuestra historia dejando la hipocresía de lado.

A la hora de los discursos todos somos muy buenos, pero en todos estos años no solamente fueron responsables los militares genocidas, sobre lo que se ha dicho suficiente, sino que hubo quienes alentaron los golpes militares: civiles, políticos, dirigentes sindicales y sociales que participaron y colaboraron. Hubo muchos dirigentes políticos del partido justicialista, de la Unión Cívica Radical y de otros partidos que fueron funcionarios de esta dictadura militar de la cual, alegremente, hoy muchos se quieren despegar. Decía el concejal Strzelecki algo que me parece que habría que rescatar: este no es solamente un problema ético, moral, que estemos contra la violencia y quiero dejar claro que reivindico, como militante de los 70, la lucha de esa generación, porque más allá de la discusión sobre los métodos y las formas, estábamos luchando contra un sistema de injusticia, contra el hambre, la miseria, por un país mejor. Distinto es el terrorismo de Estado, un aparato organizado para matar, para torturar, para asesinar no sólo por una cuestión personal sino claramente –como lo ha demostrado la historia- para imponer un modelo económico y social en este país, que ha empezado a hacer crisis con la expresión popular de diciembre de 2001. Esta política de los 90 tiene como origen, como base, como condición necesaria ese golpe sangriento del 76.

Aquí se ha hablado de libertad y de democracia y en realidad todavía estamos en deuda con estas cosas. Cuando hablamos de libertad, quisiera saber cuál es la libertad que tiene un chico que nace en una villa, que ya tiene su vida condicionada. Y esta democracia, a través de todos estos años, no ha mejorado esa calidad de vida sino por el contrario, hoy tenemos una situación social generada por la aplicación de estas políticas desde los 90, asentadas en el golpe de la dictadura, que endeudó al país, que transfirió las riquezas nacionales al extranjero, que destruyó el trabajo, la industria nacional, nos hambreó, destruyó los sistemas de salud, de seguridad social. Estas son las conclusiones a las que debemos arribar. Si somos sinceros sabremos quiénes han sido los responsables de esto, quiénes han tenido que ver con la ejecución de estas políticas. Esta es una autocrítica necesaria que debemos hacernos, si es que queremos ser honestos y dejar atrás ese pasado lacerante.

No puedo olvidar cuando el doctor Alfonsín nos convocó a la Plaza de Mayo para defender la democracia, y en lugar de eso nos dijo que había que hacer economía de guerra y vino el Plan Sorrouille. En esa primavera democrática, nos seduce la idea del gran tercer movimiento histórico, las ideas de cambio para dejar atrás la experiencia de la dictadura militar, sin embargo se claudica y se retoman los objetivos que llevaron al golpe sangriento del 76, a los cuales el pueblo, en diciembre de 2001, les empieza a poner fin, abriéndose estas esperanzas que hoy tenemos.

Estos proyectos siguen vigentes. Creo que si en este país, si nosotros desde nuestra humilde tarea de concejales, no debatimos estas cuestiones sin hipocresías, con altura, con el reconocimiento de nuestros errores, estaremos haciendo un mero discurso que no sirve nada más que para perder el tiempo en esta sesión. Tenemos que partir de ese reconocimiento y comenzar a plantearnos que las posibilidades de construir un nuevo país están en el cumplimiento de estas tareas inconclusas de la democracia, que tan bien señalaba el concejal Strzelecki recién.

Me parece que este es el deber que tiene cada ciudadano, que tenemos cada uno de los que estamos en algún cargo para cambiar la realidad de este país, de esta provincia, de esta ciudad, discutiendo estos temas a fondo, sin hipocresías, sin mentiras, sin segundas intenciones.

Nada más, señor presidente.

Declaracion de apoyo a la abstención de nuestro pais en el voto de condena a cuba por parte de los EEUU. – 15/04/04

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Si no se hace uso de la palabra, en consideración el texto leído.

Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, señores concejales, es a los fines de fundamentar esta declaración que hemos consensuado y que tiene importancia en función del posicionamiento que este Cuerpo debe adoptar ante cuestiones que tienen que ver con la recuperación de la decisiones soberanas de nuestro país, en el camino de ir construyendo una Nación que tenga que ver con los intereses de los argentinos y no de los extranjeros, de organismos o de potencias hegemónicas que particularmente en los últimos años, en especial en la última década y a partir de toda esta política de relaciones carnales, ha ido modelando y configurando este país de hambre, de miseria y de exclusión para muchos argentinos, entre los cuales se encuentran muchos de los cordobeses que nosotros estamos representando aquí, en este Concejo Deliberante.

El conflicto que mantiene la República de Cuba y los Estados Unidos se ha trasladado al seno de las Naciones Unidas mezclando las correctas políticas de defensa de los derechos humanos con la aviesa intencionalidad de condenar la decisión soberana de Cuba de conducir su destino. Es una prueba más de la política hostil que junto al bloqueo económico aplica los Estados Unidos contra el hermano país desde hace más de cuarenta años.

Durante varias décadas, la mayoría de los países latinoamericanos estuvieron sometidos a dictaduras militares que llevaron a cabo asesinatos, desapariciones y torturas y ocasionaron dolor a sus respectivos pueblos. Estas dictaduras fueron apoyadas, mantenidas y, en algunos casos, impuestas por Estados Unidos.

¿Cómo puede un gobierno de la región acompañar un proyecto de resolución fabricado y concebido por Estados Unidos para la política de intervención y hegemonía de la región? ¿Resulta legítimo denigrar la imagen de la obra de un pueblo sólo para complacer a la potencia responsable de las más graves violaciones a los derechos humanos en América Latina? ¿Por qué condenar a Cuba, uno de los pocos países de la región donde la salud, la educación y la cultura integral del pueblo, incluida la cultura política, son las prioridades de la gestión gubernamental?

No se puede acompañar en una resolución a una potencia hegemónica y que, como supuesta acción preventiva, ataca a cualquier territorio que considera amenaza mundial y para sus intereses nacionales. El pueblo Iraquí permanece ocupado militarmente por los ejércitos de las elites imperialistas de Estados Unidos y su socio menor, Gran Bretaña, y no sólo le es negada la determinación de su futuro político sino de disponer libremente de sus recursos naturales, repartidos como vulgar botín.

Es fundamental que nuestro país recupere, entonces, la decisión soberana sobre sus actos de política exterior y se alinee junto a la mayoría de los países latinoamericanos, que se han abstenido de votar o han votado en contra de esta iniciativa.

Insisto en lo que decía al principio: no se trata aquí de tomar posición en términos ideológicos o de sostener el régimen político cubano –sobre el cual podemos tener divergencias aquí–, sino de afirmar la necesidad de la recuperación del control sobre la política exterior y de la recuperación de la capacidad soberana de nuestro pueblo en lo que hace a decidir su destino sin someterse a las estrategias de los países hegemónicos.

Nada más.

Tratamiento del aumento del boleto – 13/05/04

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.– Señor presidente, señores concejales, créanme que sería mucho más fácil para mí estar en la tribuna que sentado aquí, en esta banca, con la necesidad de dar respuesta como parte de una gestión y apuntar a resolver definitivamente los problemas con los que esta gestión ha iniciado su camino.

Nadie ignora aquí que a ninguno de mis pares le resulta agradable aprobar un aumento de boleto, que incide –como ya se dijo– en los bolsillos de los sectores más humildes. Pero el problema de los sectores más humildes, el problema del 60 por ciento de la población, que está por debajo de los niveles de pobreza no lo determinan estos 15 centavos de aumento.

Hoy, costando todavía 80 centavos, hay muchísimas familias que no pueden usar el servicio de colectivos; hay muchísimas que también se sienten extorsionadas porque pagan un peso para que el transporte los deje en la entrada de su barrio.

Los problemas de nuestra población son tremendos en virtud de las políticas que durante la década de los ’90 han llevado adelante administraciones justicialistas y radicales, a través de este modelo neoliberal que le ha dado el poder a los grandes grupos económicos y a las grandes corporaciones.

Desde diciembre del 2001 hasta la fecha, ha habido una etapa de replanteos, de comenzar a cuestionar y de revalorizar el rol del estado. Está claro aquí en Córdoba y para el Estado nacional, que tener el gobierno no es tener el poder. Al poder lo siguen teniendo los grandes grupos económicos, las grandes corporaciones y los sectores que hoy siguen apostando a restaurar el viejo modelo conservador que se ha llevado adelante en la pasada década.

En esta Municipalidad y también en el Estado nacional, hemos emprendido este camino, intentando transformar el estado para que sirva a los intereses del pueblo, democratizarlo, hacerlo participativo y que responda a los sectores que más lo necesitan. Este es un camino duro y difícil porque se debe imponer al otro Estado que vive y sigue presionando, que extorsiona y amenaza.

Es el poder de las corporaciones el que hasta el día de hoy sigue condicionando las decisiones del Estado y del cambio que muchos queremos, para dejar atrás la noche negra del neoliberalismo que nos ha llevado a esta gran crisis que padecemos los argentinos y que esperamos, tenga un cierre popular.

En ese marco quiero que analicemos esta cuestión que estamos debatiendo hoy, porque a nadie lo pone feliz aumentar el boleto. Tomo lo que decían concejales de la oposición sobre propuestas y aportes técnicos, pero ninguna de ellas tienen posibilidades de ser llevadas adelante sino tienen en cuenta esta puja de intereses que se encuentra instalada y que echa por tierra cualquier plan, por más estudiado y racional que el mismo sea.

Esto es lo que ocurre en la realidad. Ayer tuve la oportunidad de asistir –al igual que muchos funcionarios– a la llegada de barcos de Venezuela que traían el fuelloil para incorporar al servicio energético. No creo que al gobierno nacional le haya resultado muy gracioso verse torcer el brazo por las grandes corporaciones que en la década pasada obtuvieron tremendas ganancias y que sacaron las riquezas del país para llevarlas al extranjero; y que por no contar con una empresa estatal que regule el sistema, que defienda los intereses nacionales y los ingresos de los argentinos, estamos expuestos a estos chantajes.

Lo mismo ocurre aquí; al Intendente Juez no le ha causado gracias tener que aumentar el boleto –y tengo algunas diferencias con los argumentos de mis pares de bancada– aunque entiendo que es legítimo que los trabajadores de UTA luchen por sus ingresos, por ganar y vivir cada vez mejor porque eso es parte de su lucha, pero es un dato a tener en cuenta, que se agrega y que es parte del problema a resolver a la hora de tratar el tema del transporte. Esta decisión que ha tomado el intendente es producto de esa puja y lo entiendo simplemente porque el Estado municipal es un estado débil frente a esa situación de despojo producto de todos estos años en los que el Estado fue vaciado y se ha permitido que sean las grandes corporaciones las que diseñaran el desarrollo urbano de Córdoba, los Bugliotti, los Macri, los Roggio, que siguen presionando en función de continuar obteniendo grandes ganancias. Ellos son los que han diseñado el desarrollo urbano de esta ciudad y el Estado que teníamos. Contra eso estamos luchando.

Solamente admito este aumento del boleto en función de esa debilidad que tiene el Estado municipal en esta negociación. Tienen razón los concejales de la oposición, ha habido idas y vueltas, pero así han sido los tironeos que ha tenido que dar la administración municipal con estas corporaciones. Esa es la única razón por la cual entiendo y apoyo esta decisión del Ejecutivo de permitirse, con este acuerdo, un respiro, un plazo que le de la posibilidad de poner en marcha una empresa municipal que permita tomar las riendas, el control y la regulación del transporte en la ciudad de Córdoba; una empresa municipal que tenga participación de los vecinos en su directorio, con control popular de su administración. Es la única manera en que el Estado municipal podrá recuperar su potestad, su poder para resolver en función de los intereses de los vecinos. Tal vez cuando esto esté funcionando podamos revisar la tarifa e imponer condiciones de manera que tengamos boleto obrero o estudiantil, todo lo que necesite la gente, que hoy está pasando mil penurias y que hasta el día de hoy no se ve que vayan a resolverse.

Reitero, esta es la razón por la cual esta decisión del Ejecutivo va a contar con mi apoyo, por esa necesidad que tiene de tener un respiro a efectos de poder poner en marcha esta empresa municipal de transporte con las características citadas. No es de mi agrado, no lo hago con satisfacción. Lo siento como una carga pero pensando que es necesario fortalecer el Estado municipal desde la perspectiva de un Estado popular para que, efectivamente, esto se convierta en un bastión para terminar de cambiar la situación de la Provincia y del país en función de tener una economía y una política de Estado que termine cambiándole efectivamente la vida a la gente.

Conmemoración del Cordobazo-27/05/04

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobada.

Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, señores concejales, el día 29 de mayo se cumplen 25 años de aquella gesta que hemos llamado El Cordobazo que, al igual que la llamada Reforma Universitaria del 18, nos identifica como cordobeses, como un pueblo luchador, como un pueblo que ha sido capaz de iniciar grandes cambios no sólo en el país sino como ejemplo para el resto de Latinoamérica y el mundo.

En aquella Córdoba industrial del 69, aquella Córdoba que hoy ya no existe, esa Córdoba de gran y febril actividad estudiantil y sindical, con generaciones de dirigentes y militantes jóvenes que luchaban por un mundo mejor, por una sociedad distinta, se gestaron estas jornadas épicas, que se constituyeron en hitos, en muchos ejemplos de resistencia contra esa dictadura de Onganía, que quiso, que pretendió instaurar un nuevo orden en este país con la tristemente famosa  “Revolución Argentina”.

En esas jornadas del 28 y 29 de mayo, con paros estudiantiles programados, se sumó el movimiento obrero, con dirigentes de la talla de Agustín Tosco, Atilio López y del propio Elpidio Torres –con el cual tengo diferencias – a los que debemos reconocer su la capacidad de unirse a pesar de las diferencias para pelear por objetivos comunes y superiores. Esas jornadas históricas determinaron, a la postre, el debilitamiento y la caída de esa dictadura y marcaron a fuego muchas consignas, ideales y objetivos tales como los de democracia, de justicia social, de una sociedad muchísimo más justa de la que hoy estamos viviendo y padeciendo.

Evidentemente, muchas de estas cosas quedaron en el camino y aún están pendientes muchas de los objetivos que nos marcaron esos dirigentes, como el compañero Máximo Mena, caído en Boulevard San Juan, que representaba la unidad obrero estudiantil y sigue presente como un ejemplo de lucha para perseguir esos objetivos sin bajar los brazos. Estas jornadas del 69 nos deben iluminar para volver a encaminarnos detrás de los objetivos de estos grandes dirigentes y de este pueblo luchador, que merece que estos grandes ideales se lleven a cabo.

Quería expresar simplemente estas palabras para no dejar pasar esta fecha que nos marca como cordobeses, independientemente del lado de las barricadas que podamos haber estado cada uno de nosotros, en esta Córdoba que no se rinde, que quiere lo mejor para sus hombres y para el país.

Gracias, señor presidente.

Ord. Centros Vecinales-03/06/04

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.– Señor presidente, señores concejales, voy a ser breve porque este debate lleva un buen tiempo y creo que aquí han quedado afirmada las posiciones de los distintos bloques y como se decía recién evidentemente, este proyecto no va a salir aprobado por unanimidad; es simplemente para señalar un par de cuestiones.

Aquí se hizo mención de algunos hechos de la historia del movimiento popular y quiero agregar un cuarto que no se mencionó y que es esencial a la hora de considerar lo que está pasando en nuestro país, en Córdoba, con la gente. Creo que esta explosión de diciembre de 2001, también expresó una serie de demandas que instituyó este reclamo de que “se vayan todos”, como una forma de expresar el cuestionamiento a las instituciones, a los políticos, a los dirigentes sindicales, empresarios y también a los dirigentes vecinales. Todas las instituciones han sido cuestionadas y lo están siendo, por la sociedad.

Quiero decirle, fraternalmente, a la concejal Sesma, quien a su vez, maternalmente, nos señala los errores del Partido Nuevo, que son diferencias de apreciaciones y concepciones para entender las medidas necesarias que debe adoptar el poder político en las circunstancias que estamos viviendo actualmente. Tenemos que entender, en nombre de la democracia, en nombre de la libertad y en contra del autoritarismo, que el país y la provincia que tenemos permitieron la más dura de las dictaduras a través del hambre, la pobreza y la exclusión social; que se han bastardeado las instituciones, se ha desprestigiado la democracia y se ha vaciado de contenido.

En mayor o menor medida quienes hoy están haciendo referencia a que esta ordenanza es autoritaria, que no permite la participación, también han sido responsables –no sé si personalmente–, tal vez sí políticamente de este festival de excesos de corrupción en estos años de democracia.

Eso ha creado el escepticismo en la gente, el descreimiento, la desazón, como también el hecho de no participar en política ni en los sindicatos, ni en los centros vecinales, ni en ningún lado.

Ésta es la situación y no quiero hacer un balance que ya se ha hecho en alguna medida. Por ejemplo, podría citar una nota aparecida en el periódico “La Voz del Interior” de diciembre de 2003, en la cual el periodista Germán Pandolfi hace una radiografía de lo que son los centros vecinales y dice: “que aunque los centros vecinales de la Ciudad de Córdoba debieran ser espacios para la satisfacción de decisiones comunes, la resolución de los problemas barriales, la solidaridad, la participación popular, la realidad refleja que la mayoría está a años luz de cumplir con esa misión. Al contrario, cada vez más se consolida como núcleo del poder político a pequeña escala, lo cual resta interés al vecino común que ya ni asiste a las reuniones convocadas por los centros.

También Pandolfi hace mención a los punteros y que se advierte un creciente interés de funcionarios provinciales, municipales, militantes partidarios de contar con aliados. Que la politización de los Centros está alejando a la gente, que los Centros no solucionan problemas, no incentivan la participación y hay malos manejos. Los vecinalistas son siempre los mismos. Dejan de cobrar las cuotas para que queden unos cuantos socios en camino a la hora de las elecciones. Es decir, estas cosas son las que ocurren en los Centros Vecinales y todo el mundo las conoce.

Si hubiera una participación espontánea de la gente, un estado de movilización – que no ocurre en ningún ámbito -, podríamos decir que ni siquiera se tendría que intervenir para resolver los problemas de los Centros Vecinales. Pero no es así, ya han ocurrido experiencias de muchos países que han salido de procesos de destrucción social, de procesos autoritarios como en España en la década del ochenta, o en los noventa en Brasil, o en la comuna de Montevideo donde la participación popular ha sido incentivada por una fuerte convicción y decisión política del Estado a través de los mecanismos de presupuestos participativos o distintos mecanismos.

Aquí ocurre exactamente lo mismo, y hay una fuerte decisión de nuestra gestión municipal de promover la participación en función de empezar a construir un nuevo tipo de Estado, como decía recién la concejal y que lo describía muy bien, que exprese la voluntad de la ciudadanía. Empezar a distribuir, el poder político, el poder del Estado en la gente y en las organizaciones populares. Ese es un primer paso, y esta ordenanza apunta a dotar al Departamento Ejecutivo de algunas herramientas que le permitan avanzar en esa dirección.

Acá se está discutiendo mucho, y es probable que sigamos discutiendo, lo dirá la práctica, la experiencia como ocurre con cualquier legislación si esto va a andar o no va a andar. Tendremos que hacer un seguimiento. Y También como decía la concejal, nos tendrá a nosotros siguiendo muy de cerca el accionar de la Dirección de Asuntos Vecinales a los efectos de aplicar en el sentido que tiene esta ordenanza, asegurar la participación, asegurar el protagonismo de los vecinos. Empezar a gestar este tipo de Estado del que estamos hablando.

No quiero agregar más sobre lo que ya se dijo respecto a la ordenanza, simplemente que aquí se puntualizaron algunas cuestiones sobre el articulado, pienso que en muchos casos son exageradas y deforman la realidad.

Sin ir más lejos, el artículo 66, que establece los mecanismos para la regularización de los Centros, deja perfectamente establecido que pueden ser los propios vecinos los que propongan la Comisión Regularizadora a los efectos de normalizar la vida institucional de ese centro.

En todo caso, las demás posibilidades son por vía de excepción. Pongamos las cosas en su lugar, y yo les digo a los concejales que confiemos en que la Dirección de Asuntos Vecinales, de la gestión del doctor Juez, tiene absolutamente claro que lo fundamental aquí es avanzar en definir este nuevo tipo de Estado, con la participación y el protagonismo de los vecinos. (Aplausos)

Homenaje a Eva Peron-22/07/04

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, señores concejales, ahondar sobre la figura de Eva Perón me parece ocioso. Los concejales que me precedieron en el uso de la palabra han hecho un excelente recordatorio de su figura y sus méritos.

De todas maneras yo creo que siempre que se hace un homenaje y nos ponemos a hablar de quienes homenajeamos como un muerto, como figura del pasado, estamos degradando el homenaje. Sería bueno que todo lo que se ha dicho de Eva Perón nos sirviera para realizar la tremenda tarea de construir y cimentar este país para todos los argentinos tal como lo soñaba Evita y que hoy está pendiente como una gran deuda sobre nuestras espaldas. Esta batalla que Evita libró con su corazón, con su fibra, con su fervor revolucionario por los humildes, por los pobres y postergados, le generó enemigos, los de la oligarquía, aquellos que no dudaban en vender los más sagrados intereses de la patria en función de los intereses de clases y de los particulares y personales. Si verdaderamente hubiéramos seguido esas enseñanzas, el Partido Justicialista no hubiera sido el protagonista de una de las más grandes entregas de estas últimas décadas, como la vivida durante el menemismo, donde sirvió a los intereses de los enemigos de Eva Perón, llevando adelante un programa elaborado en las oficinas de los poderosos del mundo, de las multinacionales y de los organismos financieros. El verdadero homenaje que debemos hacer es el de ser consecuente con esas ideas y con esa lucha.

El 26 de julio también tengo que recordar que se produjo un gran hecho como fue el asalto a Cuartel Moncada en Cuba, que sentó las bases de uno de los movimientos revolucionarios que, más allá de toda discusión, sirvió para promover un pueblo y sacarlo de la degradación y humillación.

Estos dos hechos tienen profunda relación porque los enemigos de los pueblos de Latinoamérica son los mismos y son aquellos contra los que luchó Eva Perón.

Tenemos una tarea que está aún pendiente y nosotros debemos hacernos cargo porque es el llamado a construir una nueva patria, a recuperar la dignidad nacional, la soberanía y hacer efectiva la justicia social, que la abanderada de los humildes proclamó, y por la cual luchó y por la que entregó su vida.

Nada más, señor presidente.

Debate sobre la negativa de De la Sota a firmar los avales por los creditos del BID-19/08/04

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, la verdad es que no pensaba hacer uso de la palabra porque entendía que había argumentos muy contundentes, muy sólidos, a la hora de fundamentar, no ya la necesidad de la expresión de este Concejo al respecto, sino acerca de la posibilidad cierta de que se pierdan estos créditos y, consecuentemente, se impida la realización de estas obras tan necesarias para los vecinos de Córdoba. Creo que algunos concejales cuando traen el discurso escrito, debieran revisarlo un poco porque en el recinto aparecen nuevos elementos y creo que tanto el concejal Rabbat como el concejal Beltrán han sido muy contundentes a la hora de demostrar no que las finanzas municipales están saneadas, que hemos terminado con los problemas, sino que tenemos las cuentas suficientemente bien hechas como para demostrar que tenemos respaldo para obtener esos créditos y también lo tiene el Gobernador a la hora de darnos el aval que necesitamos para poder dar comienzo a estas obras definitivamente.

También se ha dicho, como lo ha expresado el concejal Irós, que nadie tiene dudas, a esta altura del debate, que aquí no existen problemas técnicos sino políticos y la Provincia, evidentemente, quiere imponer condiciones y con eso ha estado chantajeando al Gobierno municipal para no firmar estos avales. También se han mencionado dos cosas: el juicio que la Municipalidad mantiene con la Lotería y la firma del Pacto Fiscal. Del juicio no voy a hablar porque fue iniciado por otra gestión, tiene fallo favorable y no tienen, ni el Intendente ni la Municipalidad facultades para renunciar a derechos que son de los vecinos.

Pero sí hay algunas cosas que decir del Pacto Fiscal. Durante los años 90 se ha llevado a cabo en la Argentina una de las experiencias piloto más audaces para imponer un modelo económico llevando a este país a niveles de dependencia, de destrucción de la capacidad de decisión soberana, de desocupación y de pobreza que todavía seguimos viviendo a diario. A partir de la resistencia de este pueblo a partir de los sucesos del 2001, a partir de que ha asumido un presidente dispuesto a cambiar las cosas, tenemos la oportunidad de que esos años 90 empiecen a quedar atrás para iniciar un nuevo camino de recuperación de este país.

En esos años 90 los organismos financieros internacionales y los gobiernos tanto nacionales como provinciales que se pusieron a su disposición, crearon a través de diversos mecanismos formas de coerción para poder llevar a cabo las transformaciones, tanto en el Estado y la sociedad que servían a esos fines, para destruir este país como se lo hizo. Uno de estas herramientas, ha sido justamente conjuntamente con las condiciones que periódicamente se imponen a la hora de negociación de nuestra deuda externa, han sido los Pactos Fiscales.

Este Pacto Fiscal que surgió en el año 1993 y que se llamó Compromiso Federal para el Desarrollo y Crecimiento, la Producción y la Disciplina Fiscal, fue una de las herramientas de la época menemista y que sirvió para modelar tanto al Estado nacional, como a los provinciales y municipales; a caballo de estas herramientas, se privatizó todo lo que se pudo, se avanzó sobre la salud, sobre la educación, se vendió todo lo que era patrimonio del Estado. A su vez dentro de todas estas condiciones, se intentó precarizar el trabajo, se intentó destruir el Estado y su capacidad de respuesta.

Estos Pactos Fiscales Uno, Dos y Tres que se fueron perfeccionando, también lo fueron con leyes provinciales y dieron origen a la famosa Ley del Nuevo Estado o Ley Bodega, sospechada de haber sido aprobada con corrupción. La Ley Bodega llevó al congelamiento de los sueldos, de la antigüedad del personal provincial, a la precarización laboral. Esas leyes luego fueron perfeccionadas por otras, como la 8864 y 9079 que no solamente congelan todos los mecanismos de actualización automática de salarios, como ya lo han recuperado los docentes y los empleados provinciales hace poco, sino a su vez, todos los aspectos que tienen que ver con la administración y lo hacen –desde el punto de vista republicano– una barbaridad y a su vez leyes que son inconstitucionales porque violan la propia autonomía municipal. Leyes y convenios que deberían ser sujetos, mediante plebiscitos, a la opinión de todos los ciudadanos de Córdoba.

Ese Pacto Fiscal que el gobernador pone como condición para la firma de estos avales, son herramientas de ese modelo que va quedando atrás y que lo hace aparecer al gobernador como uno de los pocos dinosaurios del menemismo que quedan y que siguen adelante intentando restaurar un viejo orden que este pueblo ha dejado atrás. (Aplausos).

Entonces, digamos las cosas como son: aquí puede existir una disputa mezquina de poder pero las razones de fondo son éstas, son proyectos políticos que se sostienen desde el estado provincial y que tienen que ver con el viejo modelo que ha quedado y que el pueblo argentino quiere dejar atrás.

Estas cuestiones que estamos analizando tienen que ver con la posibilidad de que muchos vecinos de Córdoba mejoren su calidad de vida e independientemente de cuestionar o discutir si se podían haber hecho mejores obras, lo cierto es que éstas obras son beneficiosas para la ciudad de Córdoba.

Han debido con la presión, y con la instalación en la opinión pública presionar de esa forma al señor gobernador para que acceda a la firma de éstos créditos, que si fuera simplemente por motivos técnicos, hace rato que hubieran salido del cajón.

Ubiquemos las cosas como tiene que ser, exijamos al señor gobernador que firme y deje de inventar excusas a la hora de otorgar éstos avales porque si no habrá que llevar a los ciudadanos de Córdoba a la casa de las tejas para que le digan personalmente que los firme para ejecutar las obras.

Estas son las razones que me parecen tienen que quedar total y absolutamente claras, esto no es una cuestión técnica, evidentemente es una cuestión política y no requiere de más excusas ni negaciones para se cumpla con lo que necesitan los vecinos.

Beneplácito por 90 años de la Escuela Pte Roca-4/11/04

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, señores concejales, es realmente para mí una satisfacción poner en consideración y fundamentar este proyecto de resolución por el cual se declara el beneplácito por la celebración de los 90 años de la Escuela “Presidente Roca”, Escuela de Artes y Oficios “Presidente Roca”.

Cuando nos propusieron esto –y aunque no soy muy afecto a los homenajes–, tomamos contacto con las autoridades de la escuela e hicimos una visita a ese establecimiento. De allí salimos conmovidos por el espíritu que habita en esa escuela y porque impregna a los profesores y a los alumnos el sentido de la pertenencia y la convicción de que esa escuela vuelva a tener el protagonismo y la proyección que tuvo en la época de su creación.

El mensaje a la Honorable Asamblea Legislativa, pronunciado el 1° de mayo de 1914 por el gobernador de la Provincia de ese entonces, doctor Ramón J. Cárcano, en la parte dedicada a la instrucción pública refiere: “Acaba de fundarse la Escuela de Artes y Oficios. La clase trabajadora y la infancia desvalida encontrarán en esta nueva casa de la cultura, al lado de la instrucción útil y práctica, la orientación de la vida honesta asegurada por el trabajo. Es una institución llamada a tener un gran desarrollo y debe repetirse en los centros más populares”.

En estos noventa años, gobiernos de distintas ideologías, pero esencialmente los democráticos e imbuidos en el bien común, ponían como un eje de desarrollo social a la instrucción pública y el trabajo.

No fue fácil disponerse a instalar este tipo de educación en esos años, donde los oficios y el trabajo manual era considerado prácticamente como un patrimonio de sectores sociales inferiores.

Esta escuela en todos estos años, en los años prácticamente de apogeo de la educación técnica, proveyó de mucha mano de obra a la naciente industria automotriz y metalúrgica de Córdoba. Allí se forjaron numerosas camadas de estudiantes y de trabajadores. A su vez, muchos sectores de chicos que no tenían prácticamente ningún futuro, por sus escasas posibilidades de acceder a la universidad, desarrollaron posibilidades de conocimientos y habilidades para insertarse en esa Córdoba que crecía industrialmente.

Esta escuela, “La Roca”, como le llamaban sus alumnos y profesores con cariño, no fue una escuela más, sino que tuvo mucho que ver también con la vida de Córdoba. Entre otras cosas, desde el año ’14 los alumnos de esta escuela, enclavada en el parque Sarmiento, fueron los que forestaron por años el parque Sarmiento y la zona aledaña al lago artificial, al famoso parque de la leona, y los sectores ubicados en la avenida Del Dante.

El 1° de enero de 1919 se fundó el Club Atlético “Presidente Roca”, promovido por grandes profesores, y tuvo en los predios de este club, la Liga Cordobesa, una de sus principales canchas, donde se jugaron algunos de los partidos más importantes de la época.

La tarea solidaria fue también parte de todas sus actividades: en el año ’44, en aquel recordado terremoto de San Juan, donde se alojaron allí 2.300 refugiados y se instalaron campamentos especiales en la escuela.

Sus alumnos también fueron los primeros cantores de la Lotería de Córdoba. El 1° de octubre de 1920, se llevó a cabo la primera jugada oficial, y fueron ellos los que por más de diez años cantaron los números de la lotería.

En 1982, durante la guerra de Malvinas, asumieron una actitud solidaria y comprometida e instalaron, a partir de sus equipos técnicos y de sus profesores, contacto directo con las islas y se mantenían diariamente al tanto de las novedades.

Por esta escuela pasaron verdaderos hombres ilustres, uno de ellos y de los más importantes, al que hemos hecho referencia en esta sesión, fue Agustín Tosco –“El Tero”, como le decían sus compañeros porque los pantalones le quedaban un poquito altos–, quien mostrando sus dotes de líder y dirigente fue presidente del Centro de Estudiantes.

La recordación de esta escuela en este momento se hace oportuna y meritoria, puesto que estos establecimientos técnicos sufrieron el embate de estos años de desindustrialización producidos por el neoliberalismo que no solamente afectó la parte productiva del país sino también modelaron un tipo de educación que no estaba al servicio de la producción ni del desarrollo industrial de nuestro país. Por esa razón, estas escuelas fueron perdiendo protagonismo. Pero hoy estamos pasando por una etapa donde vuelven los vientos productivos. Se trata de recuperar la capacidad de producción nacional y nos está faltando la mano de obra capacitada. Los invitaría a recorrer esta escuela donde están los talleres con tornos en línea, la carpintería y los talleres mecánicos. Todo ello está casi sin uso, porque en la nueva currícula la han considerado como una escuela de enseñanza humanística con algunas horas de taller, sacándole su función principal.

Por estos motivos siento una satisfacción muy grande al hacer este reconocimiento a esta escuela, y he expresado los fundamentos que ameritan solicitar la aprobación de este proyecto.

Muchas gracias.

Homenaje a Agustin Tosco- 4/11/04

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.– Señor presidente, señores concejales: he pedido la palabra porque no podía dejar pasar esta fecha sin hacer aunque más no sea una breve referencia a un nuevo aniversario del fallecimiento de Agustín Tosco.

En realidad, los registros oficiales señalan que en el día de mañana se cumplirían los veintinueve años de su fallecimiento, pero hay testimonios que afirman que murió en la clandestinidad en un día como hoy.

– Asume la Presidencia del Cuerpo la señora vicepresidente Primera, concejal Beatriz Ostermeyer.

SR. HERNÁNDEZ.- Hacer una historiografía sobre Agustín Tosco me parece ocioso. Fue un hombre que desde temprana edad mostró sus convicciones, su vocación por la lucha y la justicia, y esto lo llevó, ya desde sus tiempos de estudiante a ser un organizador, un dirigente, un líder de sus pares. A los veinte años fue delegado en EPEC, de Luz y Fuerza, hasta su muerte en la clandestinidad. En los oscuros tiempos de las Tres A no bajó los brazos y siguió creciendo en su dimensión como personaje del sindicalismo, de la política y como hombre patriota que no ha tenido hasta la fecha el reconocimiento oficial que se merece.

Agustín Tosco fue mucho más que un dirigente sindical, porque tenía convicciones ideológicas y políticas muy firmes y porque veía en su querido sindicato de Luz y Fuerza una base, una trinchera, una plataforma desde donde transmitir sus ideas, su lucha, no sólo en defensa de los trabajadores de Luz y Fuerza, sino también para cambiar esta sociedad en pos de un mundo mejor, de un mundo más digno.

Como sindicalista, tenía muy en claro quiénes eran los enemigos de la patria, y lo decía en cada tribuna que tenía ocasión de hablar, y quiénes eran los que desde adentro solían colaborar para tenernos sometidos.

Luchador por la democracia contra dictaduras, fue un hombre que antepuso siempre, por encima de su figura y su protagonismo, la necesidad de ir construyendo opciones que permitieran a este pueblo salir adelante. Y fue esa amplitud de vida, fue esa vocación, que lo ha hecho aun coincidir con quienes tenían un enfrentamiento en términos políticos casi irreconciliable.

En un reportaje que se le hiciera a Elpidio López, decía, casi en broma: “Agustín me llamó por teléfono, y me imagino que se habrá tapado la nariz para hablar conmigo. Pero rápidamente nos pusimos de acuerdo para enfrentar a la dictadura, y realizamos lo que fue después reconocido como la gesta más importante del Siglo XX en este país, que fue el “Cordobazo”.

Se puede estar a favor o en contra de sus ideas. Lo que no se puede es dejar de reconocer que fue un hombre de valores. Al decir de Osvaldo Bayer, el escritor de La Patagonia Trágica, ésta fue una de sus mejores virtudes y por lo que fue odiado por sus enemigos, porque no se le podía corromper. Un ejemplo para la juventud, ejemplo de valores que hoy están escaseando en la dirigencia política, sindical y en la sociedad, y que es bueno refrescarlos para que sirvan como ejemplo.

Osvaldo Bayer nos decía que la historia oficial no lo ha reconocido suficientemente a Tosco, y hoy debería estar en cada aula, en cada escuela, en cada sindicato y estar en la galería de nuestros más entrañables próceres y gente que forjó este país.

Por eso de que los seres humanos tenemos esta rara inclinación por celebrar los números redondos, probablemente el año que viene tengamos que hacer un homenaje mucho más importante que éste. Pero valgan hoy estas sencillas palabras para no dejar de rescatar vidas que son ejemplo para todos nosotros.

Nada más. (Aplausos).

Incorporación al basico de aumentos otorgados al personal municipal – 25/11/04

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, señores concejales: no iba a hacer uso de la palabra para que no se confundieran los roles o intereses en función de este tema del aumento salarial, ya que me toca como empleado municipal que voy a seguir siendo cuando deje la banca de concejal.

No obstante, hay algunas precisiones que me gustaría hacer. En primer lugar, no estoy sentado aquí con una representación corporativa, no soy representante del SUOEM en el Concejo Deliberante. Estoy aquí porque comparto un proyecto político con el doctor Juez. Conozco la municipalidad, conozco el trabajo de la administración pública desde hace veinticinco años y tengo algunas cosas que decir en virtud de algunas declaraciones del concejal Rabbat de contenido ideológico.

Nadie pone en duda la justicia de este reclamo salarial, luego del deterioro que ha sufrido el salario en este país, particularmente en los últimos doce o catorce años.

No es casual que con la reactivación de la economía todos los trabajadores del país hayan reclamado lo que antes no podían: la recuperación de sus salarios. Por lo tanto, es justo que lo hagan los trabajadores municipales. Para determinar si es el momento o no, hay que tener en cuenta varias cosas, en primer lugar, esta puja por la redistribución que produjo la más injusta desigualdad de estos últimos quince años. (Entiendo que el concejal Rabbat piense como piensa porque ha estado del lado de la parte más beneficiada en este reparto de riquezas, no ha sufrido lo que ha sufrido el resto de los trabajadores.) Por lo tanto, esta puja distributiva lo hace totalmente legítimo y a su vez es parte de los conflictos que tenemos que afrontar en este país a la hora de emprender un nuevo rumbo y dejar atrás estos nefastos años de neoliberalismo.

En este sentido ésta es una de las dificultades que tiene esta gestión, que tiene la propia gestión del presidente Kirchner y que tiene quien debe administrar los asuntos de gobierno. Y se resuelven de la forma en que se pueden resolver los conflictos, como resolvimos el tema de transporte. Es decir, nunca se puede hacer lo que uno quiere porque los conflictos de intereses son conflictos de intereses.

Esto no justifica si el SUOEM tiene razón o no en plantear un reclamo salarial en este momento. Se planteó porque es un reclamo justo y viejo.

Por otra parte, a la hora de abordar cuánto se insume del Presupuesto en salarios, también tenemos que ver cuál es el modelo de gestión. Si tenemos un municipio donde todos los servicios están tercerizados, donde se propician los negocios de las grandes empresas como lo era en la gestión Kammerath, donde se planteó y prácticamente estaba explícito en la mega ordenanza cómo reducir en dos mil o tres mil empleados la planta de personal, está claro que en un Estado subsidiario y que no prestara los servicios, el personal está de más. Pero no en un Estado que apuesta a sus empleados municipales, que requiere de mano de obra intensiva en muchas áreas, como Salud, Educación, en esas tareas que antes hacían empresas tercerizadas y que hoy las hacen empleados municipales; no en un gobierno que confía en sus empleados.

A su vez –y contestándole a la concejal Sesma–, se está pensando en rediseñar los recursos humanos de la administración. Ya están aprobados dos decretos: uno que crea la Comisión de Rediseño y Desarrollo de los Recursos Humanos, y otro que congela los ingresos a la planta de personal para ser revisados y puestos a disposición de lo que esa comisión dictamine y elabore.

Acá no se ha perdido ninguna oportunidad, hemos tenido un año con dificultades y hemos ido avanzando en función de las posibilidades que hemos tenido. Esta perspectiva de rediseñar los recursos humanos, de aprovecharlos eficientemente y de que los trabajadores municipales se sumen a la conducción de un nuevo Estado está totalmente planteada, es totalmente posible, y seguramente va a ser así. Ése es un objetivo político de esta gestión, y están los instrumentos para llevar a cabo estas tareas.

Quería dejar planteado que a la hora de discutir las cuestiones salariales, las remuneraciones de los trabajadores, tenemos que tener en cuenta todas estos factores que hacen a la construcción de este nuevo Estado que queremos hacer y que hay decisión política de hacer, y en el cual los trabajadores municipales tienen mucho que aportar y lo van a hacer.

Sobre el aumento del boleto del transporte colectivo

SR PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el concejal Hernández

 SR. HERNANDEZ.– Señor presidente, señores concejales: quiero partir, para fundamentar la moción que voy a hacer, destacando algo que señalaba el concejal Gómez: la recuperación que ha sufrido el sistema de transporte luego de un largo período de destrucción, que se inicia en la gestión Martí y que colapsa con el nefasto gobierno del intendente Kammerath. Hoy el transporte a mejorado sustancialmente: tenemos una empresa seria que esta progresando día a día  y que no dudo concluirá con un eficiente manejo administrativo para dar respuesta a los usuarios

En ese sentido, tampoco puedo dejar de señalar que es muy probable que los estudios técnicos que nos han acercado sean correctos , ya que todo el mundo conoce sobre los incrementos de costos y hasta los reclamos de las propias empresas prestatarias probablemente sean justos. Creo que esa no es la discusión ni pretendo centrarla en ese punto.

No voy a poner ninguna objeción sobre lo que aquí se ha planteado y justificado sobre el incremento de las tarifas de los taxis y remises , comprendido en las notas 5334 y 5336. Creo que es fundamental porque además es el pilar del trasporte publico colectivo de pasajeros . que ademas – no voy a abundar – es el que le da respuesta a los sectores mas humildes , trabajadores, de menos recursos de la población.

Quiero destacar también , en función de esto – como decía el concejal Gómez que es muy probable que nadie del bloque del Partido Nuevo le guste estar aprobando hoy un aumento de boleto, que nuestro bloque ha hecho esfuerzos por incorporar alternativas que de alguna manera intenten paliar el impacto de este aumento, como el congelamiento de los abonos escolares, la implementación de la tarjeta magnética y otras series de cuestiones en las que hemos puesto mucho empeño. De todas maneras y para fundamentar .- insisto.- mi propuesta, creemos que no es este, por algunas de las razones aquí expresadas, el momento mas apropiado para otorgar un aumento del boleto, cuando tenemos un rebrote inflacionario, cuando se esta haciendo ingentes esfuerzos por controlar los precios, porque no podemos seguir el camino del tarifazo que se ha implementado en el agua a partir del día de ayer, que esta no es la oportunidad de cargar en los bolsillos de los que menos tienen un aumento que es importante, que varia entre un 4 y un 7 por ciento en el presupuesto familiar de cerca de 250.000 hogares cordobeses con ingresos menores a 900 pesos. Pero esto ya se dijo. No voy abundar en en lo que representa como impacto social.

Sí creemos que este es el momento de profundizar la reforma que se ha iniciado en el sistema de transporte colectivo, de discutir la cuestión de fondo, de abrir el debate a la sociedad e incorporar la cuarta pata. Aquí se señalaba que había tres patas: la municipalidad, la FETAP, y la UTA. Pero están los usuarios, que son convidados de piedra en esta discusión. Entendemos que este es el momento de abrir la discusión – reitero – y en tal sentido quiero rescatar un concepto muy claro que vertiera el doctor Juez en un articulo del diario La Voz del Interior, titulado “Que el ómnibus pase” y que dice lo siguiente: “Hoy nuestro deber es que el ómnibus pase para que la ciudad funcione. Y para que la ciudad funcione, el Estado Municipal debe empeñar sus recursos de manera de asegurar el equilibrio social”.

Y dice después: “ A nadie se le ocurriría discutir que la recolección de residuos es imprescindible , incluso, con la fuerte erogación que representa; ni la inversión millonaria que debe realizarse en cloacas, pero cualquiera cuestiona lo que se destina a transporte urbano sin entender que es tan importante como la basura o los desagües. Sin colectivos no hay movimiento económico en la ciudad, y esto perjudica a todos, usuarios o no. Es que el entramado de la vida productiva de la ciudad interesa a todos, pero en especial a los que jamás se han subido a un colectivo, puesto que la gente que alimenta la dinámica económica local caracterizada como servicios se maneja en ómnibus”.

Con esto quiero decir que, después de la ratificación popular que ha tenido el intendente Juez, es momento de poner en discusión esto y de entender el servicio como aquí se plantea: como una cuestión de carácter estratégico que debe ser de interés de la ciudadanía , y debe ser la ciudadanía cordobesa la que sostenga este servicio, particularmente los que más ingresos tienen.

Por eso, en función de esta discusión, que creo que debe darse hoy porque no podemos seguir sosteniendo el equilibrio del sistema a boletazo limpio, es que proponemos insistir en este debate y sostener que para nosotros el transporte debe ser estatal, subsidiado y con control social.

Hago moción concreta de que esta nota 5335 vuelva a comisión para continuar el debate,

Gracias

SR.PRESIDENTE (Borello) tiene la palabra el concejal Campana

SR. CAMPANA: Señor presidente en el mismo sentido y tomando como propias las palabras del cjal Hernández, también voy a apoyar la moción de que vuelva a comisión para que se siga discutiendo la cuestión de fondo. (aplausos)

SR.PRESIDENTE: (Borello) trantándose de una moción de orden, corresponde que sea votada. En consideración la moción del Cjal Hernández de volver a comisión el proyecto en tratamiento.

—–Se vota y se rechaza—

Debate con L. Sesma por el pase a archivo de un proyecto que reclama al Departamento Ejecutivo el llamado a concurso para el ingreso a la administración.-21/04/04

SRA. SESMA.- Pido la palabra.

Señor presidente, usted, que siempre reclama brevedad, habrá visto que en las últimas sesiones he sido bastante prudente en el tiempo de mis intervenciones. Pero en este caso, a pesar de que estamos tratando el pase a archivo de varios proyectos, quiero hacer referencia al pase a archivo de un proyecto de mi autoría, que consistía en solicitar al Departamento Ejecutivo municipal que convoque a concurso público para la cobertura de vacantes en la planta de personal permanente de la Municipalidad de Córdoba.

No puedo dejar de hablar de este tema porque es sumamente importante, sumamente trascendente. Quizás, junto con el de transporte, sea uno de los temas más importantes para el futuro de esta ciudad, para el manejo de sus recursos, para la eficiencia de la gestión.

Lamentablemente tengo que decir que se pasa a archivo este proyecto que nada más y nada menos le pide al Ejecutivo que cumpla con la Carta Orgánica, que cumpla con la Ordenanza 10.174 y que cumpla con la principal promesa de campaña del doctor Juez, cual es la transparencia y el manejo cuidadoso de los recursos municipales, sobre todo a la hora de la reorganización de la planta de personal.

No es casualidad que en este tema tan importante hayamos estado ausentes como Concejo Deliberante, y no es casualidad que además de este proyecto que hoy se pasa a archivo haya un proyecto también de mi autoría y de autoría de otros bloques –de Unión por Córdoba–, presentado hace varios meses, que simplemente le pide al Ejecutivo nada más y nada menos que informe a este Cuerpo legislativo, que es el órgano de control por excelencia, cuántos empleados y cuántos contratados existen en la Municipalidad de Córdoba y en qué área cada uno.

Este pedido de informes, a pesar de algunos intentos, a pesar de algunos acercamientos y a pesar de una promesa de que se iba a aprobar en la sesión anterior, hace más de cinco meses que está en tratamiento y no se aprueba.

En el expediente del punto 1 se exige al Departamento Ejecutivo el inmediato cumplimiento de la Resolución 7935, referida a la actual estructura orgánica de la Municipalidad. Este proyecto hoy correctamente se pasa a archivo Digo tardíamente porque cuando uno habla de grave irregularidad y de no cumplimiento, hay que hablar en todos los casos. Dos meses después de que había sido aprobado el pedido de informes, se contestó sobre la estructura de la planta de personal político. Por eso este proyecto hoy no tiene razón de ser; pero en su momento tenía como objetivo nada más y nada menos que el Ejecutivo informara a este Cuerpo cuál era la estructura política del municipio.

No es un tema menor, acá hay una responsabilidad personal y nuestra, como Cuerpo, más allá del partido al que pertenezcamos, de hacer cumplir estas normas.

Desde que asumimos, hay un compromiso del Partido Nuevo en el tema de la estructura orgánica de la Municipalidad, en el sentido de que iban a modificar la Orgánica Municipal para que las direcciones y subdirecciones estuvieran definidas en una ordenanza. Hasta el día de hoy, salvo que uno analice todos los decretos, vaya a la Municipalidad y pida todos los días la lista de teléfonos y el protocolo, no se conoce cuántos cargos existen, porque las direcciones y subdirecciones se crean y se suprimen por decreto.

Esto que estoy diciendo no tiene por objetivo ninguna actuación mediática, como les gusta decir a los concejales. Nadie le puede decir a Laura Sesma que no ha sido absolutamente coherente en este tema.

Además, tanto que les gusta hablar a ustedes de Rosario –más que a mí, porque no me gusta sobreactuar en cosas que no hace falta, con un municipio que tiene reconocimientos y premios internacionales de todos los niveles–, esta ciudad tiene publicada en su página Web la cantidad de empleados, sus nombres, la cantidad de contratados y demás. En esto es donde se marca la diferencia.

Entrando en el tema del concurso, quiero decirles que hay una responsabilidad nuestra, como Cuerpo, de exigir que se cumpla con las ordenanzas. Me parece muy bien que los concejales del Partido Nuevo hayan planteado, a lo mejor tardíamente, el no tratamiento de la ejecución presupuestaria. Asimismo, el oficialismo se negó a tratarlo en su momento, y éste fue uno de los motivos, además del tardío envío de la rendición de cuentas, del juicio político a Kammerath.

Pero hay que ser coherentes. Si exijo y denuncio penalmente graves irregularidades, exijamos en todos los casos el cumplimiento de las normas y de la Carta Orgánica, porque en la Carta Orgánica tiene el mismo valor este artículo que el 18, que establece que se ingresa a la administración pública por concurso e idoneidad. No vale más uno que otro.

Quiero agregar que todos somos conscientes de que existe la percepción generalizada en la sociedad –más allá de los gobiernos y del signo que sean– de que la administración pública es una bolsa de trabajo para amigos y parientes de los funcionarios de turno, que está fundada en el criterio clientelar que históricamente – repito: más allá de diferencias partidarias– los gobernantes han utilizado para la selección del personal.

Pese a que ésta ha sido una característica recurrente en la Nación, la Provincia y el municipio, en nuestra ciudad hubo un punto de inflexión legislativa en 1995 al sancionarse la Carta Orgánica, que en su artículo 18 establece el ingreso a la administración pública por idoneidad e igualdad de oportunidades para todos los ciudadanos. Este artículo 18 fue finalmente reglamentado a fines de 1999, a través de la Ordenanza 10.174. Por lo tanto, a partir de ese momento esta cláusula se torna operativa y exigible y se debe cumplir.

De manera que cuando el ex intendente Kammerath intentó burlar esta legislación, primero pretendiendo pasar en forma directa a planta permanente a 1.400 contratados y luego mediante un concurso cerrado, presenté una acción de amparo en representación de una ciudadana que veía lesionados sus derechos a concursar y obtener un empleo en el municipio. La Justicia dictaminó a favor del amparo en todos los niveles, exigiéndole al municipio que garantice a todos los ciudadanos la igualdad de oportunidades en el acceso, sentencia que fue públicamente en su momento respaldada por todos los entonces candidatos a intendente de la ciudad.

Con posterioridad, el intendente Luis Juez solicitó al Concejo Deliberante correctamente la derogación de la Ordenanza 10.648, con la cual se convocaba ilegalmente a concurso, porque ésta fue una ordenanza que aprobó el Concejo Deliberante anterior, por la cual se llamaba a concurso, cuando en realidad dicha facultad únicamente pertenece al intendente. También rescindió parte de los contratos de la gestión Kammerath, no sabemos con precisión cuántos y con qué criterio.

El concurso abierto de oposición y antecedentes es una deuda pendiente de la ciudadanía, que reclama transparencia y justicia en el manejo del Estado. Lamentablemente, aún no se concreta, y las necesidades en materia de personal se siguen cubriendo mediante contrataciones y además agravadas, porque no hay un estudio área por área –que debería hacerse a través del presupuesto base cero– de cuáles son las necesidades, cantidad y característica de personal que se necesita en cada una de ellas.

Si analizamos las informaciones que nos llegan extraoficialmente de la cantidad de contratados veremos que hay más cantidad –incluso de esta gestión– en áreas administrativas que en áreas operativas, salvo en la de Salud, que merece una consideración aparte porque ni siquiera hay concurso para esta área.

Esta situación que venimos advirtiendo desde hace meses fue en general reconocida públicamente por los funcionarios municipales en su momento, admitiendo que había alrededor de mil personas contratadas, y después el número aumentó a 2 mil.

Es preciso trazar un camino hacia un cambio radical en el manejo del personal municipal, hasta ahora signado por la prebenda y la precarización del empleo. Resulta impostergable la realización de un análisis integral de la planta de personal a fin de determinar con cuántos empleados y de qué características cuenta el municipio para la prestación de los servicios que ya se ejecutan y los nuevos que son necesarios prestar.

Con este análisis se debería abrir paso a la futura instrumentación de genuinas carreras administrativas basadas en el mérito y la capacitación permanente del personal. Hacerlo es apostar por la eficiencia en la prestación del servicio para los vecinos y la eliminación de los bolsones de ineficiencia y corrupción.

Sabemos que no es una tarea posible de concretar en pocos meses, pero debe implementarse en el tiempo, trazando en lo inmediato un plan para la gradual convocatoria a concurso abierto por área. Nadie le puede exigir al intendente que concurse de un día para otro todas las áreas del municipio, pero ya hemos perdido un año y tenemos 2 mil nuevos conflictos de gente que ha ingresado a la Municipalidad creyendo, a lo mejor de buena fe, que ése es el mecanismo.

En este sentido es saludable y plausible la decisión de la Municipalidad de Córdoba de llamar por primera vez en la historia a concurso para cubrir las vacantes de jueces y secretarios de Falta.

Lo que no debe continuar es la utilización de la contratación de personal transitorio como mecanismo concurrente para la cobertura de vacantes ya que, de seguir así, en pocos años y a medida que prosperen las jubilaciones, tendremos en la Municipalidad de Córdoba más contratados que personal de planta permanente.

Además, quiero decirles que si leen atentamente el artículo 8° de la Ordenanza 7244, verán que se lo usa también ilegalmente, porque esta contratación sólo es excepcional.

Finalmente, quiero decir que no sirve diferenciarse en las palabras y en el discurso, también hay que hacerlo en los hechos. Fíjense lo que me paso hace cuatro días –la Provincia hoy tiene en todas las áreas más contratados que personal de planta permanente–: leo en la tapa de un diario que se llama a concurso masivo en todas las áreas de Salud. Inmediatamente pensé que la Municipalidad de Córdoba empezó a llamar a concurso en esta área, que es una de prioritarias; pero después de leer el título advierto que era la Provincia de Córdoba la que ha decidido llamar a concurso después de mucho tiempo de haber contratado gente incorrectamente en todos los hospitales y en todos los niveles.

Quiero decir que es impostergable que este Cuerpo asuma su responsabilidad para que discutamos en serio esta cuestión, que es esencial incluso para el futuro de esta gestión y para que las cosas se puedan hacer bien en la ciudad de Córdoba.

Muchas gracias.

S.O. Nº 8 (21-04-05) T. 13/3 nan.

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra la señora concejal Becerra.

SRA. BECERRA.- Señor presidente, desde nuestro bloque queremos adherir a las palabras de la concejal Sesma, habida cuenta que también hemos sido fieles custodios y controladores de este tema y no hemos tenido nunca respuesta,

21-04-05 8º ordinaria T.14.1 Gra.

pero además queremos hacer público un requerimiento que hemos hecho ayer en la Comisión de Labor Parlamentaria, concretamente a usted señor presidente, en el sentido de que ya se van a cumplir dos meses que nuestro bloque presentó una nota al señor Viceintendente solicitándole que nos informara sobre la ejecución presupuestaria de este Cuerpo desde el día de nuestra asunción hasta el mes de marzo de este año, y sobre la planta de personal en el mismo período.

No hemos recibido respuesta, y como no tenemos la posibilidad de hacerlo a través de un pedido de informes porque no corresponde, abonando lo que ha dicho la concejal Sesma, requerimos públicamente que sea respondido en lo inmediato ya que tiene que ver, absolutamente, con el tema que hoy ha planteado la concejal, porque pensamos que en este Poder Legislativo ocurren las mismas cosas.

SR. PRESIDENTE (Borello).– Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, estamos tratando una solicitud que este Cuerpo debiera hacerle al Departamento Ejecutivo Municipal. Se supone que cuando se hace una solicitud es porque se presume o se tiene la certeza de que no se están haciendo las cosas como corresponde.

Creo, evidentemente, que este es un tema –como aquí se ha dicho- insoslayable, pero no es un tema que se pueda resolver de la noche a la mañana ni que podamos, simplemente, con una solicitud, poner en marcha un mecanismo que resuelva un problema grave que tiene esta Administración y que no es de esta gestión sino consecuencia de muchos años de desorden, de caos administrativo, de uso del Estado como botín político o de clientelismo. No es de ahora que el problema del ingreso a la planta de personal no se resuelve correctamente.

En la Convención Constituyente tuvimos activa participación quienes en ese momento estábamos en el gremio municipal y fuimos uno de los impulsores de este artículo 18 de la Carta Orgánica, que establece que el ingreso debe hacerse por concurso. Y ha sido el gremio municipal, en la medida de sus posibilidades, porque no es quien gobierna la Municipalidad, quien en todo momento ha puesto límites a este uso indiscriminado e ilegal de la Ordenanza 7244. En todos estos años de gobiernos constitucionales, el Estado Municipal en este tema, la ha violado permanentemente, con trabajadores en negro, jornalizados y contratados, como se ha dicho, cuando no corresponde hacerlo.

Durante la gestión de Martí se pudo pasar a planta permanente, sin concurso, alrededor de mil quinientos contratados porque objetivamente la reglamentación de este artículo 18, se produjo recién al final de su gestión.

Debía hacerse en el futuro el ingreso por concurso, esto no lo hizo la gestión Kammerath, y se siguió con una práctica que esta reñida con lo que establece la Ord. 7244 y que no es otra cosa que gambetear lo que está previsto en la Constitución Nacional, en la Provincial, en la Carta Orgánica sobre la estabilidad del empleado público. La utilización de los artículos octavo, noveno de la ordenanza 7244 como las otras formas de contratación -de obras y servicios-, los becarios, los pasantes, son las otras formas en que se disfraza la relación laboral, son en definitiva formas de esquivarle a esto que es una premisa constitucional, que es la estabilidad del empleado.

Esto es así, ha sucedido durante toda la gestión Kammerath y ha sido el gremio municipal quien ha planteado con todas sus fuerzas y con las armas que tuvo en su momento, la necesidad de parar con este tipo de contrataciones. En ese momento se había acordado la necesidad del llamado a concurso, que mediante un recurso de amparo fue anulado por la justicia por no asegurar la igualdad de oportunidades. Pero aquí entran a jugar otros derechos que no son solamente la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos de Córdoba para conchabarse en la Municipalidad de Córdoba. El concurso no es la forma de proveer de empleo a los desocupados sino la forma de selección de los mejores agentes para poder cumplir con los servicios que tiene que darle a la comunidad.

Acá hay un problema que es el principio de la estabilidad de empleado público y quien entra contratado no es responsable de la forma, en que la administración, emplea; tiene derechos como trabajador. Acá hay un conflicto que hay que debatirlo a fondo, de cómo se resuelve esta contradicción de aquellos trabajadores que están, hace años al servicio de la Municipalidad, con lo que establece la Carta Orgánica del ingreso por concurso. Es un debate profundo que tiene que hacerse y que ha heredado esta gestión y que lo está analizando por intermedio de la Comisión de Rediseño de Recursos Humanos que ha convocado a un grupo de concejales, que estamos participando; no se está mirando para otro lado, pero no es un problema sencillo de resolver. Es un problema que requiere replantear a una administración caótica, que ha crecido por la dinámica propia de la burocracia estatal, engordando reparticiones, organizadas no en función de las políticas, de las necesidades funcionales, sino en función de las presiones, de la mayor o menor capacidad de ejercer reclamos por parte de los distintos sectores de la administración.

Esto ha ocurrido durante décadas, no es de ahora, se ha venido acumulando y tenemos que agregarle la situación de tierra arrasada que dejó la administración Kammerath; una fractura –inclusive- hasta moral de los recursos humanos. Hay que reorganizar todo, no sabemos hoy –todavía- cuánta gente hace falta en cada una de las reparticiones, qué tipo de calificación. Tenemos el problema de los jubilados que no los jubilan, y no los jubilan por una decisión política. Ochocientos jubilados con cargos altos, de jefatura, las personas más capacitadas que tenemos en la administración municipal.

Esos problemas no se resuelven de un día para el otro. Esta administración salió el año pasado a apagar incendios, y ha tenido que recurrir a las soluciones más rápidas al efecto de poder dar respuesta a los reclamos de los vecinos.

Todo eso hay que ver a la hora de analizar este problema. Yo soy uno de los mayores defensores del ingreso por concurso a la administración pública municipal. pero –insisto– acá hay muchos problemas en el medio: hay derechos de los trabajadores, hay una situación de las reparticiones que hay que revisar a fondo y analizar. Tampoco se puede llamar a concurso en estas condiciones, y no es sencillo llamar a concurso para cubrir dos mil cargos . Esto es imposible.

En fin, lo que quiero decir es que no se puede solicitar al DEM algo que ya está empeñado por hacer, que es promesa del intendente y en lo cual ya estamos trabajando seriamente para avanzar en este ordenamiento administrativo y cumplir como debemos con la Carta Orgánica municipal.

Muchas gracias. (Aplausos).

Homenaje al Club A. Belgrano.-03/03/05

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, voy a ser muy breve, creo que los concejales preopinantes han hecho una extensa radiografía de la vida de esta institución y enfocándola desde distintos puntos de vista.

Yo voy a cambiar de bloque y voy a hablar en nombre de los que han hecho grande a Belgrano también y que no han sido mencionados, que es su barra, su hinchada a la cual pertenezco y que partido tras partido en Córdoba o de visitantes, nos bancamos la lluvia, el sol, el frío y que nos hemos curtido, porque hemos aprendido a sufrir con este club que queremos.

Yo he sido jugador de Belgrano, en la cuarta especial, en la cuarta menores, en la reserva. Y la verdad, es que no he llegado a primera ” y este club se ha perdido un gran centro delantero”, porque en aquella época había unos monstruos como jugadores, imposibles de superar y reemplazar.

-Aplausos y risas.

Quiero rendir – entonces – este homenaje desde esta hinchada que se banca todo, con sinsabores de mucho tiempo, pero que aspira a que Belgrano, que ya es grande, lo sea mucho más; ese seria el mejor homenaje que podemos hacerle a este club: llevarlo a estar entre las primeras instituciones de este país.

Gracias. (Aplausos).

Incorporación al básico de los segundos 100 pesos de aumento otorgados a los trabajadores municipales por el DE.- 10/03/05

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, en lo que respecta puntualmente a esta incorporación de los 100 pesos al básico, no hay mucho que hablar porque es un acuerdo cerrado.

Los concejales preopinantes han vertido con claridad los argumentos que convalidan la necesidad de que los trabajadores reciban el incremento que se dio en su momento y de que, como corresponde legalmente, se incorpore al básico.

Acá se han hecho otras consideraciones que valen la pena abordar y que tienen que ver con la concepción del modelo de Estado. Se ha hecho referencia –y no es la primera vez– a la necesidad de firmar el Pacto Fiscal, una herramienta que es y ha sido propia de los años ‘90, del neoliberalismo en este país; herramienta de ajuste, de racionalización y modelación de un Estado al servicio de los intereses de los grandes grupos económicos, de los grandes intereses financieros, al servicio de aquellos que tienen grandes acreencias sobre este país, particularmente en lo que hace a esta voluminosa deuda externa que nos condiciona.

Este sencillo mecanismo –que se ha venido aplicando en los últimos treinta años– consiste en endeudar ex profeso a países periféricos y luego poner condiciones para la renegociación de la deuda. Así comenzaron los pactos fiscales que desde el ’93 se fueron perfeccionando y que apuntan, con esta racionalización, a desguazar los Estados nacional, provinciales y municipales, para dejarlos sin posibilidad de reacción, de intervenir, de cumplir su rol de regulador y garante de los derechos sociales de los ciudadanos; a quebrar sus servicios esenciales como la salud y la educación y a la precarización de las relaciones laborales, porque por ahí pasa la racionalización y los ajustes, como ocurre en este momento en la Provincia, donde más del 45 por ciento del personal es contratado.

Por eso es fácil decir que esto no ingrese al básico: mantenemos la gente y los incrementos “en negro”, con salarios miserables. No sé si es el mejor o el peor momento para otorgar aumento en función de las necesidades y de las condiciones que tienen las arcas municipales, pero sí es un derecho de los trabajadores, y ellos reclaman porque quieren hacerlo valer, porque los trabajadores municipales –como muchos trabajadores del país– han estado postergados por muchos años, resquebrajándose su salario en más del 40 ó 50 por ciento, y apenas han recuperado lo que han perdido.

También habría que recordar que esos 20 y pico de millones que estaban previstos en el Presupuesto son casualmente la suma que el Gobierno de la Provincia esta retaceando por coparticipación al entregarle nada más que un peso, cuando deberían ser 25 millones de pesos anuales. Pero la Provincia hoy vuelve a retenérselos a la Municipalidad de manera indebida e ilegítima.

Nada más. (Aplausos).

Aprueba declaracion de utilidad publica y sujeto a expropiación inmueble de Clinica Junin. 17/03/05

SR. PRESIDENTE (Giacomino).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, en primer lugar quiero decir que estamos haciendo un aporte para la lucha de los trabajadores de la Clínica Junín, por su voluntad inquebrantable de no perder sus fuentes laborales y los ingresos de sus familias apostando a la posibilidad de que esta clínica pueda seguir prestando sus servicios principalmente a quienes más los necesitan, porque esa es la orientación que los propios trabajadores han elegido. Se han ubicado en lugar del pueblo.

Y yo diría que esta modesta contribución que nosotros estamos haciendo es simplemente una forma de aportar lo que los propios trabajadores nos han reclamado como una herramienta necesaria para poder seguir luchando, porque lo que venga en el futuro también va a depender de su lucha. Ésa es la primera cuestión.

La otra, que no puedo dejar pasar, es que se han dicho muchos calificativos. Sí, probablemente este proyecto ha tenido un tramite desprolijo en su tratamiento –hay que admitirlo– pero es por la urgencia que reclama la situación. Ahora bien, ¿quién puede acusar a los trabajadores de reclamar urgencia? ¿Quién puede decir que los trabajadores son intolerantes o que no haya que ceder ante sus reclamos para dar una respuesta, cuando ellos tienen pendiente un juicio de desalojo y en función de ello también la suerte de sus luchas? ¿Quién puede tratar a los trabajadores de este país, que hemos sido perseguidos desde las dictaduras militares como sus principales víctimas y por las políticas neoliberales hemos llegado a la situación en la que estamos…? ¿Quién les puede pedir paciencia y tolerancia a los trabajadores de este país? No hay nadie autorizado para ello. Están en sus derechos de pedir soluciones ya.

Hoy tenemos, a pesar de que el pueblo ha sepultado en su consideración, en la conciencia y en el discurso estos modelos neoliberales con esa tremenda pueblada en diciembre de 2001, los mismos niveles de miseria y marginalidad, y sólo el 10 por ciento de las familias supera hoy los ingresos correspondientes al costo de la canasta familiar. Entonces, ¿quién puede pedirle a los trabajadores tolerancia?.

Yo creo que acá se abre una serie de debates importantes, porque ha habido quienes también han planteado que no es tarea ni función del municipio dedicarse a resolver problemas laborales.

Quiero decir que a partir de la pérdida de trascendencia y de la desaparición prácticamente del Estado nacional, que entregó los recursos y las empresas y que llevó adelante las más terrible política de exclusión social, cada vez más se han ido transfiriendo a los Estados provinciales y municipales responsabilidades que antes eran del Estado nacional. Y si bien el problema de trabajo y de la situación social depende en buena medida de las políticas macroeconómicas, ni las provincias ni los municipios pueden mirar hacia otro lado, y empieza a ser una de sus funciones elementales porque tienen como obligación atender al ciudadano en su integridad; el municipio no sólo está para prestar servicios de alumbrado, barrido, limpieza y transporte.

En este sentido, se trata de definir un modelo de Estado. Y esta Municipalidad ha asumido el tema del trabajo como una cuestión central. La centralidad del trabajo pasa por que en función del trabajo vamos a tener mejor salud, mejor educación y mejor democracia; sin trabajo, sin una vida digna, la democracia termina siendo pura ficción.

– Asume la Presidencia del Cuerpo el Sr. presidente Provisorio.

SR. HERNÁNDEZ.- La Municipalidad, esta gestión municipal –repito–, ha abordado el tema del trabajo como una cuestión central: está desarrollando políticas para generar y fomentar el empleo en lo que es la economía de mercado y también economía social, cual el caso de las empresas recuperadas.

Quiero decirles que esta situación hace que cualquier discusión sobre la importancia o la decisión de defender – por parte del municipio – la fuente de trabajo y de defender a los trabajadores debe ponerse fuera de lugar y de toda consideración.

Nosotros, en esta decisión que vamos a tomar hoy, apuntamos tambien a hacer un aporte al sistema de salud municipal que hoy aun se encuentra con problemas a pesar de que la Municipalidad está haciendo grandes esfuerzos para cumplir con los requerimientos de salud de la población. Esta cooperativa también va a hacer su aporte a nuestro sistema de salud.

Por último, quiero decirles que aquí no estamos haciendo otra cosa que llevar a la práctica lo que son preceptos constitucionales, los que establecen los artículos 14 y 14 bis de la Constitución, los que levanta y defiende la Constitución provincial y la propia Carta Orgánica municipal: la defensa del trabajo como derecho.

En ese sentido, independientemente de las desprolijidades y de las urgencias, creo que ésta es la respuesta que este Concejo Deliberante debe dar a los trabajadores de la Clínica Junín, quienes van a tener que seguir sosteniéndola con su lucha, porque así defendemos todas las conquistas los trabajadores. (Aplausos).

Conmemoración del golpe militar del 24/03/76

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente: veo que los concejales que me han precedido en el uso de la palabra hicieron una larga exposición respecto de este hecho que hoy estamos recordando, y por lo tanto voy a tratar de ser lo más breve posible.

Quiero poner especial énfasis, porque a veces en todos estos recordatorios, siguen flotando algunas cuestiones, y retomando lo que decía el señor concejal Molina Herrera, respecto de esta maestra que es la historia, que indudablemente la leemos diferente.

Quiero decir que más allá de los muertos que nos pesan, más allá de quienes sufrieron en carne propia, los rigores de la represión de esos años, no puedo dejar sentado esto que a veces flota, que es la teoría de los dos demonios, como que acá hubiera pasado una tragedia, una guerra entre dos bandos, y que todos somos responsables, y hacemos un llamado a la paz y a la concordia de los argentinos.

Quiero decirles que en primer lugar, tenemos que reconocer que una sociedad, un sistema, políticas que generan desigualdades, que generan pobreza, que generan miseria, que generan exclusión, siempre van a estar fomentando y cultivando la violencia. Una violencia que ha sido parte de nuestra historia. Y decía alguien, que “…ante la ineficacia comprobada de la labor cívica y electoral y el incumplimiento de las leyes y respeto públicos, es sagrado deber del patriotismo, ejercitar el supremo recurso de la protesta armada, a que han acudido casi todos los pueblos del mundo, en el continuo batallar por la reparación de sus males y el respeto de sus derechos”

Yrigoyen, quien decia esto en 1905, y el radicalismo, esa Unión Cívica que se formó con aquella Revolución del Parque, acudieron a las armas dos o tres veces, tres veces en este país: en 1893, el Levantamiento de Santa Fe, en la provincia de Buenos Aires formando juntas revolucionarias, en Tucumán y en San Luis. Yrigoyen las justificaba y decia que “….enumerar el largo proceso que impone el empleo de este recurso extremo de los pueblos…sería inútil, porque se halla escrito en la conciencia de todos los que saben bienamar a su país.”

En el ’43, también, un golpe encabezado, promovido y sustentado ideológicamente por el gou , conducido en ese entonces entre otros, por el coronel Perón, sentó las bases también de un proceso popular, levantándose legítimamente contra gobiernos que estaban total y absolutamente deslegitimados en la conciencia popular. También otros bombardearon despues la Plaza de Mayo, dejando en las calles muchos muertos del pueblo. Alli hubo participación no solo de militares sino de civiles y organizacion es políticas que apoyaron.

Lo que quiero decir es que la violencia es parte de un sistema que es violento. Y estaríamos falseando la historia si no atendemos cuáles son las causas y las consecuencias de esa violencia. Aquí lo que estamos condenando es la violencia del Estado.

Yo he sido parte de esa generación militante de los ’70 donde muchos compañeros adherían a la estrategia de la guerra popular revolucionaria, la guerrilla urbana, el terrorismo. Está bien, lo hacían en función de todas estas cosas que se han planteado aquí y como respuesta a un sistema injusto; estrategias que yo no compartía, pero también estuvimos de su lado, y todos fuimos reprimidos, torturados, encarcelados, exiliados en este país.

Lo que quiero decir aquí es que no podemos poner en el mismo nivel a quienes ejercieron esa violencia, equivocados o no, con la que podemos compartir o no, con la que podemos discutir políticamente o no, con aquellos que desde el Estado pusieron en funcionamiento una maquinaria aceitada, una maquinaria horrorosa, para exterminar no un ejército revolucionario, porque no deben haber existido más de mil o 2 mil guerrilleros y aca se exterminaron 30 mil, la mayoría eran dirigentes obreros, estudiantes, gente inocente.

Esa maquinaria que se puso en funcionamiento para instalar el terror lo hizo en función de un proyecto muy claro, que hasta el día de hoy estamos padeciendo. Eso es leer la historia.

Cuando el 2 de abril de 1976 Martínez de Hoz pone en marcha el plan ese, que se dio en llamar “de apertura económica”, fue en función de intentar cristalizar, en términos políticos y en términos económicos, esa política, y como condición para ello era necesaria esta represión de los sectores que podían resistir esas políticas. Por eso se exterminaron las organizaciones sociales y sindicales.

Esa política, a caballo de los petrodólares, de esa cantidad de dinero líquido que existía, de esa liquidez mundial que existía en esos años y que había que colocarla en los países emergentes con autoridades sensibles a esas operaciones financieras, dio el sustento a las posteriores transformaciones económicas de este país. Y empezaron con este mecanismo perverso que es el endeudamiento externo, que de 9 mil y pico de millones de dólares que se debía al fin del gobierno de Isabel Perón, en diciembre del ’83 ya debíamos 40 mil millones de dólares.

Ese endeudamiento que se hizo a través de mecanismos perversos, donde

“militares patrióticos”, como se llamaban, cobraban jugosas comisiones; fue el mecanismo por el que se chantajearon después a distintos gobiernos democráticos para seguir cristalizando y afinando este modelo que, como dijo el concejal Gómez, se perfeccionó en la época del menemismo y terminó de “cumplir los deberes” en épocas de De la Rúa.

Recuerden ustedes que los artífices de esta deuda ademas del ya mencionado Martinez de Hoz, fueron Guillermo Walter Klein, Alfredo Diz, Alejandro Reinan, Francisco Soldatti, quienes manejaban esta estructura paralela en sus propias oficinas y estudios, y eran representantes de las entidades de préstamo extranjeras, endeudando ficticiamente a las empresas del Estado; YPF, Agua y Energía, CENEA, inventando necesidades financieras de esas empresas por lo cual sistemáticamente les hacían pedir préstamos, que no necesitaban, en dólares recibiendo pesos.

Ese fue el mecanismo por el cual se fue construyendo esta economía que terminó con una gran cantidad de excluidos, desocupados y desempleados que todavía hoy padecemos, pese a los esfuerzos del presidente Kirchner y este proceso que ha implicado una reversión de las políticas neoliberales de los ’90.

Esas maniobras, desde el punto de vista económico, contaron con su cobertura legal, y se aprobaron leyes que modificaron el Código de Procedimiento para que fuesen jueces extranjeros quienes intervinieran en caso de litigio en estas operaciones, y finalmente Cavallo, cuando fue presidente del Banco Central, terminó estatizando la deuda privada transfiriendo a todo el pueblo argentino la fiesta de todos esos años.

Para hacer todo esto y lo que siguió después se tuvo que matar, asesinar y secuestrar de la manera en que se hizo.

Estas son las cosas que tenemos que tener claras; pues no hubo dos bandos sino una maquinaria del Estado que aplicó el terror para poder garantizar estos planes, para hacer un país para pocos; la oligarquía financiera y empresaria.

Esta es la verdad histórica, por eso son buenos estos homenajes y recordatorios para tener en claro qué es lo que no tenemos que volver a hacer, de dónde tenemos que salir. Va a haber paz en tanto haya justicia; en tanto no nos olvidemos de estas cosas, y es la única forma de garantizar la paz social y terminar con la violencia.

Estas son las conclusiones que debemos sacar de este recordatorio, y tomando las palabras del concejal Lomuoio respecto de cómo han cambiado las cosas y por qué hoy podemos estar discutiendo estas cuestiones, por qué podemos empezar, después de treinta años de este proceso de destrucción de la economía argentina, de la industria, del trabajo, del enajenamiento del patrimonio nacional, hay que ver claramente cómo lo pensaban desde los centros de poder internacional. Henry Kissinger, uno de los mentores de la Comisión Bilateral, en el año ’85 en una conferencia de prensa sobre la deuda externa dijo: “No hay camino indoloro para que los países deudores puedan solucionar su crítica situación, pero debemos proponer algunas alternativas a los programas de ajuste

del Fondo Monetario, la solución implicará siempre un sacrificio. Prefiero que las naciones deudoras paguen sus obligaciones externas con activos reales a los bancos acreedores, con la entrega del patrimonio de las empresas públicas”. Éste no fue un problema de malos gobernantes o de impericia; obviamente, había una planificación desde los países centrales en función de cuál es el papel que le cabía a los países emergentes con funcionarios dóciles, venales, corruptos y apátridas, que fueron muy “sensibles” a estos intereses extranjeros.

Me parece bueno que hagamos un recordatorio estas cuestiones porque tenemos que cambiar, tal como lo impulsa el presidente Kirchner. Bien dijo el concejal Lomuoio, si podemos discutir estas cosas es porque el presidente ha puesto sobre el tapete esta cuestión, le pese a quien le pese y le guste a quien le guste.

El intendente Juez también ha tomado decididamente en sus manos el tema de los Derechos Humanos apoyando los desenterramientos en el Cementerio San Vicente y todo lo relacionado con el esclarecimiento de la verdad histórica.

Muchas gracias. (Aplausos).

21-4-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).– Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, estamos tratando una solicitud que este Cuerpo debiera hacerle al Departamento Ejecutivo Municipal. Se supone que cuando se hace una solicitud es porque se presume o se tiene la certeza de que no se están haciendo las cosas como corresponde.

Creo, evidentemente, que este es un tema ?como aquí se ha dicho- insoslayable, pero no es un tema que se pueda resolver de la noche a la maña na ni que podamos, simplemente, con una solicitud, poner en marcha un mecanismo que resuelva un problema grave que tiene esta Administración y que no es de esta gestión sino consecuencia de muchos años de desorden, de caos administrativo, de uso del Estado como botín político o de clientelismo. No es de ahora que el problema del ingreso a la planta de personal no se resuelve correctamente.

En la Convención Constituyente tuvimos activa participación quienes en ese momento estábamos en el gremio municipal y fuimos uno de los impulsores de este artículo 18 de la Carta Orgánica, que establece que el ingreso debe hacerse por concurso. Y ha sido el gremio municipal, en la medida de sus posibilidades porque no es quien gobierna la Municipalidad, quien en todo mome nto ha puesto límites a este uso indiscriminado e ilegal de la Ordenanza 7244. En todos estos años de gobiernos constitucionales, el Estado Municipal en este tema, la ha violado permanentemente, con trabajadores en negro, jornalizados y contratados, como se ha dicho, cuando no corresponde hacerlo. A partir de la reglamentación de este artículo 18, a finales de la gestión Martí, objetivamente se pudo pasar a planta permanente, sin concurso, alrededor de mil quinientos contratados.

Debía hacerse en el futuro el ingreso por concurso, esto no lo hizo la gestión Kammerath, algo que está previsto en la Constitución Nacional, Provincial, en la Carta Orgánica sobre la estabilidad del empleado público, la utilización de los artículos octavo, noveno de la ordenanza 7244 como las otras formas de contratación -de obras y servicios-, los becarios, los pasantes que son las otras formas en que se disfraza la relación laboral, son una forma de esquivarle a esto que es una premisa constitucional, que es la estabilidad del empleado.

Esto es así, ha sucedido durante toda la gestión Kammerath y ha sido el gremio municipal quien ha planteado con todas sus fuerzas y con las armas que tuvo en su momento, la necesidad de para con este tipo de contrataciones. En ese momento se había acordado la necesidad del llamado a concurso, que mediante un recurso de amparo fue anulado por la justicia. Se presume o se tiene la certeza que entran a jugar otros derechos que no son solamente la igualdad ante la ley de todos los ciudadanos de Córdoba para conchabarse en la Municipalidad de Córdoba; ésta no es una fuente de trabajo, sino que tiene que mejorar los mejores agentes para poder cumplir con los servicios que tiene que darle a la comunidad. Pero no es quien tiene que, esencialmente, darle trabajo a los desocupados.

Acá hay un problema que es el principio de la estabilidad de empleado público y quien entra contratado no es responsable de la forma, que la administración, emplea; tiene derechos como trabajador. Acá hay un conflicto que hay que debatirlo a fondo, de cómo se resuelve esta contradicción de aquellos trabajadores que están, hace años al servicio de la Municipalidad, con lo que establece la Carta Orgánica deque hacerse y que ha heredado esta gestión y que lo está analizando por intermedio de la Comisión de Rediseño de Recursos Humanos que ha convocado a un grupo de concejales, que estamos participando; no se está mirando para otro lado, pero no es un problema sencillo de resolver. Es un problema que requiere replantear a una administración caótica, que ha crecido por la dinámica propia de la burocracia estatal, decorando reparticiones, organizada no en función de las políticas de las necesidades, sino en función de las presiones, de la mayor o menor capacidad de ejercer reclamos por parte de los poderes que hay dentro de la administración. Esto ha ocurrido durante décadas, no es de ahora, se ha venido acumulando y tenemos que agregarle la situación de tierra arrasada que dejó la administración Kammerath; una fractura ?inclusive- hasta moral de los recursos humanos. Hay que reorganizar todo, no sabemos hoy ?todavía- cuánta gente hace falta en cada una de las reparticiones, qué tipo de calificación; tenemos el problema de los jubilados que no los jubilan, y no los jubilan por una decisión política. Ochocientos jubilados con cargos altos, de jefatura, las personas más capacitadas que tenemos en la administración municipal.

Esos problemas no se resuelven de un día para el otro. Es ta administración salió el año pasado a apagar incendios, y ha tenido que recurrir a las soluciones más rápidas al efecto de poder dar respuesta a los reclamos de los vecinos. Todo eso hay que ver a la hora de analizar este problema. Por eso yo soy uno de los mayores defensores del ingreso por concurso a la administración pública municipal. Pero ? insisto? acá hay muchos problemas en el medio: hay derechos de los trabajadores, hay una situación de las reparticiones que hay que revisar a fondo y analizar. Ta mpoco se puede llamar a concurso en estas condiciones, y no es sencillo llamar a concurso para cubrir dos mil cargos u ochocientas vacantes. Esto es imposible.

En fin, lo que quiero decir es que no se puede solicitar al DEM algo que ya está empeñado por hacer, que es promesa del intendente y en lo cual ya estamos trabajando seriamente para avanzar en este ordenamiento administrativo y cumplir como debemos con la Carta Orgánica municipal.

Muchas gracias. (Aplausos).

28-4-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, no voy a abundar en lo que significa desde el puntode vista de la respuesta que damos a aquellos padres que tienen hijos discapacitados, porque ya se ha dicho y se ha expresado abundantemente sobre lo necesario e imprescindible del rol fundamental que juegan la familia y los padres en todo lo que tiene que ver con la atención y la intervención temprana en estos casos. Así que sobre ese punto no voy a abundar.

Quiero decir que ?como en parte se dijo? esto también representa una puesta a punto de esta ordenanza, en función ya de una ley nacional que data del año 1996. Y si bien se refiere exclusivamente a los chiquitos con síndrome de Down, nosotros quisimos resaltar la importancia que tuvo, a partir de este proyecto, las discusiones en la comisión, donde rápidamente nos pusimos de acuerdo y lo hemos ampliado a todos los casos de discapacidad.

En esto no voy a abundar, ya que los concejales preopinantes se han expresado con lujo de detalles. Lo que sí quiero destacar es lo que significa desde el punto de vista de la legislación laboral. Nosotros tenemos un cuerpo normativo que se refiere a todo lo que es la relación laboral de los trabajadores municipales, las Ordenanzas números 7244, 8023 y 7974, de Remuneraciones, que data de entre los años 1980 y 1985 y que constituye un cuerpo de avanzada en lo que hace a la relación aboral del personal de la Administración Pública municipal y de la Administración Pública en general. Es de avanzada. Recién en estos tiempos se está incorporando mucha de esta legislación que hoy tiene la Municipalidad de Córdoba en varias administraciones.

Estaba leyendo diarios de Mendoza en estos días, que recién ahora y como una gran conquista incorpora la licencia por maternidad que nosotros ya tenemos desde hace mucho tiempo.

Esta legislación que nosotros tenemos de avanzada, evidentemente, con el paso del tiempo requiere una actualización. Esto se ha reformado muchas veces. Y es nuestra misión, nuestro propósito, de los que estamos trabajando en la Comisión de Rediseño de Recursos Humanos, concluir con una reformulación y una propuesta integral de todas estas ordenanzas.

Todo lo que se ha podido avanzar y las propuestas de avance evidentemente son plausibles y necesarias, en la medida que conquistas como éstas o reformas como éstas tienen que ser incorporadas, a la espera de que hagamos una reforma integral de estas ordenanzas.

En este caso, quiero decirles que esta reforma que nosotros propiciamos del artículo 32 de la Ordenanza 7244, Decreto Reglamentario 159/75, que es el que verdaderamente fija todas estas condiciones, representa o nos pone a nosotros a la vanguardia en legislación laboral, en esta materia, en el mundo.

Créanme que he revisado y que conozco la legislación laboral. He estado revisando, y me debe quedar sólo algún país chico ?las islas Figio, las islas Caimán o el Ducado de Linthchestein? sin revisar, y no he conocido más información por Internet.

Pero esto que hoy estamos decidiendo es algo que trasciende los marcos de la ciudad de Córdoba y nos coloca en la avanzada del mundo en materia de licencias por maternidad, en los casos de los hijos con discapacidad.

Esto es de suma importancia, y por eso creo que las palabras de la concejal Sesma no son exageradas. Me parece que en estos momentos, éste es uno de los mejores homenajes que podemos brindar, con motivo del Día de los Trabajadores que se festeja el próximo domingo, para las madres trabajadoras que tienen esta desgracia, o no tan desgracia, porque eso es lo que nos toca en suerte en la vida, y después los padres los sabemos sobrellevar. Estos chicos, realmente, en la medida que nosotros vayamos dando respuestas, se integran a la sociedad perfectamente, como cada uno de nosotros.

9° Sesión Ordinaria

15ª REUNION CONCEJO DELIBERANTE

28 de Abril de 2005

Entonces, esto me parece un momento trascendente que quiero destacarlo. Y por estos

argumentos del bloque de la mayoría, nosotros vamos a aprobar este proyecto. (Aplausos).

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, recordando el mismo homenaje que hicimos el año pasado cuando referíamos a esta enseñanza, a esta tarea pendiente que ha quedado en manos de este pueblo y de su dirigencia, pensábamos que había que ir un poco más allá y no convertir al ?cordobazo? en un hecho aislado, acartonado, producto de la iniciativa de un puñado de hombres valientes, de muchos trabajadores que luchaban por sus reivindicaciones.

Decía bien la concejal recién, que hay un hilo conductor. Pero yo diría que va mucho más allá, que es el hilo conductor de toda nuestra argentinidad, de esta tarea inconclusa que viene desde Mayo de 1810 por encontrar nuestra identidad y resolver un proyecto de nación. Aquellos hombres de Mayo produjeron una verdadera revolución con sentido popular, muy lejana a la historia del Billiken o la que nos enseñan en la escuela primaria, lavada, con héroes de plástico. Los sucesos de Mayo de 1810 significaron verdaderamente un hecho popular donde participaron los sectores más humildes, ya que fueron sus protagonistas los trabajadores, los jornaleros, los talabarteros, los esclavos, liderados por los no tan inocentes repartidores de cintas Domingo Cristóbal French y Luis Berutti, cartero uno y empleado público el otro, al frente de la llamada ?legión infernal? de sectores verdaderamente populares, que fueron los que forjaron e imprimieron a los sucesos de Mayo una verdadera revolución, inspirados por Moreno, Castelli, Belgrano, que tomaron los ideales de la Revolución Francesa y de Monteagudo, en ese levantamiento de Chuquisaca que fuera ferozmente reprimido por Cisneros ?otra constante de nuestra historia, la de represiones violentas frente a manifestaciones populares?, y levantaron este concepto de la soberanía popular.

Estos ?chisperos de los arrabales? ?como les llamaban despectivamente? forjaron los sucesos de Mayo. Se apersonaron en el Cabildo y, armados con pistolas y cuchillos ?no con cintas ni clima festivo?, les dijeron: ? Señores, el pueblo espera; no demoren más. Si no lohacen, vamos a tener a todos los pobladores de los suburbios aquí presentes porque deben decidirse ya?. Así fueron las jornadas previas al 25, hasta que se llegó a formar esa Primera Junta de Gobierno, que retomó esas luchas, inclusive de las juntas españolas, en contra de la monarquía, del absolutismo. Esa idea revolucionaria rescataba la libertad, la fraternidad y la igualdad.

Es importante que recordemos estos sucesos con esa magnitud, con ese sentido de gesta popular, porque además siguen pendientes esos ideales en esta Argentina dual entre el pueblo que permanentemente ha buscado construir una nación mirando para adentro, a sus habitantes, a los sectores trabajadores, y aquellos que siempre han puesto la vista en los intereses extranjeros.

Ya en aquella época teníamos un ilustre apellido: Martínez de Hoz, que hacía dinero con el contrabando, representando sus intereses, que históricamente se impusieron en este país en contra de las decisiones populares, de la soberanía popular, a través de las innumerables dictaduras que hemos conocido. Salvo honrosos períodos de felicidad para este pueblo, como las épocas de Yrigoyen y Perón, este pueblo, los trabajadores, han tenido siempre que luchar en contra de esas ideas.

El Cordobazo no es más que una expresión de esta lucha permanente que se ha repetido en innumerables ocasiones, como la gesta del 17 de Octubre y, posteriormente, en diciembre de 2001, para terminar con tres décadas nefastas de neoliberalismo, que son las que repiten esta historia abierta en Mayo, porque representan exactamente los mismos intereses; con democracia o con dictadura.

Ese es el hilo conducto, los French y Berutti de Mayo, esos chisperos en el Cordobazo, fueron los innumerables dirigentes gremiales, las columnas de trabajadores que bajaban de Fiat, de Materfer, de Renault, de Villa Paez, de los obreros de Luz y Fuerza y que con la excusa del sábado inglés y de algunas reivindicaciones, enfrentaron a la dictadura en función de estos ideales de Mayo, de esta lucha por la libertad, por la justicia y por la democracia.

Decía Tosco, definiendo a esta lucha a la que se le dio muchísimas lecturas y que se pretendió lavar como si hubiera sido un hecho subversivo; de hecho ?claro- que era subvertir el orden preestablecido y luchar por esas reivindicaciones. Decía que, esta lucha, esta pueblada, este movimiento de carácter histórico enfrentó a una política de sometimiento económico, de opresión social, de oscurantismo, cultura y de mordaza cívica; sojuzgando a todos los argentinos que quieren un país en el cual se operen fundamentales transformaciones que posibiliten un inmediato porvenir donde impere la justicia social, donde impere la independencia económica, liberando a la patria de la penetración y dominio monopolista e imperialista, donde se materialice la soberanía política sobre la base de la libre voluntad popular y donde la democracia integral se practique sin ningún tipo de proscripciones e inhabilitaciones para los argentinos. Esto es lo que decía la declaración de Córdoba que se dio a publicidad el 21 de marzo de 1969, un tiempo antes que estallara el Cordobazo.

Tosco decía en un artículo, cerrándolo, que en medio de esa lucha por la justicia, libertad y el imperio de la voluntad soberana del pueblo, partimos esposados a bordo de un avión con las injustas condenas sobre nuestras espaldas; años de prisión que se convierten en poco menos de siete meses, por la continuidad de esa acción que libró nuestro pueblo, especialmente Córdoba y que nos rescata de las lejanas cárceles del sur para que todos juntos, trabajadores, estudiantes, hombres de todas las ideologías y religiones, con nuestras diferencias lógicas, sepamos unirnos para construir una sociedad más justa, donde el hombre no sea el lobo del hombre, sino su compañero y su hermano.

Esa era el sentido más íntimo de esta lucha en que se dio en llamar el Cordobazo y que insiste en donde se vuelve a repetir esa constante histórica en nuestro país de la lucha entre quienes miran hacia lo s intereses externos y nacionales del pueblo.

En este marco de esta Argentina inconclusa, debe hacernos pensar a nosotros, los que tenemos responsabilidad política, de que es cierto ?como decía la concejal- tenemos que reivindicarla, pero la política que tenga contenido y sentido popular, sino es una mera ficción, un mero disfraz, un engaño; igual que la democracia cuando se reduce simplemente a votar por cumplir. Si esto no tiene contenido popular, si acá no hay presencia de pueble, sino profundizamos esta democracia, esta transformación va a ser imposible.

Por eso digo, este acto del Cordobazo está vinculado estrechamente a esas tareas inconclusas y que esta gesta y este pueblo han sabido dar a cada momento y que en diciembre del 2001, también se vuelva a presentar marcando el comienzo de una etapa, permitiéndonos o dándonos esperanzas de que podamos en algún momento empezar a cambiar esta historia.

Por eso, cuando decimos en cada fecha patria, o cantamos con todo el pecho el Himno Nacional, homenajeamos a nuestra bandera diciendo ¡Viva la patria!, también hay que decir ?Viva el pueblo argentino, que nunca bajo los brazos y los va a seguir manteniendo en alto para conseguir, plasmar y cristalizar esos ideales de mayo?.

Muchas gracias. (Aplausos)

23-6-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobado.

En consideración.

Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, voy a ser muy breve.

Tres sesiones atrás, la señora concejal Sierra hizo un exhaustivo informe y descripción, en ocasión de tratarse el convenio con la Nación sobre el programa ?El hambre más urgente?, respecto a las consecuencias, no sólo físicas, sino intelectuales de la situación del mapa del hambre y de la pobreza en nuestro país que estaban ya generando consecuencias casi irreversibles.

No voy a hablar de las estadísticas, porque muchos las conocen. Pero sencillamente las encuestas permanentes de hogares ?las oficiales? nos indican que el 70 por ciento de los jóvenes de hasta dieciocho años está dentro de los niveles de pobreza, y la mitad de ellos son indigentes. Estamos hablando de una población de casi 9,5 millones en el país.

A pesar de los esfuerzos que se están haciendo al aceptar y canalizar las demandas salariales, las políticas sociales, etcétera, ésta es la realidad que hoy vivimos.

Esta marcha, que no es la primera y que iniciaron el 21 de junio en Tucumán unos 400 chicos pertenecientes a la organización Movimiento Nacional de Chicos del Pueblo ?red que agrupa a más de 300 organizaciones sociales dedicadas a la atención en hogares y comedores de los niños en riesgo?, pretende sensibilizar a la población, seguir diciendo: ?Aquí estamos nosotros, los más desprotegidos?, seguir diciendo en esta situación de exclusión social: ?Quienes estamos en riesgo somos los que vamos a tener la responsabilidad de construir y sostener este país en el futuro?. Por lo tanto, así los niños como los ancianos son los que hoy están padeciendo esta situación social.

Esta marcha tiene ese propósito: sensibilizar y seguir manteniendo en el primer lugar de la agenda política de la sociedad y de las distintas instituciones la cuestión de la pobreza, la cuestión de la marginalidad y, sobre todo, la cuestión de nuestros niños.

Esta marcha, que tiene una amplia adhesión de organizaciones como la UNICEF, la Central de Trabajadores Argentinos, la Confederación de Trabajadores de la Educación, varios sindicatos, organizaciones sociales y políticas, Madres de Plaza de Mayo, y de muchas personalidades del ámbito de la cultura, del arte y del deporte, la hermana Marta Peloni, entre otros adherentes, va a pasar en el transcurso del día de hoy por Córdoba. A las 3 de la tarde inicia su marcha en la plaza Colón, para culminar en la plaza San Martín.

Lo que estamos solicitando es simplemente una adhesión, una forma de dar abrigo y calor, una forma de colaborar, para que estos chicos, que están reclamando algo que es no sólo importante para ellos sino para el país, sientan que no están solos.

Invito, entonces, a los demás bloques de este Concejo a apoyar esta iniciativa.

Nada más.

7-7-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente: este proyecto que vamos hoy a tratar, y para el cual pedimos su aprobación, se refiere a una modificación a las condiciones de ingreso al agrupamiento profesional para trabajadores de la Administración Pública municipal que prevé la Ordenanza 8023 que, particularmente en este caso, impide el ingreso a todos aquellos que no posean título universitario.

Este proyecto de ordenanza viene a subsanar una situación de injusticia y discriminación para aquellos trabajadores que no pueden acceder a este agrupamiento, también producto del anacronismo de una norma que tiene veinte años, que no refleja en este caso particular los cambios que se han dado en el sistema educativo, que hoy ofrece una serie de carreras que el año 1985, año en que se sancionó, esta norma no existía.

Estas respuestas que se han ido dando en la nueva realidad y que particularmente ha correspondido más ágilmente a institutos privados, terciarios y como reconociera el año pasado en una entrevista de La Voz del Interior, el ingeniero Jorge González, la Universidad Nacional ha demostrado ser bastante poco ágil a la hora de proceder a incorporar nuevas carreras para dar respuestas a los requerimientos que en el ámbito laboral, productivo, está reclamando nuestro país.

En este sentido, aquí estamos hablando de profesionales tales como psicopedagogos, psicomotricistas, profesores de educación especial para deficientes mentales, profesores de educación físic a, con títulos que se otorgan a nivel terciario como el Instituto Cabred, el Profesorado Católico, el IPEF. Estas nuevas carreras ya tienen un reconocimiento y una equiparación con títulos universitarios a través de la ley 24.521 de Educación Superior, la que no hace distingos y considera tanto a los sistemas de estudio superiores no universitarios y a los universitarios como parte de un mismo sistema integrado. Prevé a su vez, instituciones que controlan el nivel académico en forma muy rigurosa.

Tenemos otros antecedentes como la ley 7619 del año 1987, que establece las incumbencias de los psicopedagogos y allí se establece que ?algo que consta en el expediente y me imagino que los señores concejales habrán tenido oportunidad de leer- los títulos que se encuentran habilitados para obtener matrícula profesional ?sin hacer distingos- son los expedidos por las universidades nacionales, provinciales, o privada, o los institutos superiores de nivel terciario oficialmente reconocidos.

Por otra parte, también, en un trabajo de la UNESCO a través del Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe, que se refiere a la evaluación de la educación superior argentina, hace una buena investigación y da cuenta de el crecimiento vertiginoso que tuvo la educación superior no universitaria en los últimos veinte años en nuestro país. También se da cuenta de la rigurosidad laboral y aprobar tantos planes de estudios con la seriedad de las instituciones que brindan estos títulos, a tal punto que solamente un catorce por ciento fue aprobado para poder otorgar títulos oficiales.

Esto es lo que hace al plano académico, pero como también estamos hablando de un agrupamiento que tiene que ver con la organización administrativa de la Municipalidad y en esto no son los mismos requerimientos, ni podemos evaluarlo desde el punto de vista académico, sin ?más bien- desde el punto de vista laboral y de los conocimiento, capacidades y habilidades que se ponen al servicio de la tarea comunal para brindar un mayor y más efectivo servicio a la comunidad, aquí hablamos de trabajadores que tienen las mismas responsabilidades y capacidades puestas al servicio de la comuna, pero con distintos

reconocimientos. Para finalizar, esto viene a hacer justicia, a corregir algunas falencias de las tantas que tiene esta ordenanza que ya debiera ser actualizada, porque tiene muchos años y por estas razones, solicito la aprobación del presente proyecto.

4-8-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobada.

Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente: hoy, exactamente hoy, se cumplen veintinueve años de la muerte, del asesinato, del obispo Enrique Angelelli. Voy a tomar prestadas unas palabras de Luis Miguel Baronetto, director de Derechos Humanos de la Municipalidad de Córdoba, quien expresa con mucha claridad lo que ha sido la

vida de este ilustre cordobés. Cuando el 4 de agosto de 1976 un atentado, simulado en accidente automovilístico, terminó con la vida del obispo Enrique Angelelli, hacía menos de un mes que había cumplido cincuenta y tres años de edad. Ocho años antes, en agosto de 1968, había asumido como titular de la Diócesis de La Rioja. Pero más de cuarenta años de la vida de Enrique Angelelli transcurrieron en Córdoba. Y es tiempo que los cordobeses reivindiquemos a un conciudadano que en vida adquirió renombre nacional y que es reivindicado hoy internacionalmente, después de su muerte a manos del terrorismo de Estado, como uno de los mártires paradigmáticos de la iglesia latinoamericana, junto al arzobispo de El Salvador, Oscar Arnulfo Romero.

Enrique Ángel Angelelli nació en Córdoba el 17 de julio de 1923, en un hogar de humildes inmigrantes italianos que trabajaban en el cultivo de hortalizas, en la zona Norte, donde actualmente están ubicados los barrios Las Margaritas y La France. Allí cursó los primeros grados en la Escuela Misiones, haciendo la primera comunión en el Colegio del Huerto, en el centro de nuestra ciudad. Luego, la familia arrendó una quinta en la zona Sudeste, cercana al Camino a Sesenta Cuadras. En Villa Eucarística, en el Colegio de las Hermanas Adoratrices Españolas, terminó sus estudios primarios. A los quince años ingresó al Seminario Metropolitano de Córdoba, y cursó los tres últimos años de Teología, en Roma, donde fue ordenado sacerdote el 9 de octubre de 1949, obteniendo, además, la Licenciatura en Derecho Canónico.

De regreso a Córdoba, en 1951, fue nombrado vicario Cooperador en la parroquia San José, de barrio Alto Alberdi, y capellán del Hospital de Clínicas. En 1952, canalizando su temprana opción por los pobres, fue designado asesor de la Juventud Obrera Católica, con sede en la capilla Cristo Obrero, radicándose en el hogar sacerdotal de la calle La Rioja al 500, lugar de encuentro de trabajadores y estudiantes. Cumplió funciones en la Junta Arquidiocesana de la Acción Católica y fue profesor del Seminario Mayor de Córdoba y de otros institutos de estud io, colaborando paralelamente como asesor de algunos centros de la Pastoral Universitaria.

Compenetrado con la realidad local, de la que asumió su cultura, también reflejada en la?chispa? de tonada cordobesa, tuvo relevantes actividades como sacerdote, lo que, sumado a su carácter alegre, comunicativo, servicial y comprensivo, le generó un amplio consenso, tanto en el clero como entre los trabajadores, estudiantes y sectores barriales, hacia donde acostumbraba trasladarse con su moto Puma Segunda Serie, a la que bautizó ?Providencia? porque sólo arrancaba con ayuda de Dios.

Fervoroso ?hincha? de Instituto, siguió las alternativas de su club favorito durante todos los años de su vida cordobesa, pero también desde las lejanas tierras riojanas, en donde le tocó después ejercer su apostolado episcopal. En diciembre de 1960 fue designado obispo titular de Listra y auxiliar de la Arquidiócesis de Córdoba. Fue rector del Seminario Mayor, y como obispo tuvo destacada participación en los diversos conflictos gremiales de los trabajadores mecánicos y municipales.

Marcando una presencia episcopal diferente a las pomposidades y beaterías propias de la época, se acercó a los sectores más humildes del campo y la ciudad. Ante la situación de dolor y miseria producto de las injusticias sociales, se hizo vocero en sus predicaciones y pronunciamientos públicos para convocar a campañas de solidaridad que mitigaran el hambre y el abandono de los desposeídos.

Apoyó con decisión la actuación de sacerdotes y religiosos comprometidos con los pobres, lo que en ocasiones le provocó conflictos con los sectores del poder de la alta sociedad cordobesa, como en las canteras de Malagueño y con la fábrica Eveready, de Jesús María.

Identificado con la renovación de la iglesia impulsada por el Papa Juan XXIII, participó en los debates del Concilio Ecuménico Vaticano II, y se esmeró en impulsar los cambios en el ámbito eclesial cordobés, lo que también le trajo el ataque y la difamación de algunos grupos del catolicismo conservador, como ?Tradición, Familia y Propiedad?.

En 1965, al asumir el arzobispo Raúl Francisco Primatesta, fue confirmado como obispo Auxiliar hasta 1968, año en que el Papa Paulo VI lo designó titular de la Diócesis de La Rioja.

Pero lo que parecía el camino del ostracismo se transformó en el escenario episcopal que movilizó a amplios sectores riojanos sumidos en la postergación, promoviendo la formación de cooperativas de campesinos, alentando la organización sindical de los peones rurales, los mineros y las empleadas domésticas. Los terratenientes y los sectores de poder ligados a la usura, la droga y la prostitución que monseñor Angelelli denunció sin tapujos promovieron campañas de calumnias y difamaciones a través del diario El Sol, de Álvarez Saavedra, y agresiones físicas, como las que sufrió en Anillaco en 1973.

La persecución a la Iglesia riojana se incrementó luego de instaurada la dictadura militar en marzo de 1976, con el hostigamiento y detención de sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, hasta la tortura y asesinato de fray Carlos Muria y el padre Gabriel Longueville, en Chamical, y el cooperativista Wenceslao Pedernera, de Sañogasta.

El 4 de agosto, cuando el obispo Angelelli retornaba a La Rioja proveniente de Chamical, junto al padre Arturo Pinto, su camioneta fue obstruida por un Peugeot 404, que le provocó el ?accidente?, cerca de Punta de los Llanos.

Según la resolución del juez Aldo Morales, de 1986, que calificó el hecho como ?homicidio?, el cuerpo del obispo fue sacado del vehículo arrastrado, y su nuca golpeada, quedando su corpulenta humanidad extendida con los brazos abiertos sobre el pavimento.

La investigación judicial quedó trunca al aplicarse las leyes de Obediencia Debida y Punto Final a los militares imputados del brutal atentado criminal.

La historia de este ilustre cordobés que año a año es recordada y sus ejemplos difundidos permanentemente en esta semana que se hacen encuentros de reflexión impulsados por Tiempo Latinoamericano, hoy adquieren especial relevancia porque hace pocos meses, en función de ser declaradas ?insanablemente nulas? las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, se reabre la posibilidad de encontrar la verdad y hacer justicia.

Por esas razones, rendimos este homenaje.

También quiero señalar que contamos con la importante presencia del obispo Demetrio Valentín, de la Diócesis de Jale, de San Pablo, Brasil, responsable de la Pastoral Social de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil; de la señora Norma San Nicolás y de los señores Waldemar Sines y Alberto Van Heusen, de Tiempo Latinoamericano, que se encuentran presentes en este recinto con motivo del homenaje que está rindiendo este Concejo Deliberante.

Nada más. (Aplausos).

18-8-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobada.

En consecuencia, en consideración el despacho.

Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, señores concejales: voy a ser breve porque entiendo que este tema ha sido consensuado en la Comisión de Legislación General.

Este proyecto, de acuerdo a lo preceptuado en el artículo 95, inciso 3), de la Carta Orgánica municipal, tiene que ver con las facultades de este Cuerpo para crear este tipo de cargos en lo que hace al Tribunal de Cuentas. La creación de este cargo tiene que ver con la reorganización de la estructura orgánica del Tribunal de Cuentas, de acuerdo a las necesidades de una legislación más moderna. Y en este sentido la creación del cargo Coordinador Departamental tiene que ver con asegurar, garantizar y aceitar el flujo de los trámites en un sentido horizontal, a efectos de que sean más ágiles y la tarea sea mucho más eficaz.

En función de esto, este cargo, que en principio no implica ninguna modificación presupuestaria, será clasificador y sus funciones están establecidas en la ordenanza, donde también están las condiciones a los efectos de que pueda ser concursado. Entiendo que no debería haber ninguna duda respecto de este proyecto. Por lo tanto, pido al Cuerpo que se apruebe.

Nada más.

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente: la verdad es que estaba dudando cómo iniciar esta

intervención. Desde ya que voy a disentir con el compañero. Creo que acá no estamos debatiendo el problema de fondo, sino discutiendo las comas, los puntos y, es más, hasta se ha puesto sobre el tapete la gestión de Juez. Acá estamos hablando ?y parece que los concejales de la oposición viven en otro país? de que este país ha sido un antro de corrupción, gobernada por mafias, tal el caso de las privatizaciones con grandes coimas, del caso de la venta y contrabando de armas, del soborno en el Senado, de los sobresueldos, y podemos hablar de infinidad de cosas y de las causas que tenía el propio Germán Kammerath cuando trabajaba en la Comisión Nacional de Telecomunicaciones ?el de las radiofrecuencias?, y hay toneladas de pruebas que están en la Justicia, con las que ?como decía el concejal Falfán? en un 10 por ciento o en un 5 por ciento un ciudadano común va preso y no sale más.

Esos años que hemos vivido, acá no ha sido sólo un problema ético el de la corrupción, que nos hace sentir mal, sino que ha sido un mecanismo para diseñar un país, el que padecemos hoy y el que a duras penas estamos tratando de revertir. Afortunadamente, han empezado a soplar vientos frescos. Y de eso estamos hablando: de un canalla, de una mafia que se instaló en el municipio de Córdoba.

Hablo con autoridad porque he participado en esta comisión investigando seriamente, más allá de algunas opiniones de cómo debía encararse el trabajo, que me parecen válidas. Esta comisión encaró el trabajo de una determinada manera, elaboramos una estrategia, estudiamos a fondo cada una de las causas y presentamos a la Justicia una denuncia por presunción de asociación ilícita, con sobrados fundamentos.

No digo que lo he vivido en carne propia, pero he conocido la corrupción desde adentro, he conocido los mecanismos a través de los cuales hasta el último funcionario de Kammerath trabajaba en función de estos negocios.

A través del gremio municipal, hemos presentado las principales y primeras denuncias en casos muy concretos, y han tenido el mismo resultado que ha tenido la mayoría de las causas en esta justicia bananera que tenemos en Córdoba, que le teme al poder político y al poder económico. Dejo a salvo que hay jueces probos y honestos.

Aquí quiero citar también algunas cosas que se han dicho en el sentido de que esto sería una suerte de especulación política o electoral. La concejal que lo ha dicho conoce mucho de eso. Y no digo lo que dice en el diario, de que queremos volver a instalar el tema de la transparencia. El tema de la transparencia y de la lucha contra la corrupción no pude dejar de sostenerse en alto como la principal bandera para poder cambiar este país.

Así lo ha entendido el Presidente Kirchner, por una decisión política, atacando a esa Corte Suprema nefasta, y también lo ha entendido a la hora de echar luz sobre cosas que nos desgarran el corazón a los argentinos y respecto de las que hoy, gracias a algunas decisiones que se han tomado al máximo nivel, empieza a aparecer voluntad de comenzar a dar respuesta, como es el reciente fallo de la Cámara Federal de Córdoba declarando la nulidad de las leyes de Obediencia Debida y Punto Final, para poder empezar a investigar a estos criminales que tuvimos aquí en la última dictadura militar.

Esto nos está dando alguna señal de que algo empieza a cambiar, de que se empieza a animar esta Justicia a condenar a los poderosos. Esa lucha llevó treinta años, desde que aquellas madres con los pañuelos blancos comenzaron en la Plaza de Mayo. Una lucha que empieza a tener sus resultados.

Entonces hoy, no porque este fiscal, que es el único que ha producido un mamarracho jurídico, nos pegue este mazazo, tengamos que bajar los brazos y empezar a ver si esto es especulación electoral.

Este gobierno, el del doctor Juez, que se ha encontrado con una braza ardiendo, ha tenido que prorrogar algunos contratos. Evidentemente que si no ha sido declarada la ilegalidad de esos contratos, la responsabilidad jurídica, la responsabilidad del Estado frente a los particulares subsiste, y se ha negociado de la mejor manera posible. Eso es lo que ha venido ocurriendo en la mayoría de los casos que no se ha podido rescindir estos contratos.

Además, si hubiera alguna duda, creo que quien tiene la obligación de plantearla también tiene ?como aquí se dijo? los mecanismos legis lativos y jurídicos para investigar lo que se supone que pueden ser ilícitos o irregularidades manifiestas. De lo contrario, habrá una comisión investigadora del doctor Juez el día de mañana.

Pero hoy estamos hablando del más corrupto que tuvimos aquí en la Municipalidad de Córdoba. No voy a caer en la trampa de ponerme a discutir estas cosas. Lo que quiero decir es que no me quiero detener en los puntos y comas, sino que hay que seguir en la lucha, no bajar los brazos, que es lo que vamos a hacer nosotros, nos acompañen o no, porque no vamos a bajar esa bandera, y es lo que hay que tener en claro.

Si nosotros no blanqueamos estas cosas, si no conseguimos que no nos venza la corrupción y la justicia genuflexa, estos mazazos, si no conseguimos eso, no va a haber futuro en este país. Si no blanqueamos las cosas que han pasado, si no hacemos justicia, acá no habrá futuro para nosotros ni para nuestros hijos. No podemos construir un país sobre la base de la mentira, del engaño, del olvido y de la ausencia de justicia.

Por eso, no vamos a bajar los brazos; vamos adelante. No sé si desde el punto de vista jurídico esto es más o menos prolijo, pero les aseguro que vamos a seguir investigando, vamos a buscar otras causas, y tengan la plena seguridad de que vamos a tener el apoyo de la ciudadanía.

Nada más. (Aplausos).

1-9-2005

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ. – Señor presidente, creo que habría que hacer algunas precisiones sobre este proyecto.

En principio, que es una combinación de dos proyectos: uno presentado con bastante antelación, de mi autoría y que se refiere a las empresas sociales y solidarias, que es un concepto nuevo y distinto de lo que es un microemprendimiento.

Esto, que está relacionado con dos ordenanzas que aprobamos el año pasado creando el Registro de Empresas Sociales Solidarias y definiéndolas, por un lado, y adhiriendo a la legislación nacional que establece el Registro de Efectores Sociales, por otro, y que está vinculado con los programas ?Manos a la Obra? y ?Redes?, tiene que ver con darle forma, regularizar, algo que ha sido propio de la experiencia de sobrevivencia del pueblo argentino en los últimos años con las políticas de exclusión social.

Cuando aquí se habla de discriminación, tenemos que decir que la verdadera discriminación se dio en todos esos años esencialmente, aquí en la Municipalidad de Córdoba, bajo la gestión de Unión por Córdoba en la gestión del intendente Kammerath, cuando se privilegiaron los intereses de los grandes grupos económicos, de las grandes empresas, cuando estuvieron favoreciéndose los grandes negocios, en lugar de promover y proteger a aquellos que estaban siendo víctimas de esa exclusión social, de ese modelo que nos entregó este país que hoy tenemos.

Esto no va a resolver el problema de la falta de trabajo ?a eso ya lo sabemos?, porque para resolver eso va a pasar mucho tiempo, es decir, para terminar con treinta años de destrucción que hemos heredado, a partir de la asunción del gobierno de Kirchner a nivel nacional y de Juez aquí en Córdoba.

Por supuesto que éste es un aporte más, pero hay que entender que estamos hablando de un tipo de economía diferente, que no es la economía de mercado, y que intenta sentar las bases de un nuevo modo de producción para esa gente que no tiene inclusión en el mercado laboral formal. Estamos hablando de lo que ha sido la economía de subsistencia, de la economía familiar y éste es un pequeño aporte que podemos hacer.

No creo que haya que debatirlo demasiado ni reclamar derecho de autoría, porque hay iniciativas anteriores a las que se mencionan y esto ha sido producto también de un intento de acoplarlas en función de crear una norma única para proteger la economía familiar.

Nada más, señor presidente.

22-9-2005

.

SRA. OTILIA LESCANO. FALLECIMIENTO.

HOMENAJE.

SRA. PRESIDENTE (Ostermeyer).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.– Señora presidente, he solicitado el uso de la palabra porque en el día de ayer ha fallecido la señora Otilia Lescano, una mujer que dedicó su vida a la lucha por los derechos humanos.

Fue presidenta de la Agrupación “Abuelas de Plaza de Mayo”, presidenta honoraria y fundadora. Y después de la destrucción de su familia por la desaparición de siete de sus miembros, lejos de bajar los brazos y resignarse, luchó junto a otras mujeres ejemplares para echar luz a lo que fue la más negra noche que vio este país y que hasta el día de hoy padecemos sus consecuencias. Una mujer ejemplar que, a la par de otras mujeres, consiguió identificar ochenta y un nietos, hijos de personas desaparecidas, echando luz -repito- y contribuyendo con el resto de las mujeres que tanto lucharon para obtener este presente que tiene el país, que nos está generando esperanzas de poder definitivamente encontrar la paz, el progreso y la prosperidad.

Por eso, pido a este Cuerpo, si ningún otro concejal quiere agregar algo a estas palabras, hacer un minuto de silencio para honrar su memoria.

30ª ANIVERSARIO DE LA DESAPARICION FISICA DE AGUSTIN TOSCO

SESION DE HOMENAJE DEL CONCEJO DELIBERANTE

SR. PRESIDENTE (Borello).-Corresponde el tratamiento del punto numero 4 asuntos a tratar, homenaje a Agustín Tosco.

Tiene la palabra el señor concejal Hernández

SR. HERNÁNDEZ.-Señor presidente, señores concejales, dirigentes del Sindicato de Luz y Fuerza, familiares presentes: el año pasado para esta misma fecha decíamos que, por esa costumbre que tenemos los seres humanos de celebrar los números redondos, en este treinta aniversario del fallecimiento de Agustín Tosco teníamos que rendir un gran homenaje.

Cuando nos preguntábamos que homenaje, pensábamos que el mismo no podía reducirse simplemente a breves discursos en este recinto, sino que debía ser un homenaje como se merece un dirigente de su talla.

Osvaldo Bayer, autor de “La Patagonia Trágica”, decía que a Agustín Tosco no se le había dado el lugar que se merece en la historia oficial y que debería estar en cada aula, en cada sindicato y en la galería de nuestros más entrañables próceres y gente que forjo este país.

Ha entrado al concejo un pedido del Sindicato de Luz y Fuerza solicitando que una avenida y una plaza de nuestra ciudad lleven el nombre de Agustín Tosco.

Hoy tomara estado parlamentario también, un proyecto que incorpora a la enseñanza en las escuelas municipales de la vida de Agustín Tosco, sus virtudes y su ejemplo.

Esto que conmueve, que sacude y genera debates con opiniones a favor y en contra, es verdaderamente lo que hoy empieza a constituir el verdadero homenaje a Agustín Tosco.

No voy a repasar ahora – seguramente algún otro concejal lo haga – la historia de su vida, porque quiero remitirme a esos valores, a esa conducta que ha hecho de este dirigente obrero y popular un ser excepcional y un paradigma de lo que deberían ser los dirigentes sindicales, los dirigentes políticos, los dirigentes sociales cuando realmente se quieren poner al servicio de sus representados, de su pueblo.

Osvaldo Bayer, decía también que la honestidad, la incorruptibilidad de este dirigente era lo que mas odiaban sus enemigos, porque era su contracara; la contracara de la burocracia sindical que traicionaba los intereses del movimiento obrero, que estaba lejos de las necesidades de sus representados, que se enriquecía y también era la contracara de la dirigencia política, esa dirigencia que nos ha llevado a ser lo que hoy somos: un país que intenta a los tumbos recuperar su futuro, su capacidad de ser como Nación.

Hay cientos de anécdotas, de hechos que lo pintan de cuerpo entero, con su overol trabajando al lado de sus compañeros, con sencillez, con disciplina, un verdadero hijo del pueblo, cuyos ideales, pensamiento y lucha fueron una bandera que nunca transgredió. Cuando hablaba de la muerte decía: “Yo nunca me plantee como tendré que morir. Creo que mi fin será consecuente con mi lucha, no se en que circunstancias. Lo importante es morir con nuestros propios ideales. No me gustaría morir habiendo traicionado a mi clase”. Esto lo pinta de cuerpo entero – reitero – y muchas de sus virtudes hoy deberían ser ejemplo para las nuevas generaciones, para nosotros que tenemos la responsabilidad en una etapa histórica que promete cambios, de asumirlas con grandeza, con decisión, con coraje.

Fue una gran luchador por la unidad del movimiento obrero y del pueblo, no solo en función de la defensa de los intereses de los trabajadores, sino pensando mucho mas allá, en el destino de la Patria, de la Argentina, trascendiendo con ello las fronteras de Córdoba y el país.

El año pasado citábamos una anécdota que ilustra esto que decimos. Uno de quienes en aquellos años duros estuvo enfrentado con él, Elpidio Torres, decía: “Me imagino que se habrá tapado la nariz para hablar conmigo, pero me hablo y juntos, unidos, iniciamos esa gesta que se llamo el Cordobaza, una de las mas importantes rebeliones populares del siglo XX.

Su temple su firmeza se ven reflejados cuando, estando preso en Trelew, en aquel nefasto 22 de agosto, se cometieron esos asesinatos a sangre fría y los compañeros de los caídos, angustiados, desmoralizados, desesperanzados oyeron la voz de una de las celdas que decía: “compañeros, compañeros, no se caigan porque si se caen ustedes ellos van a seguir muertos y ellos tienen que vivir” y los arengó durante veinte minutos a todos, porque hay que decir que a Tosco también se la había ofrecido la posibilidad de fugarse del penal y dio que no “…porque los dirigentes sindicales tienen que estar a la luz del día.

Ese era Tosco, el humanista, hablando del Cordobazo en el segundo aniversario, cuando estaba preso en Villa Devoto, decía que se había luchado “…para que el hombre fuera reconocido como hombre, para que el hombre no fuera tratado como un objeto, para que el hombre tuviera derecho a pensar, a obrar, a construir a soñar, con todo lo que puede hacer individual y colectivamente para su bien y para una vida mas digna y mas plena” Ese era el pensamiento de Agustín y el fin ultimo de su lucha.

También fue un patriota con todas las letras, con mayúsculas, siempre intento encontrar el rumbo para poder darle respuestas a esta encrucijada de nuestra patria , de no poder encontrar su destino y cuando ya casi al borde de la enfermedad que lo llevo a la muerte se jugo la ultima carta para tratar de parar el golpe del 76, y en la clandestinidad, se traslado a Buenos Aires para hablar con Alfonsín, con Alende y otros dirigentes que en aquel momento la vieron pasar, no estuvieron a la altura de las circunstancias y no acordaron en armar lo que el proponía: un frente patriótico y democrático amplio, para aislar a los sectores golpistas. Luego sucedió la noche más negra que tuvimos que vivir en nuestro país y que hoy estamos pagando con miseria, con la entrega del patrimonio nacional, que estamos pagando con el hambre de nuestra gente, de nuestros trabajadores.

Su conducta es hoy un modelo imprescindible y el mejor homenaje que podemos hacerle es que verdaderamente se convierta en un faro, que Agustín Tosco se convierta en un faro, en una luz, en un ejemplo para los que hoy queremos cambiar el país, para nuestros jóvenes, para nuestros niños que necesitan paradigmas, espejos donde reflejarse.

Para ello es necesario tener la presencia permanente de Agustín Tosco entre nosotros, con el nombre de una avenida, con un monumento, en las escuelas porque es nuestro, de Córdoba, es un icono de esta ciudad y si observamos la ciudad y repasamos un poco la historia vemos que tenemos la Avenida Colon, nuestra gran avenida ancha que homenajea a un conquistador que nos ha dejado dudosas cosas y que yo creo que ningún concejal – como que tampoco ha ocurrido – se le ocurriría pedir un homenaje o recordatorio por el 12 de octubre. Sin embargo es la principal avenida de Córdoba. Tenemos también una calle Rivadavia que rinde homenaje a un controvertido prócer que fue uno de los gestores de uno de los empréstitos mas nefastos, de una de las estafas mas grandes que se han hecho en este país, como fue el empréstito de la Brading Brothers y también, luego autor de la Ley de Enfiteusis que permitió una distribución de tierras a quienes ya tenían mucho y que ahondo las diferencias entre ricos y pobres y fue dándole sustento económico y patrimonial a esta oligarquía que ha sellado el destino de este país

O como Roca, que tiene su ferrocarril, su bajada y que hoy lo reconocemos por la famosa campaña al desierto donde se exterminaron miles de los originales habitantes de estas tierras para luego distribuirlas a precio vil entre los Martínez de Hoz, Menéndez, Álzaga Unzué, Luro, Pereyra Iraola, Anchorena, etc. Esta es la historia oficial que se les enseña a nuestros hijos que esta gente fueron verdaderos héroes, pero que no reconoce la historia de los trabajadores, que parece que no tienen historia. O la historia de aquellos bravos caciques que defendieron con dignidad su tierra como Calfucura, Arbolito, Namuncurá, Pichihuinca, Sayhueque, Inacayal, Foyel y muchos otros que la historia oficial ha sepultado. Pero que fueron también parte de la gesta que nos ha ido conformando como país.

Por eso mas allá del debate, de las diferencias de las disidencias y reacordando un poco a Rodolfo Walsh que decía que “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrina, no tengan héroes ni mártires. Cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las luchas anteriores. La experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan.” Por eso los trabajadores no tienen lugar en la historia oficial, no queda en la memoria colectiva la lucha de los trabajadores ni sus héroes, pero son los que han forjado esta patria, han creado la riqueza y con su lucha han ganado y conquistado esta democracia que hoy tenemos.

Esa es la historia que tenemos que recuperar, esa es la historia que tenemos que revivir para poder definitivamente encontrar el camino que como Nación nos debemos, es una responsabilidad de hoy.

Por eso el mejor homenaje que le podemos hacer a Agustín Tosco hoy es decir: hoy empieza una lucha por el reconocimiento, por devolverle o por darle el lugar que se merece en la historia para que las generaciones futuras y para los que tenemos la responsabilidad de representar al pueblo nos podamos ver reflejados en él y no equivoquemos el rumbo. Ese es el mejor ejemplo y el mejor homenaje que podemos hacerle a este luchador, a este dirigente, a este patriota.

Para cerrar, como decía Galeano: “… que el nombre de Agustín resplandezca como el se merece en una avenida y en una plaza para que por el caminen y en el descansen sus hermanos cordobeses.”

Y como decía Agustín: “la lucha continua” y es por hacer realidad estas aspiraciones, que, creo que son de una inmensa mayoría del pueblo de Córdoba.

Muchas Gracias.

Reconocimiento a jugadores cordobeses que integraron la seleccion argentina de futbol campeona en 1978.-

09-03-06

SR.HERNANDEZ..- señor presidente: en la reunión pasada, se presentó un proyecto de declaración que fue desdoblado, aprobándose la primera parte y quedando el resto para ser aprobado como proyecto de resolución. Como el proyecto  de la UCR no lo incluye y nuestro bloque insiste en esa formulación, solicito pasar a cuarto intermedio a efectos de dar la redacción final al despacho.

SR. PRESIDENTE (Borello).- En consideración la moción del concejal Hernández de pasar a cuarto intermedio, los que estén por la afirmativa sírvanse expresarlo.

-Se vota y aprueba.

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobada. En consecuencia se pasa a un cuarto intermedio.

SR.PRESIDENTE (Borello, luego del cuarto intermedio).- Tiene la palabra el concejal Hernández.-

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, creo que por lo menos desde el punto de vista técnico, en lo que hace a la necesidad de la población de contar con un mínimo de suministro de agua, el concejal Irós ha sido claro, yo no voy a extenderme demasiado; en la sesión pasada, se han volcado argumentos contundentes, lamento no haber podido asistir por cuestiones familiares, pero he leído las más de 300 fojas de este expediente y la concejal Villalba, lo ha expresado muy bien cuando lo calificó de estafa, desnudando con cifras, con datos, con argumentos contundentes el mamarracho que es este contrato. El concejal Molina Herrera también aportó su sapiencia desde el puntos de vista jurídico, para demostrar la inconstitucionalidad y la legitimidad del reclamo de nulidad que venimos reclamando de esta ley que aprueba dicha estafa y que por supuesto que tratándose de cosas turbias, se hace entre gallos y medianoche.

Tengo que decir con el concejal Molina Herrera que es así, ya que repasando los vericuetos de este contrato, vemos que el 13 de diciembre de 2006, entra por mesa de entradas para el Ministerio de Obras y Servicios Públicos, el expediente del acta acuerdo de renegociación del contrato de concesión de servicios públicos del suministro de agua potable y el mismo día se aprueba  mediante el dictamen 849 del Departamento Jurídico de dicho Ministerio. Un dictamen plagado de contradicciones, donde se habla de renovación de contrato, de nuevo contrato, etc. El día 21 de diciembre, una semana después, se firma el contrato después de ese dictamen y ese mismo día se envía a la Legislatura Provincial. En dos semanas, los cordobeses se encuentran con un contrato de una empresa que incumplió con contratos anteriores, incluso tiene pendiente un juicio por 108 millones de dólares, curiosamente  muchísimo más de lo que reclama por mayores costos y que consta en el expediente.

En este sentido, es a lo que hacía mención el concejal Iros, de este reclamo mínimo y provisorio que hacemos hasta tanto se resuelva esta cuestión de fondo, esta cuestión que tiene que ver con la nulidad de esta ley hasta tanto se resuelvan  las acciones que el propio Departamento Ejecutivo Municipal ya ha iniciado. Y la iniciativa, en términos políticos tiene que ver con la expresión de la ciudadanía de Córdoba en el sentido de apoyar una iniciativa popular tendiente a pedir la nulidad de este contrato  y que también está en marcha.

Hasta tanto se resuelvan estas cuestiones, esta pelea y esta solicitud que hacemos al Departamento Ejecutivo, tienen que ver  con garantizar estas cuestiones mínimas a la población. Esto es para fundamentar desde el bloque del Partido Nuevo el apoyo a esta resolución consensuada.

No quiero repetir argumentos, solo destaco que hay una situación de anhelo ferviente en la ciudad de Córdoba con respecto a este problema del agua, no se puede mirar para otro lado cuando un elemento vital para la calidad de vida esta en juego  y esto ocurre en nuestra ciudad, lo vemos todos los días, hay marchas, hay asambleas de vecinos, de centros vecinales, hay una activa participación del pueblo porque esta es la democracia: el pueblo participando y no siendo un mero espectador o un simple convalidador de políticas cuestionables que a veces se juegan detrás de legítimos intereses populares.

Y quiero terminar con una perlita: en la pagina web de la empresa Aguas Cordobesas dice: “Aguas Cordobesas asume su rol ciudadano en el compromiso de contribuir al desarrollo social de su comunidad a través de la práctica de sus valores en las siguientes responsabilidades éticas: Aguas Cordobesas tiene una misión primordial, proveer lo esencial de la vida”

Les faltó poner ahí “siempre y cuando se la paguen bien”

-Aplausos.-

01/06/06

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente: cuando mi bloque me encargó la tarea de fundamentar este proyecto, pensé que era una cosa sencilla. Pero a poco de empezar a trabajar en el tema me encontré con dos problemas para mí serios. Uno de ellos es el hecho de que aquel Mundial del ’78 se produjera con consecuencias terribles y nefastas para los argentinos y haber sido yo también uno de los que sufriera esa situación, un hecho no resuelto que me pesaba porque festejé como todos la conquista de nuestra Selección.

La otra cosa más sencilla, ser hincha de Belgrano –esta disfonía que tengo es por haber cumplido mi deber ayer en el Estadio Córdoba–, me ponía en contradicción.

De todas maneras, revisando papeles encontré una nota del periodista Pablo Arias, escrita especialmente para DyN, y que –a mi juicio– es muy buena. Si me permiten, voy a leerla: “Fue un tiempo cruel de ominosa memoria, de derechos civiles conculcados, de gemidos y torturas, de silencios y pesares, de cacerías impiadosas y de mordazas colectivas. La mayor tragedia cívica de la Argentina en su historia: el horror feroz de la dictadura.

“Fue, también, un pedacito de cielo en la oscuridad de la noche sin fondo, un tiempo furtivo de gloria demorada y de festejos fugaces, un recreo consentido de sentimientos encontrados, de felicidades y odios, de amores y espantos, de llantos y sonrisas.

“El primer título mundial de fútbol de la selección argentina en su historia.

“Aquel Mundial ’78, de cuya obtención del título hoy se cumplirán 25 años…” –aclaro que esto fue escrito a los 25 años de aquel mundial– “… fue también un grupo de jugadores inmensos y un técnico, César Luis Menotti, de saberes profundos y soberbia ramplona, de audacia creativa y de pedante oratoria de café.

“Un cuarto de siglo ya. La historia y la sociedad, las viejas y las nuevas generaciones, junto a la consolidación de los procesos democráticos, pusieron en su lugar a Videla, Massera, Agosti, Galtieri, Lacoste y compañía.” Y sigue hoy este proceso abierto en la Argentina.

“Es hora de que Kempes, Passarella, Fillol, Luque, Ardiles, Tarantini, Gallego y todo el plantel tengan junto a Menotti su lugar en el olimpo de los héroes sagrados de los estadios. Su reparación histórica definitiva.

“La literatura mitológica define al héroe como aquel hijo bastardo de humanos y dioses. Será por eso que los hombres se sienten por lo común más próximos a los héroes, a sus hazañas épicas y a sus leyendas venerables, que a los gélidos dioses de mandatos infalibles, de vanas arbitrariedades y execrables maldiciones.

“Por eso los jugadores de aquella selección deberían ser reconocidos con un lugar perpetuo para cada uno de ellos en el podio de la vida, que los distancie para siempre de los depredadores que instalaron la muerte en las calles de un país apaleado, poblado de silencios, cómplices o involuntarios y de siluetas desaparecidas.

“Concluido ya, a un cuarto de siglo, el necesario tiempo de la revisión histórica, los héroes deportivos de aquellos días vuelven como fantasmas de un tiempo cautivo para asumir sus formas humanas más celebradas.

“Las indomables arremetidas del «Guaso» Kempes, su melena al viento, su boca distorsionada por el rugiente rito de sus goles eternos. Los vuelos milagrosos de “El Pato” Fillol para sacar pelotazos imposibles y espantar fusilamientos con destino seguro y dolor profundo de redes golpeadas. La capacidad de circulación y toque, esa simplicidad para ‘leer’ los partidos del sabio «Pitón» Ardiles.”, otro cordobés que tenemos que reivindicar al igual que Mario Kempes. “La enorme personalidad de “El Káiser” Passarella para inyectar adrenalina a sus compañeros, cavar trincheras en el fondo del equipo y decirles a temibles bombarderos foráneos aquello de ‘no pasarás’. El sudor infinito y solidario de “El Tolo” Gallegos, fundador de la extraña figura del volante tapón. La exquisita condición de tiempista de Luis Galván. El fuego del Beto Tarantini para ponerle candado a su lateral y dejar el surco de explorador pionero de sus patrullajes ofensivos. El fervor, el coraje, la generosidad, la entrega, el toque exquisito, el mismo código genético de dioses de otros tiempos que mostraron todos y cada uno de aquellos campeones fundadores de hace 25 años.

“Se trata de rescatar como la joya más querible del museo la tarde aquella de los tres goles a Holanda. La fiesta popular de las banderas y los papelitos. También hay que honrar la memoria de los anónimos millones y millones que ese día rescataron su infancia futbolera y vieron sus sueños de gloria proyectados en ese puñado de héroes de los estadios, de pantaloncitos apretados y camisetas entalladas; de esas siluetas, hoy antiguas, que no podían contener los músculos entonces jóvenes y vigorosos, saturados de deseos sublimados por el largo tiempo del fracaso y la chapa fatua de ‘campeones morales’.

“Mundial ’78, un cuarto de siglo después: un tajo en la identidad nacional. Sangró durante mucho tiempo. Hoy ya es cicatriz y memoria social definitiva.

“Martín Fierro: un emblema insustituible del alma popular de los argentinos, nos enseñó que «olvidar lo malo también es tener memoria»…”, con esto no estoy muy de acuerdo, pero Martín Fierro era Martín Fierro, “… y que «el tiempo es una rueda y la rueda es eternidad». Éste es el tiempo de los héroes de los estadios. Los dioses del terror ya están en su lugar: muertos ignorados o muertos civiles, ancianos presos en sus propias casas, condenados al desprecio social, encerrados a perpetuidad en el hospicio de la memoria.

“Los héroes de los estadios salen de nuevo a la cancha. Y de ellos debe ser toda la gloria de aquellos días.” Esta nota, de alguna manera, me reivindica un poco con esa contradicción que me acompañó siempre.

Soy hincha de Belgrano y los embajadores han sido figuras claves de Talleres, pero soy un hombre de fútbol y tengo que reconocer el equipazo que tenía Talleres en aquellos tiempos, que representaba muy bien a Córdoba y que, además, logró poner en la vidriera a tantos jugadores. Con alguno de ellos, como Luis Galván, me he enfrentado en la Unión Cordobesa de Fútbol Amateur ya con unos cuantos años más. No los conozco personalmente pero por testimonios de allegados sé de la tarea que están desarrollando Baley y Oviedo en la Municipalidad de Córdoba, en la Liga Municipal de Fútbol, en el Programa “La Cancha por un Baldío”, fútbol barrial, social y federado, etcétera; y además de excelentes deportistas son excelentes personas.

Por todos estos méritos, y aprovechando el reconocimiento que la FIFA les hace invitándolos, junto a otras figuras, al Quincuagésimo Sexto Congreso de la FIFA y a la inauguración del próximo Mundial, es que no podía haber mejor ocasión para que la Municipalidad de Córdoba aprovechara a estos representantes, no sólo del deporte sino como excelentes seres humanos, para designarlos como embajadores deportivos y darles la tarea de difundir lo que es Córdoba, lo que estamos desarrollando en la Municipalidad, tomando contacto con las distintas alcaldías del país anfitrión, llevando los programas que estamos desarrollando, dándoles un marco deportivo, por lo que hará un modesto aporte para que puedan solventar esas actividades. A su regreso, seguramente, las experiencias vividas serán volcadas a los niños, a los jóvenes, ya que a todo este evento deportivo y cultural se le deberá sacar el mayor rédito posible para que pueda ser aprovechado en Córdoba en el marco de las actividades que se desarrollan desde el municipio.

En tal sentido, desde el bloque del Frente Nuevo solicitamos la aprobación de este proyecto, entendiendo que no podíamos tener mejor representación, mejores embajadores en tiempos en que el mundo comienza a adquirir forma de pelota de fútbol.

Nada más, señor presidente. (Aplausos).

 Aumento de la tasa que incide sobre los inmuebles baldíos

3-8-2006

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, desde ya que por algunas cosas que han planteado los concejales de la oposición respecto de los fundamentos de este proyecto de ordenanza, los que hemos estado trabajando, convencidos de la utilidad y la necesidad de esta normativa, más allá de algunas cuestiones planteadas, hemos ido encontrando cada vez más razones y argumentos que la hacen, no quiero decir imprescindible, pero sí una herramienta más y parte de la normativa que creo que este Cuerpo debe ir aprobando para dotar al Ejecutivo de medios que le permitan avanzar con mayor eficacia en la concreción de los fines, sobre todo en lo que hace al planeamiento urbano de la ciudad.

Este es un tema que se viene debatiendo por lo menos desde los años ’80 en muchas ciudades del mundo a partir del proceso de urbanización, sin planificación en general y con fenómenos como la aparición de ghettos en las periferias, ghettos para ricos y ghettos para pobres, como las famosas ciudades barrios que se han inaugurado en nuestra ciudad, que han extendido la trama urbana encareciendo los servicios, disminuyendo –obviamente para los de menores recursos- la calidad de vida por la carencia de servicios. Ya vimos lo que ha pasado con los sistemas cloacales en estas ciudades barrios para pobres.

Insisto, esta ordenanza es una herramienta más. Los que hemos estado trabajando en ella entendemos que hay que ampliarla, con mayores estudios, hacia otras zonas que se están revalorizando, por ejemplo con el proyecto del Portal del Abasto donde vamos a tener la sede del Concejo Deliberante, zona céntrica donde también nos interesa contar con una herramienta a efectos de comenzar el aprovechamiento de los espacios libres de la actual mancha urbana. De eso se trata y tiene que ver con el proyecto que vamos a tratar en breve, que puede ser discutido desde el punto de vista técnico pero apunta hacia ese objetivo, a la utilización de los espacios urbanos para no ampliar la mancha urbana ni encarecer los servicios.

Cuando hablamos de especulación es porque, evidentemente, los terrenos baldíos ubicados en todas estas zonas de sectores de mayor poder adquisitivo, no pueden pertenecer a sectores de bajo poder adquisitivo porque ya están pagando altas tasas.

Como decía el concejal Corvalán, esto tiene un efecto neutro desde el punto de vista de la recaudación, por lo tanto no se trata de un impuestazo, y centralmente se trata de una herramienta más –reitero- para la planificación.

Acá hay que desmentir lo que se dijo en cuanto a que la baja de impuesto es buena o es la panacea que hay que conseguir. Esto no es así, porque se vuelve una herramienta clave a la hora de la planificación, de la redistribución del ingreso, castigando y premiando para lograr respuestas en el ámbito de la cultura de la sociedad, con las actitudes e iniciativas que tiene que ver con el bien común.

Está también la otra cuestión de que el bien general, tiene que estar por sobre el interés particular, podemos encontrar casos que perjudiquen a algún vecino, pero siempre está el interés general por sobre esos particulares; cuando hablamos del interés general, nos referimos a las condiciones de hábitat, de la calidad de vida de quienes vivimos en esta ciudad que tenemos derecho a los mejores servicios y al alcance de nuestros bolsillos.

En ese sentido, cuando hablamos de especulación, algunos estudiosos del tema, hablan de lote de engorde, que son los lotes que esperan la urbanización y se los mantiene en espera de poder hacer buenos negocios inmobiliarios. En ese sentido, aspiramos que esos lotes tengan otra finalidad y que tengamos otro mecanismo para castigar los yuyales, basurales, etcétera, para que sean lotes útiles con finalidad social; eso también es una cuestión de concepción que tenemos y que nos diferencia de algunas cuestiones que se han planteado aquí, en cuanto a que la tierra tiene que tener una finalidad social.

Cito un informe del CEPAD (Centro para la participación y desarrollo humano sostenible) que habla de esta cuestión –entre tantos otros informes y estudios- que dice que una de las herramientas es una política impositiva que castigue la tenencia excesiva de la tierra urbana improductiva de manera creciente en función del tiempo de posesión y del tamaño; se trata de un impuesto al lote que no cumple con una función social.

Esos son los argumentos, que me parecen suficientes y de peso sobre la cuestión de cual es el uso que hay que darle la tierra y que nosotros sostenemos que tiene que tener eminentemente un fin social, por encima del interés particular de sus poseedores y de los negocios que se puedan hacer con ellos.

Gracias, señor presidente. 

Incremento salarial para los empleados municipales.-

10-8-06

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, como es habitual y lo he manifestado en este recinto anteriormente, generalmente no intervengo cuando se trata de incrementos a los municipales, porque yo soy un empleado municipal y no quiero que se preste a segundas interpretaciones. Pero esta es la segunda vez que tengo que intervenir en este tema, ya que no puedo dejar pasar algunos conceptos que se han expresado acá.

Una parte de lo que iba a decir, ya lo ha dicho el concejal Berrotarán recién, por lo tanto no voy a reiterarlo, pero quiero dejar a salvo dos o tres cosas. En primer lugar y en defensa del concejal Lucero, con quien compartimos nuestro apoyo y adhesión a la política del presidente Néstor Kirchner, digo que él objetivamente no lo ha criticado, sino que ha manifestado los esfuerzos que está haciendo el gobierno nacional por revertir una situación, que  todavía padecemos los argentinos por 30 años de neoliberalismo, 30 años de políticas de exclusión social y en buena parte de lo que hizo la primer parte de la presidencia del doctor Menem, a la cual no la criticamos nosotros, sino que lo hace el presidente Kirchner.

Lo que estamos discutiendo es un problema de concepción, de ideas, de modelo de Estado o modelo gestión; de un gobierno privatista y excluyente o un modelo social donde se pone –como decía el concejal recién- como centro la distribución del ingreso y donde en buena medida, después de una situación de fragmentación social, de conflicto social, de puja entre pobres adonde nos llevó aquel modelo, en buena media, el Estado tiene que aceptar muchas veces, términos de negociación que no son los ideales. Y en esto comparto lo que decía el concejal Molina Herrera, creo en lo ideal y correcto de esto y aplaudo su voto en función de aprobar este aumento.

Otra cosa que quería decir y para dejarlo bien en claro ¿quién puede decir, cuál es la medida del salario de los trabajadores, el nivel de vida que un ser humano puede apetecer? Acá hay un montón de gente que –la minoría de la población- tiene niveles de vida fastuosos, que viajan a Europa, tienen autos, yates, mansiones, que viven en countries … y un trabajador debe contentarse con 500, 2.000, 3.000 pesos … cualquier trabajador puede aspirar a vivir lo mejor que se pueda, para eso recurre a las herramientas que tiene a su alcance, para eso se ha organizado, tiene los sindicatos y para eso pelean. Por eso no se puede plantear aquí que hay que cambiar de métodos, o de lucha, esas son las herramientas que tienen los trabajadores para defender sus ingresos y quiero que quede bien en claro; esa es la sociedad que tenemos y ojalá hubiera otra sociedad para que no tuviéramos que pelear de esa forma para reclamar niveles de vida dignos. Esta es la sociedad que tenemos, es la que aspiramos a cambiar, en ese camino está el presidente Kirchner y también creo que está el intendente Juez.

Lo que estamos aquí estamos discutiendo, no es poner en el tapete a fulanito o menganito, sino poner concepciones e ideas o modelos de gestión. A esto quiero dejarlo claro, por eso voy a votar a favor –con las salvedades que hice- pero no quiero dejar de pasar por alto algunas cosas que se dijeron acá.

14-09-06

Modificacion presupuestaria.-

SR.PRESIDENTE.- (Borello) Tiene la palabra el concejal Hernández.

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente creo que las explicaciones dadas por el concejal Corvalan especialmente en su última intervención, son suficientemente claras.

Debo decir que, obviamente la oposición usualmente vota en conta de los presupuestos y este recinto se presta para ser una buena tibuna para abonar ese clima de campaña electoral que se esta viviendo en Córdoba.

Sin embargo, el proyecto que estamos tratando no es nimas ni menos que una expresion de una mayor eficacia del municipio que se traduce en una mejor recaudacion ejerciendo su racultad de control, como es su obligacion.

A través de los medios se ha hecho una campaña  que habla de “impuestazo” o “voracidad fiscal”, cuando justamente lo que esta haciendo el municipio es cumplir con su deber de recuperar una situacion que no es facil de hacer en una sola gestion. Hew escuchado decir que no podemos seguir hablando del pasado, pero si hay que hacerlo, hay que recordar  el desastre que nos dejo la etapa del intendente Kammerath, porque no se recupera en una sola gestion, así como  los desastres que han dejado tantos años de politicas neoliberales, de exclusion social y de entrega es este pais, que no se va a recuperar en un solo gobierno. Va a llevar años recuperar el poder de policía, la organización administrativa, la capacidad de poner al ciento por ciento los servicios municipales.

Hay que hacer un poco de historia, porque estamos moitstando una gestion diferente con una concepcion distinta, mostrando transparencia, mostrando -como decía recien el concejal Corvalán – en que se gastan los recursos municipales y trayendo a este Cuerñpo para que decida la rectificacion presupuestaria.

Es probable – y si fuera asi ¿cuál seria el problema? – que estos 78 millones en buena medida fueran para el personal municipal, porque es parte de la concepcion de la gestion, la defensa de los derechos del trabajador y el Estado debe dar el principal ejemplo.

Respecto al otorgamiento de los aumentos salariales – algunos dicen que se dio el 30 por ciento, cuando el aumento del costo de vida fue del 10 por ciento – hay que tener en cuenta que desde el 2001 a la fecha el incremento del costo de vida fue casi del 89 por ciento.

La Municipalidad le ha permitido a sus trabajadores recuperar los niveles salariales  perdidos durante la gestión Kammerath -el concejal Díaz lo debe saber porque fue funcionario de Recursos Humanos – donde no se otorgó ningun aumento salarial, ni los municipales lo pidieron porque la Muncipalidad estaba fundida.

Debemos reivindicar lo que esta haciendo este Gobierno, recuperando servicios que manejan sus propios trabajadores, por eso ha sido necesario incrementar la planta de personal. Esta ciudad ha crecido, tiene mas servicios, mas dispensarios, mas escuelas; se están recuperando los servicios  de mantenimiento de alumbrado, parques y paseos, etc, que antes estaban totalmente desquiciados.

Esta es una clara demostracion de que estos gastos tienen justificacion, que la partida salarial no va a exceder a fin de año el 50 por ciento – y puede quedarse tranquila la concejal Becerra – del presupuesto ejecutado, como ha venido sucediendo hasta ahora.

Esta cuestion de concepcion es clara y no tiene nada que ver – y aca lo han mezclado – con el “impuestazo” , con aumento impositivo que abordaremos al tratar este proyecto. Esta rectificacion de presupuesto se relaciona con un mejaoramiento de la capacidad recaudatoria del municipio, es decir. mauor eficacvia. Este cuerpo arpobo , porque consideraba justo-. y ningun concejal se opuso- mas alla de alguna disquisicion – los aumentos salariales otorgados a los trabajadores municipales.

Esta rectificación presupuestaria no debería merecer mayores discusiones porque, como lo ha demostrado el concejal Corvalán, no supera los niveles de años anteriores, salvo que esta vez debe ser tratado y discutido por este concejo, dándole transparencia. Esta ejecución debería merecer el apoyo de todos los concejales que a su vez hemos autorizado entre todos los mayores gastos del ejecutivo.

Nada mas.

Restitución del derecho de edificación y revalúo del parque automotor.-

SR. PRESIDENTE (Borello) Tiene la palabra el señor concejal Hernández

SR HERNANDEZ.– Señor presidente: creo que algunos concejales de la oposición le han puesto un signo de catástrofe a este proyecto, exagerando muchas cuestiones. En esto quiero rescatar la posición del concejal Irós, porque en principio estamos demostrando que llevamos adelante una política diferente, que podemos apoyar al presidente pero tenemos nuestros puntos de vista. Incluso en este Concejo Deliberante tenemos, en ocasiones, puntos de vista distintos al del Departamento Ejecutivo y en mas de una oportunidad nos hemos permitido enviar de vuelta una ordenanza o corregirla, como en este caso.

Se preguntan algunos porque desapareció el proyecto sobre las antenas. Les recuerdo que hemos trabajado sobre una ordenanza que fue aprobada en primera lectura y ya tuvo una audiencia pública, pero luego fue correctamente eliminada.

También hemos tenido sugerencias y nos han parecido atinadas aquellas que recomiendan no tocar las modificaciones que se plantearon sobre las viviendas de menos de 100 metros cuadrados, porque si bien existen viviendas sociales de 45, 50 o y 70 m2, nos pareció incorrecto modificar la ordenanza en ese punto, puesto que a esas construcciones  tampoco se les exige el pago de derecho de edificación.

Comparto con el concejal Irós que este tema tiene mucha tela para cortar y vamos a seguir debatiendo en comisión, en audiencia pública y posteriormente en una sesión. Probablemente mejoremos mucho el proyecto porque esa es la nueva política, acá discutimos esas cuestiones y no tenemos miedo de que los concejales de la oposición nos señalen cuestiones que si son razonables, sensatas y mejoran un proyecto, las podamos incorporar. Es lo que estamos haciendo. No me voy a referir a los números porque ya lo ha hecho el concejal Corvalán.

Esto no tiene absolutamente nada que ver con una intención recaudatoria sino que aporta muy poco a esa modificación presupuestaria que hemos aprobado hace un instante. Podemos discutir si existe o no una planificación o un proyecto global, pero hay una convicción o concepción que respetamos:  la política tributaria es una herramienta formidable para equiparar las diferencias sociales, para planificar, para incentivar – como decía el concejal Irós – ciertas cuestiones y desalentar otras. La vez pasada- y tiene que ver con esta lógica y esta coherencia que estamos expresando en cada uno de estos proyectos – hemos aprobado un incremento en la tasa de los baldíos que tiene que ver con la utilización de la herramienta impositiva para planificar y aportar a la equidad social. Estamos trabajando – y ya se ha aprobado en la comisión de hacienda- sobre la exención tributaria para aquellos sectores de la población que no tienen capacidad de hacerlo porque son desempleados y su grupo familiar tiene ingresos muy bajos. Les estamos sacando a quienes tienen recursos, a quienes están haciendo grandes negocios y les estamos aliviando la situación  a quienes no lo tienen y padecen una situación social de la que todavía no podemos salir.

Hablaban de catástrofe acá. La construcción no se va a desalentar porque es ínfimo lo que se les va a cobrar a las empresas que están haciendo grandes negocios y hacen lo que quieren en esta ciudad; seguramente muchas de ellas son las que han hecho lobby para que en su momento se sacara este derecho de edificación, se hicieran excepciones a las ordenanzas y al código de edificación para hacer cualquier cosa en la ciudad; son los que han planificado en función de los intereses y los negocios y así estamos.

Se quejan de que se les pone trabas, límites;  sacan artículos en los diarios y dicen que el intendente no quiere que se invierta. Lo que ocurre es que estos señores están acostumbrados a hacer los que quieren y ahora que se les ponen límites, que se les hace cumplir las normas, se enojan, pero es nuestro deber poner las cosas en su lugar asumiendo y retomando la capacidad del municipio de planificar y diseñar la ciudad y las políticas que inciden sobre la ciudadanía.

Respecto a los automóviles, no estamos haciendo más que permitirle al ejecutivo, tener mayor flexibilidad a la hora de revaluar. Estos no son super – poderes, porque estamos hablando de cuestiones menores que no tienen incidencia, porque los parámetros de referencias son las tablas oficiales de la Nación. Esto le permite al ejecutivo tener mayores posibilidades de dosificar los incrementos que en vez de ser anuales, pueden ser mensuales, lo cual va a pesar mucho menos en el bolsillo de los contribuyentes.

No se trata de ningún “impuestazo”, no estamos otorgando super – poderes  y tenemos que reivindicar la capacidad de este cuerpo para discutir estas cosas y perfeccionar las normas que vienen del ejecutivo. Nosotros con nuestra capacidad y – lo hemos demostrado-percepción de la realidad, con nuestra opinión y con esa obligación de representar a los  vecinos podemos, modificarlas, mejorarlas y perfeccionarlas.

Gracias, señor presidente

19-10-06

SR PRESIDENTE (Molina Herrera).- Tiene la palabra el concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Sr. presidente, señores concejales, a esta altura de las circunstancias históricas no quedan ya dudas de que el golpe de estado intstaurado en el ao 1976 vino a sentar las bases, las condiciones para la mas radical de las experiencias neoliberales que se instrumentaron en este pais que hoy todavia padecemos pese a que estaos inmersos en un cambio hitsprico que nos puede llevaar a petar un salto hacia adelante como pueblo.

Recien cuando escuchaba las palabras de la concejal Zárate en el recordatorio del 17 de octubre, ella hizo mención a ese abrupto corte historico y tmabien las sentidas palabras del dirigente de futbol, Basilio Casimiro Guerrero, quien hacía una exhortación a la defenssa de la democracia ya que tambien  padecieron la agresion de las fuerzas del terroismo de estado instrumentado, como dije,  a partir del año 76. Esto un poco para refrescar en nuestra memmoria que no hubo ningun rincon de la sociedad que se salvara de esto que objerivamente, y con justicia, se ha calificado coo “genocidio”, ya que so prestexto de una guerra conta la subversion, se exterminó a una camada de dirigentes, se debilitó la capacidad de organización y residstencia popular, se sinamito a u poueblo para poder llevar adelnate un roceso que nos ha llevado treinta años poder comenzar a superar.

Estos personeros que hoy dicen “concluyamos la tarea que quedó inconclusa”, que reivindican el terrorismo de estado, son los que ante la posibilidad de que se haga justicia, de que se concpozca la verdad, de que se empiece, verdaderamente a sentarlas bases de un proyecto nacional y popular en el país, recren a estos metodos para tratar de amedrentar, de intimidar y de que no haya justicia.

Para ser breve porque creo las palabras sobran, creemos que no debe quedar  ningun ambito de esta sociedad que no se preonucnie, que permanezca indiferente, que no reaccione frente a estos hechos porque solamente con el protagonismo popular con el pronunciamiento d todos, con el involucramiento de toda la sociedad vamos a impedir que vuelvan a caer sobre nosotros las sombras del pasado.

Por eso, estimamos imperioso un pronunciamiento de este Cuerpo relacionados con todos estos hechos que estan ocurriendo en estos días y para ponerles freno. En ese sentido, mañana viernes a las 18 horas, hay una movilización para repudiar y donde todos los organismos de los Derechos Humanos, inzstituciones públicas, organizaciones sociales están convocando para que nos hagamos presentes y creo que esa es la respuesta que hay que dar desde todos los ámbitos.

Por todo ello, es que solicito la apobacion del presente proyecto. (aplausos)

Beneplácito por torneo internacional de la Unión Cordobesa de Futbol Amateur (UCFA)

2-11-2006

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobada.

Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, señores concejales: es sabido que el deporte es una de las herramientas y uno de los vehículos más importantes no sólo en el terreno de lo lúdico, no sólo en el terreno de lo estrictamente competitivo, sino de la salud, de la integración social y de la posibilidad de generar mejores personas.

En este sentido, hay muchas instituciones que se dedican incansablemente, con sacrificio y con mucho esfuerzo a generar estos ámbitos, donde esta participación de distintos sectores de la comunidad se hace posible. Una de esas instituciones es y una de las más prestigiosas: la Unión Cordobesa de Fútbol Amateur de Córdoba, que ya tiene 35 años de vida y ha ido progresando e incorporando cada vez más personas de distintas condición social, de distintas profesiones a la práctica del fútbol, que es uno de los deportes que tiene más posibilidades y es más efectivo a la hora de hermanar pueblos, hombres o naciones.

En esta oportunidad, se va a desarrollar los días 3, 4 y 5 de noviembre el Decimotercer Torneo Argentino de Fútbol Amateur, y en este caso por primera vez con características internacionales, con la participación de Uruguay en representación de la Asociación Latinoamericana de Fútbol Asociado.

Este torneo adquiere importancia: ha recibido el reconocimiento por parte de la Municipalidad de Córdoba y de otros municipios que están prestando colaboración a los efectos de su desarrollo.

Van a participar alrededor de mil trescientos deportistas, cincuenta equipos, treinta delegaciones y quince provincias que van a estar representadas, además de la República del Uruguay.

Este evento es probablemente un reconocimiento a una de las ligas mejor organizada y más importante del país. Esta liga, que nació en 1972 de la mano de un grupo de amigos y deportistas que querían desarrollar este deporte con el nombre de Liga de Villa Allende, adopta en el año ’75 la actual denominación y de aquí en más toda una serie de progresos que la ha llevado al día de hoy tener un predio propio cerca de la Circunvalación, de avenida Japón, con nueve canchas, instalaciones que cada vez se hacen más modernas para la práctica del deporte y donde practican fútbol más de dos mil trescientos jugadores de cuatro o cinco divisiones, libres, veteranos, a distintas edades.

Este reconocimiento que hacemos vale también para aquellos que pusieron su esfuerzo. En este sentido, tenemos una lista de presidentes que han puesto allí todo su empeño, como José Buteler, Oscar Marassa, Jorge De Genaro, César González, Roberto Mur y Ricardo Leiva, que son los que han estado al frente de esta institución.

Esta Liga, en la que honrosamente vengo participando yo también desde el año 1975… Y en este sentido, más que un reconocimiento estadístico, estoy haciendo un reconocimiento con el corazón, donde allí recreamos y alimentamos también los sueños de camaradería, las relaciones que establecemos con un montón de gente, que a la hora de compartir todas estas cuestiones, adquiere vital importancia para cada uno de nosotros.

Han pasado y pasan por allí también, por nuestra liga, jugadores de larga trayectoria en primera división del fútbol cordobés, del fútbol argentino y con trascendencia internacional también, como Luis Galván, José Omar Reinaldo, Humberto Bravo, Bernardo Cos, el “Pato” Gasparini, Rodolfo Rodríguez, los Hermanos Anelli, la “Gata” Olmedo, José Luis Villarreal.

Esto indica la importancia que tiene este torneo, que es uno de los mejores organizados de nuestro país. En este sentido, debemos destacar con estas breves palabras la importancia y la trascendencia que tiene este torneo que se inicia, la labor que viene desarrollando ininterrumpidamente esta liga y todos los que ponen el hombro sin ningún interés y con mucho sacrificio y más de una vez dejando cuestiones familiares y particulares de lado.

Así, en función de esto, solicito a este Cuerpo que apruebe el beneplácito por la realización de este Torneo de Fútbol de la Unión Cordobesa de Fútbol Amateur.

Impone el nombre de Agustin Tosco a Av, de Circunvalación 

SR. PRESIDENTE (Borello).- En consideración.

Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señor presidente, señores concejales: realmente el tratamiento de este tema, en lo personal, es una responsabilidad muy grande y una emoción muy grande.

La interpretación que hacemos –que se ha hecho– y la valoración de la historia y de sus protagonistas evidentemente generan controversias, evidentemente generan disputas, y, según sea la visión ideológica y la circunstancia histórica, frecuentemente nos ponemos de un lado o de otro en ese debate. No le podríamos haber pedido a Alberdi que reivindique a Sarmiento o a Mitre.

Las pasiones y el calor de las luchas han forjado cada circunstancia histórica en la construcción de este país, y los protagonistas frecuentemente han adoptado posturas enfrentadas y muchas veces insalvables. A la hora de repasar la historia, quienes la leemos, la interpretamos y tratamos de desentrañarla asumimos esas posturas con pasión y honestidad.

Decía Antonio Gramsci que “cada calle, cada plaza, cada monumento lleva en su nombre la huella de una hegemonía gobernante. No hay nombres ingenuos, no hay casualidades toponímicas”.

Evidentemente, si repasamos los nombres de las calles de la ciudad de Córdoba o de cualquier otra, vamos a encontrar nombres controvertidos y discutibles, nombres que no sólo nos pueden llenar de satisfacción y orgullo tenerlos, sino que además reflejan las distintas circunstancias y etapas históricas por las cuales ha transitado esa ciudad desde el punto de vista del poder, la política, las ideas hegemónicas o predominantes.

El año pasado habíamos debatido acerca de la avenida Colón y podríamos volver a discutir hoy su significado, pero ¿quién imagina a Córdoba sin esa avenida? Ha sido parte de la construcción de esta ciudad y es parte también del debate y la discusión.

En Buenos Aires, los nombres de las grandes avenidas han sido adjudicados a los unitarios, que han sido perdedores en la batalla pero ganadores a la hora de imponer la ideología reinante en una ciudad que nunca le sentó demasiado bien el federalismo. Mientras Rivadavia, General Paz, Lavalle, Alvear y Soler se reparten algunas de las arterias más importantes de la ciudad, Facundo Quiroga y Rosas luchan por no caerse de la guía, porque están escondidos. Eso también es parte de esta disputa.

Uno de los fundadores del marketing moderno y autoridad en esta disciplina a nivel mundial, Philip Kotler, dice que no importa quién gane las batallas sino quién las cuente. Y de esto se dieron cuenta algunos mucho antes de que fuera enunciado. Por eso también tenemos la historia que tenemos y la que nos enseñan en la escuela.

A modo de anécdota, a principios de la democracia el contralmirante Umpiérrez se presentó en la oficina de Facundo Suárez Lastra, a la sazón intendente de la ciudad de Buenos Aires, y encaró realmente ese encuentro como una acción de guerra, porque estaba en los proyectos cambiarle el nombre a la calle Cangallo por Presidente Perón. El contralmirante Umpiérrez dio un golpe arriba de la mesa y dijo: “El general Perón no va a morir en el Hospital Naval”, con esa voz que a veces les sale a los gorilas cuando hablan del tirano prófugo. Esa acción determinó que cuando se trató la ordenanza y se determinó el nombre de esta calle se explicitaba en el apartado 2) que a una cuadra del Hospital Naval, en Río de Janeiro, la calle seguiría llamándose Cangallo. Estas cosas son símbolos que se juegan en estos términos de poder, de luchas de ideas, de hegemonismo.

A la hora de ver quiénes están discriminados en nuestra historia, no solamente los están los caudillos federales sino centralmente los sectores populares y los trabajadores. Particularmente en este marco de capitalismo salvaje, de concentración de la riqueza, quienes han impuesto la ideología dominante que le imponen y dejan su sello y su impronta, son los sectores de poder los que han escrito la historia en todo este tiempo.

En este sentido, vale la pena recordar lo que decía Rodolfo Walsh –y lo cito a él y no a Bernardo Neustadt o a Grondona porque tiene que ver con la posición de uno para interpretar los hechos–: “Nuestras clases dominantes han procurado siempre que los trabajadores no tengan historia, no tengan doctrinas, héroes o mártires; cada lucha debe empezar de nuevo, separada de las anteriores; la experiencia colectiva se pierde, las lecciones se olvidan”. Ésta ha sido la forma de ir construyendo las referencias ideológicas de construir la historia que hemos aprendido mal.

Hoy los tiempos están cambiando: se está abriendo un nuevo debate en el país después de décadas de neoliberalismo, de capitalismo salvaje, de postergación, de exclusión de los sectores sociales. Los trabajadores, los sectores populares hoy podemos empezar a discutir mejor estas cosas y reclamar para nosotros y nuestros próceres el reconocimiento de la historia.

Hemos discutidos en estos días con pasión, y acá no se trata de que nadie tenga más valor que otro sino de la visión: el concejal Molina Herrera defendía legítimamente su pretensión –por su compromiso ideológico– de hacer un reconocimiento a Arturo Frondizi y los compañeros del bloque de Unión por Córdoba, su pretensión de un reconocimiento legítimo, merecido y postergado a Eva Perón, que con toda seguridad vamos a apoyar, discutir y estar con los compañeros trabajadores y la C.G.T. que lo reclama también. Así dejo sentado mi compromiso. Reitero que hemos discutido con pasión y conforme la necesidad de estos nuevos tiempos este reconocimiento que reclamamos los trabajadores, y a la hora de figurar entre las referencias públicas como ejemplos, como paradigmas para las nuevas generaciones, estamos verdaderamente en deuda con muchos.

En los dos años anteriores, en este Concejo Deliberante hemos hecho, ante cada 5 de noviembre, homenajes a Agustín Tosco en la fecha de su desaparición física. El año pasado, al cumplirse treinta años, por esta manía que tenemos los seres humanos de celebrar y darles importancia a los números redondos, con una movilización importante del Sindicato de Luz y Fuerza y con un consenso de los distintos bloques de este Cuerpo, asumimos el compromiso de hacer este reconocimiento en una arteria importante de la ciudad. De las distintas opciones que fuimos viendo, finalmente quedó esta posibilidad de la avenida de Circunvalación, que desde el punto de vista de quien habla y del bloque del Frente Nuevo es un reconocimiento justo, que se adeudaba y que va a tener un gran significado.

No voy a hacer un racconto de la vida de este gran dirigente porque tendría que repetir todo lo que dije en mi intervención del año pasado y creo que está de más. Lo que hoy tenemos que decir es sobre la justicia de este homenaje que le vamos a hacer al ponerle su nombre a la avenida de Circunvalación: Agustín Tosco.

Esto no lo digo yo; hay intelectuales, hombres de letras, gente importante que lo han planteado. Uno de ellos es Osvaldo Bayer, que decía: “Agustín Tosco es el mejor líder obrero que conocí en mi vida, un hijo del pueblo. Los monumentos de la Argentina no están para los hacedores de la solidaridad y la dignidad sino para los generales genocidas, como aquél del desierto, para los héroes del pueblo. Es más, sin gente abajo, no hay monumentos”. Decía también que a Agustín Tosco no se le había dado el lugar que merece en la historia oficial, y que debería estar en cada aula, en cada sindicato y en la galería de nuestros más entrañables próceres y gente que forjó este país.

Osvaldo Bayer decía también que la honestidad, la incorruptibilidad de este dirigente era lo que más odiaban sus enemigos porque era su contracara; la contracara de la burocracia sindical que traicionaba los intereses del movimiento obrero estaba lejos de las necesidades de sus representados, se enriquecía y también era la contracara de la dirigencia política, esa dirigencia que nos ha llevado a ser lo que hoy somos, un país que intenta a los tumbos recuperar su futuro, su capacidad de ser como Nación.

La figura de Tosco emerge cada vez más en la esperanza de que vengan otros como él, y eso es lo importante de este reconocimiento: que vengan otros como él.

En este sentido también hago mías las expresiones, los conceptos del Sindicato de Luz y Fuerza que en una nota de pedido de reivindicación expresara diciendo que “la figura, el pensamiento y la acción de nuestro compañero han estado siempre vigentes en nuestros corazones, en nuestro accionar, trascendiendo los límites del reconocimiento como dirigente obrero y de la clase trabajadora, instalándose en la vida social y política de nuestro país durante las décadas de los ’60 y ’70, siendo identificado como uno de los cordobeses más importantes de la historia moderna de nuestra Provincia”.

Eduardo Galeano decía también que había que hacer un reconocimiento y que el nombre de Agustín resplandezca, como él se merece, en una avenida o en una plaza para que por ella caminen o descansen sus hermanos cordobeses. Yo diría que, en este caso y a partir de este momento, la ciudad y sobre todo los trabajadores humildes de Córdoba –que somos la mayoría– vamos a estar abrazados por este gran dirigente popular.

Por estas razones –y no quiero hacerlo más extensivo porque me parece que son contundentes–, porque además de ser un dirigente sindical ha sido un dirigente social y político que trascendió las fronteras de nuestra provincia y de nuestro país,

porque es un icono de nuestra ciudad, porque es cordobés, por todas esas razones solicito que se apruebe el presente proyecto.

14-11-06

SR.PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, señores concejales: en realidad es poco lo que me ha quedado por agregar a lo que ya se ha expresado, así que voy a ser muy breve atendiendo a lo prolongado del debate.

Simplemente quiero apuntar dos aspectos. Por un lado, cuando hablamos de la extemporaneidad de la consulta, debemos hacerlo en el marco concreto de una lucha que vienen dando muchos sectores del pueblo de Córdoba para recuperar por parte del Estado, del pueblo y los usuarios este recurso tan preciado que es el agua, definido como bien social y estratégico.

En este sentido, más allá de que el contrato se defina a fin de mes, esta consulta es un jalón más en esta lucha y permitirá que el pueblo de Córdoba  se exprese, permitiendo adoptar otras medidas “hasta que venga un criollo a gobernar esta provincia”, parafraseando a Fierro, y tome las medidas que tenga que tomar.

También quiero agregar que en esta consulta  se tocan  aspectos que tal vez fueron expresados tangencialmente por los concejales preopinantes. Uno se refieren a que no se trata solo de la impugnación de este contrato sino también del rol del Estado. En ese sentido, entiendo al concejal Iros pero estamos planteando que este recurso debe ser manejado por el Estado y permanecer en el ámbito público como bien social, comunitario, que no debe tener fines de lucro como lo tienen las empresas privadas.

Por lo tanto, al hablar del rol del Estado estamos pensando en el Estado que queremos, el que debe servir al pueblo-. En ese aspecto, la participación de la comunidad y de los usuarios, aplicando el sentido común, es lo que puede cambiar esta idea de que el Estado es ineficiente por naturaleza.

A los efectos de no prolongar esta exposición y haciendo mías las expresiones del compañero mencionado por el concejal Berrotarán, solicito que sea incorporado al Dirario de Sesiones un manifiesto de la Comisión Popular por la Recuperación del Agua, texto que acercaré a Secretaría y que expresa sobrados fundamentos para que este servicio vuelva a ser manejado por el Estado y el pueblo de Córdoba.

Muchas Gracias.

SR. PRESIDENTE (Borello).- Así se hará señor concejal

INCORPORACION SOLICITADA POR EL CONCEJAL HERNANDEZ

En los próximos días los vampiros del agua y sus lacayos, los legisladores de mano de yeso intentarán burlarnos nuevamente mediante la introducción de una llamada “minuta addenda y audiencia publica no vinculante” para perpetuarse por 27 años más el “contrato estafa” del 28 de diciembre de 2005, que el pueblo movilizado derrotó en marzo.

Denunciamos:

El gobierno provincial perdonará a los franceses una deuda millonaria por canon y multas por incumplimientos de contrato. Pagará  subsidios a Suez-Roggio por más de $ 25.000.000 anuales.

Regalará  al los franceses casi $10.000.000 antes del 20 de noviembre  de 2006 para que esperen tranquilos el juicio ilegítimo del CIADI-BANCO MUNDIAL contra los cordobeses por más de 100 millones de dólares.

Mientas tanto De la Sota – Schiaretti ocultan que ya están pagando un crédito de 40 millones de dólares que contrajo Suez-Roggio con el Banco Europeo de Inversiones  que giraron a  Francia y nunca pagaron ni invirtieron  en el servicio.

Los vampiros del agua chupan la sangre cordobesa.

1.-Las ganancias de los vampiros Suez.- Roggio, solo por aumentos de tarifa crecerán en más de 30 millones de dólares.

2.-Desde enero del año 2006 nos vienen cobrando una tarifa con el 15 al 18% de aumento.

3.- Desde el 1º de abril  de 2007 el metro cúbico de agua pasará se $0,19 a $2,15. Desde el 1º de enero de 2008 sumarán otro 12 % más.

4.-Los vampiros Suez-Roggio estarán autorizados a imponer nuevos aumentos por cualquier variación de costos.

5.- Continuarán con los cortes, cepos, embargos de viviendas e intereses usurarios, junto a la dudosa calidad del servicio.

        Desde la Comisión Popular por la Recuperación del Agua nos movilizaremos nuevamente por :

1.-Inmediata anulación – derogación de la ley de los inocentes del agua del 28/12/2005

2.-Inhibición de todos los bienes de Aguas Cordobesas Suez-Roggio (Igual que Aguas Argentinas-Suez en Capital Federal y juicio en tribunales nacionales por los daños y estafas ocasionadas a los cordobeses.

3.-Gratuidad del servicio hasta cubrir los daños ocasionados a todos los usuarios

4.- Porque De la Sota-Schiaretti y los legisladores oficialistas están impugnados legal y moralmente desde el 28 de diciembre de 2005 porque ellos son los responsables del tarifazo.

Nada más.

Suspension de la consulta popular por la privatizacion del servicio provincial del agua

 05-12-06

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, a lo largo de esta sesión –ya prolongada- hemos escuchado algunas afirmaciones que nos dejan estupefactos, sorprendidos, porque no se puede actuar con tanta liviandad. Se ha escuchado aquí que la consulta era inconstitucional, ilegal, un fraude, un montón de aseveraciones que revelan que hay ignorancia, mala intención o especulación política porque está total y absolutamente demostrado que esta ha sido una consulta que se ha convocado dentro de marcos absolutamente legales; que la jueza, doctora Matteu –a la que hay que sacarle el sombrero porque puso mucho de su empeño y está convencida del valor de estas instituciones- ha hecho lo imposible para establecer y poner en marcha mecanismo que permitieran la máxima participación popular, al menor costo y se pudiera consultar al pueblo en estas cuestiones tan importantes que han motivado esta consulta.

Acá se han hecho algunas menciones que pretenden sacar de la discusión las cosas que son importantes; acá sigue siendo importante el negociado que se ha hecho con el tema del agua y sigue siendo importante este mecanismo y la posibilidad de consultar al pueblo por esa cuestión.

La “Tienda Michel”, al lado del shopping que funciona en la Casa de la Tejas, no se puede comparar (Aplausos).

Entonces, discutamos las cosas que son importantes y no pongamos cuestiones secundarias; ya nos ocuparemos y por eso se debatió esta consulta, porque al menor atisbo de la posibilidad de sospecha, de fraude cometido por esta militante, se levantó esta consulta para no bastardearla, para no ensuciarla, para favorecerla y poder seguir fortaleciendo estos mecanismos.

Pero acá, lo importante, es poder preguntarle al pueble sobre el gran negociado que significa la entrega a Aguas Cordobesas o Roggio del manejo del agua; esos son los temas importantes y no voy a hablar sobre el contrato, porque ya se habló mucho, ya se expresaron abundantemente el concejal Molina Herrera y otros concejales sobre la inconstitucionalidad de este contrato, sobre la sospecha de corrupción y fraude que tiene detrás y el perjuicio a los cordobeses. Porque acá se habla de que se ha gastado en una consulta, 40 mil, 50 mil, 60 mil, ya vendrán acá a dar los funcionarios sus explicaciones, pero no tiene ni punto de comparación con los 500 o 600 millones de pesos que les va a salir a los cordobeses para garantizar la rentabilidad a una empresa.

Esas son las cosas que deben discutirse, no perdamos tiempo con las Tiendas Mechi y otros menudencias, ese suceso hizo que acá renunciara un funcionario y no es el primero que lo hace porque no tiene la conducta de debió tener frente al mandato popular con esta gestión del Partido Nuevo. No ocurre lo mismo con otros funcionarios, con los que cuelgan los ganchos, con los que traen valijas con LECOR, con los que llevan fondos de la provincia a cuentas particulares … entonces, de qué estamos hablando acá; no se puede comparar una cosa con la otra.

Por otro lado, acá está también lo que ha sido bastardeado por todos aquellos que solamente conciben la democracia en términos formales, en términos superficiales que hacen como que le permiten al pueblo participar y opinar cada tantos años y que, mientras tanto, cobijan negocios, fraudes y apañan políticas que son verdaderamente antipopulares.

Esta cuestión de los institutos de la democracia semidirecta, se ha bastardeado por supuestos constitucionalista y ya lo explicó bien el concejal Molina Herrera, que me hacen acordar un poco -y ahora tengo que traer a colación un ejemplo con estos sucesos de Río Cuarto, donde están todos pendientes- donde todos estos señores honorables pero que esconden toda una vida frívola, amoral, superficial, pero mientras tanto son para el resto de la sociedad grandes señores que seguramente votarían en contra del aborto, se opondrían a cualquiera de estas medidas, como sociedad conservadora.

Ese ejemplo tiene que ver con una democracia en la que también hay dos discursos, en la que también se esconden un montón de cosas detrás de una fachada de supuesta democracia.

Lo que vienen a hacer los institutos de la democracia semidirecta es complementar mecanismos que tienen sus fallas. La participación popular, la participación directa de la gente en su estado más puro sería la asamblea, que en forma directa sus participantes opinan, eligen, votan, y como no podemos hacer una asamblea de doscientos mil cordobeses tenemos que implementar mecanismos para que esa participación sea lo más directa posible.

Entonces, si acá instrumentamos todas esos mecanismos que son propios de la democracia representativa, que estos leguleyos, opinólogos y constitucionalistas que en estos días han planteado como una cuestión insoslayable a la hora de expresar su voluntad, casi nunca podíamos hacer una consulta por los costos, por la dificultad, imagínense un cuarto oscuro en una plaza o el costo que tiene el solo hecho de imprimir los padrones.

Entonces, acá se trata de garantizar la máxima participación popular, esto es lo que ha intentado hacer la jueza Mateur, lo ha hecho dentro de los marcos que establece la ley, las normas, sin ningún tipo de omisión y con toda la voluntad del mundo. Esas cosas son las que tenemos que discutir y probablemente, como decía la concejal Del Boca, son institutos nuevos, no tenemos experiencia en estas cosas, nos pasó con la revocatoria de Kámmerath, aprendimos un montón de cosas y ahí también se intentó lograr por sobre todas las cosas, y más allá de las formalidades, que la gente participara. Esa es la cuestión principal, no podemos poner las cuestiones secundarias por sobre las principales, acá lo importante es la participación popular y no puede ser la forma la que se imponga sobre el fondo, sobre el contenido, sobre la razón de ser de estos institutos. Entonces, esas dos cuestiones son las que hay que discutir, y en definitiva, esta consulta que nosotros hoy sostenemos tiene que ver con que vamos a seguir planteando aquí dentro del Cuerpo, en la calle o donde sea la necesidad de que se caiga ese contrato fraudulento, queremos que se exprese el pueblo y por eso hoy manifestamos esta reafirmación, después del accidente que hemos tenido, de la necesidad de que el pueblo se exprese en contra de este contrato que se ha firmado con Aguas Cordobesas.

Nada más.

 

26-12-06

SR.PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente: he escuchado con atencióon los planteso que han hecho algunos de los bloques de la oposición y en algun momento me he sentido confundido respecto de que estabamos tratando.

Se ha hablado del pase a planta permanente, de la forma  y cantidad en que se contrata al personal que hoy trabaja en la Municipalidad. Y hoy, en realidad lo que estamos haciendo es lo que debieran haber hecho al menos desde que se inició el proceso democratico. Esla primera gestión que expresa en el Presupuesto la cantidad de trbajadores necesarios para mantener en frunciponamiento  esta municipalidad, asegurar y garantizar los serviciosde la misma. Y esta claro que hoy necesitamos mas trabajadores  que en 1983 o 1985. Y de esta forma hoy por hoy podemos contabilizar el numero  de personal contratado en los articulos noveno y octavo; antes existian ptras figuras donde los trabajadores eran inexistentes y quiero citr una experiencia de cuando fui Secretario Gremial de sindicato. Nos sentamos con el ex intendente Mestre para reclamar por los cientos de trabajadores denomindados “jornalizados”, que eran quienes trabajaban un dia y no sabia si al dia seguiente podia prestar servicios y cobraban por una planilla extendiendose recibvos en blanco. A eso lo vivi yo y no es una fantasia. Es era la realidad que permitia hablar de una planta mas reducida, pero habia mchos trabajadores que eran carne de comité, puesto que se los chantajeaba y aquel que no cumplía con la directiva politica interna o externa quedaba automaticamente afuera. Todo esto ocurria a excepcion de esta única gestión. Aquí no se cesanteó a nadie por no ralizar alguna tarea polític, jamás existió durante esta administracion.

Cuando hablamos de la ittesponssabilidad del intendete de la superpoblación de los trabajadores de la Municipalidad de Córdoba, cabe preguntarse ¿ desde dónde lo hacemos? ¿cuáles son los parámetros? Esta ciudad hja crecido mucho, se ha multiplicado el parque automotor, ha crecido territorialmente y me baso en la experiencia de estos años sobre como ha venido funcionando esta Munciipalidad y la debimos recuperar después del desastre de Kammerath y tomando como punto d ereferencia otros municipios. en este recinto se lo presenta como modelo al municipio de Rosario y quiero decirles que llebvando a nuestros trabajadores  a la cifra de 9230, tenemos un trabajador por cada 140 habitantes en Córdoba, mientras que Rosario tiene uno cada 95 habitantes, Morón uno cada 78, Mar del Plata un trabajador cada 72 habitantes, Mendoza uno cada 58 habitantes. Esta relacion que ha sido historica en Córdoba, presenta una de las mas bajas con relacion a la cantidad de habitantes   en casi todo el pais. Está claro qu no hay ningun  estudio cientifico de cual sseria la cantidad óptima necesaria y esto tiene que ver con el modelo de gestion. Está clarisimo que ha Kammerath le sobraban cuatro mil empleados porque queria privatizar todo. Todo caía en manos de consultoras y tercerizaba todos los servicios. La municipalidad existía solamente para controlar a las empresas privadas, esa era la concepcion de este genio al que le fue muy mal como no podia ser de otra manera.

Esta gestión ha recuperado servicios y esta confiando en sus trabajadores para garantizarlos; esa es la diferencia . Esos trabajadores son los que llevabn sobres sus espaldas el exito de la gestion.

La planta de salud es mano de obra intensiva y es una decisión politica de que crezca lorque le damos prioridad a la salud y a la educacion de la poblacion. Por eso no podemos hablar de irresponsabilidad o de superpoblación.

Esta planta que hoy aprobamos, implica tambien la decisión , el primer paso para ver si podemos, en un futuro, realizar o aplicar a raja tabla el articulo 18 de la Carta Organica municipal que ha se ha hecho mención y que parece que lo estruvieramos violando, No lo estamos violando para nada, porque no se puede aplicarlo si se arrastra una bomba de tiemppo como la que han ido dejando todas las gestiones anteriores, con personal que tiene derechos y qu no son responsables de la forma en que han ingresasdo y que a la hora de reclamar tienen justificadas aspiraciones de quedar en planta permnanente.

Entonces este tipo de cosas, no es tan sencillas plantearlas y merecen una muy buena discusion, que es lo que estamos haciendo nosottros: por eso trataremos que en ele futuro no se vuelvan a cometer esas irregularidades de tener trabjadores de primera y de segunda; trabajadores que son parias, porque no tienen el beneficio de los privados que tienen la ley de contrato de trabajo no de la estabilidad que tienen los empleados publicos.

Una aplicacion irregular o incorrecta de los articulos octavo y noveno de la ordenanza 7244 que reconoce los contratos para casos excepcionales, eventuales y temporales. Entonces esta afirmación de decir que hoy contamos con una planta de 9230 ampleados, se un reconocimiento- en pirmer lugar- a la cantidad de trabajadores que hoy están  manteniendo el funcionamiento de la Municipalidad de Córdoba y un reconocimiento a las pretensiones de los trabajadores que quieren ver superadas su inestabilidad y precariedad y que a posteriori discutiremos y veremos como en que medida podremos dar respuesta a esos reclamos sin violar la Carta Organica.

En este sentido algunas preocupaciones que debo reconocer en la critica seria del concejal Molina Herrera, respecto de la partida presupuestaria, debo decir que hay que hacer numeros con una maquinita que se llama calculadora y no con el ábaco con cuentas de madera, porque en el presupuesto, esta perfectamente establecido que tenemos el 52 por ciento de gastos en personal del presupuesto global y si se deducen los gastos en obras publicas como aparecen aca y antes se los disfrazaban, tenemos el 47 % y fijense que desde el año 91 para aca, el promedio es ese y cotejandolo con otros municipios del pais, tambien está rondando al 45, 50, 53 por ciento, salvo en el año 2000 donde se disparó al 59%, en realidad nosotros estamos por debajo del promedio.

Entonces no inventemos cosas, que esta partida salarial que hoy estamos aprobando alcanzará a la planta, porque entre otras cosas no estamos aprobando el pase a planta permanente de personal sino simplemente haciendo reservas de cargos y en el futuro se vera como ingresael personal por la categoria mas baja.

Muchas cuestiones se compensan por estas razones, y a su vez también hay parte de salario que es movil y que tendrá que discutirse a los efectos de no superar lo que esta establecido en el presupuesto como partida uno o partida salarial. Por lo tanto esto no significa que esto vaya a disparar el presupuesto y a esas cuestiones hay que dejarlas bien claras porque si no lo hacemos no sabemos que estamos discutiendo.

En función de esto que decia el concejal Berrotarán, que de alguna manera me saco una parte de lo que iba a decir, creo que a esto hay que aprobarlo con total respnsabilidad y a su vez sin temores porque hemos demostrado a lo largo de estos años que acá nunca se dispararon las cuentas y que nunca se armó ninguna hecatombe, todo lo contrario, lo que hemos demostradoes que vamos sembrando cada año un superavit, vamos cerrando las obras y cumpliendo con los servicios tambien en la medida que se puede y en función de como nos encontramos, que fue tierra arrasada. Es por eso que los invito a que aprobemos esta ordenanza.

-aplausos-

2007

06-03-07

Régimen de Compre Córdoba

SRA. PRESIDENTE (Ostermeyer).– Tiene la palabra el señor concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Señora presidente, la primera cuestión que nos sorprende es que no hubo disidencia en las comisiones a la hora de aprobar este proyecto y sí, como han dicho los concejales, se han tomado sugerencias, lo que es una buena práctica de este Concejo, por lo que este proyecto ha sido consensuado entre todos los integrantes de las comisiones. Por eso me parece extraño  que ahora aparezcan estos planteos, y aun en el caso que plantea el concejal Díaz respecto de los compromisos asumidos previamente y según el no cumplidos, debo decir que de la palabra escrita a los hechos surgen una serie de dificultades, urgencias y cuestiones  en el terreno práctico no fáciles de resolver, pero ha sido la política de este municipio aportar al desarrollo de la producción local, lo que ha estado presente en cada compra o licitación que ha efectuado la municipalidad de Córdoba en la medida de sus posibilidades.

Nosotros, al fijar y establecer este régimen del Compre Córdoba, el Estado Municipal asume en la decisión política de promover a las pequeñas y medianas empresas de la ciudad de Córdoba, después de tantos años – treinta de neoliberalismo- de destrucción de la industria nacional, de la industria local, de enajenación del 70 por ciento de los capitales cordobeses y donde fueron a parar a grandes empresas multinacionales o consorcios nacionales.

Es una obligación del Estado y una decisión política, más allá de los probables problemas que plantea el concejal Díaz, que pudieran  surgir de violar la igualdad de oportunidades, hay una decisión política que está por encima de cualquier cuestión y que es el impulso y la promoción de las pequeñas y medianas empresas de Córdoba y de la capital.

Es parte de una concepción que anima a esta gestión de gobierno y en función de ello – más allá de cualquier otra cuestión – está esta cuestión política y por eso este proyecto, independientemente de su demora, que aparece para convalidar la pretensión de empezar a devolverle a Córdoba, la posibilidad de tener empresas propias y recuperar el capital que se ha ido en todos estos años que han transcurrido.

Así que, en función de ello, quiero resaltar la importancia de esta decisión política del Estado Municipal y compartiendo lo que dice el concejal Molina Herrera, que todavía hay un trecho por andar y en la medida que afirmemos esta posición, en la medida que las organizaciones que nuclean a las pequeñas y medianas empresas también participen, vamos a poder consolidar el sueño de tener una Córdoba en crecimiento, en desarrollo, con empleo y producción.

Gracias, señora presidente.

07/03/07

SRA. PRESIDENTE (Ostermeyer).- Tiene la palabra el señor concejal Hernández.

SR. HERNÁNDEZ.- Señora presidente, la primera cuestión que nos sorprende es que no hubo ninguna disidencia en las comisiones a la hora de aprobar este proyecto y sí, como han dicho los concejales, se han tomado sugerencias, lo cual es una buena práctica de este Concejo, por lo que este proyecto ha salido consensuado entre todos los integrantes de las comisiones. Por eso me parece extraño que ahora aparezcan estos planteos, y aun en el caso que plantea el concejal Díaz respecto de los compromisos asumidos previamente y, según él, no cumplidos, debo decir que de la palabra escrita a los hechos surgen una serie de dificultades, urgencias y cuestiones en el terreno práctico no fáciles de resolver, pero ha sido política de este Municipio aportar al desarrollo de la producción local, lo que ha estado presente en cada compra o licitación que ha efectuado la Municipalidad de Córdoba en la medida de sus posibilidades.

Nosotros, al fijar y establecer este régimen del Compre Córdoba, el Estado municipal, asume la decisión política de promover a las pequeñas y medianas empresas de la ciudad de Córdoba, después de tantos años -treinta- del neoliberalismo, donde se destruyó la industria nacional, la industria local, donde se enajenaron el 70 por ciento de los capitales cordobeses y donde fueron a parar a grandes empresas multinacionales o consorcios nacionales.

Es una obligación del Estado y una decisión política, más allá de los probables problemas que plantea el concejal Díaz que pudieran surgir de violar la igualdad de oportunidades, hay una decisión política que está por encima de cualquier cuestión y que es el impulso y la promoción de las pequeñas y medianas empresas de Córdoba y de la capital.

Es parte de una concepción que anima a esta gestión de gobierno y en función de ello -más allá de cualquier cuestión- está esta cuestión política y por eso este proyecto, independientemente de su demora, que aparece para convalidar la pretensión de empezar a devolverle a Córdoba, la posibilidad de tener empresas propias y recuperar el capital que se ha ido en todos estos años que han transcurrido.

Así que, en función de ello, quiero resaltar esta cuestión de la decisión política del Estado municipal y compartiendo lo que dice el concejal Molina Herrera, que todavía hay un trecho por andar y en la medida que afirmemos esta posición, en la medida que las organizaciones que nuclean a las pequeñas y medianas empresas también participen, vamos a poder consolidar el sueño de tener una Córdoba en crecimiento, en desarrollo, con empleo y producción.

Gracias, señora presidente.

20-03-07

SR.PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palbra el Concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente: veo que los concejales que me han precedido en el uso de la palabra hicieron  una larga exposición respecto de este hecho que hoy estamos recordando y por lo tanto voy a tratar de ser lo mas breve posible.

Quiero poner especial énfasis, porque a veces en todos estos recordatorios, siguen flotando algunas cuestiones,  y retomando lo que decía  el señor concejal Molina Herrera, respecto de esta maestra que es la historia, a veces pareciera que la leemos – lo que me parece natural también – en forma diferente.

Quiero decir que más allá de los muertos que nos pesan, más allá de quienes sufrieron en carne propia, los rigores de la represión de esos años, no podemos, o no puedo dejar sentado esto que a veces flota en este recinto, que es la teoría de los dos demonios; es como que en el país hubiera ocurrido una tragedia, una guerra entre dos bandos y que todos somos responsables y por eso hay que hacer un llamado a la paz y a la concordia de los argentinos.

Quiero decirles que en primer lugar, tenemos que reconocer que una sociedad, un sistema basado en la explotación del hombre por el hombre, con políticas que generan desigualdades, que generan miseria, que generan exclusión, siempre van a estar fomentando y cultivando la violencia. Una violencia que ha sido parte de nuestra historia. Y decía alguien, que “…ante la ineficacia comprobada de la labor cívica y electoral y el incumplimiento de las leyes y respeto públicos, es sagrado deber del patriotismo ejercitar el supremo recurso de la protesta armada, a que han acudido casi todos los pueblos del mundo, en el continuo batallar por la reparación de sus males y el respeto de sus derechos”.

Esto decía Yrigoyen, quien en 1905, con el radicalismo, esa Unión Cívica que se formó con aquella Revolucion del Parque, acudieron  las armas dos o tres veces; tres veces en este país: en 1893, el Levantamiento de Santa Fe, en la provincia de Buenos Aires formando juntas  revolucionarias, en Tucumán y en San Luis. Yrigoyen las justificaba y decía: “enumerar el largo proceso que impone el empleo de este recurso extremo de los pueblos sería inútil, porque se haya escrito en la conciencia de todos los que saben bienamar a su país.”

En el ’43, también por un golpe encabezado, promovido y sustentado ideológicamente por el GOU, conducido en ese entonces por el coronel Perón, se sentaron las bases también de un proceso popular, levantándose legítimamente contra gobiernos que estaban total y absolutamente deslegitimados en la conciencia popular. Por su parte la reacción también acudió a la violencia bombardeando la Plaza de Mayo, donde hubo civiles, organizaciones políticas y muchos muertos.

Lo que quiero decir es que la violencia es parte de un sistema que es violento. Y estaríamos falseando la historia si no aprendemos cuales son las causas y las consecuencias de esa violencia. Aquí lo que estamos condenando no es cualquier violencia sino la violencia del Estado.

Yo he sido parte de esa generación militante de los ’70, donde muchos compañeros adherían a la estrategia  de la guerra popular revolucionaria, la guerrilla urbana o el terrorismo. Esta bien, lo hacían en función de todas estas cosas que se han planteado aquí y como respuesta a un sistema injusto; estrategias que muchos no compartíamos. No obstante también estuvimos de su lado e igualmente fuimos reprimidos, torturados,  encarcelados, exiliados de este país o perseguidos.

Lo que quiero decir aquí es que no podemos poner en el mismo nivel a quienes ejercieron esa violencia, equivocados o no, con quienes desde el Estado, a través de una maquinaria aceitada, a través de una maquinaria horrorosa, se puso en funcionamiento para exterminar no un ejército revolucionario, porque no deben haber existido más de mil o dos mil guerrilleros y se exterminaron 30.000, que la mayoría eran dirigentes obreros, estudiantiles, gente inocente.

Esa maquinaria que se puso en funcionamiento para instalar el terror, lo hizo en función de un proyecto muy claro, que hasta el día de hoy estamos padeciendo. Eso es leer la historia correctamente.

Cuando el 2 de abril de 1976, Martínez de Hoz pone en marcha el plan que se dio en llamar de apertura económica, fue en función de intentar cristalizar, en términos económicos, ese proyecto y como condición para eso, era necesaria esta represión de los sectores que podían resistir esas políticas. Por eso se exterminaron las organizaciones sociales y sindicales.

Esa política, a caballo de los petrodólares, de esa cantidad de dinero líquido que existía, de esa liquidez mundial que había en esos años  y que colocaron principalmente en los países emergentes con autoridades sensibles a esas operaciones financieras, dio el sustento a las posteriores transformaciones económicas de este país. Y empezaron con este mecanismo perverso que es el endeudamiento externo, que de 9 mil y pico de millones de dolares que se debían al fin del gobierno de Isabel Perón, en diciembre del ’83 ya debíamos 40 mil millones de dolares.

Ese endeudamiento que se hizo a través de mecanismos perversos, que permitieron a “militares y civiles patriotas” cobrar jugosas comisiones,  fue el mecanismo por el que se chantajearon después a distintos gobiernos democráticos para seguir cristalizando y afinando este modelo que, como dijo el concejal Gómez, se perfeccionó en la época del Menemismo y se terminaron de “cumplir los deberes” en épocas de De la Rua.

Recuerden ustedes que los artífices de esta deuda fueron Guillermo Walter Klein, Alfredo Diz, Alejandro Reinal, Francisco Soldatti, quienes manejaban esta estructura paralela en sus propias oficinas y estudios, y eran representantes de las entidades de préstamo extranjeras,  endeudando ficticiamente a las empresas del Estado: YPF, Agua y Energia, CENEA; inventando necesidades financieras de esas empresas por lo cual sistemáticamente les hacían pedir  préstamos en dólares que no necesitaban, recibiendo pesos.

Ese fue el mecanismo por el cual se fue construyendo esta economía que terminó con una gran cantidad de excluidos, desocupados y desempleados que todavía hoy padecemos, pese a los esfuerzos del presidente Kirchner y este proceso que ha implicado una reversión de las políticas neoliberales  de los’90.

Esas maniobras, desde el punto de vista económico, contaron con su respaldo legal; para eso se aprobaron leyes que modificaron el Código de Procedimientos para que fuesen jueces extranjeros quienes intervinieran en caso de litigio en estas operaciones y finalmente Cavallo, cuando fue presidente del Banco Central, terminó estatizando la deuda privada transfiriendo a todo el pueblo argentino el costo de la fiesta de unos pocos en aquellos años.

Para hacer todo esto y lo que siguió después se tuvo que matar, asesinar y secuestrar de la manera en la que se hizo.

Estas son las cosas que tenemos  que tener claras; pues no hubo dos bandos sino una maquinaria del Estado que aplicó el terror para poder garantizar estos planes, para hacer un país para pocos: la oligarquía financiera y empresaria.

Esta es la verdad histórica, por eso son buenos estos homenajes y recordatorios; para tener en claro que es lo que no tenemos que volver a hacer, de donde tenemos que salir. Va a haber paz en tanto haya justicia; en tanto no olvidemos estas cosas y es la única forma de garantizar la paz social y terminar con la violencia.

Estas son las conclusiones que debemos sacar de este recordatorio y tomando las palabras del concejal Lomuoio respecto de como han cambiado las cosas y por que hoy podemos estar discutiendo estas cuestiones, por qué podemos empezar, después  de treinta años de este proceso de destrucción de la economía argentina, de la industria, del trabajo, del enajenamiento del patrimonio nacional; hay que ver claramente como lo pensaban  de los centros de poder internacional. Henry Kissinger, uno de los mentores de la Comisión Trilateral, en el año ’85 en una conferencia de prensa sobre la deuda externa dijo: “No hay camino indoloro, para que los países deudores puedan solucionar su crítica situación, pero debemos proponer algunas alternativas a los programas de ajuste del FMI. La solución implicará siempre un sacrificio. Prefiero que las naciones deudoras paguen sus obligaciones externas con activos reales a los bancos acreedores, con la entrega del patrimonio de las empresas públicas”.

Este no fue un problema de malos gobernantes o de impericia; obviamente había una planificación desde los países centrales en función del papel que le cabía a los países emergentes, con funcionarios dóciles, venales, corruptos y apátridas que fueron “sensibles” a los intereses extranjeros.

Me parece bueno que hagamos un recordatorio de estas cuestiones porque tenemos que cambiar, tal como lo impulsa el presidente Kirchner. Bien lo dijo el concejal Lomuoio, si podemos discutir estas cosas es porque el presidente ha puesto sobre el tapete esta cuestión, le pese a quien le pese y le guste a quien le guste.

El Intendente Juez también ha tomado decididamente en sus manos el tema de los Derechos Humanos apoyando los desenterramientos en el Cementerio San Vicente y todo lo relacionado con el esclarecimiento de la verdad histórica.

Muchas Gracias

27-03-07

SR. PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.– Señor presidente, solicito el tratamiento sobre tablas del expediente 1384.

SR. PRESIDENTE (Borello) En consideración la moción formulada por el señor concejal Hernández. Los que estén por la afirmativa sírvanse expresarlo.

-se vota y se aprueba-

SR. PRESIDENTE (Borello).- Aprobada. Por secretaría se dará lectura.

SR.SECRETARIO (Fabre) (Leyendo)

SR. PRESIDENTE (Borello) Tiene la palabra el señor concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, este proyecto ha sido elaborado por iniciativa del señor  concejal Molina Herrera, quien no ha podido asistir a la sesión del día de la fecha y me ha encargado que solicite su tratamiento y lo fundamente.

El mismo tiene la finalidad de hacer un reconocimiento y dar el apoyo – en cuanto este cuerpo pueda – al esfuerzo titánico que tienen que hacer deportistas, organizaciones – en este caso la Federación de Básquet de la Provincia – que no son promovidos o no están profesionalizados.

Es de tal importancia la participación de este equipo juvenil en el décimo quinto Torneo Internacional Junior de la ciudad de Lisone, en la República de Italia, que el mismo se complementará con una gira que abarcará las ciudades de Roma, Rímini y Varese, siendo la única representación argentina y latinoamericana en este torneo en el que van a participar 17 equipos y 12 selecciones de paises.

Decimos que es de una gran importancia por la representación que ostenta, pero también por lo que significa para la promoción de valores jóvenes para seguir alentando el deporte en nuestra juventud que es la mejor forma de encontrar un camino sano, alejado de tentaciones, drogas y otros vicios.

Esta tarea o impulso, reconoce antecedentes en este Concejo, ya que hemos declarado en otras oportunidades embajador deportivo a la Asociación Deportiva Atenas y también a los jugadores Baley, Oviedo y Galván que fueran invitados por la FIFA.

Quiero destacar que esto nos llena de orgullo porque hay 10 muchachos de entre 17 y 18 años que van a adquirir una gran experiencia para seguir formándose como jugadores y la posibilidad de tener un futuro entre los máximos exponentes del deporte del básquetbol y tener un desarrollo sano con una práctica permanente del deporte.

Este proyecto solicita la declaración de interés municipal y en función de ello colaborar con el esfuerzo que están haciendo los padres de los chicos que viajan y la propia Federación de Básquet a efectos de lograr el apoyo necesario para concretar este viaje que tiene- como señalé- gran significado. Por todas estas razones solicito su aprobación por este cuerpo.

Quiero destacar la presencia del señor Hilario Serling, presidente de la Federación de Básquet y del señor Gastón Hurtado, padre de uno de los chicos que viajan y que junto a otros padres, está haciendo un gran esfuerzo para lograr este cometido.

Gracias (Aplausos)

SR. PRESIDENTE (Borello).- Si no se hace uso de la palabra se va a votar en general y en particular el expediente en tratamiento. Los que estén por la afirmativa, sírvanse expresarlo.

-Se vota y se aprueba-

24-04-07

SR.PRESIDENTE (Borello).-Tiene la palabra el concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Sr.presidente, a lo largo de esta sesión – ya prolongada- hemos escuchado algunas afirmaciones que nos dejan estupefactos, sorprendidos, porque no se puede actuar con tanta liviandad. Se ha escuchado aqui que la consulta era inconstitucional, ilegal, un fraude, un monton de aseveraciones que revelan que hay tal ignorancia, mala intención o especulacion politica porque esta total y absolutamente demostrado que esta ha sido una consulta que se ha convocado dentro de marcos absolutamente legales que la jueza doctora Matteu – a la que hay que sacarle el sombrero porque puso mucho de su empeño y esta convencida del valor de estas instituciones- ha hecho lo imposible para establecer y poner en qmarcha mencanismos que permitieran la maxima participacion popular, al menor costo y se pudiera consultar al pueblo en estas cuestiones tan importantes que han motivado esta consulta.

Aca se han hecho algunas menciones que pretenden sacar de la discusion las cposas que son importantes;  aca sigue siendo importante el negociado que se ha hecho con el tyema del agua y sigue3 siendo importante este mecanismo y la posibilidad de consulta al pueblo por esa cuestion.

La tienda Michel al lado del shopping que funciona en la Casa de las Tejas no se puede comparar.

Entonces, discutamos las cosas que son importantes y no pongamos cuestiones secundarias. y nos ocuparemos y por eso se debatio esta consulta, porque al menor atizbo de la posibilidad de sospecha, de fraude cometido por esta militante, se levanto esta consulta para no bastardearla, para no ensuciarla, para favorecerla y poder seguir fortaleciendo estos mecanismos.

Pero acá , lo importante, esd poder preguntarle al pueblo sobre el gran negociado que significa la entrega a Aguas Cordobesas o Roggio del manejo del agua; esos son los temas importantes y no voy a hablar sobre el contrato porque se habló mucho, ya se expresaron abundantemente el concejal Molina Herrera y otros concejales sobre la inspocntitucionalidad  de este contrato, sobre la sospecha de corrupcion y fraude que tenia detras y el perjuicio a los cordobeses. Porque acḉa se habla de que se ha gastado en una consulta 40 mil, 50 mil, 60 mil, ya vendran aca a dar los funcionarios sus explicaciones, pero no tienen ni punto de comparacion con los 500 o 600 millones de pesos qu eles va a salira los cordobeses para garantizar la rentabilidad a una empresa.

Esas son las cosas que deben discutirse, no perdamos tiempo con las tiendas Mechi y otras menudencias, ese suceso hizo que aca renunciara un funcionario y no es el primero que lo hace porque no tiene la conducta que debió tener  frente al mandato popular con esta gestion del Partido Nuevo. No ocurre lo mismo con otros funcionarios con los que cuelgan los ganchos, con los que traen valijas con lecor, con los que llevan fondos de la provincia a cuentas particulares…entonces de estamos hablando acá; no se puede comparar una cosa con la otra.

Por otro lado, acá está tambien lo que ha sido bastardeado por todos aquellos que solamente conciben a la democracia en términos formales, en terminos superficiales, que hacen como que le permiten al pueblo participar y opinar cada tantos años y que, mientras tanto cobijan negocios, fraudes y apañan politicas que son verdaderamente  antipopulares.

Esta cuestion de los institutos de la democracia semidirecta, se ha bastardeado por supuestos constitucionalistas y ya lo explicó bien el concejal Molina Herrera, que me hace acordar un poco – y ahora tengo que traer a colacion un ejemplo con estos sucesos de Río Cuarto, donde están todos pendientes, donde todos estos señores honorables pero que esconden toda una vida frivola, amoral, superficial, pero mientras tanto son para el resto de la sociedad grandes señores que seguramente votarian en contra del aborto, se opondrian a cualquiera de estas medidas, como sociedad conservadora.

Este ejemplo tiene que ver con una democracia en la que tambien hay dos discursos, en la que tambien se esconden un monton de cosas detras de una fachada de supuesta democracia.

Lo que vienen a hacer los institutos de democracia semidirecta es complementar mecanismos que tienen sus fallas. La participación popular, la participación directa de la gtente en su estado mas puro sria la asamblea,  que en forma directa  sus participantes opinan, eligen, votan y como no podemos hacer una asamblea de doscientos mil cordobeses tenemos que implementar mencanismos para que esa participacion sea lo mas directa posible.

Entonces, si acá instrumentamos todos esos mecanimos que son propios de la democracia representativa, que estos leguleyos,. opinólogos y constitucionalistas que en estos dias han planteado como una cuestion insoslayable a la hora de expresar su voluntad que casi nunca podiamos hacer una consulta por los costos, por la dificultad, imaginense un cuarto oscuro en una plaza o el costo que tiene el solo hecho de imprimir los padrones.

Entonces , aca se trata de garantizar la maxima participacion populaar, esto es lo que ha intentado hacer la jueza Matteu, lo ha hecho dentro de los marcos que establece la ley, las normas, sin ningun tipo de omisión y con toda la voluntad del mundo. Esas cosa son las que tenemos que discutir y probablemente como decia la concejal Del Boca, son institutos nuevos, no tenemos experiencia en estas cosas, nos pasó con la revocatoria del mandato de Kammerath, aprendimos un montón de cosas, y ahi tambien se intento lograr or sobre todas las cosas y mas alla de las formalidades, que la gente participara. Esa es la cuestion principal, no podemos poner las cuestiones secundarias por sobre las principales, acá lo importante es la participacion popular y no puede ser la forma la que se imponga sobre el fondo, sobre el contenido, sobre la razón de ser de estos institutos.

Entonces , esas dos cuestiones son las  que hay que discutir, y en definitiva esta consulta que nosotros hoy sostenemos tiene que ver con que vamos a seguir planteando aqui dentro  del Cuerpo, en la calle o donde sea, la necesidad de que se caiga ese contrato fraudulento, queremos que se exprese el pueblo y por eso hoy manifestamos esta reafirmacion, despues del accidente que hemos tenido, de la necesidad de que el pueblo se exprese en contra de ese contrato que se ha firmado con Aguas Cordobesas.

Nada más.

24-04-07

Homenaje a los trabajadores por el 1º de mayo.-

SR.PRESIDENTE (Borello)  Tiene la palabra  el señor concejal Hernández

SR. HERNANDEZ.- Señor presidente, como el martes que viene es el día del trabajador y no vamos a sesionar, no quería dejar pasar esta sesión sin brindarle un homenaje  a los trabajadores; pero tampoco puedo soslayar lo que han planteado mis compañeros  en estos momentos, vinculado con lo que es una larga historia de lucha de los trabajadores por la justicia, por una vida digna, por la democracia y en paz.

Este primero de mayo, como desde hace mucho tiempo, estamos lejos de celebrarlo con una fiesta. Después de tantas luchas por las mas elementales conquistas, por las ocho horas de trabajo, por condiciones dignas, protección del trabajo femenino, prohibición del trabajo infantil;  en todos estos años, después de haber logrado importantes avances en la legislación laboral, de haber logrado la participación de los trabajadores  en la riqueza nacional en forma relevante; en estos últimos años parece que hemos retrocedido siglos.

A pesar de que hoy se está recuperando el empleo, el salario, a pesar de que se están haciendo ingentes esfuerzos por dejar atrás lo que ha sido una de las mas negras etapas del país, de exclusión social, de exterminio del trabajo, de la producción nacional, estamos todavía lejos de conseguir lo que los  trabajadores se merecen por poner el esfuerzo a este país, por ser los productores de la riqueza, que lamentablemente sigue siendo de unos pocos. Porque hoy seguimos teniendo a los sectores de mayores ingresos  en este país percibiendo 30 veces más que los que reciben menos.

Es una desigualdad que estamos lejos de superar y el dato mas relevante de esta lucha de los trabajadores por achicar esta brecha, es esta muerte que tenemos fresca y nos pesa sobre nuestra conciencia, sobre nuestro espíritu, la del maestro Carlos Fuentealba en Neuquén al que hemos homenajeado en la sesión pasada, y lo hacíamos desde una perspectiva humana, nos dolía como seres humanos, como personas pero también con el reconocimiento de que es un mártir de los trabajadores como tantos otros hubo en esta larga lucha por conseguir una vida digna, para los trabajadores, para sus familias, para sus hijos, para asegurar su futuro.

En este país, ocurren dos muertes por día por accidentes de trabajo. Los trabajadores no solamente percibimos bajos salarios, superexplotación de los inmigrantes, explotación de los niños, sino que además también padecemos condiciones de trabajo en muchos casos infrahumanas que se expresan en estos datos que conmueven, porque son muy pocos los que se meten en el fondo de una mina y mueren como murieron los trabajadores de Río Turbio o como leía hace unos pocos días, en una mina de Siberia, noventa y siete mineros sepultados.

Esas condiciones de trabajo no representan ningún interés para los dueños de capitales, ĺos dueños de las empresas, en función de preservar la vida de los trabajadores, solamente porque a estas vidas las miden en términos de costos. Esas condiciones, como la desocupación, que todavía padecemos, como la exclusión social, la pobreza; estas condiciones hacen que los trabajadores este primero de mayo, como a tantos anteriores no podamos festejarlo, sino que lo consideremos un día de lucha.

No solamente en lo que hace particularmente a estas condiciones de trabajo, sino que también estamos viendo que hasta la justicia es mas propensa a ser rápida y justa con los ricos y famosos y siempre la liga algún trabajador, algún perejil como se dice por ahí; un albañil en Río Cuarto, los compañeros del Concejo, treinta y nueve vecinos trabajadores en Corral de Bustos. Siempre la liga un laburante, un pobre, un excluido, alguien que no tiene como defenderse y no tiene influencias en el poder judicial.

Toda esa lucha, esa lucha que estamos dando los trabajadores a lo largo de todo este tiempo es la que se va a seguir dando, aun con grandes sacrificios, con fuertes conflictos, con muerte, con represión, y esa lucha seguramente seguirá hasta que en este país podamos, como ocurría cincuenta años atrás, pensar que los trabajadores podemos tener una vida digna, podamos tener salud, podamos tener educación y podemos tener futuro para nuestros hijos. Este sera el día en que los trabajadores podamos festejar el primero de mayo.

Muchas gracias.

30-10-07

Designa plaza con el nombre de Carlos Fuentealba

SR.PRESIDENTE (Borello).- Tiene la palabra el concejal Hernandez

SR. HERNANDEZ.-. Sr. Presidente, cuando este cuerpo designaba a la Avenida  de Circunvalación con el nombre de “AgustinTosco”, decíamos en aquel momento o al menos este concejal recordaba unas palabras de Antonio Gramsci, cuando hacía referencia a que los nombres de las calles, de los espacios públicos de las ciudades, no son casuales y responden a momentos históricos y dependen de quien esté en el poder y eso en todos los casos reflejan esos nombres.

Hoy podemos decir que se ve esta nueva etapa donde los trabajadores, los héroes de los trabajadores, sus mártires, empiezan a tener un reconocimiento que nunca debieron dejar de tener. Hoy con esta designación recordando a Carlos con su lucha, estamos recordando también, poniendo y refrescando en la memoria de todos, la lucha que a lo largo de la historia los trabajadores han llevado adelante para  conquistar los derechos a los que hacia mención recién la concejal Merino y dejando en esa lucha mártires, heridos, desaparecidos.

En este sentido, como proveniente de las filas del movimiento obrero, tengo que decir que las consecuencias de esa lucha, las consecuencias de mantener las banderas bien en alto, las hemos sufrido en carne propia; conocemos los golpes y el dolor que provocan los bastonazos, el olor de los gases, el tamaño de las celdas y para muchos el dolor por la pérdida de compañeros.

En este sentido, Carlos, en esta plaza estás representándonos, no solo a los trabajadores docentes, sino a todos los trabajadores. Pero entre los docentes, especialmente a uno de ellos, con el que estamos en deuda, me estoy refiriendo a  un dirigente, compañero cordobés, secuestrado y desaparecido, como fue Eduardo “Gallego” Requena, quien fue uno de los factores, en aquel momento, de unidad del gremio docente, y referente en la lucha del movimiento obrero cordobés. También a los seiscientos docentes desaparecidos. Todo esto, en esta plaza vas a simbolizar Carlos y nos vas a refrescar  permanentemente como es la lucha, y cual es el precio que muchas veces debemos pagar por estas conquistas y que seguramente vamos a seguir pagando los trabajadores, hasta tanto no consigamos construir  una sociedad donde reine la justicia social, la paz y la libertad.

Esto vamos a ver en esta placita de San Daniel, permanentemente reflejado; permanentemente escuchando este mensaje, desde este lugar donde este cuerpo hoy lo pone rindiéndole un homenaje.

Gracias señor presidente (Aplausos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s