Tratamiento de los RSU

PROYECTO DE RECUPERACIÓN DE LOS RESIDUOS SÓLIDOS URBANOS DE LA CIUDAD DE CÓRDOBA

Autores del proyecto:

Noemí Falco (Licenciada en Ciencias de la Información UNC)

Ginés Muñóz (Industrial)

ÁMBITO DE IMPLEMENTACIÓN:

Este proyecto se desarrolló para ser implementado en la Ciudad de Córdoba, pudiendo incluir a los 17 municipios periféricos que actualmente tratan sus residuos junto a la Municipalidad de Córdoba y a aquellas localidades cercanas que estén dispuestas a adoptar los criterios de separación domiciliaria que aquí se detallan.

ACTOR ENCARGADO DE LA IMPLEMENTACIÓN:

Municipalidad de Córdoba a través de la empresa Córdoba Recicla Sociedad del Estado (CRESE) que con su estructura podría llevar a cabo la recolección de los húmedos y su posterior procesamiento. Y se sumaría una nueva empresa para la recolección de los secos y su posterior clasificación en plantas de transferencia. En esta última, sería vital incorporar a los actuales cartoneros para otorgarles un empleo digno y organizados en cooperativas controladas por el Estado Municipal.

PLAZOS DE ALCANCE:

Esta propuesta de recuperación de los residuos sólidos urbanos pretende instalarse como política de tratamiento de la basura que deberá sostenerse, profundizarse y expandirse. Tal como aquí se plantea, ofrece una solución a la problemática de la basura generada en la ciudad de Córdoba y municipios cercanos para los próximos 20 años.

BENEFICIARIOS:

Sus beneficiarios serán las instituciones, comercios y habitantes de las siguientes localidades: Córdoba, La Calera, Río Ceballos, Despeñaderos, Saldan, Villa Allende, Alta Gracia, Unquillo, Villa General Belgrano, Corralito, La Falda, Malvinas Argentinas, Valle de Anisacate, La Cumbrecita, Santa Mónica, Villa Los Aromos, José de la Quintana y Bouwer.

OBJETIVO GENERAL:

Proponer un proyecto integral de gestión de residuos sólidos urbanos aplicable a la Ciudad de Córdoba.

 OBJETIVOS ESPECÍFICOS:

Poner en valor los residuos producidos en la ciudad de Córdoba y zonas aledañas.

Eliminar los actuales sistemas de disposición final de residuos perjudiciales al ambiente y a sus habitantes más próximos.

 • Promover en la ciudadanía la responsabilidad por la basura generada e incluirla activamente en un nuevo sistema de tratamiento de los residuos.

 CONTEXTO ACTUAL:

Desde hace tres décadas, los residuos de la capital provincial se destinan a vertederos controlados. Estos consisten en terrenos de grandes extensiones donde la basura –masivamente recolectada- es depositada en fosas cavadas en el suelo y luego cubierta con tierra. En el mejor de los casos, estas fosas están impermeabilizadas con membranas que impiden que los lixiviados de la basura se filtren y contaminen el suelo y las aguas subterráneas. Sin embargo, otros riesgos de los vertederos son los gases que emanan al aire, los cuales deberían ser captados y tratados adecuadamente para no contaminar el ambiente y afectar a las poblaciones cercanas. Los procesos de cierre y remediación que estos sitios requieren una vez finalizada su vida útil son tremendamente complejos, largos y costosos. Si la remediación no se realiza adecuadamente, difícilmente sea recomendable volver a utilizar esos suelos en el futuro.

 Los vertederos se presentan como tecnologías de disposición final responsable frente a los basurales abiertos que predominan en la mayor parte de la provincia. En el año 2003, la Secretaría de Ambiente de Córdoba (en aquel entonces se llamaba Agencia Córdoba Ambiente) aprobó el Programa Córdoba Limpia, avalado por la ley provincial N° 9088, que prohíbe los basurales abiertos y establece la creación de 12 vertederos regionales donde disponer indiferenciadamente la basura de toda la provincia.

A siete años de su aprobación, es posible afirmar que el Programa Córdoba Limpia no solo no promueve la metodología más adecuada y responsable para la gestión de los residuos sólidos urbanos, sino que además resultó un completo fracaso. De los 12 vertederos proyectados, fueron construidos únicamente dos: el vertedero regional de Cruz del Eje y el vertedero regional de Villa Dolores. El primero de ellos no fue utilizado nunca porque los costos de traslado de los residuos desde la distintas localidades hasta ese lugar encarecía tanto el servicio que las comunas de la región no pudieron afrontarlo. El segundo de ellos estaría próximo a su cierre desde que la comuna más grande de la región, Villa Dolores, construyó su propio vertedero al que se destinan los residuos después de un proceso de separación domiciliaria, recolección diferenciada y reciclaje impulsado por la Comuna.

Un tercer vertedero, que no fue construido a raíz del Córdoba Limpia, pero que se incorporó al programa como vertedero regional, fue el operado por la Municipalidad de Córdoba en Potrero del Estado. Aquel enterramiento fue iniciado en 1981 y cerrado en abril de 2010, después de varias presentaciones judiciales por irregularidades en la documentación que autorizaba su funcionamiento y recurrentes protestas de los pobladores de Bouwer por contaminación ambiental y daños a la salud.

Apenas un año antes del cierre definitivo del vertedero de Potrero del Estado, Córdoba Recicla Sociedad del Estado (CRESE) asumió el servicio de recolección y enterramiento de los residuos. La creación de la empresa de capitales municipales fue consecuencia de un llamado a licitación que quedó desierto cuando las únicas dos empresa privadas que compraron el pliego (Cliba y Covelia) solicitaran casi el doble del monto presupuestado.

Actualmente CRESE descarga los residuos en un nuevo enterramiento que funciona en el sur de la ciudad. La promesa a los habitantes de la zona fue que el relleno sanitario sería transitorio hasta que se resolviera la licitación que estaba en marcha y que implicaría una revolución en materia de gestión de los residuos a nivel nacional. Con una propuesta de gasificación (altamente productora de dioxinas y furanos), la empresa estadounidense Innviron fue la única que se presentó a la licitación. Pero por no cumplir con las condiciones planteadas en los pliegos, la convocatoria quedó nuevamente desierta.

Mientras tanto, en los alrededores del sitio designado para la planta se alzaron contra su radicación los habitantes de Barrio Ituzaingó Anexo y luego los de Toledo, así como antes lo hicieron los de Bouwer en protesta por el vertedero que los afectaba, los de barrio Sachi ante la posibilidad de que el siguiente relleno se ubicara en ese lugar y finalmente los de la zona sur que recuerdan que quedan pocos meses para seguir operando en el lugar.

Antes del final de 2010, la municipalidad de Córdoba pretende encontrar terrenos para instalar el próximo enterramiento de residuos que se localizaría al este o sudeste del ejido municipal, según sugerencia de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN) y la Universidad Católica de Córdoba (UCC). En ningún momento a lo largo de la historia del tratamiento de los residuos en Córdoba se ha considerado seriamente la recuperación de los materiales enviados a disposición final y la incorporación de la sociedad en la solución a la problemática.

La separación domiciliaria y la reinserción de los elementos desechados en el circuito de la producción no solo generarían ventajas económicas que permitirían reducir los costos operativos del sistema de tratamiento de residuos, sino también reducir el daño ambiental y sanitario que actualmente causan los enterramientos. Estos son los objetivos del proyecto que se presenta a continuación. Como cualquier otro proyecto, requiere ser presentado cuando estén dadas determinadas condiciones sociales, económicas, financieras y políticas. Creemos que el actual es el momento ideal. Hace años que la problemática de los residuos de la ciudad de Córdoba no encuentra una solución clara, socialmente responsable, ambiental y sanitariamente aceptable y económicamente viable. Esta propuesta pretende ser esa solución.

SÍNTESIS DEL PROYECTO:

Este proyecto de tratamiento de los residuos sólidos urbanos de la ciudad de Córdoba se propone terminar con los enterramientos a través de la recuperación de los elementos reciclables que en la actualidad son destinados masivamente a disposición final. Reinsertar los materiales en el circuito productivo reduce la contaminación de los vertederos de residuos, pero también disminuye el impacto negativo de las industrias productivas y extractivas. Además, la venta de estos elementos redunda en ingresos que pueden financiar la gestión de los residuos, lo que implica un importante ahorro del presupuesto municipal. La base de esta propuesta de tratamiento es la separación domiciliaria que requiere de un trabajo sostenido de comunicación y educación para que la sociedad en su conjunto realice exitosamente la primera fase de este proceso. La recolección diferenciada, el tratamiento de los residuos secos en estaciones de transferencia y la conversión de los residuos húmedos en material fertilizante son las etapas siguientes a cargo de la municipalidad de Córdoba, la empresa CRESE y las cooperativas de recicladores que pudieran sumarse a la tarea. La infraestructura edilicia, la maquinaria y el personal necesario, las inversiones presupuestarias, los sistemas empleados y la recuperación económica de esta propuesta se describen a continuación.

DESARROLLO DEL PROYECTO:

1. INTRODUCCIÓN: Para un problema social, una solución social

El tema de la basura en Córdoba continúa pendiente y sin dejar de encontrar escollos en todas las salidas que aparecieron en los últimos tiempos. Aun considerando que son las instituciones académicas quienes deben abordar la problemática, creemos que la presente propuesta puede realizar otra mirada del problema y por consiguiente plantear otra solución: colectiva, responsable, sustentable y con una activa intervención del Estado.

Si entendemos el problema de los residuos urbanos (RSU) como un fenómeno social, tomaremos conciencia rápidamente de la imperiosa necesidad de encontrar soluciones colectivas. Señalar este rasgo del problema no es menor: en la generación de la basura entran numerosos actores económicos, todos ellos responsables de generarla y por ende de participar en su solución: productores, comerciantes y consumidores debemos hacernos cargo de medir las consecuencias de la problemática y abordar la solución.

Sin embargo, la responsabilidad final corresponde al Estado que será quien transmita estos conceptos, genere conciencia y eduque en consecuencia poniendo en marcha la política de comunicación y de educación que sea necesaria hasta que la sociedad haya asimilado el proceso.

A los agoreros que declaran que los ciudadanos no participarán de esta iniciativa, nos atrevemos a contrariarlos afirmando que el conocimiento es lo que transforma. Aquella sociedad que conoce, es la que toma conciencia y decide cuidar el ambiente y cuidarse. Para eso están las instituciones estatales, los docentes, los medios y finalmente las medidas punitorias que siempre que se trate de temas de esta naturaleza, no deberán dejar de estar presentes una vez que el proceso se haya iniciado con seriedad.

Teniendo en cuenta que unos 17 municipios provinciales traen sus RSU a nuestra ciudad, sería imprescindible la injerencia de la Provincia en este emprendimiento para impulsar en esos municipios una filosofía similar y pudiera articularse articulara con Capital.

Para el presente trabajo se tuvieron en cuenta las siguientes condiciones:

Universo de la ciudad de Córdoba: 1.300.000 habitantes
• Promedio de residuos x habitante 0,8 kg x hab.x dìa
• Viviendas aproximadas en número: 359.526 (INDEC, 2001)
• Recolección diaria bruta: 1.300.000 kg (1300 ton. diarias)
• Material reciclable x día 520.000 kg. (520 ton.)

Parámetros mundiales demuestran que hasta el 60% de los residuos son recuperables. No obstante, hemos tomado sólo el 40% de base para los cálculos. Se considerará entonces como base la recuperación de 520.000 kg. diarios. No obstante, tal como se verá en los cálculos estimativos realizados, se ha sido pesimista en todas las operaciones.

2. GENERACIÓN DE RESIDUOS

Un proyecto de gestión de residuos, aun cuando contemple la separación, recuperación, reutilización y reciclado, aun cuando cubra sus costos de funcionamiento y aun cuando produzca el menor impacto posible sobre el ambiente, es siempre únicamente un modo de atacar el síntoma. Por eso son deseables medidas complementarias y progresivas que tiendan a la reducción de la cantidad y toxicidad de la basura generada. No se trata solo de reciclar lo producido, sino también de producir menos. Esto se puede ir trabajando simultáneamente sobre dos actores: productores y consumidores. La comunicación y educación ambiental, un sistema normativo y un sistema de beneficios y sanciones son herramientas necesarias para concretar el objetivo.

2.1. Residuos generados por productores

Las políticas y normas tendientes a la reducción de la basura implícita en los productos son objetivos a plazo largo y marco nacional. Esto, lejos de ser disuasivo, debería ser una tarea que se comience junto a otras de corte más local e inmediatas como el ofrecimiento de incentivos económicos y en imagen de marca por la implementación de medidas tales como la promoción de los envases retornables, la reducción de packaging, la elección de materiales más amigables para los envoltorios, recuperación de los envases por parte de la industria, etc.

De hecho, el primer paso es solicitar formalmente a los grandes productores a través de los estamentos estatales correspondientes que traten de limitar la enorme cantidad de envases innecesarios con que llegan a los comercios o hipermercados los productos en general. Este pedido no deberá quedar en una mera intención; se acordarán pautas generales con cámaras empresarias. En cualquier programa de reciclado, es primordial bajar los volúmenes de basura innecesaria sin que ello signifique pérdida de rentabilidad ni imagen de producto. En este paso es imprescindible involucrar a las grandes empresas generadoras por excelencia de materiales contaminantes para lograr que encuentren tan atractivo el sistema que involucrarse represente un marketing beneficioso para la imagen de su marca.

2.2. Residuos generados por consumidores

Hasta que las medidas tendientes a la reducción en la generación de residuos desde el origen sean parte de una política y un sistema de normas, hay que apelar a la voluntad de los consumidores para que elijan productos que incluyan menor cantidad de desperdicios entre sus envoltorios. Mediante la comunicación y educación ambiental se puede obtener su convicción y adhesión a escoger este tipo de productos (de envases más pequeños, de materiales menos contaminantes, envases familiares en vez de muchos envases individuales, etc.). Sin embargo, esa voluntad será puesta en segundo lugar si esa elección responsable es más costosa que las otras. Por eso sería necesario un sistema de retribuciones, reintegros, compensaciones al consumidor, cuando no intervención en los precios o subsidios a los productos que cumplan con estos objetivos.

3. SEPARACIÓN DOMICILIARIA DE LOS RESIDUOS EN BOLSAS DE DOS COLORES

Uno de los grandes pilares del proyecto es el acuerdo con los grandes hipermercados y luego pymes para que se integren a este sistema a través de las miles de bolsas que diariamente envasan los alimentos que se comercializan. Dichas bolsas son millones que se fabrican con ese destino y de colores según la marca del comercio del que se trate.

La propuesta es que cada uno haga fabricar bolsas biodegradables y de dos colores previamente determinados. Verde y azul para tomar cualquier ejemplo. El logo de la empresa podrá estar siempre presente pero impreso en blanco para permitir una rápida identificación del color protagonista. Así, los consumidores adquirirán los productos que llevan a su hogar en bolsas de los dos colores que intervendrán en la clasificación. Es por todos conocido el hábito de sacar basura en las clásicas bolsas de los comercios y en particular de los hipermercados, de allí la importancia de que los mismos las otorguen con los colores determinados.

Habiendo dejado en claro que el problema es de todos, es fácil imaginar que la también la solución es colectiva y deberá partir de clasificar la basura que generamos. Cada ser, cada familia, cada comunidad es responsable de los desechos que genera. Es hora de abandonar la mezquina e inútil premisa de que el pago de un servicio es parte de la solución. La base del proceso, la tarea primaria sobre el cual se asentará el fenómeno de la recuperación y sustentabilidad es la clasificación de los residuos en el hogar: la basura seca irá en las bolsas azules y la basura húmeda en las bolsas verdes.

3.1. Separación domiciliaria de los residuos secos

Los residuos secos son aquellos de materiales como vidrio, plástico, metales, papeles, cartones, telas, telgopor, goma, etc. Se reconocerán por su bolsa azul y serán recogidos diferenciadamente.

3.2. Separación domiciliaria de los residuos húmedos

El resto de los residuos son considerados “húmedos” y están compuestos mayormente por materia orgánica. Estos serán colocados en la bolsa verde.

4. RECOLECCIÓN MUNICIPAL DE LOS RESIDUOS

El paso siguiente es la correcta articulación de la recolección de secos y húmedos. Es probable que con una correcta articulación y la incorporación de vehículos más sencillos y livianos como los zootropos, Crese podría realizar una doble recolección. Sin embargo, consideramos que en este punto es necesaria la intervención de profesionales de Logística que evaluando cantidades y pesos de unos y otros elementos podrán elaborar un perfecto circuito doble. Por responder a cuestiones de logística, creemos que puede ser considerablemente mejorado por especialistas sin dejar de tener en cuenta que Crese pasaría a recoger una significativa cantidad menor de residuos, ya que los secos serían sacados en bolsas azules. Sin embargo, podría articularse con esta empresa una óptima recolección de ambos tipos de residuos. (Aquí entendemos que deberían abordar el tema especialistas en Logística)

4.1. Recolección municipal de los residuos secos

Los residuos secos colocados en bolsas azules se colocarán en los frentes de los domicilios en días previamente establecidos. Este tipo de residuos no tienen la rápida descomposición que sí caracteriza a los húmedos, por lo tanto no habría inconvenientes para que cada vecino mantenga su bolsa azul hasta una semana. Sin embargo, la frecuencia de la recolección puede trazarse por zonas y ajustarse según el volumen recolectado durante el itinerario. Estos residuos serán recogidos por los antiguos carreros que estarán provistos de trailers motorizados (zootropos) y serán los encargados de llevar los materiales a una estación de selección y transferencia. Para un perfecto y económico funcionamiento del sistema se establecerán ocho centros de transferencia desde donde partirán estos recolectores y adonde regresarán para clasificar el material recuperado.

4.2. Recolección municipal de los residuos húmedos

La recolección de los residuos húmedos estará a cargo de los camiones prensa de la empresa CRESE que actualmente recogen masivamente la basura. Su frecuencia no será modificada en un primer momento, pero podrá ajustarse a medida que se profundice la separación de los residuos secos, que redundará en un menor volumen de los residuos destinados a la bolsa verde.

5. TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS SECOS

La base aproximada de recolección de residuos en Córdoba se establece en 1.300.000 kilogramos, siendo de este total el 40% de residuos secos y el 60% residuos húmedos.

5.1. Estaciones de Transferencia.

Una vez retiradas de los domicilios en bolsas azules, los residuos secos serán destinados a ocho puntos estratégicos de la ciudad de absoluta higiene y con las condiciones laborales necesarias de cualquier empresa. Aquí, los pequeños vehículos recolectores llevarán los residuos secos depositándolos en un lugar directamente conectado a cintas transportadoras de gran longitud donde personal bien adiestrado y con todos los elementos de seguridad e higiene necesarios, irán separando de manera manual o mecánica el vidrio, papel, plásticos y demás materiales, derivándolos a contenedores diferentes. Una vez dispuestos allí serán pesados y consecuentemente contabilizados para ser finalmente destinados a los centros de recuperación de cada material (fundiciones de aluminio, fábricas de cartón, de vidrio, recuperadoras de plásticos, etc.). Al final de cada jornada, el lugar será perfectamente higienizado y desinfectado quedando preparado para reiniciar la tarea al día siguiente.

Deberán atenderse las siguientes cuestiones generales:

Adiestramiento de cada persona que realizará tareas en el centro de reciclado.
• Designación de un ingeniero a cargo del área técnica para garantizar un perfecto funcionamiento; de un biólogo a cargo del área ambiental; de un abogado a cargo del área legal; un contador a cargo del área administrativa.
• Designación de tres vecinos a cargo del área control del servicio y calidad (este área será por centro, no así los demás que pueden operar en varios centros).
• Designación de un representante político del municipio para el área participación ciudadana y vinculación municipio emprendimiento.
• Designación de un consejo de trabajadores del centro de no más de 12 miembros con representación de cada sector del centro de reciclado (estatuto).

5.2. De costos, facturación y rentabilidad del negocio

Para el presente trabajo se tuvieron en cuenta las siguientes condiciones:

Universo de la ciudad de Córdoba: 1.300.000 habitantes

Promedio de residuos x habitante 0,8 kg. x hab. x día

Viviendas aproximadas en número: 359.526 (datos 2001)

Recolección diaria bruta: 1.050.000 kg. (1050 ton. diarias)

Material reciclable x día 520.000 kg. (520 ton.)

Parámetros mundiales demuestran que hasta el 60% de la totalidad de los residuos son recuperables. No obstante, hemos tomado sólo el 40% de base para los cálculos. Se considerará entonces como base la recuperación de 520.000 kg. Diarios.

5.3. Infraestructura y recursos necesarios

Si bien, se propone un número pesimista para comenzar el proceso, es válido decir que para procesar 520.000 kg diarios serán necesarias:

8 plantas de un espacio con las características necesarias para ser un centro de segunda selección 3000 mts2 de terreno y galpón de 80mts. X 20 mts. Altura 7 mts. Cada planta podría llevar de inversión unos $ 800.000.- (con toda la optimización que de este costo pueda realizarse).

Con instalación sanitaria para 90 personas oficinas de 100 mts2

Instalación eléctrica industrial para 50 hp

Se requerirán para su funcionamiento: motocargas con capacidad de 300 kg mínimo (zootropos); autoelevador o mulita; tolvas de 3 toneladas; cinta transportadora central sobreelevada de 40 mts de largo y de 0.80 de ancho con pasarelas de ambos lados con tolva de descarga y dispositivo rompebolsas; Balanza para camiones; vehiculo tipo pick up para control y auxilio c/carro para moto; Repuestos y mantenimiento, vida útil 3 años mínimo.

Por lo tanto el costo de instalación de una planta con galpón y maquinarias incluidas podría rondar

$ 1.649.000.- y la de las ocho plantas: 13.192.000.-

5.4. Instalación de 1 planta

PERSONAL para 1 planta de transferencia

27 choferes de motocarga (para la recolección)

50 Operadores de cinta. (separación)

5 administrativos (contabilización y cobranza del material que a diario se vende)

5 agentes de higiene y limpieza (mantenimiento de la planta)

3 agentes de seguridad (control y disciplina)

De respetarse este esquema, serían 90 los empleados por planta.

$ 1.800 x sueldo + cargas sociales.

$ 2.600x 90= $ 234.000 sería el monto total en el personal ocupado.

Los costos operativos de cada planta han sido calculados en $ 50.000

Entonces, cada planta llevaría un costo mensual de $ 284.000 y de las 8 plantas ascendería a 2.272.000

Total COSTOS OPERATIVOS de las 8 plantas: $ 2.122.000 por mes incluyendo personal e insumos.

El personal que lleve a cabo este emprendimiento podrá ser estatal o podrá constituir una cooperativa que reúna las condiciones necesarias.

5.5. Facturación posible

Los materiales y cotizaciones abajo detallados no están actualizados y debe tenerse en cuenta que algunos de ellos podrían bajar o subir según la coyuntura económica. Sin embargo, las cantidades han sido tomadas en función de lo que registra la experiencia diaria mundial de reciclado.

Aluminio 2%                         10.400 kg. x $ 8 x kg.                 $ 83.200

Hierro 10%                            52.000 kg x $ 0.20                    $ 10.400

Vidrio 10%                            52.000 kg x $ 0.20                    $ 10.400

Papel blanco 5%                    26.000 kg x $ 0.30                       $ 7.800

Cartón 10%                           52.000 kg x $ 0.30                     $ 15.600

Cobre 1%                                5.200 kg x $ 10                         $ 52.000

Bronce 1%                              5.200 kg x $ 10                          $ 52.000

Plásticos blandos 15%           78.000 kg x $ 0.5                          $ 39.000

Plásticos duros 5%                26.000 kg x $ 0.30                          $ 7.800

Trapos y telas 10%                52.000 kg x $ 0.20                       $ 10.400

Hueso 1%                               5.200 kg x $ 0.30                          $ 1.560

Otros 15%                            78.000 kg x $ 0.25                         $ 19.500

                                         442.000 KG.                                    $ 309.660

Monto obtenido por día de la venta de los materiales recibidos en las 8 plantas, referidos a un 40% del total de 1.300.000 kg. por día.

Los valores por kg. han sido actualizados aunque existe en el mercado una variación permanente de los mismos. No obstante responden a parámetros standard y sostenidos en el tiempo más allá de eventuales coyunturas.

No estamos calculando el valor que se obtiene cuando el material es compactado según requerimiento de cada planta de recuperación y la lógica nos indicaría que baje el costo del flete, factor fundamental en el negocio del reciclado de materiales.

5.5. Resultados

La cifra resultante entonces será el monto obtenido de la venta del 40% de los residuos recolectados sólo en un día. Se ha tomado como índice pesimista que en los comienzos un 15% de los materiales recibidos en la planta podrían venir mal clasificados desde los hogares. De allí que nuestro cálculo actual oscile en los 375.000 kg. que harán facturar sólo $ 263.000 por día. Esto multiplicado por 28 días tomados del mes nos dará una facturación total de $ 7.364.000. Como se ve, con este monto la inversión será recuperada rápidamente y podrá ser afrontada una campaña de educación y difusión masivas imprescindibles para el éxito del proyecto.

Mientras tanto habremos creado 720 puestos de trabajo en un importante proceso productivo en marcha que será regenteado por el Estado y controlado por otros estamentos incluyendo la participación de profesionales independientes y vecinos a través de centros vecinales u otras instituciones de participación. Pero sobre todas las cosas, los residuos secos habrán comenzado a valorizarse y la sociedad a tomar conciencia del proceso trascendental que está realizando: hacerse cargo de su propia basura destinándola nuevamente a su origen y disminuyendo significativamente los nuevos costos de materia prima, energía, etc. que intervienen en su elaboración.

6. TRATAMIENTO DE LOS RESIDUOS HÚMEDOS

Proponemos dos vías de aprovechamiento de estos residuos húmedos, para lo que se utilizaran sistemas combinados de clasificación y de procesamiento de las masas húmedas orgánicas. La primera vía es la producción de bio gas con solo una parte de esta masa húmeda. La segunda vía es la producción de humus o abono para la recuperación de los suelos cultivables de todo tipo y lugar. Ambas vías no producen ningún residual que deba ser enterrado o que sea contaminante.

El procesamiento de estos residuos requiere de varias etapas que se realizan por medios mecánicos y también con la intervención del hombre para garantizar la mayor efectividad de la clasificación, como estamos hablando de alrededor de 700.000 kilogramos diarios en la ciudad de Córdoba. Si bien no se requiere de ninguna tecnología que no tengamos en Córdoba sí tiene mantenimiento riguroso dado que se utilizarán técnicas de molienda y de tamizado como de mezclado de aditivos químicos para producir lo que se llama ácido húmico, que en los grandes volúmenes y la higiene requerida para no producir ningún tipo de contaminación ambiental es que el procesamiento debe garantizarse, tomando las precauciones necesarias para que los ciclos no se discontinúen.

Dicho esto hasta aquí, queda realizar un esquema de todo el procesamiento mecánico y químico, para terminar con la molienda y el acondicionamiento del producto final y ser trasladado a los suelos de cultivo. Todo este procedimiento tiene un costo económico y un recupero del mismo tenor que lo hace significativamente rentable, comparada esta rentabilidad con los grandes volúmenes de Urea utilizada en el cultivo de soja y otros, que algunas empresas extranjeras nos venden, produciendo otra salida de capitales además del humus implícito en los granos.

6.1. Descripción del sistema

Paso 1- Recolección en camiones compactadores de los residuos húmedos introducidos en las bolsas verdes, procedimiento diario o como se determine en función de una logística de acuerdo a la densidad urbana.

Paso 2- Llegada a la planta de procesamiento de los camiones y volcado de la carga en tolvas con sistema de rompe bolsas y descompactación.

Pasó 3- Introducción del material en transportadores de distinto tipo (cintas – cangilones- imanes- zarandas túnel de agua) en estas etapas se logra la fina clasificación de otros reciclables.

Paso 4- División de masas según se destinen a lo producción de biogás o para la producción de ácido húmico.

Paso 5- A las destinadas a la producción de humus se las introduce en un horno continuo para secarlas, logrando de un 15 a un 40 % de humedad no más (aquí se produce una gran reducción de peso y volumen por la evaporación del agua contenida en los residuos, aproximadamente la merma en el peso es de 40 % o más). El agua que se evapora se la recupera para luego emplearla en el mezclado químico.

Paso 6- Molienda del material a unos 3cm. cúbicos de volumen.

Paso 7- Nuevo secado a no más de 5 a 8 % de humedad y selección fina de materiales reciclables manuales y mecánicas.

Paso 8- Nueva molienda fina a 5mm cúbicos de volumen.

Paso 9- Mezclado por sistema de niebla de producto químico en bajo porcentaje de humedad.

Paso 10- Material estacionado en canchas de no más de 800 mm. de espesor por el término de 120 a 180 días donde se logra un producto fácilmente incorporable al suelo (puede requerirse una molienda más fina, pero no se ha comprobado como muy necesaria).

Paso 11- Acondicionamiento en bolsones o camiones tolva para comercialización y traslado final (previo pesado).

Paso 1 A- Se propone la creación de dos (2) zonas una norte y otra sur, para la recolección de residuos húmedos, con ello se acortaría el recorrido de las cargas y se ahorraría en tiempos y combustible, también permitiría menor concentración de materiales y exigiría terrenos más chicos. No se descarta que en lugar de ser dos, sean cuatro (4) zonas; esto mejoraría mucho la logística y el control estadístico del proceso de recuperación dado que se pueden implementar incentivos por el uso más racional de materiales desechables. Y si las ciudades aledañas a Córdoba también procesan los residuos se pueden concentrar los húmedos en estas 4 zonas cardinalmente más cercanas a las ciudades mencionadas. También en este paso señalamos indispensable la intervención de profesionales de Logística.

Paso 1 B- Podemos tomar como volumen actual de RSU a unas 1300 toneladas totales diarias, pero si proyectamos el emprendimiento a 20 años como mínimo podemos pensar en 2000 toneladas/día por lo que la maquinaria requerida debes ser capaz de procesar estos volúmenes.

Paso 1 C-Si se tienen 2 plantas con 500 TN DIA (1300 TN menos los residuos secos 40% tenemos 800 tn contemplando que en un comienzo numerosos elementos se perderán yendo al enterramiento en cada planta 500 con alguna proyección) si a este volumen restamos el agua que se le extraerá en el secado un 30% aprox. Son 350 TN día, si al final del proceso las acopiamos en canchas de un (1) metro de altura y el material tiene una densidad aproximada de 400 Kg. el metro cúbico tendremos una superficie de 850 mts cuadrados aprox. Lo que por un tiempo de 120 días será algo menos de 10 hectáreas el terreno necesario, más otras 4 para el generado de biogás y 3 hectáreas mas para la disposición del centro de procesamiento con sus respectivas oficinas nos daría un espacio por planta de no mas de 17 hectáreas, lo que es fácil de obtener entre Córdoba y el gran Córdoba. Este proceso se debe realizar en un lugar amplio que permita estacionarlo al aire libre en partidas diarias, las que luego de 90 a 120 días se podrá embolsar o trasladar a granel a los campos de cultivo para su reinserción al ciclo de la vida orgánica como nutrientes nuevas (este abono podrá si los técnicos agrónomos lo requieren recibir algún adicional de acuerdo al cultivo específico, o al tipo de suelo al que se lo aplique).

Paso 2 A- Instalación de pesado de camiones, plataforma de descarga en tolva de acero de 30 metros cúbicos con sistema para romper las bolsas ( $ 300.000.-)

Paso 2 B- Instalación de cinta transportadora de segunda selección (recordemos que la primera fue la domiciliaria) manual y mecánica con imanes para los metales ferrosos de treinta metros de largo ($ 400.000.-)

Paso 2 C- Horno de secado primario de 20 mts. de longitud por 2,5 de diámetro rotativo con recuperador de vapor de agua y de aceites (estos aceites que el vapor transporta pueden ser usados para la fabricación de combustibles líquidos ($ 1.500.000.-)

Paso 2 D- Molino de tamiz grueso 3 cm. Cinta tercera selección mecánica ($ 600.000.-)

Paso 2 E- Horno de 20 mts de largo por 1 m. de diámetro de secado 5% rotativo con recuperados de vapor ídem al punto C- ($ 1.200.000.-)

Paso 2 F- Molino fino de 5 mm.cúbicos y cinta o elevador a cangilones ($ 600.000.-)

Paso 2 G- Mezclador y aplicador por sistema spray de formulación química ($ 150.000.-)

Paso 3 A- 2 palas mecánicas de 3 mts cúbicos de cuchara ($ 400.000.-)

Paso 3 B- 2 Bot-cat para uso de higiene y ordenamiento fino ($ 200.000.-)

Paso 3 C- 2 camiones volcadores de 10 mts cúbicos ($ 350.000.-)

Paso 3 D- Galpón de 4.000 mts cuadrados de 7 mts de altura ($ 4 millones)

Paso 3 E- 300 mts cuadrados de oficinas de baños y comedor ($ 500.000.-)

Paso 3 F- Cerco perimetral y forestación ($ 450.000.-)

Paso 3 G- Cañerías y maquinarias varias para la producción de bio gas. (Con este gas funcionan los hornos de secado, también con los aceites recuperados ) ($1.000.000.-)

Paso 3 H- Instalaciones varias (electricidad, gas, agua, sanitarias etc. ($ 250.000.-)

Paso 3 I- Personal requerido por planta: 43 empleados aproximadamente. Si multiplicamos esa cifra por $ 5.500 de salario con cargas sociales incluidas y elementos de seguridad y salubridad estaría insumiendo $ 236.500 por mes.

La sumatoria de todos los ítems del paso 2 A—G y del Paso 3 A–I es del orden de $12.000.000 por cada centro de transformación de RSU en ácido húmico o fertilizante para suelos.

6.2. Sistema de comercialización del producto (acido húmico)

La planta puede elaborar 1.000 toneladas de basura húmeda por día y obtener una producción de ácido húmico de 500 toneladas mínimo por día.

El producto debe permanecer en silo-bolsas transparentes durante 90 a 120 días o en canchadas de no más de 80 cm. de altura, y tendría que ser rotado al menos una vez en 3 meses. Luego de este tiempo se lo puede incorporar al suelo con resultados sorprendentes en los cultivos de todo tipo.

El formato ideal para su comercialización será en bolsas de treinta kilogramos aproximadamente o a granel en camiones o bolsones de 1 metro cúbico aproximadamente. Se recomienda aplicar no más de 1,5 kilogramos por hectárea lo más uniformemente posible.

El costo de venta podría estar en los $ 50 -70 por tonelada más flete a destino. Si tenemos en cuenta que lo procesado rondaría las 500 toneladas, se tendrá una facturación aproximada de $ 650.000 mensuales con 5 meses de gracia que serán los que se necesiten para el primer secado mientras que la inversión total bruta estaría dentro de los 12 millones de pesos.

Teniendo en cuenta el monto de la facturación bruta que tal como se menciona arriba rondaría los 650.000 por mes a partir del quinto mes hablaríamos de una inversión amortizable en 36 meses y con 6 meses de gracia se cancelaría la deuda generándose 50 puestos de trabajo. El Municipio tendría que aportar unos $300.000 por mes por recibir el servicio de basura cero, con lo cual podría amortizarse el costo del terreno (o se podría entender como el pago de un alquiler, que es mucho menos). El modo de tratamiento de la basura para ser transformada en ácido húmico es prácticamente inocuo para el ambiente por consiguiente no se estaría enfrentando permanentemente el rechazo de los vecinos ante la instalación de los enterramientos tal como viene sucediendo.

6.3. Recuperación Económica

Teniendo en cuenta que se obtendrían unas 350 TN x día de residuos húmedos y que cada tonelada podrá ser comercializada en $ 70.- tendremos una facturación diaria de $ 24.500 que multiplicada por 28 días nos dará $686.000 que será el resultado de vender el ácido húmico como fertilizante a diferentes consumidores agrícolas o de otra índole. Seguramente esta cifra se verá disminuida por algunos costos requeridos en el proceso pero la utilidad está asegurada en estas cantidades.

Desde las plantas de procesamiento, el ácido húmico producido a partir de los residuos húmedos se podrá embolsar o trasladar a granel a los campos de cultivo para su reinserción al ciclo de la vida orgánica como nutrientes.

7. EDUCACIÓN Y COMUNICACIÓN

Tal como se expresara en el comienzo del trabajo, es preciso asentar este proyecto en Educación y Comunicación, transformando a éstos en los pilares fundamentales para una implementación perfecta de todo el sistema.
Para ello, una vez que el Estado Municipal toma conciencia del proyecto, designará una comisión de comunicación para efectuar la difusión correspondiente. La autoridad de esa Comisión tendrá un vínculo directo con el Intendente y la dirigencia del Plan de RSU con un presupuesto que se obtendrá del mismo emprendimiento, el que por el grado de importancia que tiene por ser un proyecto sustentable se tendrán que disponer los fondos suficientes para difundir ya mantener la campaña de manera permanente.

Se implementarán programas exhaustivos de educación ambiental para asegurar la conciencia de los alumnos que llevarán la información a sus padres sumándose importantes campañas de difusión masiva para asegurar el éxito de la clasificación.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s