UN GREMIO IMBATIBLE 1981-1991 DIEZ AÑOS REFUNDACIONALES EN LA HISTORIA DEL S.U.O.E.M. DE LA CIUDAD DE CORDOBA

IMG_8697“… influyó en mí la idea de reflejar un modelo sindical que hoy ha desaparecido o se encuentra a cuentagotas en el universo gremial del país. Ver a los dirigentes sindicales varias veces millonarios, accionistas de empresas, personajes de la farándula televisiva o del deporte, o peor: sentarse a considerar propuestas lesivas para los trabajadores o dialogar de rodillas con los dueños del capital, y ahora del gobierno, sin poner condiciones, abandonando a los trabajadores a su suerte, resignarse sin luchar, defendiendo negocios personales o intereses corporativos o ir a «aprender» en reductos neoliberales, como el coloquio de IDEA, fue el acicate que faltaba para ponerme en un trabajo febril que interrumpí pocas veces.
Me movió, asimismo, la nueva realidad de los trabajadores que dejaron hace rato de constituir el «movimiento obrero», categoría política que tiene como condición la identificación con un conjunto de ideas que define un modelo de país y que, por más de medio siglo, fue hegemonizado por el peronismo. Nunca tanto como hoy, buena parte de los trabajadores estuvieron tan colonizados por las ideas de las clases dominantes, taladrados sus cerebros por los medios hegemónicos que machacan hora tras hora, minuto tras minuto, para hacerles creer que también son burgueses y que la grieta es un invento del kirchnerismo, que la lucha de clases es un «sofisma», como supo decir un general de la última dictadura. Trabajadores convertidos en consumidores frenéticos, individualistas y pendientes del progreso material, que sepultaron la solidaridad y las aspiraciones de cambio social. Que han convertido en «derecho» lo que siempre fueron herramientas de explotación de las patronales, como las prolongaciones de jornada y las horas extras. ¡Cuánta sangre derramó el movimiento obrero por las ocho horas de trabajo, y hoy luchan por trabajar más! Y lo peor: muchos terminan votando a sus verdugos.
Afortunadamente, hay reservas. Hay gremios que luchan. Y, tal vez, la realidad dura que se viene haga recapacitar a otros. Para ellos va este libro, con la esperanza de que no bajen los brazos.”
                                                   (Fragmento de “Razones, propósitos y camino recorrido”
                                                    de Un Gremio Imbatible-Editorial Tinta Libre-2018)
Un gremio imbatible - Tapa-01

35427390_2027011027562515_3569187994151682048_o35281175_2027011167562501_6543362063907946496_o35284214_2027011114229173_6970031240443330560_o

Acerca de Alberto Hernández

Militante popular. Ex dirigente político y sindical, ex concejal de la ciudad de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor grado 4 en la escala Mercalli. Sueño con un mundo sin guerras, sin explotados ni explotadores donde el hombre no sea lobo del hombre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s