Volver

“El peronismo será revolucionario o no será nada” Eva Duarte de Perón.

Eso pareció bramar la plaza del 9 de diciembre. Nunca en la historia de nuestro país y parece que no hay antecedentes en el mundo, un gobierno se fue despedido tan mult

cristina-banderas-kolina-25-05-2014
itudinaria y fervorosamente. Nunca se vio tanto amor, tanta tristeza y tanto agradecimiento hacia una mujer que forjó un liderazgo del movimiento nacional y popular, con aciertos y errores, pero con inquebrantables convicciones, que llegó al corazón de, al menos, la mitad de los argentinos. Fue un momento fundacional. Un nuevo 17 de octubre. La derrota electoral operó como un catalizador de la voluntad transformadora de un movimiento que parece haber potenciado sus energías y su vocación de lucha para volver – como dijo Moreno en 678 – a protagonizar otra década ganada. Algo similar e igualmente inédito fue lo que ocurrió con la convocatoria de Kicillof a Parque Centenario. ¡miles de personas a escuchar – no a un líder religioso, ni a una banda de música – a un ex ministro de economía!.

La vitalidad de este movimiento se está viendo en las calles y plazas de todo el país; pasados los primeros momentos de bronca, ya se empieza a pensar en lo que hay que hacer para volver y con más fuerza.

Es momento de repasar lo actuado en estos doce años y ver adonde estuvieron los errores y las debilidades que llevaron a la derrota electoral (las virtudes y aciertos podríamos repasarlas de memoria). En una excelente entrevista, Máximo Kirchner

declaró a Radio Nacional cuando asumió como diputado: “…para conducir el peronismo hay que trascender, sino van a hacer un peronismo chiquito. Y lo que hay que hacer es hacer un FPV grande, que incorpore muchas más visiones, que trascienda las propias fronteras del peronismo y es muy necesario que sea un frente y policlasista, que incluya a todos, que lo necesitamos, porque realmente, si no, vamos a terminar en un partido chiquitito, que es lo que necesita, obviamente, el que gobierna”. Tal declaración implica una autocrítica, porque parte de reconocer que no se supo o no se pudo en estos doce años, ampliar de tal forma la base social de sustentación del proyecto, que galvanizara su continuidad de los ataques de los sectores concentrados de la economía y sus operadores mediáticos y políticos.

Y efectivamente se cometieron errores por exceso de verticalismo, de temor al libre juego de las bases y a las contradicciones que supone la incorporación de sectores políticos y sociales con posturas y reclamos que muchas veces no encajaban en la lógica de la construcción que propuso el Kirchnerismo, pero que habría que haber sabido contener e integrar aceptando el desafío del disenso y la discusión y especialmente a los trabajadores. Las derrotas en Córdoba y la Provincia de Buenos Aires, al menos, merecen que tengan algún análisis y reflexión particular. Algunas políticas de gobierno que dieron la espalda a reclamos de algunos sectores, o que siendo correctas tuvieron una implementación equivocada -como la de la 125 – terminaron por achicar la base social, entregando a la voracidad de los leones de los medios hegemónicos la voluntad de numerosos grupos sociales. La cuestión de la ética en la función pública- que García Linera señaló como un pilar de cualquier proceso revolucionario- no fue una bandera del Kirchnerismo, aunque sí podríamos decir que hubo una “ética Kirchnerista” (resumida en la formulación “La Patria es el otro”) no asumida como patrón riguroso en los niveles de gobierno ni en los intermedios; tampoco Cristina y su familia ocultaron su carácter de millonarios y su crecimiento patrimonial de estos años (¿si fue por actividades lícitas porqué habrían de hacerlo?) y esto que en el caso de Eva fue el símbolo del ascenso social del peronismo, en este caso se volvió un factor de resentimiento de algunos sectores de la clase media que alababan, por contraste, la proverbial austeridad de Mujica, algo que fue fogoneado por la prensa hegemónica. La cuestión ambiental, la política minera etc, fueron algunos flancos que quedaron al descubierto. ¿Se podría haber ido más a fondo con la democratización de la justicia, la ley de medios y la distribución del ingreso aun a riesgos de haber sido demonizado por autoritario, calificativo que de todas maneras no se pudo sacudir el gobierno de sus hombros? ¿Se podría haber eliminado el impuesto a las ganancias e ido más a fondo en una reforma impositiva integral de signo progresivo y distributivo? Hay que repensar todo esto.

Se está en inmejorables condiciones para dar un salto en la construcción política y emerger con más fuerza para resistir la destrucción por parte del Macrismo de lo hecho y reconquistar lo más rápidamente posible el control del estado para reiniciar otro ciclo virtuoso del proyecto nacional y popular. Pero eso va a implicar varias tareas y disputas. Y la primera batalla es definir si el peronismo va a ser revolucionario o va a ser la pata necesaria del sistema como lo quieren algunos como De la Sota, Massa, Urtubey (enumeración que hizo Moreno en 678) y como lo fuera con Menem. Un viejo dirigente peronista decía en una reunión que se hizo en estos días, que “ la manifestación del 9 de diciembre y la ratificación del liderazgo de Cristina, afirman el carácter nacional y popular del peronismo y que no puede tener otro destino. En la Argentina -decía- el Peronismo, con el Pj o sin el Pj, debe ser el eje vertebrador de un amplio frente de liberación nacional y habrá que pasar la zaranda para sacarse de encima a todos aquéllos que son neoliberales con fachada peronista. Eso no quiere decir no disputar el PJ, pero hay que tener claro que el PJ no es el Peronismo, si la disputa interna tiene un cierre conservador, será el momento de decir que esa herramienta ya no sirve. Hoy la herramienta es el FPV del cual el peronismo es su columna vertebral”

En el misma sentido de las declaraciones de Máximo, la construcción política – reparando errores cometidos- pasará por incluir y organizar en un marco de unidad, dejando caudillismos y sectarismos de lado, a todos los sectores que hoy van a ofrecer resistencia al Macrismo y particularmente la clase obrera. Si del otro lado hay uno, uno solo, que debiera estar de este lado, ya estamos perdiendo” decía Fidel, hablando del concepto de la unidad que levantaban como forma de construcción los revolucionarios cubanos. Habrá que recuperar la calle-como ya se está haciendo-tener presencia militante en los barrios, en los gremios, en los organismos sociales, en los espacios de la economía popular, dar la disputa cultural e ideológica creando canales alternativos en materia de comunicación, sumar a los que claman por una justicia independiente, por la vigencia de los principios republicanos, por mayor y mejor democracia. El escenario latinoamericano también requerirá los esfuerzos para coordinar con las fuerzas populares que al igual que en Argentina pugnarán por volver a retomar la ofensiva.

Desde ya que en este derrotero, será imprescindible que Cristina ejerza su liderazgo y ascendencia. Es la única capaz de sumar todo lo que hay que sumar para darle forma a la fuerza política que el momento histórico reclama para recuperar el poder, desandar – nuevamente – el camino de la decadencia neoliberal y llevar a cabo las tareas de profundizar el proyecto, haciendo lo que no se pudo hacer en estos doce luminosos años. El pueblo y la historia la pusieron en ese lugar y no hay 17 de octubres muy seguidos.

Alberto Hernández

Acerca de Alberto Hernández

Militante popular. Ex dirigente político y sindical, ex concejal de la ciudad de Córdoba, Argentina. Periodista y escritor grado 4 en la escala Mercalli. Sueño con un mundo sin guerras, sin explotados ni explotadores donde el hombre no sea lobo del hombre.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s